miércoles, 2 de enero de 2008

PERFIL DE LA EDUCACION EN MEXICO


Secretaría de Educación Pública
Perfil de
la educación
en México
Perfil de la educación en México fue elaborado por la Subsecretaría de Planeación y Coordinación,
y editado bajo el cuidado de la Subsecretaría de Educación Básica y Normal, ambas de la
Secretaría de Educación Pública.
D.R. © Secretaría de Educación Pública, 2000
Argentina 28, colonia Centro,
06020, México, D.F.
ISBN 970-18-5301-8
Impreso en México / Printed in Mexico
DISTRIBUCIÓN GRATUITA-PROHIBIDA SU VENTA
Se autoriza su reproducción, siempre y cuando se cite la fuente.
Coordinación
Dulce María Nieto de Pascual Pola
Elaboración de textos
Rocío Antonio Ríos
Cristina Herrera Espinoza
Rosa Wolpert Kuri
María Eugenia Ramírez Parra
Salvador Rodríguez Fernández
Primera edición. 1997
Segunda edición corregida, 1999
Tercera edición, 2000
CONTENIDO
Presentación 5
1. Contexto general 9
2. Principios generales y objetivos de la educación en México 13
2.1 El artículo tercero constitucional y la Ley General de Educación 13
2.2 El Acuerdo Nacional para la Modernización de la Educación Básica 14
3. El Programa de Desarrollo Educativo 1995-2000 17
4. Estructura y organización del Sistema Educativo Nacional 23
5. Principales características del Sistema Educativo Nacional
por tipo y nivel 31
5.1 Administración y gestión de la educación básica federalizada 31
5.2 Educación preescolar 34
5.3 Educación primaria 35
5.4 Educación secundaria 40
5.5 Educación media superior 44
5.6 Educación superior 60
5.7 Educación para adultos 72
6. Acciones y apoyos educativos en favor de la equidad 83
6.1 Los programas compensatorios 85
6.2 Educación indígena 89
6.3 Educación comunitaria 95
6.4 Atención educativa a la población jornalera agrícola migrante 97
6.5 Programa de Educación, Salud y Alimentación (Progresa) 99
6.6 Libros de texto para educación secundaria 101
6.7 Educación especial 101
6.8 Becas en el ámbito de la Secretaría de Educación Pública 106
7. Participación social y gestión escolar 115
7.1 Consejo Nacional de Participación Social en la Educación (CNPSE) 115
7.2 La gestión en la escuela primaria 117
8. Evaluación educativa 125
9. Educación a distancia 129
9.1 Red Satelital de Televisión Educativa (Red Edusat) 130
9.2 Red Escolar de Informática Educativa (Red Escolar) 134
9.3 Telesecundaria 136
9.4 Centros Estatales de Tecnología Educativa 138
10. Educación que imparten los particulares 139
11. Infraestructura educativa 143
12. Personal docente 145
12.1 Requerimientos para la contratación de personal
vinculado con la educación en los estados 146
12.2 Apoyos al magisterio de educación básica 146
12.3 Formación y actualización de profesores en la educación
media superior 161
12.4 Personal docente de nivel superior 166
13. Financiamiento de la educación 169
13.1 Gasto educativo nacional 169
13.2 Gasto educativo público 172
13.3 Gasto federal 172
13.4 Gasto privado 186
13.5 Consideraciones generales 188
Referencias 190
5
PRESENTACIÓN
El acceso a una educación de calidad para todos ha sido un propósito central
de la nación. Si bien las estrategias para alcanzar este objetivo han cambiado
con el tiempo, los principios que sostienen la educación en el país se han
fortalecido. Tal es el caso del laicismo, la gratuidad de la enseñanza básica y su carácter
nacional, fundamento este último de la identidad cultural de los mexicanos.
El texto constitucional establece, además de estos principios, el derecho de todos los
individuos a recibir educación y destaca la orientación democratizadora, sustentada
en la igualdad de derechos de todos los seres humanos, que debe tener la formación
de las personas.
Hoy día, el analfabetismo entre la población de 15 a 19 años es menor a 2.9 por
ciento y la escolaridad media del grupo de 20 a 29 años es de nueve grados, lo que
equivale a la secundaria terminada. Se estima, también, que más de 92 por ciento de
los niños de entre seis y 14 años asiste a la escuela, y que nueve de cada 10 jóvenes
en nuestro país han concluido la primaria a los 15 años de edad. Estas cifras se comparan
favorablemente con las de la población de mayor edad, lo que refleja la ampliación
de la cobertura de los servicios educativos y el mejoramiento de las tasas de
terminación.
El avance educativo nacional ha tenido que enfrentar grandes retos. Cabe destacar
en primer lugar el crecimiento de la población, la cual pasó de 13.6 millones de
personas en 1900 a cerca de 100 millones en el año 2000. A principios del siglo XX,
México era un país donde las tres cuartas partes de la población habitaban en pueblos
pequeños y rancherías, alejados de los centros urbanos. La mayoría de la gente
padecía rezagos sociales severos, que se agravaron como resultado de la gesta revolucionaria,
la cual se prolongó por más de siete años. Se estima que en 1921, año en
el que se fundó la Secretaría de Educación Pública, el analfabetismo se extendía a
cerca de 70 por ciento de la población adulta del país y la insuficiencia de maestros y
escuelas limitaba el acceso a la educación, motivo por el cual el promedio de escolaridad
era de un año.
En 1930, el sistema educativo atendía a 1.4 millones de alumnos y 20 años después
la matrícula se había incrementado a más del doble. Sin embargo, es a partir de 1950
cuando comienza la gran expansión de los servicios educativos: durante la segunda
6
mitad del siglo la población se cuadruplicó, en tanto que el estudiantado se multiplicó
por un factor de nueve. Junto con este proceso de gran crecimiento, el sector se
fue diversificando para atender las necesidades educativas de una sociedad cada día
más grande y más compleja. Surgieron, entre otras, las modalidades de la primaria
indígena y la comunitaria, la enseñanza preescolar, el esfuerzo pionero de educación
a distancia mediante la telesecundaria, las oportunidades de aprendizaje abiertas
a los adultos que por diversos motivos no cursaron o no concluyeron la primaria
o la secundaria y numerosas modalidades de educación media superior y superior
que buscan responder a las necesidades de formación profesional de las personas.
Una de las mayores dificultades que enfrentaba el sistema educativo a principios
de la década de los noventa era la excesiva centralización de los servicios. Tan sólo
en el ámbito de la educación básica, 74.5 por ciento de los más de 154 mil planteles
eran operados desde la capital del país, lo que necesariamente obstruía el funcionamiento
eficiente y expedito de los servicios. Los extremos a los que había llegado el
centralismo, además, desalentaban la participación de la sociedad y los gobiernos
locales en la educación.
En 1992 se suscribió el Acuerdo Nacional para la Modernización de la Educación
Básica, merced a lo cual los servicios de preescolar, primaria y secundaria de las
entidades federativas son operados ahora por los gobiernos estatales. Con la firma
de este acuerdo, además, el Estado comprometió un esfuerzo de gran alcance en
favor del mejoramiento permanente de la calidad de la educación y estableció las
bases para la revaloración social del trabajo magisterial y el apoyo continuo a su
labor. Como parte de las reformas al marco legal emprendidas en ese año, el Estado
adquirió la obligación de impartir gratuitamente, a todo aquel que los solicite, servicios
de preescolar y secundaria, y los padres de familia, la de enviar a sus hijos a la
secundaria.
Después de la firma del acuerdo, las autoridades locales ampliaron su ámbito de
competencia y en la actualidad atienden también la construcción, la rehabilitación y
el equipamiento de espacios escolares, la educación profesional técnica y la formación
de los adultos; además, todos los nuevos planteles de educación media superior
y superior que se han establecido desde entonces son operados también de manera
descentralizada. En 1999 se creó el Consejo Nacional de Participación Social, cuyo
propósito es alentar la consulta y la colaboración de distintos grupos sociales en
favor de la calidad de la enseñanza básica. El nuevo federalismo en la educación ha
favorecido una atención más eficiente y ha sentado las bases para una participación
más amplia de la sociedad en el quehacer educativo.
El Sistema Escolarizado Nacional atiende actualmente a más de 29 millones de
educandos en los diversos niveles, tipos y modalidades que lo componen, mediante
la actividad de más de 1.4 millones de profesores en más de 214 mil centros educativos.
7
El anhelo de una educación de calidad para todos es una búsqueda constante. Conforme
nos acercamos a las metas que nos habíamos trazado, surgen nuevos desafíos.
Así, habiendo superado problemas básicos como el acceso generalizado a la educación
primaria y la reducción del analfabetismo, el sector educativo enfrenta en la
actualidad retos más complejos que es necesario superar para asegurar el desarrollo
del país en el futuro.
En los próximos años deberán redoblarse los esfuerzos hasta lograr que todos los
niños y jóvenes cursen la instrucción básica y culminen con éxito esta parte fundamental
de su formación. La secundaria representa uno de los principales retos del
sector educativo en la actualidad, no solamente por ser el nivel terminal de la enseñanza
básica, sino porque constituye un paso necesario para que las personas ingresen
a la educación media superior y la superior y aumenten con ello sus oportunidades
de superación personal y laboral.
El continuo mejoramiento de la calidad de los servicios educativos y su alcance
generalizado son aspectos esenciales para que la educación efectivamente contribuya
al desarrollo nacional y al bienestar de las personas. La formación de profesores y
su actualización periódica, la distribución de materiales de apoyo para maestros y alumnos,
y la revisión de los planes y programas de estudio son algunos de los elementos
que influyen de manera decisiva sobre la calidad de la enseñanza que se imparte.
Será necesario seguir trabajando para que las innovaciones en estos campos se integren
efectivamente a la actividad escolar. Es, además, preciso consolidar una oferta
de servicios de educación posterior a la básica, flexible y diversificada, que no sólo
satisfaga las demandas y necesidades del momento, sino que permita responder a
los requerimientos futuros de una sociedad en constante transformación. Se trata de
que las personas encuentren las vías para combinar una trayectoria profesional sólida
con el estudio y la actualización permanentes.
Por la responsabilidad que implica y la magnitud del reto, la educación es un asunto
que compromete a la sociedad en su conjunto: a los niños y jóvenes del país y a sus
padres, a los educadores, a las autoridades, a los trabajadores que requieren capacitación
y a los adultos que emprenden procesos de formación. La política educativa
debe ser capaz de articular en provecho de todos el interés y el esfuerzo de numerosos
grupos y personas cuya actividad converge hacia la educación.
Los progresos tecnológicos, la globalización de las economías, el advenimiento de la
era de la información y el impacto de estas transformaciones en los distintos órdenes
de la vida imponen nuevas demandas sobre la formación de las personas. Abandonar
los estudios resulta cada día más costoso para los individuos y para las naciones. El
anhelo de equidad en el acceso a servicios de educación de calidad se convierte así en
una condición para el desarrollo de los países. La educación a lo largo de la vida, o la
educación permanente, se vislumbra como uno de los grandes paradigmas del siglo
XXI y uno de los retos mayores que habrán de enfrentar las sociedades del futuro.
8
En estas páginas, la Secretaría de Educación Pública presenta una semblanza de la
educación en México, su dimensión y su estructura, así como su funcionamiento y los
principales programas y acciones que se han puesto en marcha para cumplir con
los propósitos que persigue la educación. El interés que despertó la publicación de la
segunda edición del Perfil de la educación en México nos ha animado a preparar esta
tercera edición, que incluye algunas precisiones así como una actualización de las
cifras y estimaciones para el ciclo 2000-2001. Al igual que las ediciones anteriores,
ésta responde a la necesidad de contar con una descripción del sistema educativo y
de la gestión del Estado en la materia. Debemos insistir en que no se trata de un
documento de balance de logros y retos del sector educativo, como lo son, por ejemplo,
el apartado sobre educación del informe de gobierno y el Informe de labores que
produce anualmente la secretaría, sino de un texto en el cual se recoge información
general sobre la composición y el funcionamiento del sistema educativo, y que da
cuenta, además, de los principales programas en operación y los propósitos que los
animan. Refrendamos nuestro compromiso de informar a la ciudadanía sobre este
tema de interés para todos y esperamos contribuir con esta información al análisis y
la reflexión sobre los temas centrales de la educación.
9
Según estimaciones del Consejo Nacional de Población (Conapo), al final del
año 2000 habría 99.6 millones de personas en nuestro país, lo que supone una
tasa de crecimiento de 1.44 por ciento para este año.1
Las proyecciones demográficas permiten anticipar que la juventud de la población
nacional seguirá prevaleciendo al menos durante los siguientes 20 años. Actualmente
más de la mitad de los habitantes del país tienen menos de 25 años de edad.
Por su distribución territorial, la población mexicana es predominantemente urbana:
en 1995, seis de cada 10 personas residían en localidades de más de 15 mil habitantes.
2 Junto con el crecimiento de las ciudades se observa un proceso de dispersión
de los asentamientos rurales, de manera que en ese mismo año nueve de cada 10
poblados no urbanos albergaban a menos de 500 habitantes; todo indica que siguen
surgiendo localidades pequeñas y aisladas. Según estimaciones de Conapo, una tercera
parte de los asentamientos de menos de 500 habitantes surgidos entre 1990 y
1995 se localiza fuera del área de influencia urbana y lejos de una carretera.3 La
dispersión es un fenómeno ligado a la pobreza: 77.1 por ciento de las localidades de
menos de mil habitantes presentan grados de marginación alta y muy alta,4 la cual, a
su vez, se relaciona con condiciones geográficas que dificultan el acceso a las comunidades
y representa un obstáculo para dotarlas de los bienes y servicios necesarios
para su desarrollo.
Como resultado de la dinámica demográfica de los últimos años –particularmente
a partir de que en los años setenta el crecimiento de la población empezó a descender–
se observa un comportamiento de los grupos de población por edades que tiene
repercusiones importantes para el sector educativo. El conjunto de niños en edad
preescolar, es decir, aquellos que tienen menos de seis años cumplidos, disminuye a
una tasa de 1.2 por ciento anual, y el grupo de edad vinculado con la demanda esco-
1.CONTEXTO GENERAL
1 Se trata de la hipótesis
“programática”. La tasa
incluye el saldo neto
migratorio internacional del
país, que es negativo. Véase
“Proyecciones de la
población nacional 1995-
2000”, en Conapo, La
situación demográfica de
México, 1999.
2 Según cifras del Conteo de
Población y Vivienda 1995
del Instituto Nacional de
Estadística, Geografía e
Informática (INEGI). Se
consideran urbanas todas
aquellas localidades de 15
mil habitantes o más.
3 Véase “Distribución
territorial de la población”,
en Conapo, La situación
demográfica de México,
1998.
4 Véase “La marginación de
las localidades de México,
1995”, en Conapo, La
situación demográfica de
México, 1997.
10
lar de educación básica obligatoria (entre seis y 14 años) habrá iniciado su descenso
gradual durante el año en curso. Esto denota que los incrementos en la matrícula de
preescolar representan expansiones más que proporcionales en la cobertura de los
servicios y, por otra parte, dicha tendencia explica el crecimiento moderado de la
matrícula de primaria observado en los últimos años.
A su vez, la población en edades en las que típicamente se cursan la enseñanza
media superior y la superior, es decir, el grupo de personas entre 15 y 24 años, habrá
alcanzado su máximo volumen histórico en el año 2010, lo que equivale a un crecimiento
medio anual de más de 100 mil jóvenes durante los próximos 10 años.5 Esto
significa que la demanda de servicios educativos estará dirigida a los tipos superiores
(educación media superior y superior), aunque ésta dependerá también, como
veremos más adelante, del comportamiento de egreso que registre la educación básica.
Durante el año escolar que comenzó a fines de agosto de 1999 y culminó en julio
del año 2000 (al que en adelante se hará referencia como ciclo escolar 1999-2000), el
Sistema Escolarizado Nacional proporcionó servicios a 29.2 millones de niños y jóvenes
en los diversos niveles, tipos y modalidades que lo conforman. En el periodo
2000-2001 se espera atender a 29.7 millones de educandos.
5 Conapo, La situación
demográfica de México,
ediciones de 1998 y 1999.
1 358.4 n.d.
3 249.2
5 941.5
11 538.9
25 092.0
28 094.3
28 618.0 29 151.5
29 668.8
21 464.9
1930 1940 1950 1960 1970 1980 1990 1997 1998 1999 2000e
Matrícula total del Sistema Escolarizado Nacional (1930-2000)e
(miles de alumnos)
e estimado.
n.d. Los datos de educación secundaria y superior para este año no están disponibles. La matrícula de preescolar y primaria fue de
1’994,600 alumnos.
Fuente: SEP.
11
En los últimos años, la enseñanza básica ha concentrado el mayor crecimiento de
la matrícula del sistema escolarizado, aun cuando los incrementos relativos de este
tipo de educación han sido moderados (del orden de uno por ciento al año). La inscripción
en la educación superior, por el contrario, ha aumentado en menor medida
en términos absolutos, aunque sus porcentajes de incremento son más altos (alrededor
de seis por ciento al año). Este comportamiento se desprende de la extensa
cobetura que han alcanzado los servicios básicos, en particular la primaria, y del
impacto que ello tiene sobre la demanda de educación media superior y superior.
Matrícula del Sistema Escolarizado Nacional por nivel y tipo educativo
1994-1995 y 1999-2000
Nivel y tipo educativo Ciclos escolares Diferencias
(miles de alumnos)
1994-1995 1999-2000 miles de alumnos %
Preescolar 3 092.8 3 393.7 300.9 9.7
Primaria 14 574.2 14 765.6 191.4 1.3
Secundaria 4 493.2 5 208.9 715.7 15.9
Total básica 22 160.2 23 368.2 1 208.0 5.5
Media Superior 2 343.5 2 892.8 549.3 23.4
Superior 1 420.4 1 962.8 542.4 38.2
Capacitación 428.0 927.7e 499.7e 116.8e
para el trabajo
Total 26 352.1 29 151.5e 2 799.4e 10.6e
e estimado.
Fuente: SEP.
Durante la administración del presidente Ernesto Zedillo, una prioridad de la política
educativa ha sido atender a la población marginada mediante la expansión de la
educación preescolar y primaria en sus modalidades comunitaria e indígena; asimismo
se ha ampliado la cobertura de la telesecundaria y la de becas del Programa
de Educación, Salud y Alimentación (Progresa). Estas iniciativas (especialmente en
la primaria) han tenido un impacto moderado en relación con la población que ya se
atendía, pero revisten un gran significado social y representan avances hacia la equidad
educativa, sobre todo en lo que respecta a preescolar y a la secundaria, donde ya
se atiende a una población significativamente más numerosa. Por otra parte, el mejoramiento
de los índices de terminación de estudios, principalmente en los niveles
básicos, junto con la dinámica de la población en edad de cursar la educación media
superior y la superior y el interés de los jóvenes por seguir estudiando, contribuyen
a explicar la expansión de los servicios educativos en los niveles posteriores a la
enseñanza básica.
13
PRINCIPIOS GENERALES Y
OBJETIVOS DE LA EDUCACIÓN
EN MÉXICO
2.
2.1 EL ARTÍCULO TERCERO CONSTITUCIONAL Y
LA LEY GENERAL DE EDUCACIÓN
El artículo tercero de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos
y la Ley General de Educación representan el marco legal que regula al
Sistema Educativo Nacional en su conjunto y establece los fundamentos de
la educación en México.
El artículo tercero de la Constitución estipula que todo individuo tiene derecho a
recibir educación. Asimismo, establece que es obligatoria la asistencia a primaria y
secundaria y que el Estado tiene el deber de impartir educación preescolar, primaria
y secundaria.
La educación proporcionada por el Estado, como ha quedado asentado en el texto
constitucional, tenderá a desarrollar armónicamente todas las facultades del ser
humano y fomentará el amor a la patria y la conciencia de la solidaridad internacional.
Se establece también que toda la educación que el Estado imparta será gratuita
y que éste promoverá y atenderá todos los tipos y modalidades educativos, incluyendo
la educación superior; apoyará la investigación científica y tecnológica, y alentará
el fortalecimiento y la difusión de la cultura de México.
La educación que ofrece el Estado debe ser laica –por tanto, ajena a cualquier
doctrina religiosa– y estar orientada por los resultados del progreso científico. La
educación también se guía por el principio democrático, es decir, un sistema de vida
fundado en el constante mejoramiento económico, social y cultural de las personas.
En 1993, mediante una reforma constitucional, el artículo tercero adquirió su perfil
actual. Además de establecer el derecho de todos los individuos en México a la
educación se extendió la obligatoriedad para el Estado de impartir la educación
14
preescolar y la enseñanza secundaria y se consagró como facultad del Poder Ejecutivo
Federal la determinación de los planes y programas de estudio de la educación
primaria, secundaria y normal para toda la República. También fue reformado el
artículo 31 constitucional para establecer el deber de los padres de enviar a sus hijos
no solamente a la primaria, sino también a la escuela secundaria.
La Ley General de Educación, promulgada en 1993, amplía y refuerza algunos de
los principios establecidos en el artículo tercero constitucional. Esta Ley precisa las
atribuciones que corresponden al Ejecutivo Federal, por conducto de la Secretaría
de Educación Pública, y las propias de los gobiernos de los estados en materia de
educación. Establece, además, que compete a la SEP garantizar el carácter nacional
de la educación básica, elevar su calidad y vigilar el acceso equitativo a los servicios.
Asimismo, entre las atribuciones de la federación se instituyó la facultad de regular
el sistema nacional de formación, actualización, capacitación y superación profesional
para maestros de educación básica. Por otra parte, a los estados les corresponde
de manera exclusiva la prestación de los servicios de educación inicial, básica –incluyendo
la indígena y la especial–, así como la normal y los relacionados con la
formación, actualización y superación profesional de los maestros. Adicionalmente,
es responsabilidad de la federación y de las entidades federativas en conjunto ejercer
una función compensatoria encaminada a eliminar las carencias educativas que
afectan con mayor gravedad determinadas regiones y estados. La ley reitera el papel
del Estado como promotor de la educación media superior, la superior y otros tipos y
modalidades, como es el caso de la educación dirigida a los adultos. Asimismo, sienta
las bases de un esquema de formación para el trabajo pertinente y vinculado con
las necesidades del sector productivo. La promulgación de la Ley General de Educación
ha significado, además, un paso adelante para aclarar la situación jurídica de
los particulares que proporcionan servicios educativos.
2.2 EL ACUERDO NACIONAL PARA LA MODERNIZACIÓN DE LA
EDUCACIÓN BÁSICA
En mayo de 1992, las autoridades educativas federales, los gobiernos de los
31 estados de la República y el Sindicato Nacional de Trabajadores de la
Educación (SNTE) suscribieron el Acuerdo Nacional para la Modernización
de la Educación Básica.
Las partes firmantes se comprometieron a reorganizar el sistema escolar, con base
en la transferencia del control de los servicios federales de educación básica al ámbito
estatal. A partir de este planteamiento del federalismo educativo, los gobiernos
de las entidades federativas son responsables del funcionamiento de todas las escuelas
de su jurisdicción. Como resultado de esta gestión, en el curso de unos meses se
15
descentralizaron la administración y el control de casi 100 mil planteles de educación
básica en el interior del país, y la relación laboral con 700 mil profesores
agremiados en el SNTE. Así, los gobiernos estatales asumieron la dirección de los
establecimientos educativos que brindan servicios de educación preescolar, primaria,
secundaria y formación de maestros. El gobierno federal, por su parte, cedió los
establecimientos escolares con todos los elementos técnicos y administrativos, bienes
muebles e inmuebles, derechos y obligaciones, así como los recursos financieros
necesarios para su operación. La federación se comprometió a transferir recursos
suficientes para que cada gobierno estatal estuviera en condiciones de ofrecer el
servicio educativo a su cargo con la cobertura y calidad requeridas. La Secretaría de
Educación Pública conserva temporalmente la dirección y operación de los planteles
de educación básica en el Distrito Federal.
El segundo compromiso del acuerdo fue la reformulación de los contenidos y materiales
de la educación básica, que comprende los niveles de preescolar, primaria y
secundaria. Para cumplir con este cometido, se diseñaron nuevos planes y programas
de estudio de la educación primaria y secundaria, y sobre esta base se elaboraron
nuevos libros de texto gratuitos para los seis grados de la educación primaria así
como materiales educativos complementarios. Los planes, programas y libros no
habían sido modificados en casi 20 años y sus contenidos resultaban ajenos a las
necesidades de formación básica de los niños y jóvenes del país. La reforma de la
educación básica está en marcha desde el ciclo 1992-1993 con la aplicación de los
Programas Emergentes de Actualización del Maestro y de Reformulación de Contenidos
y Materiales Educativos. Sin embargo, los nuevos planes y programas de estudio
para primaria y secundaria entraron en vigor a partir del año lectivo 1993-1994.
Los currículos se han transformado de manera sustancial y los libros de texto están
en proceso de renovación permanente. Además de la producción de materiales para
los alumnos, se lleva a cabo la edición en gran escala de libros y otros recursos
didácticos para apoyar el trabajo de los profesores. Cabe destacar que tanto los contenidos
educativos como los diversos materiales utilizados para la enseñanza son
objeto de revisiones continuas y se actualizan permanentemente.
El propósito de la reforma curricular es que en la educación básica los alumnos
adquieran los conocimientos y desarrollen las capacidades y aptitudes que apuntalen
su formación posterior. Se busca que el educando aprenda a aprender, es decir,
que los niños y los jóvenes mantengan una disposición favorable para el aprendizaje
continuo y para asimilar experiencias y contenidos educativos de diversa índole.
Para ello, los planes y programas de la educación básica ponen énfasis en el manejo
de la lengua oral y escrita y en la resolución de problemas matemáticos en contexos
cambiantes.
El acuerdo destacó el papel fundamental del maestro en el proceso educativo, al
proponer, como un tercer punto, la revaloración de la función magisterial. Esto se ha
16
traducido, entre otros beneficios, en el crecimiento real de las percepciones de los
profesores, en la renovación de las instituciones formadoras de maestros y en el
establecimiento de las condiciones que permitan la actualización permanente de los
educadores y su desarrollo profesional. Un elemento importante fue la creación de
la Carrera Magisterial, mecanismo de promoción horizontal dirigido a los profesores
de grupo, que se concibió con el fin de estimular su buen desempeño en el aula, así
como su actualización continua para mejorar con ello la calidad de la educación que
se imparte.
Los gobiernos federal y estatales se comprometieron, además, a incrementar periódicamente
sus aportaciones al gasto educativo.
El acuerdo constituye un paso fundamental para el desarrollo educativo del país.
Ponerlo en marcha requirió de un amplio proceso de concertación, aprendizaje y
cambio. Su continuidad descansa en el compromiso de las partes para enfrentar
cotidianamente los nuevos retos de manera corresponsable.
17
3.EL PROGRAMA DE DESARROLLO
EDUCATIVO 1995-2000
En enero de 1995, el gobierno de la República presentó el Programa de Desarrollo
Educativo 1995-2000 (PDE), el cual establece los objetivos, las estrategias
y las acciones que orientan la gestión educativa en la administración
del presidente Ernesto Zedillo. El programa recoge los principios y lineamientos
plasmados en el artículo tercero constitucional, la Ley General de Educación y el
Acuerdo Nacional, al tiempo que los traduce en políticas y cursos de acción definidos
para responder a los retos educativos de nuestro país.
El programa señala entre los principales desafíos del sector educativo para el año
2000 la equidad, la calidad y la pertinencia de la educación.
En materia de educación básica destaca el propósito de llevar un servicio de calidad
a todos los niños y jóvenes en edad de cursarla. Por este medio, se busca alentar
el desarrollo integral de las personas, fomentando sus habilidades para aprender
con autonomía, así como los valores personales y sociales que constituyen la base de
la democracia. Como resultado de este esfuerzo, el PDE se propone que en los primeros
años del nuevo milenio la escolaridad media de la población de 15 años y más sea
superior a los 7.5 grados, y que hacia el 2010 se haya elevado a nueve grados (excluyendo
el nivel preescolar).1
Para el ciclo 2000-2001, el PDE prevé una matrícula de 3.7 millones de alumnos en
preescolar,2 con lo que sólo 10 por ciento de la población de cinco años no asistirá a
la escuela. El objetivo es que todos los niños que ingresen a la primaria hayan cursado
al menos un año de instrucción previa.
En el caso de la primaria, se establecieron como metas una matrícula de 14.5 millones
de alumnos, una eficiencia terminal de 87.4 por ciento para el ciclo escolar
2000-2001 y reducir a menos de un millón de niños y jóvenes de seis a 14 años que no
1 En 1990, la escolaridad
promedio de este grupo de
la población era de 6.5
grados.
2 En el ciclo escolar 1994-
1995 había poco más de
tres millones de niños
matriculados en este
nivel.
18
asisten con regularidad a la escuela. De igual forma, el programa prevé un crecimiento
de al menos 10 por ciento en el egreso de primaria.
Se espera que al final de la administración un total de 5.5 millones de jóvenes se
hallen inscritos en la secundaria para el periodo 2000-2001; esto implica que 92 por
ciento de los egresados de primaria ingresen en secundaria para este mismo ciclo.
De igual forma se anticipa un incremento de los egresados de secundaria de al menos
un tercio respecto del ciclo 1994-1995.
Para lograr estas metas, el Programa de Desarrollo Educativo 1995-2000 contempla
las siguientes estrategias y acciones, fundamentadas en la corresponsabilidad de
los diversos órdenes de gobierno en el proceso educativo:
• Con el propósito de que las oportunidades de acceso y permanencia en la escuela
sean equitativas, se busca fortalecer y ampliar el alcance de los programas
compensatorios dirigidos a los niños de las escuelas con mayores rezagos, así
como participar en la articulación de estrategias multisectoriales de combate a la
pobreza extrema, en coordinación con las autoridades de salud, nutrición y desarrollo
social, para beneficiar a la población en desventaja: indígenas, jornaleros
agrícolas y comunidades marginadas del país.
• En materia de contenidos curriculares para la educación básica, destaca la necesidad
de poner a prueba y actualizar permanentemente los planes de estudio. De
igual manera, los libros de texto gratuitos deben ser objeto de revisión y renovación
continua.
• Se evidencia, además, la necesidad de difundir información entre maestros y padres
de familia sobre los propósitos educativos que se persiguen en cada grado y
nivel, así como la conveniencia de apoyar a los profesores en el conocimiento y la
aplicación de los planes y programas de estudio.
• La formación y actualización permanente de los profesores constituye una de las
más altas prioridades del Programa de Desarrollo Educativo. La preparación y la
disposición del maestro para ayudar al alumno son factores decisivos para elevar
la calidad de la educación. Por ello, el programa establece el compromiso de
efectuar una transformación profunda del sistema de formación inicial de los
profesores que incluya el fortalecimiento académico de las escuelas normales.
De igual forma, anuncia la operación de un programa de actualización destinado
al personal en servicio de los tres niveles de la educación básica y la instalación
de 500 Centros de Maestros, equipados con bibliotecas y recursos audiovisuales y
de informática.
• El programa señala la necesidad de contribuir a la creación de una auténtica
cultura de la evaluación entre los diversos agentes implicados en el proceso educativo,
mediante la constitución de un sistema nacional cuyo propósito sea medir
en forma precisa los resultados de la educación. Asimismo, se propone alentar la
19
investigación educativa con el fin de sustentar la toma de decisiones estratégicas
sobre bases mejor fundamentadas.
• Destacan, además, el reforzamiento de las funciones y capacidades de planeación
en las entidades federativas y el desarrollo de sistemas de información acordes
con la realidad del federalismo educativo.
• En materia de organización y gestión escolar, el programa establece entre sus
propósitos alentar un trabajo más articulado y corresponsable entre los maestros,
directivos, supervisores escolares y la comunidad. Con este fin, el proyecto
escolar se convierte en un útil instrumento mediante el cual la escuela define sus
objetivos, establece sus metas y genera compromisos compartidos. Las funciones
directivas y de supervisión se orientarán hacia el apoyo a la gestión escolar.
• Se plantea también la necesidad de avanzar en la federalización de los servicios
de construcción, mantenimiento y equipamiento de los espacios educativos que
desde 1945 han sido responsabilidad del gobierno federal.
• El Programa de Desarrollo Educativo sugiere el empleo intensivo de los medios
electrónicos y de comunicación masiva y el manejo de la informática como recursos
para llevar los servicios educativos a la población que carece de ellos y, al
mismo tiempo, para ampliar las posibilidades de la educación de tipo regular.
La educación para adultos es la que se destina a la población de 15 años y más que
no ha cursado o concluido los estudios básicos.
Una meta central del Programa de Desarrollo Educativo en este rubro para el año
2000 es que todas las personas de 15 años y más que deseen cursar o continuar sus
estudios encuentren opciones de formación y de capacitación adecuadas a sus aspiraciones
y circunstancias. Se espera que en los próximos años deje de aumentar el
número de personas adultas que no cuentan con la educación básica completa.
El programa propone una reforma profunda de los servicios de educación para los
adultos, que comprende una revisión de sus conceptos, de sus enfoques fundamentales
y del funcionamiento y coordinación de las instituciones y organismos que proporcionan
dichos servicios; asimismo, se contempla la flexibilización de los modelos
y programas, la renovación de los materiales de apoyo, la reformulación de las prioridades
y la diversificación de las estrategias de atención, con el fin de adecuarlas a
los diferentes grupos que demandan servicios educativos.
Se señala también que la capacitación para el trabajo y la educación tecnológica
deben adecuarse de manera tal que la formación profesional no se restrinja a un solo
periodo en la vida de las personas, sino que pueda extenderse y adaptarse todo el
tiempo, en concordancia con las necesidades, siempre cambiantes, de cada individuo
y de la sociedad.
El programa se propuso avanzar hacia el establecimiento de sistemas de normalización
y certificación de la competencia laboral, y establece que el gobierno propor20
cionará la asistencia técnica que requieran para tal efecto los sectores productivos.
Con el tiempo, la presencia gubernamental en la normalización de la competencia
laboral se reducirá.
Entre los principales retos de la educación media superior, el Programa de Desarrollo
Educativo destaca la necesidad de dar respuesta a la demanda creciente por
servicios de este tipo educativo, derivada del incremento en el número de egresados
de secundaria y la voluntad de los jóvenes, cada vez mayor, de seguir estudiando una
vez culminado su ciclo básico. Para el año lectivo 2000-2001 se estableció la meta de
atender a 3.05 millones de estudiantes en las diversas modalidades, lo que equivale
a un crecimiento de 30 por ciento con respecto al comienzo de la administración.
En el ámbito de la calidad educativa y la pertinencia de la enseñanza media superior,
el programa sugiere revisar y actualizar en forma permanente los planes y programas
de estudio con el fin de adecuarlos a las necesidades específicas del entorno
económico y social y hacerlos corresponder a las expectativas escolares, profesionales
y laborales de los estudiantes. Aunado a ello, se plantea el mejoramiento de los
servicios, de los materiales académicos y de la infraestructura relacionada con bibliotecas,
centros de información, talleres y laboratorios.
Fortalecer la preparación académica de los profesores representa un elemento
central para avanzar en el mejoramiento de la calidad de la enseñanza que se imparte
en las instituciones de la educación media superior; destaca así la necesidad de
impulsar de manera decidida la actualización permanente de los docentes de este
nivel educativo.
Con el fin de lograr una educación más pertinente y mejorar las posibilidades de
incorporación de los egresados de la educación media superior al mundo laboral se
requiere, asimismo, establecer una vinculación más estrecha con los entornos social
y productivo. De este propósito se deriva el interés que asigna el programa a la formación
que ofrecen las modalidades de bachillerato tecnológico y educación profesional
técnica, en virtud de que ambas opciones brindan a los estudiantes los conocimientos
y habilidades necesarios para incorporarse al mercado de trabajo en
condiciones favorables. Por otra parte, todas las opciones del bachillerato general
deberán ser fortalecidas para propiciar la formación integral de los estudiantes.
La multiplicidad de planes de estudio en las modalidades de la educación media
superior ha permitido atender demandas educativas de muy diversa naturaleza; sin
embargo, esto también ha generado una serie de obstáculos para los estudiantes que
desean cambiar de una opción a otra, quienes por ello muchas veces terminan por
abandonar los estudios. Por este motivo, el programa señala la necesidad de avanzar
hacia una mayor flexibilidad de la oferta educativa que facilite el tránsito entre instituciones
y modalidades.
En síntesis, el fortalecimiento del sistema de educación media superior del país se
logrará mediante una mejor articulación de las instituciones, organismos y
21
subsistemas que lo conforman en torno a criterios comunes, estándares compartidos,
estrategias de integración al desarrollo regional y mecanismos de colaboración
interinstitucional.
En el ámbito de la educación superior, el programa destaca el reto que significa la
atención a la demanda creciente por los servicios de este tipo educativo, derivada, a
su vez, de la mayor cobertura y egresión de la media superior; subraya, asimismo, la
pertinencia de impulsar de manera prioritaria el fortalecimiento académico del personal
docente de las instituciones de educación superior, así como la diversificación
de la oferta y la vinculación con el ámbito laboral y la necesidad de promover la
planeación en los ámbitos regional y estatal.
Para el ciclo lectivo 2000-2001, la meta es atender a 1.8 millones de estudiantes en
los diversos niveles y modalidades del tipo superior, lo que significaría un crecimiento
de casi 27 por ciento respecto del ciclo 1994-1995.
En la conformación de la oferta educativa del tipo superior, el programa hace hincapié
en la necesidad de vincular de manera más estrecha la oferta educativa con el
mercado de trabajo profesional y las perspectivas reales de empleo, al mismo tiempo
que propone impulsar en forma decisiva la creación de nuevas y mejores modalidades
educativas, y brindar mayores oportunidades de formación profesional acordes con
las expectativas personales y con las necesidades del país. La creación y la operación
de nuevas instituciones públicas se realizará bajo mecanismos de corresponsabilidad
del gobierno federal y los gobiernos estatales.
Se buscará que los gobiernos de los estados asuman paulatinamente la responsabilidad
de la educación que se imparte en las diversas regiones de su competencia. En
este sentido, se impulsarán estrategias diferenciadas de acuerdo con el nivel educativo,
el contexto regional y las capacidades institucionales, con el fin de aprovechar
de manera óptima los recursos disponibles y generar nuevas oportunidades de colaboración.
El programa señala que la calidad académica en todos los niveles y modalidades
educativas de carácter superior debe apoyarse en el mejoramiento de los planes y
programas de estudio, mismos que deberán revisarse y ser actualizados en forma
permanente; este objetivo comprende también el equipamiento adecuado de las instituciones,
en especial de laboratorios, bibliotecas, centros de cómputo y talleres.
Como lo mencionamos, una condición fundamental para mejorar la calidad en las
distintas opciones de tipo superior es la solidez de la formación académica, por lo
que se hace indispensable fortalecer la preparación de todos los docentes e investigadores
que laboran en las instituciones. Para lograr este propósito, el programa
sugiere la creación de un sistema nacional de formación de personal académico que
permita contar con un número suficiente de profesores e investigadores de alto nivel,
acorde con las exigencias del desarrollo nacional. La investigación, como condición
necesaria para el desarrollo del conocimiento y el mejoramiento de la docencia,
22
deberá recibir un importante impulso. Se procurará que los proyectos de índole científica
y particularmente los de carácter tecnológico encuentren una aplicación práctica.
Por otra parte, se confirma el compromiso de desarrollar programas orientados a
mejorar la remuneración de maestros e investigadores, en función de su desempeño
profesional, y de duplicar el número de profesores con posgrado para el año 2000.
Las instituciones educativas realizarán esfuerzos sistemáticos para estimular a los
mejores alumnos y para apoyarlos en su desempeño mediante una formación integral
que incluya y destaque los principios éticos de cada profesión.
El programa establece que se fomentará la autoevaluación y la evaluación externa
de las instituciones, programas académicos, aprovechamiento escolar y calidad docente,
por asociaciones y organizaciones disciplinarias y científicas. Con este propósito
se fortalecerá el sistema de evaluación y se mejorarán los criterios, estándares y
procedimientos para medir el desempeño de quienes intervienen en el proceso educativo.
El seguimiento de los egresados es un aspecto que se destaca, toda vez que permitirá
determinar la relevancia social de las carreras y de los programas de formación
de profesionales y técnicos. La revisión de los objetivos, la organización y los soportes
institucionales del servicio social, así como las actividades de extensión que realizan
las instituciones de educación superior, constituyen también propósitos del programa,
orientados a apoyar los esfuerzos de desarrollo de las comunidades y las
regiones del país.
En resumen, con el propósito de alentar una mayor pertinencia y una mejor organización
en los distintos niveles de este ámbito educativo, el programa propone fortalecer
el sistema de educación superior del país mediante una mejor articulación
entre las instituciones, organismos y subsistemas que lo conforman, en torno a propuestas
u objetivos comunes, estándares compartidos, estrategias para vincularse
en forma más adecuada al desarrollo regional y mecanismos de colaboración
interinstitucional.
De igual manera, para lograr una mayor corresponsabilidad del quehacer académico
con las necesidades y expectativas de la sociedad y lograr la pertinencia de los
servicios que se ofrecen, se promoverá la operación de consejos sociales de vinculación
o mecanismos equivalentes, de manera que el punto de vista de diversas agrupaciones
e instancias sociales y productivas se incorpore a los programas de orientación
profesional y a las adecuaciones o modificaciones de los planes y los programas
de estudio, en beneficio de la investigación y el desarrollo tecnológico.
23
El Sistema Educativo Nacional está integrado por:
• Los educandos y los educadores
• Las autoridades educativas
• Los planes, programas, métodos y materiales educativos
• Las instituciones educativas del Estado y de sus organismos descentralizados
• Las instituciones de los particulares con autorización o con reconocimiento de
validez oficial de estudios
• Las instituciones de educación superior autónomas
Los niveles y tipos educativos que conforman el Sistema Educativo Nacional ofrecen
sus servicos en las modalidades escolar, no escolarizada y mixta.
Al conjunto de estudiantes y maestros, autoridades educativas, planteles y establecimientos
en los que se imparte la educación básica, media superior, superior y capacitación
para el trabajo en la modalidad escolarizada se le conoce como Sistema
Escolarizado Nacional. Representa el sector más numeroso del sistema educativo:
para el ciclo escolar 2000-2001 se ha estimado una matrícula de 29 668.8e millones
de estudiantes, los cuales serán atendidos por 1 468 355e profesores en 220,348 planteles.
1
La educación básica comprende los niveles de preescolar, primaria y secundaria.
Constituye el ámbito prioritario de la acción del gobierno en materia de educación y
es la matrícula más numerosa del Sistema Escolarizado Nacional. Para el ciclo 2000-
2001 se espera contar con 23.6 millones de alumnos, población equivalente a 79.6
por ciento del total de estudiantes que recibirán servicios escolarizados en los diversos
tipos y niveles educativos. En el mismo periodo, se estima que el Estado propor-
4.ESTRUCTURA Y ORGANIZACIÓN
DEL SISTEMA EDUCATIVO
NACIONAL
1 La población beneficiaria
de los sistemas
extraescolar y mixto se
considera aparte, en
virtud de las dificultades
que representa el registro
preciso de los educandos
que reciben estos
servicios y su agregación
desde el punto de vista
contable con los
estudiantes del sistema
escolarizado.
24
cionará 92 por ciento de los servicios de educación básica, mientras que los particulares
atenderán al restante ocho por ciento.
La educación preescolar atiende a niños de tres, cuatro y cinco años de edad. Se
imparte generalmente en tres grados. Este nivel educativo no es requisito para ingresar
a la primaria y para matricularse en el segundo o tercer grado no es condición
haber cursado los anteriores. El Estado debe proporcionar el servicio a quien lo solicite,
aunque no es obligación de los padres hacer que sus hijos cursen este nivel. Sin
embargo, la política educativa del gobierno busca que la mayor parte de los niños
que se incorporen a la primaria hayan cursado por lo menos un grado de preescolar,
Educación preescolar
Ciclos escolares 1990-1991 a 2000-2001e
Ciclo escolar Escuelas Matrícula total Docentes
1990-1991 46 736 2 734 054 104 972
1991-1992 49 763 2 791 550 110 768
1992-1993 51 554 2 858 890 114 335
1993-1994 55 083 2 980 024 121 589
1994-1995 58 868 3 092 834 129 576
1995-1996 60 972 3 169 951 134 204
1996-1997 63 319 3 238 337 146 247
1997-1998 66 801 3 312 181 145 029
1998-1999 68 997 3 360 518 150 064
1999-2000 69 916 3 393 741 151 793
2000-2001e 72 650 3 456 096 155 777
e estimado.
Fuente: SEP.
e estimado.
Fuente: SEP.
Matrícula del Sistema Escolarizado Nacional 1999-2000e
(miles de personas)
Capacitación para el trabajo
3%
Educación media
superior
10%
Educación superior
7%
Educación básica
80%
Matrícula total: 29 151 500 educandos
25
puesto que ello generalmente se traduce en un mejor desempeño de los alumnos en
años posteriores. En la actualidad, ocho de cada 10 niños de cinco años reciben instrucción
preescolar, y alrededor de 10 por ciento de los menores de esa edad se
encuentra inscrito en el primer grado de primaria.
La educación preescolar se ofrece en tres modalidades: general, indígena y cursos
comunitarios.
La educación primaria es obligatoria, consta de seis grados y normalmente se imparte
a niños de seis a 14 años de edad.2 Las personas de 15 años o más que no hayan
cursado o concluido este nivel pueden hacerlo en los cursos para adultos. La primaria
se ofrece en diversas modalidades: general, bilingüe-bicultural (que es la modalidad
para la población indígena), cursos comunitarios y educación para adultos. En
cualquiera de sus variantes, la educación primaria es previa e indispensable para
cursar la educación secundaria.
La educación secundaria es obligatoria desde 1993 y se imparte en las siguientes
modalidades: general, para trabajadores, telesecundaria, técnica y para adultos; se
proporciona en tres años a la población de 12 a 16 años de edad que concluyó la
educación primaria. Las personas mayores de 16 años pueden estudiar en la secundaria
para trabajadores o en la modalidad para adultos. Haber cursado este nivel es
necesario para iniciar estudios medios superiores.
El sistema de educación media superior está conformado por tres subsistemas: el
bachillerato general, el bachillerato tecnológico y la educación profesional técnica.
Cada una de estas modalidades se configura de manera diferente, en función de los
Educación primaria
Ciclos escolares 1990-1991 a 2000-2001e
Ciclo escolar Escuelas Matrícula total Docentes
1990-1991 82 280 14 401 588 471 625
1991-1992 84 606 14 396 993 479 616
1992-1993 85 249 14 425 669 486 686
1993-1994 87 271 14 469 450 496 472
1994-1995 91 857 14 574 202 507 669
1995-1996 94 844 14 623 438 516 051
1996-1997 95 855 14 650 521 524 927
1997-1998 97 627 14 647 797 531 389
1998-1999 99 068 14 697 915 539 853
1999-2000 98 286 14 765 603 543 694
2000-2001e 99 176 14 808 199 545 717
e estimado.
Fuente: SEP.
2 Se espera que los niños
comiencen la primaria a
los seis años cumplidos o
que estén próximos a
cumplirlos, y por
consiguiente, que
culminen el nivel a los
11 años aproximadamente.
Sin embargo,
debido a que algunos
alumnos reprueban o
desertan y se reincorporan
después de algún
tiempo a sus estudios,
también se atiende en
primaria a jóvenes de 12 a
14 años. Los estudiantes
en esta condición de
extraedad son más
numerosos en las zonas
rurales. Con el
incremento de la
eficiencia terminal en el
nivel, observado en los
últimos años, su número
se ha reducido.
26
Educación secundaria
Ciclos escolares 1990-1991 a 2000-2001e
Ciclo escolar Escuelas Matrícula total Docentes
1990-1991 19 228 4 190 190 234 293
1991-1992 19 672 4 160 692 235 832
1992-1993 20 032 4 203 098 237 729
1993-1994 20 795 4 341 924 244 981
1994-1995 22 255 4 493 173 256 831
1995-1996 23 437 4 687 335 264 578
1996-1997 24 402 4 809 266 275 331
1997-1998 25 670 4 929 301 282 595
1998-1999 26 710 5 070 552 293 008
1999-2000 27 512 5 208 903 299 999
2000-2001e 29 007 5 348 026 307 763
e estimado.
Fuente: SEP.
objetivos que persigue, la organización escolar, el currículo y la preparación general
de los estudiantes. La mayor parte de los bachilleratos se imparte en tres años, pero
hay algunos cuya duración es de dos.
Para ingresar a la educación media superior es indispensable contar con el certificado
de secundaria; además, la mayoría de las escuelas –privadas y públicas– exige
la presentación de un examen de admisión.
La educación superior es posterior al bachillerato o su equivalente y puede ser
Educación media superior*
Ciclos escolares 1990-1991 a 2000-2001e
Ciclo escolar Escuelas Matrícula total Docentes
1990-1991 6 222 2 100 520 145 382
1991-1992 6 548 2 136 194 147 667
1992-1993 6 833 2 177 225 151 073
1993-1994 7 167 2 244 134 157 433
1994-1995 7 633 2 343 477 166 921
1995-1996 7 886 2 438 676 177 009
1996-1997 8 280 2 606 099 182 185
1997-1998 8 817 2 713 897 186 859
1998-1999 9 299 2 805 534 197 892
1999-2000 9 542 2 892 846 203 891
2000-2001e 10 010 3 001 377 212 056
e estimado.
* Incluye bachillerato general, bachillerato tecnológico y educación profesional técnica.
Fuente: SEP.
27
universitaria, tecnológica o normal; se ofrece en los niveles de técnico superior universitario
o profesional asociado, licenciatura, especialidad, maestría y doctorado
(estos tres últimos corresponden a estudios de posgrado).3 La mayoría de las universidades
públicas son autónomas de los gobiernos federal y estatales.
El objetivo principal de la educación superior es formar profesionales capaces en
las diversas áreas de la ciencia, la tecnología, la cultura y la docencia, que impulsen
el progreso integral de la nación.
Como parte del tipo superior, cabe destacar la educación normal, es decir, la formación
de maestros para la enseñanza básica. Las escuelas normales ofrecen las
licenciaturas en educación preescolar, primaria, y diversas especialidades de secundaria,
así como educación especial y educación física, y varias opciones de posgrado.
La capacitación para el trabajo está dirigida a la adquisición de conocimientos,
habilidades o destrezas relacionados con un oficio calificado que permita a quienes
reciben esta formación desarrollar actividades productivas. Para cursar estos estudios
se requiere haber concluido la primaria, la secundaria o la formación técnica,
dependiendo del tipo de curso de que se trate, aunque a veces es suficiente con saber
leer y escribir. La capacitación para el trabajo puede ser formal o no formal4 y también
puede proporcionarse como formación para el trabajo cuando se imparte de
manera escolarizada y formación en el trabajo, cuando la instrucción que reciben los
trabajadores se lleva a cabo en el estalecimiento de trabajo.
La vida moderna exige de los trabajadores niveles de preparación y competencia
Educación superior*
Ciclos escolares 1990-1991 a 2000-2001e
Ciclo escolar Escuelas Matrícula total Docentes
(miles de alumnos)
1990-1991 2 123 1 252.0 134 424
1991-1992 2 296 1 316.3 135 444
1992-1993 2 239 1 306.7 138 785
1993-1994 2 535 1 368.0 142 261
1994-1995 2 708 1 420.4 152 630
1995-1996 3 002 1 532.8 163 843
1996-1997 3 182 1 612.4 170 350
1997-1998 3 416 1 727.5 177 988
1998-1999 3 602 1 837.8 192 406
1999-2000 3 815 1 962.8 201 534
2000-2001e 4 081 2 073.5 214 126
*Incluye educación normal, licenciatura universitaria y tecnológica, y posgrado.
e estimado.
3 El técnico superior Fuente: SEP.
universitario equivale al
nivel 5B; la licenciatura
al nivel 6 y los estudios de
posgrado (especialidad,
maestría y doctorado) al
nivel 7 de la Clasificación
Internacional
Normalizada de la
Educación (CINE, o ISED
por sus siglas en inglés).
4 La capacitación formal
para el trabajo es la que
se adquiere en alguna
institución educativa o
centro de capacitación
que la imparte de manera
regular. En el caso de la
capacitación no formal
para el trabajo se trata del
adiestramiento que se
desarrolla de manera
empírica e informal en el
lugar de trabajo.
28
cada día más altos. Por este motivo, en los últimos años se han abierto nuevas oportunidades
de aprendizaje para la población trabajadora, orientadas hacia la adquisición
de conocimientos y habilidades prácticas. Destaca así el establecimiento del Proyecto
para la Modernización de la Educación Técnica y la Capacitación (PMETyC)
–coordinado por las secretarías de Educación Pública y del Trabajo y Previsión Social–
cuya finalidad es vincular la oferta de programas y cursos de formación para el trabajo
con el enfoque de normas de competencia laboral. Esta iniciativa se caracteriza por su
flexibilidad, el carácter eminentemente práctico de los conocimientos adquiridos y su
estrecha articulación con las necesidades del aparato productivo nacional.
La educación para adultos es una modalidad no escolarizada del Sistema Educativo
Nacional, dirigida a la población mayor de 15 años que por diversas razones no
terminó o no cursó la educación básica. Comprende la alfabetización, los niveles de
primaria y secundaria y cursos no formales para el trabajo; es proporcionada principalmente
por el Instituto Nacional de Educación para los Adultos (INEA). Las personas
que se incorporan a estos servicios y concluyen su enseñanza básica tienen la
posibilidad de continuar con estudios de bachillerato y superiores. A partir del año
2000 se ofrece la variante de Educación para la Vida, la cual se basa en un sistema
modular que reconoce los saberes adquiridos por los individuos a lo largo de su
trayectoria laboral y les permite elegir la ruta de aprendizaje más adecuada a sus
intereses y necesidades. Por esta vía se pueden acreditar estudios de primaria y secundaria
y/o adquirir conocimientos útiles para el desarrollo personal o profesional.
El Sistema Educativo Nacional comprende también la educación inicial y la especial.
La primera tiene como finalidad favorecer el desarrollo físico, cognoscitivo, afectivo
y social de los niños con menos de cuatro años de edad. Incluye la orientación
que se imparte a los padres de familia para la estimulación temprana de sus hijos. De
particular importancia es la modalidad comunitaria que se ofrece en localidades
pequeñas de marginación extrema y que forma parte de los apoyos compensatorios
que se otorgan a la población en desventaja.5
La educación especial está destinada a individuos con necesidades educativas especiales
(incluyendo a niños y jóvenes con aptitudes sobresalientes), con o sin
discapacidad. La política educativa nacional propicia la integración de estos niños a
la educación básica regular mediante la ayuda que proporcionan las Unidades de
Servicios de Apoyo a la Educación Regular (USAER) a los padres, maestros y personal de
las escuelas de enseñanza básica. Por otra parte, en los Centros de Atención Múltiple
(CAM) se ofrecen servicios educativos especiales a niños y jóvenes con discapacidades
o necesidades educativas diversas cuya integración al servicio regular no los beneficia.
Por estos medios se busca la satisfacción de las necesidades básicas de aprendizaje
de todos los niños.
En el ámbito de la capacitación laboral se ofrecen también servicios orientados a la
población con requerimientos educativos especiales, con o sin discapacidad.
5 Véase el apartado
correspondiente al
Programa para Abatir el
Rezago en Educación
Inicial y Básica (PAREIB) en
el capítulo sexto de este
Perfil: “Acciones y apoyos
educativos en favor de la
equidad”.
29
CALENDARIOS ESCOLARES
La Secretaría de Educación Pública determina año con año el calendario para las
escuelas oficiales y particulares incorporadas, de educación preescolar, primaria,
secundaria y normales, que es de 200 días hábiles de clases. En el preescolar los
niños suelen permanecer en promedio un total de tres horas en la escuela; en primaria,
el tiempo efectivo de clases debe ser de cuatro horas al día (20 a la semana) y en
secundaria, de siete (35 horas a la semana). Las actividades normalmente inician la
última semana de agosto y culminan la primera de julio del año siguiente.
En otros niveles educativos los calendarios son variables. Muchas escuelas de educación
media superior e instituciones de educación superior tienen calendarios semejantes
a los que establece la SEP; otros cuentan con periodos vacacionales distintos
y días feriados adicionales, y otros más funcionan por semestres o trimestres y no
por ciclos anuales. Los horarios de asistencia a clases también son diversos y existen
turnos matutinos, vespertinos, nocturnos y mixtos.
t
t t
t
t
t
t
t
t
t
t
Preescolar
Primaria
Capacitación
para el
trabajo
Secundaria
Educación
profesional
técnica
Bachillerato
tecnológico
bivalente
Bachillerato
Universidades
tecnológicas
Educación
normal
Universidades Institutos
tecnológicos
Educación para adultos Especialización
Maestría
Doctorado
3
5
6
23
25
26
22
20
18
17
15
14
12
11
Sistema Educativo Nacional
Cada bloque representa un nivel o tipo educativo con el número de años o grados correspondientes. La educación para adultos se
imparte en todos los niveles a partir de la primaria
Entrada al mercado de trabajo.
Edades típicas para cursar los diferentes niveles y tipos
31
5.PRINCIPALES CARACTERÍSTICAS
DEL SISTEMA EDUCATIVO
NACIONAL POR TIPO Y NIVEL
5.1 ADMINISTRACIÓN Y GESTIÓN DE
LA EDUCACIÓN BÁSICA FEDERALIZADA
El gobierno federal, por conducto de la Secretaría de Educación Pública, ejerce
la autoridad normativa, técnica y pedagógica para el funcionamiento de la
educación básica. De acuerdo con el artículo 12 de la Ley General de Educación,
corresponde de manera exclusiva a la autoridad educativa federal, entre otras
funciones:
• Determinar para toda la República los planes y programas de estudio para la
educación primaria, la secundaria, la normal y otras instituciones que forman
maestros de educación básica. Para este efecto se considera la opinión de las
autoridades educativas locales y de los diversos sectores sociales involucrados
en la educación.
• Establecer el calendario escolar aplicable en todo el país para cada ciclo lectivo
de la educación primaria, secundaria, normal y otras instituciones que forman
maestros de educación básica.
• Elaborar y mantener actualizados los libros de texto gratuitos que desde hace 41
años se distribuyen a todos los niños del país que cursan del primero al sexto
grado de la educación primaria.
• Autorizar el uso de libros de texto complementarios para la educación primaria
(los de historia y geografía estatales) y los de la secundaria.
• Llevar un registro nacional de las instituciones que integran el Sistema Educativo
Nacional.
• Efectuar la planeación y la programación globales del Sistema Educativo Nacio32
nal, evaluarlo y fijar los lineamientos generales de la evaluación que las autoridades
educativas locales deban realizar.
Dentro de la escuela, la primera autoridad es el director del plantel, responsable
del correcto funcionamiento, organización, operación y administración de la escuela
y sus anexos. En las instituciones de enseñanza primaria que cuentan con un mínimo
de cinco maestros se integra un Consejo Técnico Escolar como órgano de carácter
consultivo de la dirección del plantel, presidido por el director. En los planteles
que incluyen más de 12 grupos, se elige un representante de los maestros por cada
grado. El consejo sesiona por lo menos una vez al mes y le corresponde analizar y
hacer recomendaciones respecto de los planes y programas de estudio; los métodos
de enseñanza; la evaluación de los programas tendientes a la superación del servicio
educativo; la capacitación del personal docente; la adquisición, elaboración y uso de
auxiliares didácticos, y otras cuestiones de carácter educativo.
En las escuelas secundarias, al igual que en las primarias, existe un Consejo Técnico
Escolar como órgano de consulta y colaboración cuya función es auxiliar al
director en la planeación, el desarrollo y la evaluación de las actividades educativas
y en la solución de los problemas del plantel. El consejo está constituido por el director,
quien lo preside, un secretario y un número variable de vocales (el o los
subdirectores, un jefe por cada una de las asignaturas del plan de estudios, un orientador
educativo y los presidentes de la sociedad de alumnos, de la cooperativa escolar
y de la asociación de padres de familia). Además, en cada escuela se constituyen
academias locales por cada especialidad o área de trabajo, para tratar exclusivamente
los asuntos de carácter técnico-pedagógico. Las academias están integradas
por la totalidad del personal de una especialidad o área de trabajo.
El control administrativo y técnico-pedagógico de las escuelas primarias y secundarias
es coordinado por las dependencias educativas de los gobiernos federal y estatales,
en el ámbito de sus respectivas competencias, y por las autoridades escolares.
En las zonas escolares, los supervisores e inspectores generales cumplen funciones
de vigilancia técnico-pedagógica, administrativa y de enlace entre las autoridades
educativas y las escolares. Los supervisores deben conocer las necesidades educativas
de la comunidad, organizar y promover el trabajo de la escuela en sus
diferentes aspectos y vincular los lineamientos de la política educativa nacional con
las realizaciones concretas de cada plantel.
Como resultado de la federalización de la educación básica, en 26 estados de la
República se crearon organismos descentralizados específicos con el propósito de
asumir la responsabilidad de ofrecer los servicios educativos transferidos por el gobierno
federal. Otras cinco entidades federativas asumieron directamente la operación,
mediante sus propias secretarías de Educación, y 23 de los 31 estados de la
República cuentan con leyes estatales de educación.
33
Promulgación de leyes y programas estatales de educación, organismos descentralizados
y situación administrativa de los servicios educativos
Estado Ley estatal de Programa Estatal Fecha del decreto Situación administrativa de los servicios Atención de los servicios
educación de Educación de creación del educativos (federalizados y estatales) educativos con la misma
(publicación) organismo estructura
descentralizado No implicó fusión Transferencia Fusionados No
para recibir la porque no existía directa jurídicamente fusionados Sí No
transferencia de los servicio estatal
servicios federales
AGUASCALIENTES 26 / mar / 97 PED* 1998-2004 17 / ene / 93 X X
BAJA CALIFORNIA 29 / sep / 95 1996-2001 11 / dic / 92 X X 8, 11
BAJA CALIFORNIA SUR 10 / jun / 94 No existe 18 / may / 92 X X
CAMPECHE 1 / jun / 93 1996-2000, 1997-2003 18 / may / 92 X X
CHIAPAS En proceso 10 1995-2000 20 / may / 92 X X
CHIHUAHUA 27 / dic / 97 1997-2005
(Versión para 20 / may / 92 X X
validación social)
COAHUILA 28 / may / 96 1994-1999 18 / may / 92 X X 1, 8
COLIMA 28 / may / 94 PED* 1998-2003 20 / jun / 92 X X 8
DURANGO 29 / jun / 95 En proceso** 18 / may / 92 X X
GUANAJUATO 13 / ago / 96 1995-2000 14 / ene / 94 X X
GUERRERO 21 / abr / 95 1997-2000 5 / jun / 92 X X 2
HIDALGO En proceso 10 En proceso (1999-2005) 1 / jun / 92 X X
JALISCO 29 / abr / 00 No existe 13 / jul / 92 X X 12
MÉXICO 10 / nov 97 1993-1999 3 / jun / 92 X X
MICHOACÁN 7 / dic 98 1998-2002 Transferencia directa X X 3
MORELOS 26 / ago / 96 1996-2000 10 / jun / 92 X X 4
NAYARIT 13 / jul / 94 PED* 1994-1999 6 / jun / 92 X X
NUEVO LEÓN 29 / ago / 84 9 En proceso** 3 / jun / 92 X 5 X 8
OAXACA 9 / nov / 95 En proceso** 23 / may / 92 X X
PUEBLA 31 / mar / 00 1993-1999 9 / jun / 92 X X
QUERÉTARO 15 / ago / 96 1998-2003 7 / jun / 92 X X 6
QUINTANA ROO 30 / dic / 94 En proceso** 19 / may / 92 X X 7
SAN LUIS POTOSÍ 16 / jun / 95 1998-2003 20 / may / 92 X X
SINALOA En proceso9 En proceso** 22 / may / 92 X X 8
SONORA 30 / dic / 94 1998-2003 18 / may / 92 X X 2
TABASCO 26 / feb / 97 1995-2000 Transferencia directa X X
TAMAULIPAS 29 / abr / 00 En proceso** 20 / may / 92 X 3 X
TLAXCALA En proceso PED* 1993-1999 21 / may / 96 X X
VERACRUZ 21 / dic / 93 1996-2000 Transferencia directa X X
YUCATÁN 30 / jun / 95 1995-2001 Transferencia directa X X
ZACATECAS 12 / jul / 99 9 En proceso** 20 / may / 92 X X
Fuente: Representaciones de la SEP en las entidades federativas.
1 El pasado 3 de septiembre de 1999 se firmó un convenio entre el gobierno del estado y el SNTE para
la creación de un solo sistema estatal de educación.
2 Integración jurídica, en lo operativo existen diferencias en la administración de los subsistemas.
3 La fusión jurídica se dio desde 1974, pero administrativamente hay división.
4 El Instituto de Educación Básica del estado de Morelos controla la educación básica y normal,
mientras que la Subsecretaría de Educación de la Secretaría de Bienestar Social tiene a su cargo
los niveles medio superior y superior.
5 Existe un mando único hasta el tercer nivel. El pasado 1 de septiembre de 1999 se publicó el
nuevo reglamento de la SEE donde se establece la administración única de ambos subsistemas.
Actualmente se instrumenta operativamente este reglamento.
6 La educación básica es atendida por la Unidad de Servicios de Educación Básica para el Estado de
Querétaro (USEBEQ), que depende de la SEE.
7 El pasado mes de agosto de 1999, el gobierno de la entidad anunció la nueva estructura de la
SEE.
8 No hay unificación de los servicios educativos, pero las estructuras están dirigidas por la
misma persona.
9 Recientemente se envió al congreso local una iniciativa de ley de educación.
10 Existe un proyecto de ley.
11 Se tiene previsto concluir la fusión a fines de noviembre
12 Se fusionaron formalmente los servicios, pero la operación continúa separada en dos
coordinaciones de educación básica (estatal y federalizada).
* Plan Estatal de Desarrollo (PED).
** Por nueva administración.
34
En el ejercicio de sus atribuciones normativas y de integración de la educación
nacional, la SEP celebra reuniones periódicas (nacionales y regionales) entre las autoridades
educativas de los estados y la federación para articular las acciones y los
programas, difundir la normatividad que emite la SEP, así como proporcionar asesorías
y apoyos que mejoren el desarrollo de los programas; en dichas reuniones se
integra además la información para apoyar las decisiones de la secretaría. Las reuniones
se han convertido en foros de discusión y análisis del acontecer educativo
nacional y permiten establecer de manera conjunta mecanismos para el desahogo
de los asuntos que surgen continuamente de la gestión de los diversos órdenes de
gobierno en la educación.
5.2 EDUCACIÓN PREESCOLAR
La Ley General de Educación establece en su artículo 37 que el nivel preescolar,
junto con el de primaria y el de secundaria, forma parte de la educación
de tipo básico. Sin embargo, la educación preescolar no constituye un requisito
para ingresar a la primaria.
La educación preescolar general es un servicio que ofrecen los gobiernos de los
estados y los particulares en el medio rural y urbano. La modalidad indígena es atendida
por la SEP, se proporciona a los niños de diversas etnias y la imparten profesores
que conocen las lenguas respectivas.
La educación preescolar debe ofrecer a los niños la oportunidad de desarrollar su
creatividad, afianzar su seguridad afectiva y la confianza en sus capacidades, estimular
su curiosidad y efectuar el trabajo en grupo con propósitos deliberados. Asimismo,
debe aprovechar el interés de los niños en la exploración de la palabra escrita
y en actividades que fomenten el razonamiento matemático.
El sistema educativo nacional valora el juego como un elemento fundamental en el
desarrollo del niño. Al jugar, los pequeños exploran y ejercitan sus competencias
físicas, idean y reconstruyen situaciones de la vida social y familiar, en las cuales
actúan e intercambian papeles. Ejercen también su capacidad imaginativa al dar a
los objetos más comunes una realidad simbólica propia y ensayan libremente sus
posibilidades de expresión oral, gráfica y estética.
La educadora se enfrenta al reto de reconocer las posibilidades de cada niño; de
ahí que deba ensayar formas flexibles de actividad adecuadas para todo el grupo, o
para partes del grupo organizadas como equipo bajo ciertos criterios, así como para
los niños en lo individual. Además, cuando las estrategias aplicadas no funcionan,
debe corregir y buscar nuevas alternativas. Por estas razones, la educadora debe
contar con la mayor apertura para decidir cuándo y cómo desarrollar actividades.
En el nivel preescolar los niños adquieren la noción, aparentemente sencilla pero
fundamental, de que la escritura representa al lenguaje oral y comunica ideas sobre
35
objetos, acciones y situaciones. Alcanzar esta noción contribuye a evitar un problema
frecuente en la primaria, que se presenta cuando los niños aprenden a decodificar
las letras y a asociarlas con sonidos, pero no logran captar el significado de las palabras
y de las oraciones.
El desarrollo de la capacidad de expresión oral reviste trascendencia para todas las
actividades humanas y no sólo para las escolares. Además, se relaciona con el aprendizaje
comprensivo de la lectura y la escritura, pues la capacidad de comunicación
es integral. Como lo muestran muchas investigaciones, un lenguaje oral pobre y con
usos limitados se asocia generalmente con la dificultad para dominar la lectura y la
escritura.
La SEP ha elaborado nuevos productos para complementar la educación preescolar;
se trata del Material para actividades y juegos educativos que se reparte a todos
los alumnos del tercer grado de preescolar y se acompaña de una guía para la educadora
y una guía dirigida a madres y padres de familia. Además, se está trabajando en
lineamientos pedagógicos destinados a orientar a los educadores en el proceso de
enseñanza-aprendizaje de este nivel.
5.3 EDUCACIÓN PRIMARIA
De acuerdo con las atribuciones que le confiere la ley, la SEP establece los
planes y programas de estudio para la educación primaria; su observancia
es de carácter nacional y general para todos los establecimientos escolares,
públicos y privados.
90-91 91-92 92-93 93-94 94-95 95-96 96-97 97-98 98-99 99-00 00-01e
2.73
2.79
2.86
2.98
3.09
3.17
3.24
3.31
3.36
3.39
3.46
Matrícula de preescolar
(millones de alumnos)
e estimado.
Fuente: SEP.
Ciclos escolares
36
El plan y los programas de estudio de primaria tienen como propósito organizar la
enseñanza y el aprendizaje de contenidos básicos, para que los niños:
• Desarrollen las habilidades intelectuales y los hábitos que les permitan aprender
permanentemente y con independencia, así como actuar con eficacia e iniciativa
en las cuestiones prácticas de la vida cotidiana, tales como la lectura y la escritura,
la expresión oral, la búsqueda y selección de información, y la aplicación de
las matemáticas en su vida diaria.
• Adquieran los conocimientos fundamentales para comprender los fenómenos
naturales, en particular los que se relacionan con la preservación de la salud, con
la protección del ambiente y con el uso racional de los recursos naturales, así
como aquellos que proporcionan una visión organizada de la historia y la geografía
de México.
• Se formen éticamente mediante el conocimiento de sus derechos y deberes y la
práctica de valores en su vida personal, en sus relaciones con los demás y como
integrantes de la comunidad nacional.
• Desarrollen actitudes propicias para apreciar y disfrutar las artes y el ejercicio
físico y deportivo.
Los contenidos de esta enseñanza procuran en conjunto la formación integral de
los alumnos. El término “básico” no significa la reunión de conocimientos mínimos
o fragmentados, sino un conjunto de conocimientos y habilidades que permite adquirir,
organizar y aplicar saberes de diverso orden y de complejidad creciente. Por
ello, el plan y los programas tienden a estimular las habilidades necesarias para el
aprendizaje permanente, la adquisición de conocimientos asociada con el ejercicio
de habilidades intelectuales y la reflexión. La escuela primaria debe asegurar en
primer lugar el dominio de la lectura y la escritura, la formación matemática elemental
y la destreza en la selección y el uso de la información. En la medida en que
se cumplan con eficacia estas tareas, será posible atender otras funciones.
El plan de estudios de la educación primaria prevé un calendario anual de 200 días
laborales, con una jornada de entre cuatro y cuatro y media horas de clases efectivas
al día. Las asignaturas que se imparten en primero y segundo grados son: Español,
Matemáticas, Conocimiento del Medio (trabajo integrado de Ciencias Naturales, Historia,
Geografía y Educación Cívica), Educación Artística y Educación Física. De tercero
a sexto grados se imparten: Español, Matemáticas, Ciencias Naturales, Historia,
Geografía, Educación Cívica, Educación Artística y Educación Física.
En el plan de estudios, la prioridad más alta se asigna al dominio de la lectura, la
escritura y la expresión oral. Esto se fundamenta en la observación de que las deficiencias
en la comprensión lectora y en el manejo escrito de la lengua limitan el
desempeño de los alumnos en las demás asignaturas y son precursoras del fracaso
37
escolar. En 1995, la Secretaría de Educación Pública puso en marcha el Programa
Nacional para el Fortalecimiento de la Lectura y la Escritura en la Educación Básica
(Pronalees), con la finalidad de que los alumnos mejoraran la adquisición de las
competencias básicas de lectura y escritura en los dos primeros grados y consolidaran
estas habilidades en los siguientes años.
Por conducto del Pronalees y de las autoridades estatales se celebran periódicamente
cursos y talleres para los maestros de primaria del país y se elaboran los libros
de texto de Español para los alumnos, así como los libros del maestro y los ficheros
de actividades didácticas.
Para fomentar el hábito de la lectura y de la escritura entre los niños y jóvenes del
país, el gobierno de la República designó el ciclo escolar 1999-2000 como el Año de la
Lectura. En este contexto, se han promovido diversas acciones como la consolidación
de la atención a los Rincones de Lectura en los niveles de preescolar y secundaria
y la promoción del establecimiento de las bibliotecas de aula en todo el país.
En los dos primeros grados de primaria se dedica al español 45 por ciento del tiempo
escolar, con objeto de asegurar que los niños logren una alfabetización firme y
duradera. De tercero a sexto grados, la enseñanza de esta materia absorbe 30 por
ciento del tiempo de trabajo escolar, a lo que se suma la lectura y escritura sistemáticas
en el aprendizaje de otras asignaturas.
Una cuarta parte de las labores en el aula se dedica a las matemáticas. La enseñanza
de esta asignatura en la escuela primaria está orientada a que los alumnos construyan
sus propios conocimientos y nociones abstractas a partir de experiencias con-
Distribución de horas de clase por asignatura en primaria
Asignatura Horas de clase
primero y segundo grado tercero a sexto grado
Español 9 6
Matemáticas 6 5
Conocimiento del Medio 3 -
Ciencias Naturales - 3
Historia - 1.5
Geografía - 1.5
Educación Cívica - 1
Educación Artística 1 1
Educación Física 1 1
Total de horas 20 20
Fuente: Plan y programas de estudio 1993. Educación Básica. Primaria, SEP.
38
cretas, mediante la interacción con los otros. Se busca que las matemáticas devengan
en herramientas funcionales y flexibles para el niño, que le permitan resolver situaciones
problemáticas de diversa índole. Para ello, es preciso que los alumnos se interesen
y perciban estos aprendizajes como significativos. Se procura que las formas
de pensamiento y representación propias de esta disciplina sean también aplicadas
en el aprendizaje de otras asignaturas.
Para garantizar que todos los estudiantes de educación primaria en México tengan
acceso a los contenidos educativos establecidos por la autoridad competente, desde
hace 41 años se editan los libros de texto gratuitos de todas las materias y grados. La
SEP efectúa una revisión periódica y escalonada de los materiales de apoyo que se
distribuyen tanto a los alumnos como a los docentes de educación básica, para mantenerlos
vigentes y mejorar constantemente su calidad.
La aprobación de las asignaturas que cursan los alumnos se logra con una calificación
no menor de 6.0 (en una escala de 1 a 10). Los establecimientos educativos,
públicos y particulares, informan bimestralmente al educando y a los padres de familia
o tutores de las calificaciones parciales y observaciones sobre el desempeño
académico del estudiante. La aprobación del grado escolar, la acreditación de los
estudios y la regularización de los alumnos se lleva a cabo conforme a las disposiciones
de la Secretaría de Educación Pública.
Como ya se indicó, 20 millones de personas forman la población en edad escolar,
es decir aquella que tiene entre seis y 14 años; se espera que a partir del año 2000
esta población comenzará a disminuir. Sin embargo para el ciclo escolar 2000-2001,
se estima que la matrícula de primaria alcanzará los 14.8 millones de alumnos, lo
que significa que en el transcurso de la década el número de estudiantes inscritos en
la primaria habrá crecido en 2.5 por ciento (más de 364 mil educandos), en tanto que
el egreso habrá aumentado aproximadamente en 16.8 por ciento en el mismo lapso
(más de 308 mil).1
Distribución de libros de texto gratuitos para el ciclo 2000-2001e
Preescolar 5 000 000
Primaria 118 500 000
Lenguas indígenas 1 000 000
Secundaria 20 000 000
Telesecundaria 8 500 000
Libros para el maestro (primaria y secundaria) 7 200 000
Otras ediciones 3 000 000
Total de libros de texto* 163 200 000
e estimado.
* Adicionalmente se distribuirán 30 mil libros en sistema Braille.
Fuente: Comisión Nacional de Libros de Texto Gratuitos, SEP.
1 Se comparó el número de
egresados que se estiman
para el ciclo educativo
2000-2001 con la cifra
observada en el periodo
1990-1991.
39
Es importante señalar que casi la mitad del incremento total de la matrícula de
primaria debe atribuirse a la expansión de los servicios comunitarios y los que se
dirigen a la población indígena. Ello refleja la voluntad expresa del gobierno de la
República de avanzar hacia una mayor equidad en el acceso a la educación. En virtud
de la cobertura que ha alcanzado la primaria, el rezago que subsiste se concentra
en las localidades más pequeñas, alejadas y dispersas (habitadas en su mayor parte
por indígenas), que por su situación de aislamiento y marginación extremas suponen
grandes dificultades para dotarlas de servicios. Es justamente ahí hacia donde
se dirigen los esfuerzos más importantes de expansión de la primaria en la actualidad.
Se estima que en julio del año 2000, un número equivalente a 84.5 por ciento de los
alumnos que ingresaron a primero de primaria seis años antes terminarán sus estudios,
cifra que se compara favorablemente con la observada al principio de la década
(70.1 por ciento). Este resultado se deriva de la caída del índice de deserción a la
mitad en los últimos 10 años y de un menor índice de reprobación que pasó de 10.1
por ciento a 6.4 en el mismo lapso. Como resultado de esta evolución, en el año 2000
90 por ciento de los mexicanos llega a los 15 años habiendo terminado la primaria.
La caída de la reprobación, a su vez, genera una disminución en el grupo de estu-
Evolución de la matrícula de educación primaria general, indígena y
comunitaria
Ciclos 1990-1991, 1994-1995, 1998-1999, 1999-2000 y 2000-2001e
Modalidades de la Matrícula por ciclo
educación primaria (miles de alumnos)
1990-1991 1994-1995 1998-1999 1999-2000 2000-2001e
Matrícula total 14 401.6 14 574.2 14 697.9 14 765.6 14 808.3
General 13 730.8 13 777.1 13 783.1 13 841.2 13 868.3
Indígena y comunitaria 670.8 797.1 914.8 924.4 940.0
e estimado.
Fuente: SEP.
Variaciones absolutas y relativas de la matrícula de educación primaria
general, indígena y comunitaria
Variaciones absolutas y relativas
Modalidades de la Década Sexenio Anual Esperada
educación primaria 99-00 vs. 90-91 99-00 vs. 94-95 99-00 vs. 98-99 00-01e vs. 99-00
(miles % (miles % (miles % (miles %
de alumnos) de alumnos) de alumnos) de alumnos)
Matrícula total 364.0 2.5 191.4 1.3 67.7 0.5 42.7 0.3
General 110.4 0.8 64.1 0.5 58.1 0.4 27.1 0.2
Indígena y comunitaria 253.6 37.8 127.3 16.0 9.6 1.0 15.6 1.7
e estimado.
Fuente: SEP.
40
Principales indicadores de la educación primaria
Ciclos 1990-1991 a 2000-2001e
Ciclo escolar Matrícula Egresados Deserción Reprobación Eficiencia terminal
(alumnos) (alumnos) (%) (%) (%)
1990-1991 14 401 588 1 827 821 5.3 10.1 70.1
1991-1992 14 396 993 1 861 838 4.6 9.8 71.6
1992-1993 14 425 669 1 880 769 4.1 8.3 72.9
1993-1994 14 469 450 1 917 374 3.6 8.3 74.2
1994-1995 14 574 202 1 989 308 3.4 8.1 77.7
1995-1996 14 623 438 2 024 174 3.0 7.8 80.0
1996-1997 14 650 521 2 059 487 3.1 7.6 82.8
1997-1998 14 647 797 2 107 616 2.9 7.3 84.9
1998-1999 14 697 915 2 094 932 2.4 6.8 85.8
1999-2000 14 765 603 2 120 110e 2.3e 6.4e 84.5e
2000-2001e 14 808 199 2 136 063 2.1 6.0 86.3
e estimado.
Fuente: SEP.
Número promedio de años en que egresa un alumno de primaria
Ciclo de ingreso a primaria
85-86 86-87 87-88 88-89 89-90 90-91e 91-92e 92-93e 93-94e
Promedio de años en
que egresa un alumno 6.51 6.52 6.51 6.51 6.47 6.45 6.43 6.41 6.21
de primaria*
e estimado.
* El indicador se puede considerar sobrestimado, en virtud de que su cálculo incluye el número de alumnos de nuevo ingreso, y
esta cifra no distingue a los que desertaron y se vuelven a inscribir de los que verdaderamente se registran por primera vez.
Fuente: SEP.
diantes en extraedad, es decir, de quienes tienen 12 años o más y aún cursan la
primaria. Estos alumnos representaban 11.4 por ciento de la matrícula total del nivel
en 1990, mientras que para 1998 el porcentaje se había reducido a 8.4 por ciento, lo
que equivale a una disminución de 407,791 mil personas. Este fenómeno, que se
traduce en una tendencia a la contracción de la matrícula de primaria, explica en
parte la relativa estabilidad del nivel en ciclos recientes.2
5.4 EDUCACIÓN SECUNDARIA
El plan de estudios de la secundaria integra los conocimientos, las habilidades
y los valores que permiten a los estudiantes continuar su aprendizaje
dentro o fuera de la escuela después de la primaria, coadyuvar a la solución
2 Los incrementos moderados
en la matrícula de la
primaria de los últimos años
se explican en parte por la
caída en la reprobación y la
extraedad y consecuentemente
el efecto de
contracción de la matrícula
total. La disminución de los
índices de deserción y la
expansión de los servicios, a
su vez, afectan el tamaño de
la matrícula en sentido
opuesto, es decir favorecen
su crecimiento. Hasta ahora
este efecto ha sido mayor
que el de la reprobación. Sin
embargo, en virtud del
descenso gradual de la
población en edad escolar, la
cobertura casi universal del
servicio y la expectativa de
que la reprobación
disminuya a un ritmo mayor
que la deserción, debemos
esperar que en los próximos
años la matrícula de
primaria empiece a
reducirse.
41
de las demandas prácticas de la vida cotidiana y participar activa y reflexivamente
en las organizaciones sociales y en la vida política y cultural de la nación.
Las prioridades del plan de estudios de la secundaria son:
• Asegurar que los estudiantes profundicen su competencia para utilizar el español
en forma oral y escrita; desarrollen las capacidades para expresar ideas y
opiniones con precisión y claridad, y entiendan, valoren y seleccionen material
de lectura en sus diferentes funciones informativas, prácticas y literarias. A las
actividades relacionadas directamente con el lenguaje se dedican cinco horas de
clase a la semana y se promueve que las diversas competencias lingüísticas se
practiquen sistemáticamente en las demás asignaturas.
• Ampliar y consolidar las habilidades y conocimientos matemáticos y las capacidades
para aplicar la aritmética, el álgebra y la geometría en el planteamiento y
la resolución de problemas cotidianos y para entender y organizar información
cuantitativa. A la asignatura de Matemáticas se destinan de manera específica
cinco horas semanales y en las demás asignaturas se propicia la aplicación de las
formas de razonamiento y de los recursos propios de esta materia.
• Fortalecer la formación científica de los estudiantes y superar los problemas de
aprendizaje que se presentan en este campo. En el primer año de la secundaria
se contempla un curso de Introducción a la Física y a la Química, cuyo propósito
es facilitar la transición del estudio por área que se realiza en la educación primaria
al estudio por disciplinas de la secundaria. En el segundo y tercer grados,
se estudian Física, Química y Biología como asignaturas independientes. Estos
cursos se dirigen a establecer una vinculación continua entre las ciencias y los
fenómenos del entorno natural que tienen mayor importancia social y personal:
la protección de los recursos naturales y del ambiente, la preservación de la salud
y la comprensión de los procesos de cambio que caracterizan a la adolescencia.
• Profundizar y sistematizar los conocimientos de Historia y Geografía, con el fin
de que los estudiantes comprendan los procesos de evolución de las culturas
humanas y adquieran una visión general del mundo contemporáneo y de la interdependencia
creciente entre los países y regiones.
• Procurar que los educandos cuenten con bases firmes para reflexionar sobre su
situación y su relación con los demás, y que se identifiquen con los principios que
sustentan la convivencia social en nuestro país mediante la nueva asignatura de
Formación Cívica y Ética para los tres grados de secundaria. El enfoque de esta
asignatura, que sustituye a la de Orientación Educativa desde el ciclo escolar
1998-1999, tiene un carácter más formativo; se busca que los jóvenes mediten
sobre la búsqueda de su identidad, el significado de la libertad y la justicia, la
democracia, la tolerancia y el respeto al Estado de derecho.
42
• Ejercitar las habilidades básicas para comunicarse en una lengua extranjera
(inglés o francés).
El plan de estudios destina espacios a actividades que tienen un papel fundamental
en la formación integral del estudiante: la expresión y apreciación artísticas, la educación
física y la educación tecnológica. Definirlas como actividades y no como asignaturas
no significa que sean menos determinantes para la formación, sino que es
conveniente que se realicen con mayor flexibilidad, sin sujetarlas a una programación
uniforme, de manera que puedan adaptarse a las necesidades, recursos e intereses
de las regiones, las escuelas, los maestros y los estudiantes.
En relación con la Educación Física, se busca que, además de la actividad general
prevista en el plan de estudios y con la colaboración de los organismos y dependencias
especializadas en la materia, se extienda y fortalezca la práctica del deporte
estudiantil recreativo y competitivo.
En el ciclo escolar 2000-2001 se atenderá a un total estimado de 5.35 millones de
estudiantes, alrededor de 1.16 millones más de alumnos que en el ciclo 1990-1991,
en el cual se atendió aproximadamente a 4.19 millones de educandos. En los últimos
años, la matrícula en este nivel ha crecido de manera notable, en parte como resultado
de su incorporación a la educación obligatoria, la federalización educativa, la
modificación curricular y el incremento en el número de egresados de primaria. Se
estima que en la actualidad alrededor de 65 por ciento de los jóvenes llega a los 18
años con la secundaria terminada.
e estimado.
Fuente: SEP.
Nuevo ingreso a primer grado de secundaria
(millones de alumnos)
Ciclos escolares
87-88 88-89 89-90 90-91 91-92 92-93 93-94 94-95 95-96 96-97 97-98 98-99 99-00 00-01e
1.590 1.592
1.554
1.520 1.515
1.560
1.613
1.681
1.730
1.754
1.808
1.897 1.906
1.950
43
Desde 1992 se observa un incremento sostenido en la tasa de nuevo ingreso a primer
grado, que se detiene en el ciclo 1995-1996, cuando empieza a estabilizarse la
tendencia. A partir del año escolar 1997-1998 se recupera el ritmo de crecimiento del
número de jóvenes que asiste por primera vez a secundaria,3 fundamentalmente
como resultado de las medidas que se adoptaron con el propósito de alentar a los
egresados de primaria para que continuaran sus estudios y de la retención de los
estudiantes en este nivel educativo. Destacan, también, la mayor inversión, dirigida
a mejorar la infraestructura de los planteles y a incrementar el número de plazas de
profesores; el impulso a la telesecundaria, y el establecimiento del Programa de Educación,
Salud y Alimentación (Progresa)4 y el programa de distribución de libros de
texto gratuitos para secundaria, iniciados ambos en 1997.
Durante el ciclo escolar 1999-2000, la matrícula de nuevo ingreso a primero de
secundaria ascendió a 1.9 millones de estudiantes. Para el ciclo 2000-2001 se estima
un crecimiento de 44 mil estudiantes. Conforme la absorción en secundaria se acerca
a 100 por ciento, la capacidad de expansión del nuevo ingreso a este nivel se hace
más dependiente del egreso de primaria. Como se mencionó anteriormente, es previsible
que la matrícula de primaria empiece a estabilizarse en unos años. Cuando
esto suceda, la egresión de secundaria dependerá cada vez menos de la dinámica de
nuevo ingreso y cada vez más de que se logre retener a los alumnos en el nivel hasta
que lo concluyan.
Atención a población de 13 a 15 años en educación secundaria
Ciclos 1970-1971, 1980-1981, 1985-1986 y 1990-1991 a 2000-2001e
Ciclo Matrícula Población de Porcentaje
escolar secundaria 13 a 15 años de atención
1970-1971 1 102 217 3 662 561 30.1
1980-1981 3 033 856 5 274 421 57.5
1985-1986 4 179 466 6 192 717 67.5
1990-1991 4 190 190 6 119 429 68.5
1991-1992 4 160 692 6 182 323 67.3
1992-1993 4 203 098 6 236 437 67.4
1993-1994 4 341 924 6 283 287 69.1
1994-1995 4 493 173 6 322 829 71.1
1995-1996 4 687 335 6 355 333 73.8
1996-1997 4 809 266 6 380 292 75.4
1997-1998 4 929 301 6 397 787 77.0
1998-1999 5 070 552 6 409 062 79.1
1999-2000 5 208 903 6 418 305 81.2
2000-2001e 5 348 026 6 429 219 83.2
e estimado.
Fuente: SEP.
3 Se prevé que esta
tendencia continuará.
4 Para mayor información,
véase el apartado
correspondiente en el
capítulo “Acciones y
apoyos educativos en
favor de la equidad”, de
este Perfil.
44
La telesecundaria es una modalidad de educación a distancia que opera en México
desde hace más de 30 años, preferentemente en comunidades rurales. Con el tiempo,
se ha consolidado como una de las fórmulas más eficaces para ampliar la cobertura
del nivel y buscar la equidad en el acceso a estos servicios.5
Actualmente son atendidos por esta vía más de 992 mil jóvenes; desde el ciclo escolar
1990-1991, la matrícula de la modalidad se ha incrementado en más de 110 por
ciento.
e estimado.
Fuente: SEP.
5.5 EDUCACIÓN MEDIA SUPERIOR
La educación media superior es aquella que se imparte después de la educación
básica. Es requisito para cursar estudios de tipo superior. Comprende
tres subsistemas: el bachillerato, que puede ser universitario o general, e
Matrícula, absorción, egreso y deserción en la secundaria
1992-1993 a 2000-2001e
Ciclo Absorción en Matrícula Incremento Deserción Egreso
escolar secundaria (%) anual (%) (%)
1992-1993 83.8 4 203 098 — 8.4 1 162 311
1993-1994 85.8 4 341 924 3.3 7.4 1 174 446
1994-1995 87.7 4 493 173 3.5 8.2 1 189 307
1995-1996 87.0 4 687 335 4.3 7.7 1 222 550
1996-1997 86.7 4 809 266 2.6 8.8 1 257 804
1997-1998 87.8 4 929 301 2.5 8.9 1 277 300
1998-1999 90.0 5 070 552 2.9 9.7 1 335 625
1999-2000 91.0 5 208 903 2.7 8.5 1 369 109e
2000-2001e 92.0 5 348 026 2.7 8.5 1 448 505
e estimado.
Fuente: SEP.
5 Para mayor información
sobre el tema, véase el
apartado correspondiente
en el capítulo nueve,
“Educación a distancia”,
de este Perfil.
00-01e
98-99
96-97
94-95
92-93
0 200 400 600 800 1,000
Miles de alumnos
Ciclos escolares
Matrícula de telesecundaria (1990-1991 a 2000-2001e)
45
incluye las modalidades de preparatoria abierta y educación media superior a distancia;
la educación profesional técnica, que forma profesionales calificados en diversas
especialidades, y el bachillerato tecnológico, modalidad de carácter bivalente
que ofrece la carrera de técnico profesional, a la vez que prepara a las personas para
la continuación de estudios de tipo superior. La estructura curricular de cada
subsistema responde a diferentes enfoques y necesidades educativas, a características
regionales y a las aspiraciones de los jóvenes.
Para ofrecer un servicio más eficiente y adecuado a las expectativas de las personas
y a las necesidades del país, en los últimos años se han realizado avances en
cuatro aspectos estratégicos en las diversas modalidades de la educación media superior:
• Revisión y ajuste de los planes y programas de estudio, con el fin de mejorar la
calidad de la enseñanza y avanzar hacia un perfil más definido de la educación
media superior.
• Profesionalización y actualización de los docentes, mediante cursos, talleres, asesoría
académica, seminarios, congresos y diversos programas de formación.
• Vinculación con los entornos social y productivo para lograr una educación más
pertinente que otorgue a los egresados que desean trabajar la posibilidad de incorporarse
con rapidez al mundo laboral.
• Construcción, mantenimiento, equipamiento y modernización de la infraestructura
de los planteles, con el fin de fortalecer los procesos orientados a elevar la
calidad del servicio educativo que prestan.
En el ciclo académico 1999-2000, la matrícula de este tipo educativo es de casi 2.9
millones de estudiantes y para el año lectivo 2000-2001 se estima atender a poco más
de tres millones en las diversas modalidades de la educación media superior; esta
cifra equivale a un crecimiento de 28 por ciento respecto de la registrada al inicio de
la presente administración federal.
En el transcurso de la década se observa un incremento de 37.7 por ciento en la
matrícula de educación media superior. Este aumento es resultado del interés creciente
de los jóvenes por mejorar sus niveles de preparación y de los esfuerzos realizados
por la SEP y los gobiernos estatales por ampliar la oferta de opciones educativas
para los egresados de secundaria. Sin embargo, la cobertura de los servicios
resulta todavía insuficiente: sólo 46 por ciento de la población de entre 16 y 18 años
cursa la educación media superior, lo que señala la necesidad de intensificar los
esfuerzos para que un mayor número de jóvenes culmine la secundaria y se incorpore
en la modalidad de la educación media superior que mejor convenga a sus intereses.
46
BACHILLERATO
El principal objetivo del bachillerato es ofrecer una educación de carácter formativo
e integral, en la que el educando reciba una preparación básica general que comprende
conocimientos científicos, técnicos y humanísticos, conjuntamente con algunas
metodologías de investigación y de dominio del lenguaje.
En esta etapa se busca que el estudiante ejercite su capacidad para manejar algunas
herramientas de análisis y la resolución de problemas, así como ofrecerle una
formación que corresponda a las necesidades de su edad. Asimismo, se promueve
que el bachiller reflexione, asimile y participe razonadamente en los cambios de su
entorno, su país y el mundo. Estos aspectos conforman el carácter general del bachillerato.
En el transcurso de la década se ha registrado un crecimiento importante en la
demanda de este nivel; de manera especial destaca el incremento en la matrícula así
como en el número de docentes y planteles incorporados. En la presente administración
(hasta el ciclo 2000-2001), el número de Colegios de Bachilleres creados en las
entidades federativas en su modalidad descentralizada6 alcanza 153 planteles. La
cantidad de estudiantes atendidos en este subsistema asciende a 1 717 808, cifra que
representa 59.4 por ciento de la matrícula total de este tipo educativo.
Desde 1993, las instituciones que ofrecen el bachillerato general, entre ellas los
Centros de Estudios de Bachillerato, cuentan con una nueva estructura integrada
por tres núcleos: formación básica, formación propedéutica y formación para el trabajo,
mismos que continuamente son evaluados y actualizados. Los cambios efec-
Matrícula, egreso de secundaria y absorción de la educación media superior*
Cic1os escolares 1990-1991 a 2000-2001e
Ciclo educativo Egreso de Absorción en Alumnos de nuevo Incremento
secundaria media superior ingreso Matrícula anual (%)
(%) en primer año
1990-1991 1 176 290 75.4 899 653 2 100 520 –
1991-1992 1 169 556 79.3 933 117 2 136 194 1.7
1992-1993 1 162 311 80.9 945 766 2 177 225 1.9
1993-1994 1 174 446 82.5 958 979 2 244 134 3.1
1994-1995 1 189 307 87.9 1 032 854 2 343 477 4.4
1995-1996 1 222 550 89.6 1 065 274 2 438 676 4.1
1996-1997 1 257 804 94.3 1 152 724 2 606 099 6.9
1997-1998 1 277 300 94.4 1 187 678 2 713 897 4.1
1998-1999 1 335 625 94.5 1 206 872 2 805 534 3.4
1999-2000 1 369 109e 93.0 1 242 361 2 892 846 3.1
2000-2001e 1 448 505 93.3 1 277 105 3 001 377 3.8
* Incluye bachillerato y educación profesional técnica.
e estimado.
Fuente: SEP.
6 La instalación de los
planteles se financia con
recursos de la federación
y del estado correspondiente.
La operación de
los servicios corre a cargo
de la entidad federativa.
47
tuados en los planes y programas de estudio a lo largo de esta administración han
permitido uniformar el currículo que integra cada núcleo de formación, lo cual facilita
el tránsito de los estudiantes de un plantel o subsistema a otro.
Dentro de las opciones afines al bachillerato general se encuentra la preparatoria
abierta. Esta modalidad no escolarizada propicia el estudio independiente o
autodirigido, ofrece al usuario la posibilidad de estudiar en el tiempo y al ritmo que
mejor le convenga y no establece restricciones temporales ni de orden para cursar
las materias que conforman el plan de estudios. En esta opción educativa el estudiante
cuenta con materiales didácticos impresos y audiovisuales, especialmente
diseñados para la modalidad.
Principales instituciones que imparten la educación media superior
Bachillerato general o
propedéutico
Colegios de Bachilleres (CB)
Centros de Estudios de
Bachillerato (CEB)
Escuelas preparatorias
incorporadas a las universidades
Bachilleratos estatales
Bachilleratos particulares
incorporados
Bachilleratos de las
universidades
Preparatorias federales por
cooperación
Preparatoria Federal Lázaro
Cárdenas
Preparatoria abierta
Bachilleratos militares9
Bachilleratos de Arte10
Educación profesional
técnica
Colegio Nacional de
Educación Profesional Técnica
(Conalep)
Centros de Estudios
Tecnológicos Industriales y de
Servicios (CETIS)2
Centros de Bachillerato
Tecnológico Industrial y de
Servicios (CBTIS)2
Escuela Superior de
Enfermería y Obstetricia
(ESEO)3
Centros de Estudios
Tecnológicos (CET)4
Centros de Estudios del Arte10
1 Los CECyTE son servicios operados por los estados.
2 Los CETIS y los CBTIS son coordinados por la Dirección General de
Educación Tecnológica Industrial (DGETI).
3 La ESEO depende del Instituto Politécnico Nacional (IPN). Esta es la
única modalidad en que los egresados son técnicos profesionales.
4 Los CECyT y los CET son coordinados por el IPN.
5 Los Cetmar y los CETAC son coordinados por la Unidad de Educación en
Ciencia y Tecnología del Mar (UECyTM).
6 Los CBTA y los CBTF son coordinados por la Dirección General de
Bachillerato tecnológico
(bivalente)
Centros de Estudios Tecnológicos,
Industriales y de Servicios (CETIS)2
Centros de Bachillerato
Tecnológico, Industrial y de
Servicios (CBTIS)2
Centros de Enseñanza Técnica
Industrial (CETI)7
Centros de Estudios Científicos y
Tecnológicos (CECyT)4
Colegios de Estudios Científicos y
Tecnológicos del Estado (CECyTE)1
Centros de Estudios Tecnológicos
del Mar (Cetmar)5
Centros de Estudios Tecnológicos
en Aguas Continentales (CETAC)5
Centros de Bachillerato
Tecnológico Agropecuario (CBTA)6
Centros de Bachillerato
Tecnológico Forestal (CBTF)6
Bachilleratos Técnicos de Arte10
Educación Tecnológica Agropecuaria (DGETA).
7 El CETI ofrece la formación de tecnólogo. Es una institución descentralizada
del gobierno federal.
8 Los Centros de Estudio de Bachillerato son coordinados por la Dirección
General del Bachillerato.
9 La Secretaría de la Defensa Nacional ofrece los bachilleratos militares.
10 Estas instituciones son coordinadas por el Instituto Nacional de Bellas Artes.
Fuente: Dirección General del Bachillerato y otras dependencias educativas.
48
La preparatoria abierta se concibió originalmente como una opción dirigida a adultos
que no habían podido continuar sus estudios después de haber terminado la secundaria;
sin embargo, en la actualidad se perfila como una alternativa al sistema
escolarizado para muchas personas mayores de 15 años que prefieren cubrir de esta
forma sus estudios, especialmente aquellos adultos que se encuentran incorporados
a actividades productivas, con responsabilidades de sostenimiento familiar o quienes,
por razones de horario laboral u otros impedimentos, no pueden trasladarse
diariamente a un plantel de educación media superior.
En 1995 se inició el proceso formal de transferencia de la operación de este servicio
educativo a las entidades federativas; desde entonces se ha avanzado en dicho
proceso y 28 estados de la República han firmado el convenio respectivo, por lo cual
se espera que antes de finalizar el año 2000 la transferencia quede totalmente concluida.
La preparatoria abierta cuenta con un modelo curricular integrado por 33 asignaturas,
organizadas en seis semestres y estructuradas en dos bloques. El primer bloque
se desarrolla en los tres primeros semestres, abarca 17 materias de cultura general
y constituye el tronco común. El segundo bloque corresponde a los semestres
restantes y consta de 16 asignaturas de las siguientes áreas propedéuticas: Humanidades,
Ciencias Administrativas y Sociales y Ciencias Físico-matemáticas.
Las personas interesadas en estudiar en esta modalidad se pueden inscribir durante
todo el año sin que por ello tengan que presentar un examen de admisión. Los
estudiantes inscritos tienen la posibilidad de recibir asesoría académica o de estudiar
en forma independiente; para ello cuentan con libros de texto, guías de estudio,
cuadernos de trabajo, antologías y ejercicios de autoevaluación. La presentación de
exámenes de acreditación la realizan los fines de semana en las sedes oficiales que
establece la Dirección General del Bachillerato.
Cabe destacar que desde 1997 la preparatoria abierta cuenta en el DF con un nuevo
concepto de atención, denominado centro de servicio, donde de manera integral y
en un mismo espacio se realizan trámites administrativos, se ofrecen servicios académicos
y se aplican exámenes para la acreditación de los estudios. Se pretende
extender esta forma de atención a todas las entidades federativas. Actualmente se
han instalado ocho centros y se espera generalizar esta experiencia en el mediano
plazo.
La educación media superior a distancia –en su modalidad de bachillerato general–
ofrece un servicio a la población que por distintas razones no puede incorporarse
a la modalidad escolarizada. Se proporciona preferentemente a comunidades en
las que existe baja densidad de población y que no cuentan con otra alternativa educativa.
Esta modalidad, además, tiene la función de ser formativa y de preparar para
el trabajo.
Los estudiantes acuden generalmente de lunes a sábado a las instalaciones de es49
cuelas secundarias generales, técnicas, telesecundarias, casas ejidales, presidencias
municipales y planteles donde se ha instalado el equipo necesario para trabajar y
para la recepción de la señal Edusat.7 En estos lugares reciben asesoría en grupo e
individual y se respalda su aprendizaje con materiales impresos, multimedia, videos,
audiocintas y programas de computación. Los horarios de atención se ofrecen
en turno matutino, vespertino o mixto, de acuerdo con las necesidades del estudiantado
y con la infraestructura disponible.
El modelo curricular de esta modalidad se caracteriza por ser flexible, porque aprovecha
los medios electrónicos de comunicación y la informática para abordar aspectos
básicos de la cultura y conocimientos específicos en los distintos campos del saber,
y porque facilita el intercambio de experiencias entre los alumnos y los asesores.
El plan de estudios está organizado en seis bloques, cada uno de seis o siete asignaturas.
Como apoyo a esta modalidad, la Dirección General de Televisión Educativa (DGTVE)8
y el Instituto Latinoamericano de la Comunicación Educativa (ILCE) han producido
151 programas que favorecen el aprendizaje de los contenidos y se transmiten por el
canal 12 de la red Edusat desde el mes de noviembre de 1997.9 En el año lectivo
1999-2000, la modalidad opera en 66 centros de servicio ubicados en 20 entidades
federativas, incluyendo el Distrito Federal, y atiende a una población de 3 432 alumnos.
Asignaturas que integran los diferentes bloques de la educación media superior a distancia,
agrupados por campos de conocimiento
Primer Bloque Segundo Bloque Tercer Bloque Cuarto Bloque Quinto Bloque Sexto Bloque
Matemáticas I Matemáticas II Matemáticas III Matemáticas IV Formación Formación
Propedéutica Propedéutica
Química I Química II Física I Física II Formación Formación
Propedéutica Propedéutica
Biología I Biología II Historia Estructura Formación Formación
de México II Socioeconómica Propedéutica Propedéutica
de México
Introducción a las Historia Filosofía I Metodología Capacitación Capacitación
Ciencias Sociales México I de la Investigación para el Trabajo para el Trabajo
Taller de Lectura Taller de Lectura Comentarios Comentarios Capacitación Capacitación
y Redacción I y Redacción II de Textos I de Textos II para el Trabajo para el Trabajo
Lengua Adicional Lengua Adicional Lengua Adicional Lengua Adicional Capacitación Capacitación
al Español I al Español II al Español III al Español IV para el Trabajo para el Trabajo
Informática I Informática II Capacitación Capacitación
para el Trabajo para el Trabajo
Fuente: Dirección General del Bachillerato. SEP.
7 Para mayor información
sobre la red Edusat, véase
el capítulo nueve,
“Educación a distancia”,
de este Perfil.
8 Antes Unidad de
Televisión Educativa
(UTE).
9 Los programas se
transmiten de lunes a
viernes de 16:00 a 18:00
horas y los sábados de
08:00 a 13:00 horas.
50
La educación media superior a distancia es financiada en partes iguales por la
federación y los estados que participan en la prestación del servicio; estos últimos
designan a la institución encargada de operar la modalidad: el Colegio de Estudios
Científicos y Tecnológicos (CECyT) o los Colegios de Bachilleres. Estas instituciones
son responsables de establecer los criterios para llevar a cabo la evaluación del aprendizaje
así como los procesos para la inscripción, acreditación y certificación de estudios.
Se espera que mediante esta opción los servicios educativos de nivel medio superior
se amplíen de manera importante en el futuro.
Además, la SEP inició en 1999 el Proyecto Piloto para una Formación Pertinente, orientado
a identificar los componentes de un modelo de bachillerato que mejore su utili-
Centros de servicios de la educación media superior a distancia
Entidad Centro
Baja California Valle de Trinidad, Punta Colonet.
Baja California Sur Gustavo Díaz Ordaz, San Juan de los Planes, La Bocana, Bahía de Asunción,
Bahía Tortugas, El Centenario, San Ignacio.
Campeche Ukum, Libertad, Isla Aguada.
Coahuila San Antonio de las Alazanas, Ocampo, Flor de Jimulco, Agua Nueva,
Derramadero, Juárez.
Distrito Federal Distrito Federal (DGB), Wilfrido Massieu (IPN), Miguel Othón de Mendizábal
(IPN), Estanislao Ramírez Ruiz (IPN).
Durango Ciénega de Nuestra Señora, Villa Hidalgo, Indé.
Hidalgo La Piedra, Durango, Santa María Macuá, Chantasco, Lagunita (Gundhó),
Cieneguilla.
Jalisco San Antonio de los Vázquez, Refugio de Suchitlán.
Michoacán Caleta de Campos.
Oaxaca Candelaria Ioxicha, Coixtlahuaca.
Querétaro La Lagunita.
Quintana Roo X-Pichil, Zamora, Noh Bec, San Pedro Peralta, Valle Hermoso.
San Luis Potosí Tlaletla las Víboras, Santa Catarina, Dulce Grande, Chalco.
Tabasco Nueva Azucena, 2ª Sección, Ejido Zanapa 1ª Sección, Lomas Alegres.
Tamaulipas Bustamante, Nuevo Morelos, Nueva Apolonia, Villa de Casas, Méndez.
Tlaxcala Tlatlahuitepec, Lázaro Cárdenas, Emiliano Zapata, San Tadeo Huiloapan.
Veracruz Jalcomulco.
Yucatán Dzonot Carretero, Popolnah, Hankom.
Zacatecas Buenavista de Trujillo, Pedregoso.
Fuente: Dirección General del Bachillerato, SEP.
51
dad social, laboral y académica.10 El propósito central del proyecto es proporcionar
una formación de carácter general que incorpore también conocimientos técnicos
básicos y asegurar que los estudiantes adquieran conocimientos, habilidades y destrezas
que les permitan aprovechar las oportunidades del mercado de trabajo al egresar
y/o al incorporarse a alguna institución de educación superior, si así lo desean.
Durante un año, la SEP, las autoridades y los docentes de las 10 instituciones participantes
en el proyecto han revisado la estructura curricular de sus respectivos planes
y programas de estudio con el fin de concurrir en el diseño de estrategias que
permitan producir nuevos materiales didácticos, vincular a los alumnos con el mundo
adulto y del trabajo, establecer un trabajo colegiado docente que dé seguimiento
al desempeño de los alumnos, proporcionar evaluaciones en tiempo real, asegurar
la capacitación de profesores y la planeación escolar en los periodos intersemestrales,
y contar con una organización ágil, capaz de responder a los problemas y desafíos
del quehacer escolar.
El trabajo realizado hasta ahora ha permitido avanzar en la reorientación de los
contenidos de las siete asignaturas básicas del bachillerato (Matemáticas, Física,
Química, Biología, Español y Literatura, Historia y Ciencias Sociales, e Inglés) sin
modificar los marcos curriculares normativos o estatutarios vigentes. Se han incorporado,
para los primeros cuatro semestres, cuatro asignaturas aplicadas de carácter
obligatorio: prácticas cívico-económicas, máquinas y motores, tecnologías de información
y comunicación, y tecnologías químico-biológicas aplicadas a la salud y al
cuidado del medio ambiente; en los dos últimos semestres se manejan por especializaciones.
El tiempo destinado a estas asignaturas aplicadas se divide entre actividades
en el aula y prácticas en las dependencias u organizaciones en las que habitualmente
se desarrolla este tipo de trabajo.
Además de aprovechar la experiencia nacional, el modelo incorpora los avances
logrados en el ámbito internacional, al proponer como referentes los estándares internacionales
de habilidades para la vida –para cada materia básica y para la especialización
en el área aplicada–, que se promoverán en el transcurso de los seis semestres
del bachillerato.
Con el fin de que las asignaturas aplicadas cuenten con el equipo necesario para
brindar una formación a la altura del desarrollo tecnológico actual, y buscando que
los beneficios sean mayores, durante el año 2000 se inició el establecimiento de centros
regionales multitecnológicos con aparatos, máquinas, simuladores y paquetes
didácticos, producto del estado del arte internacional. Estos centros cuentan con el
apoyo de la SEP, funcionan gracias a la cooperación interinstitucional y servirán a los
planteles de varias instituciones.
El Proyecto Piloto para una Formación Pertinente comenzó su operación con 756
alumnos. Se espera que al finalizar el año 2000, alrededor de 20 mil estudiantes que
cursan el bachillerato general sean beneficiados con este proyecto y, en la medida en
10 Este proyecto se ha puesto
en marcha con el
concurso de 10
instituciones del país que
imparten el bachillerato
general y propedéutico.
52
que esta propuesta se consolide, se difunda a otras instituciones y planteles de los
ámbitos estatal y nacional.
EDUCACIÓN PROFESIONAL TÉCNICA
La educación profesional técnica se imparte como una carrera que ofrece la formación
de personal técnico calificado en diversas especialidades. Tiene como propósito
preparar recursos humanos que ocupen mandos intermedios para desempeñarse en
el campo de trabajo principalmente en la supervisión, control y evaluación de los
procesos de producción. La oferta de los servicios educativos en este subsistema se
planea con base en estudios de demanda escolar y laboral, efectuados en los ámbitos
regional y nacional. Los alumnos egresados obtienen el grado de técnico profesional
o técnico básico, según la institución y el tipo de programas que hayan cursado.
La formación de profesionales técnicos es una demanda permanente de los sectores
productivos de bienes y servicios que requieren personal cada vez más preparado
en las áreas administrativas, de salud, industrial y de servicios. En consecuencia,
los planes y programas de estudio articulan en una combinación equilibrada la teoría
y la práctica, y así los alumnos reciben una sólida preparación que les facilita su
incorporación inmediata al trabajo productivo.
En los últimos años, las instituciones que imparten esta enseñanza han avanzado
en la revisión de los programas correspondientes al núcleo de formación básica y a
la actualización de los programas de formación propedéutica y de formación para el
trabajo; además han incorporado en su mapa curricular módulos ocupacionales basados
en el modelo de normas de competencia laboral.
Si bien la educación profesional técnica la imparten diversas instituciones (véase
el cuadro “Principales instituciones que imparten la educación media superior” que
aparece antes en este mismo capítulo), la mayor parte de los estudiantes del
subsistema están inscritos en el Colegio Nacional de Educación Profesional Técnica
(Conalep). Además de vincular los sistemas de enseñanza con la estructura económica
del país y proporcionar formación técnica especializada, el Conalep ofrece una
preparación humanística y social orientada a la formación integral de sus egresados.
El enfoque y la estructura de las carreras del Conalep le han permitido satisfacer
gran parte de la demanda de servicios de formación media superior y ofrecer nuevas
opciones educativas a la juventud mexicana.
Durante el ciclo 1996-1997 comenzó la reestructuración del plan y los programas
de estudios del Conalep. Su modelo académico combina un bloque de formación
sociohumanística y otro de formación ocupacional o formación científica. El primero
se integra con materias propias de las áreas del lenguaje y la comunicación, las
ciencias naturales y los estudios histórico-sociales, en tanto el segundo comprende
40511 módulos; cada uno de ellos prepara a los estudiantes para cubrir puestos específicos
de trabajo en el campo laboral de las carreras que la institución ofrece. La
11 Los módulos se han
estructurado con base en
el modelo de normas de
competencia laboral.
53
formación básica cubre 35 por ciento del horario general y la formación ocupacional,
65 por ciento.
El Programa de Acciones Académicas Compensatorias (PAAC)12 forma parte importante
de este modelo y busca mejorar el desempeño de los alumnos con deficiencias
académicas mediante la impartición de cursos complementarios de las asignaturas
que presentan mayor dificultad. La puesta en marcha de este programa ha permitido
mejorar la eficiencia terminal del Conalep, ya que ésta ha pasado de 37 por ciento en
1994 a 42.3 por ciento en 1999. Por otra parte, el Programa de Complementación de
Estudios para el Ingreso a la Educación Superior (Proceies), iniciado en 1997, representa
una opción para que los egresados del Conalep puedan realizar estudios de
tipo superior si así lo desean, una vez acreditadas seis asignaturas complementarias
y obtenido el certificado de profesional técnico.
El Conalep cuenta actualmente con una oferta de 29 carreras agrupadas en nueve
áreas de formación tecnológica; 20 carreras corresponden al sector industrial y nueve
al de servicios. Existe también una oferta educativa regional compuesta por 10
carreras, ocho del área industrial y dos de servicios, que atienden necesidades específicas
de desarrollo local.
Con el propósito de ofrecer un servicio educativo que responda adecuadamente a
las necesidades de formación técnica de las personas y a la calidad que requieren los
sectores productivos de bienes y servicios de las diferentes regiones del país, en agosto
de 1998 se inició el proceso de federalización del Conalep. En 1999, la transferencia
de funciones y responsabilidades a los gobiernos estatales ya se había concluido en
29 entidades federativas.
Los gobiernos de esos estados son hoy día los encargados de la operación de los
servicios que ofrece la institución, en tanto que el Conalep mantiene una función
normativa y de apoyo. Por esta vía se crea un sistema nacional de colegios que se
propone responder a las necesidades locales en materia de educación profesional
técnica y de capacitación, y mantener o superar los niveles de calidad que ha alcanzado
el colegio en años recientes.13
BACHILLERATO TECNOLÓGICO
En éste se busca que el estudiante adquiera los fundamentos propios del bachillerato
general y domine alguna rama tecnológica. Este enfoque educativo integral propicia
la incorporación expedita de sus egresados a la actividad productiva como técnicos
profesionales. Al mismo tiempo, se pretende que el estudiante adquiera los
conocimientos necesarios que le permitan –si así lo desea– optar por una educación
de tipo superior. De esta combinación surge el carácter bivalente del bachillerato
tecnológico.
Los contenidos de los programas de estudio de este subsistema se actualizan y enriquecen
permanentemente, en función del avance del conocimiento y el desarrollo en
12 Las acciones de este
programa se relacionan
con el concurso de ingreso
a las instituciones de
educación media superior
que se lleva a cabo en la
Zona Metropolitana de la
Ciudad de México. Para
mayor información sobre
este programa, véase el
apartado correspondiente
al “Concurso de Ingreso a
la Educación Media
Superior en la Zona
Metropolitana de la
Ciudad de México”, en
este mismo capítulo.
13 Este proceso implicó la
transferencia de 234
planteles, en los que
estudian 242 mil jóvenes.
Los 28 planteles del
Distrito Federal no fueron
transferidos.
54
las ciencias naturales, sociales y tecnológicas. Además, se propicia el desarrollo de
habilidades para fortalecer el pensamiento lógico y acercar a los estudiantes a la
conceptualización y comprensión de los fenómenos científicos y tecnológicos.
Cabe destacar que en los últimos años se han fortalecido y consolidado los servicios
educativos que demostraron efectividad y se han reorientado los que no fueron
congruentes con las necesidades de desarrollo regional; de esta manera, la orientación
tecnológica que se ofrece en las instituciones que imparten esta modalidad corresponde
mejor a las necesidades de los sectores industrial, agropecuario, forestal y
pesquero. Los currículos de algunas de las instituciones de este subsistema han incorporado
paulatinamente el modelo basado en normas de competencia laboral, y con
ello aseguran a los egresados un desempeño eficiente en el entorno laboral y productivo
al cual ingresen.
Adicionalmente, en los últimos años las instituciones que imparten el bachillerato
tecnológico han integrado en sus planes y programas de estudio actividades recreativas,
deportivas y culturales, al igual que contenidos que promueven la reflexión y
el análisis sobre temas relacionados con valores y actitudes; de esta manera se vinculan
los conocimientos académicos y tecnológicos con la educación cívica y el acondicionamiento
físico de los jóvenes, con el fin de proporcionarles una formación
integral que les permita desempeñarse con éxito en el entorno laboral y asumir plenamente
sus responsabilidades en los diversos órdenes de la vida.
Las diferentes instituciones del subsistema (véase el cuadro “Principales instituciones
que imparten la educación media superior” que aparece antes en este mismo
capítulo) ofrecen programas agrupados por áreas ocupacionales, definidas con base
Matrícula de la educación media superior por subsistema
Ciclos escolares 1990-1991 a 2000-2001e
Ciclo escolar Bachillerato % Educación % Bachillerato % Total %
general profesional técnica tecnológico
1990-1991 1 291 664 61.5 378 894 18.0 429 962 20.5 2 100 520 100
1991-1992 1 267 588 59.3 410 900 19.2 457 706 21.5 2 136 194 100
1992-1993 1 278 080 58.7 410 205 18.8 488 940 22.5 2 177 225 100
1993-1994 1 307 010 58.2 406 479 18.1 530 645 23.7 2 244 134 100
1994-1995 1 352 881 57.7 407 079 17.4 583 517 24.9 2 343 477 100
1995-1996 1 409 948 57.8 387 987 15.9 640 741 26.3 2 438 676 100
1996-1997 1 507 028 57.8 383 760 14.7 715 311 27.5 2 606 099 100
1997-1998 1 579 519 58.2 390 828 14.4 743 550 27.4 2 713 897 100
1998-1999 1 642 734 58.6 392 812 14.0 769 988 27.4 2 805 534 100
1999-2000 1 717 808 59.4 374 845 13.0 800 193 27.6 2 892 846 100
2000-2001e 1 791 821 59.7 378 834 12.6 830 722 27.7 3 001 377 100
e estimado.
Fuente: SEP.
55
en las actividades productivas de la entidad federativa o de la región en la que están
instalados los centros de estudios. Entre otras, pueden mencionarse las siguientes
áreas: Químico-biológicas, Físico-matemáticas, Administrativo-sociales, o especialidades
en electricidad, máquinas-herramienta, construcción, confección de ropa. Esta
característica propicia el arraigo de los egresados en la región, además de brindarles
la seguridad de que podrán incorporarse al ámbito productivo en un corto plazo.
Destaca el crecimiento de la matrícula de la modalidad bivalente en la última década:
mientras que el bachillerato general aumentó 33.0 por ciento y el total del tipo
educativo 37.7 por ciento, el número de estudiantes atendidos por el bachillerato
tecnológico se incrementó 86.1 por ciento. Como resultado de esta evolución, su
participación en el total de la educación media superior pasó de 20.5 por ciento en
1990, a 27.6 por ciento en el ciclo académico 1999-2000.
CONCURSO DE INGRESO A LA EDUCACIÓN MEDIA SUPERIOR EN LA ZONA
METROPOLITANA DE LA CIUDAD DE MÉXICO
Con el propósito de propiciar la equidad en las oportunidades de acceso a la educación
media superior en el DF y su zona metropolitana, en 1996 se integró la Comisión
Metropolitana de Instituciones Públicas de Educación Media Superior (Comipems),
con la participación de nueve instituciones y dependencias del sector educativo.
En el seno de ésta se acordó la celebración del Concurso de Ingreso a la Educación
Media Superior en la Zona Metropolitana de la Ciudad de México, que permite ofrecer
a los egresados de secundaria de esta demarcación un lugar en alguno de los
planteles públicos de educación media superior de la misma zona, en función de sus
preferencias y con base en el resultado que obtengan en el examen único que se
aplica a todos los aspirantes.14 El examen mide las habilidades generales y los conocimientos
básicos que poseen los jóvenes egresados de secundaria que desean cursar
este tipo educativo. Mediante diversas estrategias, la Comipems difunde información
sobre las características de cada modalidad, de los planteles y de las
especialidades que ofrecen las instituciones públicas de educación media superior
ubicadas en la capital del país y su región aledaña. La comisión ha procurado simplificar
los trámites y reducir los costos para quienes presentan el examen.15
Por tratarse de un concurso unificado que permite convocar simultáneamente a
los interesados y evaluarlos en igualdad de condiciones y derechos, con un mismo
examen estandarizado en el que priva el criterio académico, se ha logrado una mayor
eficiencia en los procesos de selección de los estudiantes y de asignación de los
planteles, garantizando con todo ello la equidad en el acceso a este tipo educativo.
El concurso, además, ha permitido conocer mejor los niveles de aprovechamiento
de los egresados de secundaria de la capital del país y su zona conurbada; al mismo
tiempo, se han estrechado los mecanismos de colaboración y coordinación entre las
autoridades educativas de los gobiernos federal y del Estado de México, y de éstos
14 El examen no sustituye el
certificado de educación
secundaria, ya que la
posesión de éste es un
requisito indispensable
para tener derecho a
ingresar a la educación
media superior. De igual
modo, la presentación del
examen y la obtención de
más de 30 aciertos (de un
total de 128 reactivos) son
requisitos necesarios para
que el aspirante sea
asignado a alguna
institución.
15 Los aspirantes escogen las
opciones y las ordenan
según sus preferencias, a
partir de un repertorio
que cuenta con más de
260 planteles y más de 596
opciones educativas. Estas
opciones pueden
corresponder a un
bachillerato general, a
una carrera profesional
técnica o a un bachillerato
tecnológico.
56
con los rectores y directores de las instituciones públicas que imparten educación
media superior.
En el año 2000 se celebró por quinto año consecutivo el concurso y se estima que por
este medio alrededor de 200 mil jóvenes que hayan concluido su educación básica y
deseen seguir estudiando, tendrán un lugar en alguna institución pública de este nivel
en la capital del país. Es importante mencionar que las autoridades de educación de
diversas entidades federativas han adoptado mecanismos de evaluación y selección
similares a los del concurso en el tránsito hacia la enseñanza media superior.
Instituciones que integran la Comisión de Instituciones Públicas de Educación Media Superior
(Comipems)
Colegio de Bachilleres Colbach
Colegio Nacional de Educación Profesional Técnica Conalep
Dirección General de Educación Técnica Agropecuaria DGETA
• Centros de Bachillerato Tecnológico Agropecuario (CBTA, plantel Texcoco)
Dirección General de Educación Tecnológica Industrial DGETI
• Centros de Bachillerato Tecnológico, Industrial y de Servicios (CBTIS)
• Centros de Estudios Tecnológicos, Industriales y de Servicios (CETIS)
Dirección General del Bachillerato
• Centros de Estudios de Bachillerato (CEB) DGB
Instituto Politécnico Nacional IPN
• Centros de Estudios Científicos y Tecnológicos (CECyT)
• Centro de Estudios Tecnológicos (CET)
Secretaría de Educación, Cultura y Bienestar Social
del Gobierno del Estado de México SECyBS
• Centros de Bachillerato Tecnológico (CBT)
• Colegio de Bachilleres del Estado de México (Cobaem)
• Colegio de Estudios Científicos y Tecnológicos del Estado de México (CECyTEM)
• Colegio Nacional de Educación Profesional Técnica
• Escuela Superior de Comercio
• Preparatorias Anexas a las Escuelas Normales
• Preparatorias Oficiales
Universidad Autónoma del Estado de México UAEM
• Escuela Preparatoria (plantel Texcoco)
Universidad Nacional Autónoma de México UNAM
• Colegio de Ciencias y Humanidades (CCH)
• Escuela Nacional de Estudios Profesionales Iztacala (Técnico en Enfermería)
• Escuela Nacional Preparatoria
• Facultad de Estudios Superiores Zaragoza (Técnico en Enfermería)
Fuente: Comisión Metropolitana de Instituciones Públicas de Educación Media Superior.
57
Los resultados del concurso se dan a conocer mediante estrategias de difusión a
las que todos los aspirantes pueden tener acceso: la Gaceta de Resultados se adquiere
en puestos de periódicos –los tirajes durante 1998 y 1999 fueron de 250 mil ejemplares
en cada ocasión–; los servicios de orientación telefónica Orientatel y Telsep
proporcionan atención personal a quien lo solicite; en internet, que se empleó por
primera vez en 1998 para este propósito, se incorporaron los resultados del concurso
en la página electrónica de la SEP. Existen también módulos de orientación instalados
especialmente para proporcionar información detallada sobre los resultados del
concurso16 y los procesos de inscripción y para aclarar dudas a los concursantes, los
padres de familia y el público en general, en horarios de atención de 8:00 a 17:00
horas.17 Algunas estaciones de radio, desde las primeras horas de transmisión del día
siguiente a la aplicación del examen, dan a conocer a los radioescuchas los resultados
del concurso.
Con base en las recomendaciones de la Comipems, desde 1997 la Secretaría de
Educación Pública y la Secretaría de Educación, Cultura y Bienestar Social del Gobierno
del Estado de México ofrecen, en forma gratuita, un curso para los aspirantes
que no alcanzan los 31 aciertos en el examen de ingreso y que desean mejorar sus
aptitudes y habilidades en matemáticas y en el uso del español. En octubre de 1999
comenzó el tercer curso, con duración de 23 semanas, y se impartió en seis planteles
distribuidos estratégicamente en la Zona Metropolitana de la Ciudad de México. Las
jornadas de estudio incluyen sesiones de orientación educativa que facilitan la toma
de decisiones por parte de los jóvenes y favorecen la reflexión sobre sus preferencias
vocacionales y su proyecto de vida en términos de educación y de trabajo. En esta
ocasión 313 alumnos –distribuidos en 14 grupos– reciben la atención de profesores
seleccionados por su capacidad y experiencia.
Por otra parte, cabe destacar que en el transcurso de los cuatro años previos, el
Centro Nacional de Evaluación (Ceneval) –institución no lucrativa dedicada a la investigación
y desarrollo de instrumentos de evaluación– ha sido el organismo designado
por la Comipems para efectuar el diseño y calificación del examen que presentan los
jóvenes aspirantes.18 De igual manera, cuando un aspirante solicita la revisión de la
calificación obtenida en el examen, esta instancia la lleva a efecto en presencia de
un familiar adulto y del solicitante, así como de un notario público y un auditor externo.
En 1999, después de que los aspirantes aprobados que contaban con su certificado
se inscribieron en los planteles que les fueron asignados, el Colegio de Bachilleres,
la DGETI y los Conalep del Distrito Federal y del Estado de México dieron a conocer el
número de lugares que aún se hallaban disponibles para los estudiantes de secundaria
que no contaron oportunamente con su certificado de estudios. Asimismo y de
manera conjunta, la DGETI y los Conalep referidos emitieron una convocatoria para
que los estudiantes que por diversas circunstancias no participaron en el examen o
16 En 1999 se instalaron 19
módulos de atención: 16
en el DF y tres en el Estado
de México.
17 Además de las acciones de
difusión puestas en
marcha en los años
anteriores, en 1999 se
instalaron un módulo
Comipems de consulta de
resultados –en la glorieta
del Metro Insurgentes– y
20 puntos de consulta
gratuita, distribuidos en la
Zona Metropolitana de la
Ciudad de México, por
acuerdo con la Unión de
Voceadores.
18 La Universidad Nacional
Autónoma de México ha
interrumpido en el año
2000 su relación con el
Ceneval, por lo que
realizará su propio
examen de selección. Esta
institución permanece
como miembro de la
Comipems.
58
Concurso de Ingreso a la Educación Media Superior de la Zona Metropolitana
de la Ciudad de México (1999)
Aspirantes registrados Total Porcentaje
Total de aspirantes registrados 247 691 100
• Registrados mientras estudiaban el tercer grado
de secundaria 199 583 80.6*
• Registrados que habían egresado de la secundaria
en años anteriores 48 108 19.4*
Por modalidad de secundaria de origen
• Provenientes de secundaria general 162 870 65.8
• Provenientes de secundaria técnica 69 277 28.0
• Provenientes de telesecundaria 7 176 2.9
• Provenientes de secundaria para trabajadores 3 476 1.4
• Provenientes de secundaria abierta 4 590 1.8
• No identificados 302 0.1
Por género
• Mujeres 121 875 49.2
• Hombres 125 816 50.8
* Cifras ajustadas que incluyen los casos sin certificado que se aclararon luego de publicar la Gaceta de Resultados.
Fuente: Comisión Metropolitana de Instituciones Públicas de Educación Media Superior.
Alumnos que presentaron el examen de ingreso Sustentantes Promedio de aciertos*
Total de sustentantes 241 995 66
• Egresados de escuelas particulares 10 872 81
• Egresados de escuelas públicas 230 843 66
• Sin identificación 280 71
Por modalidad de secundaria de origen
• Egresados de las modalidades escolarizadas 227 111 67
(secundarias generales y técnicas)
• Egresados de telesecundaria 6 934 57
• Egresados de secundaria para trabajadores 3 292 57
• Egresados de modalidades abiertas 4 378 63
• Sin identificación 280 71
*De un total de 128 aciertos.
Fuente: Comisión Metropolitana de Instituciones Públicas de Educación Media Superior.
59
Asignación de aspirantes Aspirantes asignados Porcentaje del total asignado
Total de asignación 203 549* 100.0
Según la institución asignada
• Colbach 38 764 19.0
• Conalep (incluye DF y Estado de México) 27 586 13.6
• DGB 1 510 0.7
• DGETA 286 0.14
• DGETI 41 323 20.3
• IPN 25 525 12.5
• SECyBS 32 083 15.8
• UAEM (Texcoco) 859 0.4
• UNAM 35 613 17.5
Por el grado de preferencia
En su primera preferencia 90 397 44.4
Entre su 2ª y 5ª preferencias 80 226 39.4
En una preferencia posterior 21 400 10.5
En la fase de CDO 11 526 5.7
Por género
• Mujeres que obtuvieron un lugar en el concurso 103 043 50.6
• Hombres que obtuvieron un lugar en el concurso 100 506 49.4
*Cifra ajustada con posteridad a la publicación de la Gaceta de Resultados, luego de haber asignado a aspirantes cuyo resultado fue
CDO (con derecho a escoger otras opciones) y de haber hecho aclaraciones de aspirantes sin certificados.
Fuente: Comisión Metropolitana de Instituciones Públicas de Educación Media Superior.
lo hicieron pero no obtuvieron más de 30 aciertos, pudieran presentar nuevamente
un examen de ingreso a dichas instituciones.
COORDINACIONES ESTATALES PARA LA PLANEACIÓN Y PROGRAMACIÓN DE LA
EDUCACIÓN MEDIA SUPERIOR (CEPPEMS)
Con el propósito de impulsar la educación media superior en todo el país, aprovechar
los recursos disponibles y garantizar la pertinencia de los servicios educativos,
a partir de 1997 las Coordinaciones Estatales para la Planeación y Programación de
la Educación Media Superior reactivaron sus funciones.
Las CEPPEMS promueven la participación colegiada de diversas instituciones federales,
estatales, autónomas y privadas que imparten la educación media superior en
las entidades federativas, generan espacios para la discusión y definición de políticas
y acciones integrales en el ámbito estatal que vinculan este tipo educativo con las
60
características y exigencias del desarrollo regional, y realizan funciones de coordinación
entre los diferentes subsistemas y modalidades de la educación media superior.
La operación de las comisiones está a cargo de la autoridad educativa de cada
estado y con frecuencia incorpora a los organismos descentralizados estatales responsables
de la construcción de espacios educativos así como a representantes del
sector productivo; de esta manera, las autoridades locales pueden planear y organizar
el crecimiento de la educación media superior del que son responsables. Esta
acción ha permitido ampliar la oferta educativa, ofrecer un servicio más pertinente
para las necesidades locales y regionales, y avanzar hacia una planeación más sistemática
de la educación media superior en todo el país.
Con base en las recomendaciones de las CEPPEMS, los gobiernos estatales solicitan
apoyo federal para la ampliación de los planteles existentes o para la creación de
otros nuevos. La SEP analiza las necesidades y los requerimientos para otorgar el
apoyo a las entidades federativas, sobre la base de los flujos de egreso de secundaria
en las zonas para las que se proponen los planteles y la oferta de educación media
superior disponible y dictamina si se justifica la creación de nuevos planteles o la
ampliación de los servicios. La secretaría no otorga apoyos que no sean solicitados
expresamente por parte de los gobiernos de los estados.
En 1999, entidades como Aguascalientes, Chiapas, Chihuahua, Guanajuato, Hidalgo,
Michoacán, Morelos, Nuevo León, Quintana Roo, San Luis Potosí, Sonora, Tabasco
y Tlaxcala destacaron por las acciones que en materia de planeación, coordinación y
evaluación de los servicios de este tipo educativo emprendieron las CEPPEMS. En el
mismo año, las comisiones de los estados de Baja California Sur, Campeche, Coahuila,
Colima, Durango, Jalisco, Oaxaca, Sinaloa y Tamaulipas se concentraron en la realización
de acciones de coordinación institucional, en tanto que en Baja California,
Guerrero, Estado de México, Nayarit, Puebla, Querétaro, Veracruz, Yucatán y Zacatecas
no se registró actividad alguna por parte de las respectivas comisiones debido, fundamentalmente,
al cambio de autoridades gubernamentales o educativas.
5.6 EDUCACIÓN SUPERIOR
Las funciones primordiales de la educación superior se refieren a la formación
profesional en los distintos campos de la ciencia, la tecnología, la docencia
y la investigación; la extensión de los beneficios de la educación y la
cultura al conjunto de la sociedad, también se considera parte de estas funciones. En
México, la educación superior es impartida por cuatro tipos de instituciones: universidades,
institutos tecnológicos, escuelas normales y universidades tecnológicas.
Comprende los niveles de técnico superior universitario o profesional asociado, li61
cenciatura y posgrado (especialidad, maestría y doctorado). La acreditación de estudios
de educación media superior es requisito para cursar la educación superior en
los niveles de técnico superior universitario y licenciatura.
Algunas instituciones adscritas a diversas dependencias del sector público distintas
de la SEP ofrecen cursos especializados en este nivel en las áreas militar, naval,
agropecuaria, de salud y de relaciones exteriores.
En la actualidad, este tipo educativo ofrece una gran variedad de opciones para el
estudiantado. Conforme a su régimen jurídico, los planteles de educación superior
pueden ser universidades públicas autónomas, instituciones de educación superior
públicas estatales o federales e instituciones particulares. La autonomía de la que
goza la mayor parte de las universidades públicas es una facultad otorgada por el
Congreso de la Unión o los congresos de los estados.
Las escuelas normales y los institutos tecnológicos públicos pueden ser de carácter
federal o estatal, y sus autoridades son designadas por el nivel gubernativo correspondiente.
Las universidades tecnológicas cuentan con una junta directiva que nombra
al rector.19
Las universidades públicas autónomas tienen el derecho de designar a sus autoridades
y de organizarse internamente, sujetándose a una ley orgánica aprobada por
el congreso federal o estatal. A su vez, gozan de libertad de cátedra y designan a su
personal académico; expiden certificados, grados o títulos, y otorgan validez a los
estudios realizados en otros establecimientos nacionales y del extranjero. Con base
en sus normas, reconocen o incorporan los estudios de bachillerato o licenciatura
impartidos en las instituciones particulares; asimismo, administran libremente su
patrimonio y determinan su presupuesto.20
Es importante mencionar que la educación superior procura una formación integral
que busca satisfacer las aspiraciones individuales de los estudiantes al tiempo
que responde a las necesidades del país. La formación de tipo superior, además,
facilita el desempeño de sus egresados en un ámbito laboral que se caracteriza por
su complejidad, diversidad y dinamismo.
La atención a este tipo educativo ha sido siempre una preocupación central del
gobierno de la República. En los últimos años, además de ampliar la oferta para
satisfacer la demanda creciente, se ha buscado mejorar la calidad de los servicios
que se proporcionan y avanzar hacia una atención cada vez más pertinente y vinculada
con las necesidades del país.
Se estima que en el transcurso de la década se incrementó 56 por ciento la matrícula
de la educación superior, lo que significa que al final del ciclo escolar 1999-2000
se habrá atendido a 710 736 estudiantes más que en el periodo 1990-1991. La matrícula
actual ha rebasado la cifra de 1.9 millones de estudiantes, 83 por ciento de los
cuales cursa estudios de licenciatura,21 11 por ciento recibe educación normal y seis
por ciento realiza estudios de posgrado.22 Este aumento es resultado del crecimiento
19 Todas las universidades
tecnológicas en el país son
públicas.
20 Los ingresos de las
universidades públicas
autónomas provienen, en
gran medida, del gobierno
federal y de los gobiernos
estatales.
21 Equivalente al nivel 6 de
la Clasificación
Internacional
Normalizada de la
Educación (CINE) de la
UNESCO (1997).
62
demográfico, de la mayor cobertura de la educación básica y la media superior, del
interés de las personas por mejorar sus niveles de preparación y de los esfuerzos
realizados por los gobiernos federal y estatales, así como por los particulares, para
ampliar la oferta de opciones educativas para los egresados de la educación media
superior.
Se espera que en el periodo académico 2000-2001 la matrícula de este tipo educativo
supere los dos millones de alumnos, lo que significa que la meta establecida al
principio de la administración (1.8 millones de alumnos) quedará rebasada en poco
más de 15 por ciento al concluir este año.
El posgrado es el nivel de educación superior que observa el mayor dinamismo. En
10 años, la matrícula del nivel se ha incrementado 157.3 por ciento, lo que significa
que se atiende a 72 200 estudiantes más que en 1990. Este crecimiento se atribuye a
la mayor demanda e interés de la población por este tipo de estudios, al apoyo otorgado
a los docentes de educación superior para que completen o amplíen su preparación,
y a la concurrencia de los particulares en la prestación de estos servicios
educativos.
La participación de las instituciones públicas en el tipo superior en el periodo 1999-
2000 es de 69.7 por ciento, en tanto que la del sector privado es de 30.3 por ciento;
cabe señalar que al inicio de la década la participación de los particulares en educación
superior fue de 19 por ciento. Con el aumento de la oferta de los particulares, las
instituciones públicas están en condiciones de ofrecer un mayor número de lugares
a quienes, siendo buenos estudiantes, no cuentan con los recursos suficientes para
sufragar sus estudios.
A su vez, la participación de las mujeres en la educación superior ha crecido casi
seis puntos porcentuales a lo largo de la década. Mientras que en el ciclo escolar
1990-1991 representaron 42.8 por ciento de la matrícula, para el ciclo lectivo 1999-
2000 alcanzaron 48.7 por ciento. Merece destacarse que en los niveles de licenciatura
y posgrado las mujeres han incrementado su participación en el mismo periodo
Matrícula de educación superior por género y por nivel educativo
1990-1991, 1994-1995, 1998-1999, 1999-2000 y 2000-2001e
(porcentajes)
1990-1991 1994-1995 1998-1999 1999-2000 2000-2001e
Mujeres Hombres Mujeres Hombres Mujeres Hombres Mujeres Hombres Mujeres Hombres
Licenciatura 41.0 59.0 45.1 54.9 46.5 53.5 47.0 53.0 47.2 52.8
Normal 65.0 35.0 64.3 35.7 64.7 35.3 64.9 35.1 65.2 34.8
Posgrado 33.5 66.5 39.0 61.0 42.1 57.9 42.8 57.2 44.3 55.7
Total 42.8 57.2 46.7 53.3 48.3 51.7 48.7 51.3 48.9 51.1
e estimado.
Fuente: SEP.
22 Equivalente al nivel 7 de
la Clasificación
Internacional
Normalizada de la
Educación (CINE) de la
UNESCO (1997).
63
en seis y 9.3 puntos porcentuales, respectivamente, en tanto que en la educación
normal el predominio de las mujeres se ha mantenido relativamente estable.
La diversificación de los servicios de educación superior ha sido una preocupación
central de las autoridades en los últimos años. Se busca contribuir a que los jóvenes
encuentren opciones de formación profesional que satisfagan sus intereses y necesidades
y les permitan una incorporación ventajosa al ámbito laboral. En 1994, el país
contaba con 120 institutos tecnológicos y siete universidades tecnológicas; en el transcurso
de la administración y antes de finalizar el año 2000 se habrán creado 69 nuevos
institutos y 37 universidades de este tipo;23 cabe mencionar que en el mismo
periodo algunas universidades autónomas estatales incrementaron el número de
alumnos en estudios superiores en más de 50 por ciento.
En enero de 1997 se inició la operación del Programa para la Normalización de la
Información Administrativa, con el fin mejorar la eficiencia de las instituciones de
educación superior. El propósito que persigue esta iniciativa es implantar en estas
instituciones un sistema integral de información administrativo-financiera que, además
de ser común a todas ellas, facilite la obtención de datos con un alto grado de
especificidad sobre el uso de los recursos de la institución. El programa, asimismo,
establece métodos para determinar costos unitarios de programas y proyectos académicos
bajo un enfoque compatible con los estándares internacionales en la materia.
UNIVERSIDADES
En la actualidad, existen en el país 43 universidades públicas (estatales y federales);
éstas concentran 43.9 por ciento de la matrícula de educación superior y 63.1 por
ciento del total de los estudiantes de las instituciones públicas de este tipo educativo.
La matrícula de las universidades autónomas está creciendo a un ritmo moderado,
en virtud de que en muchas de ellas se considera que ya alcanzaron el volumen de
estudiantes deseado. En su mayor parte, la demanda adicional de educación supe-
Matrícula de educación superior
1994-1995 a 2000-2001e
(miles de alumnos)
Tipo 1994-1995 1995-1996 1996-1997 1997-1998 1998-1999 1999-2000 2000-2001e
Normal 137.3 160.0 188.4 206.3 210.5 215.5 213.8
Licenciatura
y Técnico
Superior
Universitario 1 217.1 1 295.0 1 329.7 1 414.1 1 516.2 1 629.2 1 733.0
Posgrado 66.0 77.8 94.3 107.1 111.2 118.1 126.7
Total 1 420.4 1 532.8 1 612.4 1 727.5 1 837.9 1 962.8 2 073.5
e estimado
Fuente: SEP.
23 En este total se incluyen
las instituciones de nueva
creación señaladas en el
Programa del Sector
Educativo 2000: 10 nuevos
institutos tecnológicos y
seis universidades
tecnológicas. Cabe
destacar que en el
Programa de Desarrollo
Educativo 1995-2000 se
estableció el compromiso
de contar con 42
universidades
tecnológicas antes de
finalizar el año 2000, por
lo que la meta propuesta
al inicio de la
administración ha
quedado rebasada.
64
rior se orienta a instituciones de menor tamaño, con potencial de crecimiento y mayor
vinculación con el entorno (como es el caso de las universidades tecnológicas).
La Asociación Nacional de Universidades e Instituciones de Enseñanza Superior
(ANUIES) agrupa los diferentes programas de tipo superior en seis áreas: ciencias
agropecuarias, ciencias de la salud, ciencias naturales y exactas, educación y humanidades,
sociales y administrativas, e ingeniería y tecnología. Durante el ciclo académico
1999-2000 destaca el incremento de la matrícula en todas las ramas de la ciencia.
El estudiantado de las áreas sociales y administrativas aumentó 6.9 por ciento en
relación con el ciclo educativo 1998-1999, en tanto que en el área de ingeniería y
tecnología la matrícula creció en el mismo periodo 7.3 por ciento y en la de ciencias
Matrícula de educación superior: normal, licenciatura y posgrado
1998-1999 y 1999-2000
(miles de alumnos)
Variación
Institución 1998-1999 1999-2000 Absoluta Relativa (%)
Total públicas 1 315.6 1 367.1 51.5 3.9
Universidades públicas 830.4 862.0 31.6 3.8
estatales y federales1
Institutos Tecnológicos2 266.4 273.6 7.2 2.7
Universidades Tecnológicas 20.6 29.8 9.2 44.7
Normales 142.2 137.1 -5.1 -3.6
Otras IES3 56.0 64.6 8.6 15.4
Total privado 522.3 595.7 73.4 14.1
Total superior 1 837.9 1 962.8 124.9 6.8
1 Se incluyen las UPES, UPEAS, UNAM, UAM y UPN.
2 Se incluyen los institutos tecnológicos, agropecuarios, forestales, del mar y el IPN.
3 Se incluyen el INAH, INBA y las secretarías de la Defensa Nacional y de Marina, entre otras.
Fuente: SEP.
Distribución de la matrícula de educación superior por ramas de la ciencia1
1997-1998 a 1999-2000
(miles de alumnos)
Áreas 1997-1998 % 1998-1999 % 1999-2000 %
Naturales y exactas 46.3 3.3 49.5 3.2 52.1 3.2
De la salud 126.9 9.0 134.0 8.8 146.3 9.0
Agropecuarias 40.7 2.9 43.0 2.8 45.4 2.8
Sociales y administrativas 710.6 50.2 755.2 49.8 807.6 49.6
Ingeniería y tecnología 430.5 30.4 468.1 30.9 502.5 30.8
Educación y humanidades 59.1 4.2 66.4 4.4 75.3 4.6
Total 1 414.1 100.0 1 516.2 100.0 1 629.2 100.0
1 No incluye educación normal ni posgrado.
Fuente: SEP.
65
de la salud, 9.2 por ciento. Las áreas de ingeniería, junto con las ciencias sociales y
administrativas, agrupan más de 80 por ciento de la demanda atendida en el tipo
superior, que en el periodo señalado representa un total de 1 310 014 estudiantes.
El aumento en el número de programas de técnico superior universitario o profesional
asociado, el crecimiento de la matrícula de las distintas ramas de la ciencia y
la vinculación con los sectores productivos y de servicios han permitido que las instituciones
de educación superior avancen hacia la conformación de estructuras
curriculares más pertinentes y emprendan procesos internos de renovación, reorganización
y modernización de la gestión que llevan a cabo. Estas transformaciones se
manifiestan en la creación de 56 programas de profesional asociado en las universidades
públicas estatales durante el periodo escolar 1998-1999; tradicionalmente, estas
universidades sólo ofrecían programas de licenciatura o posgrado.
Los esfuerzos realizados para lograr una distribución regional más equilibrada de
este tipo educativo han propiciado que, a la fecha, alrededor de 80 por ciento de los
estudiantes realicen sus estudios superiores en las diferentes entidades federativas
de la República, mientras que en 1970 la capital del país atendía 50.9 por ciento de la
matrícula total.
Por otra parte, las decisiones que corresponden al gobierno interno de las instituciones
universitarias autónomas se toman con independencia del sector público. La
Secretaría de Educación Pública propicia la coordinación y el diálogo respetuoso con
las instituciones autónomas, con el propósito de mejorar la calidad académica, diversificar
la matrícula y alentar la incorporación de los jóvenes graduados al mundo
laboral en condiciones favorables para su desarrollo profesional y personal.
La educación abierta y a distancia, así como el uso de los medios electrónicos para
ampliar la cobertura de la educación universitaria, se han intensificado en los últimos
años; con ello se facilita, además, la formación de las personas a lo largo de la
vida.
INSTITUTOS TECNOLÓGICOS
Los estudiantes de las instituciones de educación tecnológica reciben una formación
teórico-práctica de carácter integral que busca dar respuesta a los retos y exigencias
de los sectores productivos y de servicios. Para esta modalidad educativa, el país
cuenta con el Instituto Politécnico Nacional (IPN) y 189 institutos tecnológicos distribuidos
en todo el territorio nacional.24
El crecimiento de la matrícula de la educación tecnológica en los últimos años se
atribuye, en buena medida, a la creación de los institutos tecnológicos. Estas instituciones
de educación superior promueven la formación de profesionales con mentalidad
emprendedora y capacidad para apoyar el establecimiento de nuevas empresas
en las diferentes regiones del país. En 1998, los institutos cumplieron 50 años
formando profesionales que han contribuido al desarrollo nacional.
24 Por sus características, las
universidades
tecnológicas se
consideran aparte.
66
En el ciclo escolar 1997-1998 se conformó un sistema federal de cobertura nacional,
estructurado por órganos administrativos desconcentrados, organismos descentralizados
y dependencias centralizadas. Al mismo tiempo, se ha promovido la modalidad
de educación abierta como una alternativa más para los estudiantes.
En su mayor parte, la educación tecnológica está adscrita al ámbito federal; sin
embargo, los institutos tecnológicos de nueva creación surgen como organismos
descentralizados de los gobiernos estatales, con el apoyo de la federación. Las carreras
que ofrecen están en consonancia con los requerimientos de los sectores
agropecuario, forestal, marino o dulce-acuícola del país. Los posgrados, además, se
ajustan a los criterios de calidad establecidos por el Consejo Nacional de Ciencia y
Tecnología (Conacyt). Cabe destacar que en los últimos años se ha dotado a estas
instituciones de mayor infraestructura y de la flexibilidad necesaria para abrir o cerrar
las opciones de acuerdo con las necesidades de desarrollo regional y nacional,
previa valoración y aprobación de las Comisiones Estatales para la Planeación de la
Educación Superior.25
En 1993 comenzó la reforma académica de los institutos con el fin de que los
egresados posean una especialidad y al mismo tiempo adquieran conocimientos y
habilidades que les permitan moverse con facilidad en un amplio espectro de trabajo.
En 1994, el número de carreras de licenciatura ofrecidas en los institutos tecnológicos
se redujo de 55 a 17, que son las que actualmente se imparten. En el nivel de
posgrado, los institutos ofrecen especializaciones, maestrías y doctorados: 42 programas
en total. Cabe destacar que a la fecha los institutos tienen registrados 12
programas de posgrado en el Padrón de Excelencia del Conacyt.26
Por otra parte, los Institutos Tecnológicos Agropecuarios y el Instituto Tecnológico
Forestal ofrecen cinco carreras cuyo objetivo es que los estudiantes adquieran los
conocimientos necesarios para elevar la productividad y mejorar los sistemas de
transformación, industrialización y servicios en el sector rural. Estos institutos cuentan,
además, con cinco Coordinaciones de Investigación de Graduados en Docencia
Agropecuaria y nueve maestrías en el área de ciencias agropecuarias, de las cuales
tres tienen registro en el Padrón de Programas de Maestrías de Excelencia del Conacyt.
De igual manera, los Institutos Tecnológicos del Mar (Itmar) ofrecen nueve carreras
de licenciatura con 27 especialidades, dos carreras de técnico superior universitario
y tres programas de posgrado en el nivel de maestría. La formación que estas
instancias educativas proporcionan permite a los egresados generar proyectos, técnicas
y equipo para la explotación de los recursos marinos y dulce-acuícolas del
país.
Además de los programas regulares de licenciatura y posgrado, los Itmar ofrecen
nuevos programas de tres años de duración: las especialidades de buceo industrial y
buceo deportivo. Esta alternativa favorece una rápida salida al mercado de trabajo y
abre la posibilidad de continuar estudios superiores al egresado que así lo requiera.
25 Para mayor información
sobre las actividades que
realizan estas comisiones,
véase el apartado
correspondiente en este
mismo capítulo.
26 Se refiere a los institutos
tecnológicos coordinados
por la Dirección General
de Institutos Tecnológicos
(DGIT).
67
El IPN es un organismo público desconcentrado de la Secretaría de Educación Pública,
creado por el gobierno de la República con el propósito de contribuir al desarrollo
social, económico, científico y cultural del país. Esta institución forma recursos
humanos altamente calificados –profesionales, académicos e investigadores– y
promueve el desarrollo de proyectos de investigación orientados a generar y divulgar
avances científicos y tecnológicos para el aprovechamiento óptimo de los recursos
nacionales. En este tipo educativo, el instituto ofrece 57 carreras; además cuenta
con 175 programas de posgrado, de los cuales 77 están registrados en el Padrón de
Excelencia del Conacyt.
EDUCACIÓN NORMAL
Este subsistema se integró a la educación superior desde 1984, al elevarse al grado
de licenciatura los estudios de educación normal.
El principal objetivo de las escuelas normales es la formación de docentes en los
niveles y modalidades de la educación básica. En México, se ofrecen las licenciaturas
en educación preescolar, primaria y secundaria, así como educación especial y
educación física, y diversas opciones de posgrado. En la prestación de estos servicios
participan las escuelas normales de la Secretaría de Educación Pública, de los gobiernos
estatales, de los particulares y la Universidad Pedagógica Nacional.
En 1996 se puso en marcha el Programa para la Transformación y el Fortalecimiento
Académico de las Escuelas Normales, con el propósito de elevar la calidad de
los servicios que se imparten.27
Este nuevo esquema busca en el mediano y largo plazos el arraigo de los futuros
maestros en las regiones de adscripción, formar educadores con verdadera vocación
y equilibrar la planta docente en términos generacionales.
La matrícula de la educación normal se ha incrementado en 106 500 estudiantes
en el transcurso de la década, al pasar de 109 mil alumnos en el periodo escolar
1990-1991 a más de 215 mil en el ciclo académico 1999-2000, lo que significa un
Distribución de la matrícula de la licenciatura en educación normal
por tipo de servicio
1994-1995 a 2000-2001e
(miles de alumnos)
Tipo de servicio 1994-1995 1995-1996 1996-1997 1997-1998 1998-1999 1999-2000 2000-2001e
Licenciaturas en:
Educación preescolar 24.1 28.6 29.3 30.8 31.4 31.2 31.0
Educación primaria 41.8 48.7 47.6 50.6 50.8 50.6 50.2
Educación secundaria 56.3 66.0 93.7 106.2 109.1 114.4 113.5
Educación especial 6.9 7.4 8.4 9.2 9.2 9.6 9.5
Educación física 8.2 9.3 9.4 9.5 10.0 9.8 9.7
Total 137.3 160.0 188.4 206.3 210.5 215.6 213.9
e estimado.
Fuente: SEP.
27 Para mayor información,
véase el apartado sobre
apoyos al magisterio de
educación básica, en el
capítulo 12, “Personal
docente”, de este Perfil.
68
incremento de 97.7 por ciento. Cabe destacar que el número de estudiantes matriculados
en la licenciatura de educación secundaria en el ciclo 1999-2000 representa 53
por ciento de la matrícula de este subsistema educativo.
Las autoridades educativas de los estados son responsables de definir sus políticas
para la contratación de los egresados de sus respectivas escuelas normales, ya sea
para cubrir vacantes o para ampliar la cobertura de los servicios de educación básica
en los niveles y localidades donde esto se requiera. Por ello, las autoridades estatales
deben prever con toda oportunidad las necesidades de personal docente para los
diversos niveles y tipos de enseñanza básica en su entidad.
UNIVERSIDADES TECNOLÓGICAS
Las universidades tecnológicas son organismos públicos descentralizados de los gobiernos
estatales, creados en 1991 con el fin de diversificar las opciones educativas
de nivel superior y responder a las necesidades de cada región del país mediante
programas de duración corta y de alta calidad profesional, que atiendan los requerimientos
del desarrollo regional. Su creación es resultado de un convenio de
corresponsabilidad de los niveles de gobierno federal y estatal, con la participación
de representantes de los empresarios locales; ello ha permitido que estas instituciones
se adecuen a las necesidades de la zona y tengan un impacto favorable en el
desarrollo de la misma. Estas instituciones ofrecen a los estudiantes 21 carreras con
programas que se cursan en dos años; al término de sus estudios, los egresados obtienen
el grado de técnico superior universitario.28
El modelo curricular de estas universidades tiene el propósito de favorecer la permanencia
de los jóvenes en su lugar de origen y su integración subsecuente al mercado
laboral. Los estudiantes egresan con mayores posibilidades de empleo en la
zona donde habitan y reciben una formación integral y una educación tecnológica
especializada; los conocimientos y habilidades adquiridos ponen a los egresados en
condiciones de participar en el desarrollo tecnológico del país y de completar posteriormente
estudios superiores –de nivel licenciatura o posgrado– en otras instituciones
de educación superior.
En el transcurso de nueve años se han creado 38 universidades tecnológicas y antes
de finalizar el año 2000 se espera la apertura de seis más, de modo que el país
contará con 44 de estas instituciones distribuidas en 24 entidades federativas, que
tendrán la capacidad para proporcionar educación superior tecnológica a 50 mil estudiantes.
En el periodo académico 2000-2001, se estima que la matrícula de este
subsistema aumente en 10 108 alumnos en relación con el ciclo educativo 1999-2000,
cifra que equivale a un incremento de casi 34 por ciento en tan sólo un año. El crecimiento
esperado responde a la decisión del gobierno federal de extender estos servicios
y a los esfuerzos realizados por los gobiernos estatales para satisfacer la demanda
en expansión.
28 Equivalente al nivel 5-B
de la Clasificación
Internacional
Normalizada de la
Educación (CINE) de la
UNESCO (1997).
69
La vinculación que estas instituciones de educación superior establecen con la
industria local se concreta de diversos modos. Los estudiantes reciben parte de su
entrenamiento en las empresas, y las universidades consultan continuamente a estas
unidades productivas en sus decisiones sobre asuntos curriculares. Como resultado
de esta integración, en algunos casos la demanda del mercado laboral de recursos
humanos educados en estos planteles es superior al número de egresados. En
promedio, 70 por ciento del tiempo de estudio en estas instituciones se orienta a la
formación práctica de los estudiantes. En los cursos que se imparten en las universidades
tecnológicas es notable el carácter intensivo de la formación que reciben los
educandos.
Por otra parte, en los últimos años se ha conseguido una mayor articulación entre
las universidades tecnológicas y otras instituciones de tipo superior con el fin de
propiciar el tránsito de los estudiantes entre diversas escuelas, niveles y modalidades.
Se espera que esta iniciativa contribuya a facilitar la incorporación de los
egresados de las diversas modalidades al ámbito laboral y aliente a un número mayor
de estudiantes a cursar y culminar grados superiores de educación.
Como resultado de la coordinación entre las universidades tecnológicas y los institutos
tecnológicos, en la actualidad los egresados de las primeras pueden cursar y
completar una licenciatura en los institutos al aprobar las asignaturas requeridas.
Además, los estudiantes de los institutos tecnológicos –u otra institución que ofrezca
esta posibilidad– que por alguna circunstancia no deseen concluir su licenciatura
pueden ingresar a algún programa de las universidades tecnológicas, en donde se
les reconocen las materias cursadas y, para obtener el grado de técnico superior
Universidades tecnológicas por año de creación (1991-2000)
1991 Aguascalientes, Nezahualcóyotl, Tula Tepeji.
1994 Norte de Guanajuato, Querétaro, Puebla, Fidel Velázquez.
1995 Coahuila, León, Tulancingo.
1996 Huasteca Hidalguense, Tabasco, Tecámac, Tecamachalco, Tlaxcala, Valle del
Mezquital.
1997 Campeche, Chiapas, San Luis Potosí, Sur del Estado de México, Cancún, Costa
Grande, Sierra Hidalguense, Izúcar de Matamoros.
1998 Guadalajara, Piedras Negras, Torreón, Santa Catarina, Escobedo, Hermosillo,
Sudoeste de Guanajuato, San Juan del Río, Nogales, Tijuana, Zacatecas,
Huejotzingo.
1999 Mérida, Ciudad Juárez.
2000 Tamaulipas Norte, Emiliano Zapata (Morelos), Morelia, Chihuahua, Regional del
Sur (Yucatán) y Universidad del Norte (Aguascalientes).
Fuente: Coordinación General de Universidades Tecnológicas. SEP.
70
universitario, sólo cursan las asignaturas que les hagan falta de acuerdo con el programa
de la especialización que hayan elegido.29
ACREDITACIÓN DE LOS ESTUDIOS SUPERIORES
Todas las instituciones de educación superior del país exigen a los jóvenes que desean
cursar el nivel, haber concluido el bachillerato; sin embargo, no existe un patrón
único de requisitos que uniforme los criterios para el ingreso de los aspirantes.30
Otras instituciones, incluyendo algunas que cuentan con su propio bachillerato,
aplican exámenes de ingreso a todas las personas que aspiran a cursar estudios superiores.
Los exámenes de ingreso son, por lo general, pruebas de conocimientos
generales y específicos del área elegida. En ciertos casos, incluyen pruebas de aptitud
o de capacidad intelectual. Los exámenes de selección permiten ubicar a los
alumnos en función de su desempeño y de acuerdo con el número de vacantes.
Para los estudios de licenciatura no existen formas homogéneas de organización
acadénúca, aun cuando la escuela y la facultad son la modalidad más frecuente. Las
escuelas y facultades reúnen en ocasiones más de un programa.31 También existen
planteles que han adoptado formas de organización departamental, si bien su número
es reducido.
Los estudios de posgrado se efectúan generalmente en escuelas, facultades o institutos
y la naturaleza de cada especialidad es la que determina los requisitos de ingreso,
permanencia y egreso de los estudiantes.
La duración de los estudios superiores varía entre las instituciones según el nivel y
el tipo de programas. La mayor parte de las escuelas o facultades de educación superior
organiza sus cursos en semestres o en trimestres. La autonomía académica de
que goza la mayoría de las instituciones y la libertad de cátedra de los maestros hace
posible la existencia de una amplia gama de formas de evaluación y calificación
escolar. En unos casos se opta por evaluaciones periódicas dentro de un ciclo escolar
–trimestral, semestral o anual– y en otros se realiza sólo una evaluación al finalizar
el ciclo. Muchas veces se presenta una combinación de calificaciones parciales con
calificaciones finales.
Para lograr la acreditación y certificación de acuerdo con el nivel y tipo de estudios
que cursan, los estudiantes deben sujetarse a los criterios de evaluación que estipule
la institución. Es común la aplicación de exámenes de conocimientos en sus más
variadas formas, con frecuencia complementada con la elaboración de diversos tipos
de material escrito y exposiciones orales por parte de los alumnos. En las opciones
tecnológicas, el desempeño práctico del alumno en ambientes de vinculación
con el trabajo suele tener un peso importante en la acreditación de los estudios.
En México, los estudiantes egresados de alguna institución de nivel superior obtienen
su título profesional por diferentes vías. Una buena parte de los centros de estudios
exige la elaboración de algún trabajo escrito –tesis, tesina o informes
29 De igual manera se están
estableciendo convenios
entre las universidades
tecnológicas y algunas
universidades autónomas,
lo que facilita que los
estudiantes de algunos de
los programas de estas
últimas puedan
incorporarse al mercado
laboral después de cursar
dos años de estudios
superiores, o bien, si así lo
desean, habiendo
obtenido previamente el
título de técnico superior
universitario o profesional
asociado, los egresados de
las primeras pueden
alcanzar grados más altos
como la licenciatura o el
posgrado.
30 Algunas de las
instituciones públicas que
imparten estudios de
educación media superior
ofrecen el llamado pase
automático para cursar
estudios de nivel
licenciatura; es decir, los
estudiantes que concluyen
de manera satisfactoria el
bachillerato en planteles
de la misma institución
ingresan directamente sin
mas límite que el cupo de
la escuela o de la facultad
seleccionada. En algunos
casos se exige un
promedio mínimo de
conclusión del
bachillerato para que los
estudiantes obtengan el
pase automático y relicen
la carrera o el programa
seleccionado. Esas
instituciones aplican
exámenes de admisión a
los estudiantes que
provienen de planteles de
educación media superior
que no forman parte de
las mismas.
31 Suele emplearse el
término facultad para
aquellos centros que
ofrecen carreras de
licenciatura y estudios de
posgrado.
71
monográficos sobre alguna experiencia profesional– que debe ser sometido a examen
ante un jurado específicamente designado para ello. En algunas instituciones,
se puede optar por someterse a un examen general de conocimientos profesionales.
Las instituciones de educación superior también exigen a los alumnos, como requisito
previo e indispensable para la presentación del examen profesional, por lo menos
la comprensión de lectura de uno o dos idiomas distintos del español.32
En general no existen fonnas homogéneas de clasificar las responsabilidades y
niveles del personal docente. Las políticas de contratación son diversas y las instituciones
poseen sus propios escalafones y tabuladores en los que establecen las categorías;
los requisitos para ingresar, permanecer y avanzar en la carrera académica,
y los tipos de contratación que pueden ser, a su vez, de tiempo completo, de medio
tiempo, de tiempo parcial o por horas.
La calificación académica del profesorado de educación superior en México ha
mejorado de manera notable, en buena medida debido a la aplicación del Programa
de Mejoramiento del Profesorado (Promep).33
COMISIONES ESTATALES PARA LA PLANEACIÓN DE LA EDUCACIÓN SUPERIOR
(COEPES)
En 1997, la SEP promovió la reactivación de las Comisiones Estatales para la Planeación
de la Educación Superior (Coepes) con la finalidad de asegurar que las instituciones
de este nivel educativo –federales, estatales, autónomas y privadas– se
integren a los planes y procesos de desarrollo económico y social de las diversas
regiones del país.
Desde entonces, los gobiernos y las autoridades educativas de cada estado han
ajustado la operación de las Coepes al ritmo que el desarrollo de la educación superior
requiere en el ámbito de su jurisdicción; asimismo, han avanzado progresivamente
en el análisis, e integración de estudios y propuestas respecto de la pertinencia
de su oferta educativa, de la demanda actual y futura de profesionales calificados,
y de las demandas y aspiraciones estudiantiles, así como de las necesidades de desarrollo
local y las oportunidades reales de empleo para los egresados de las diversas
instituciones.
Estas comisiones apoyan la planeación y la promoción del crecimiento de la educación
superior mediante la creación de nuevas carreras, especialidades o planteles,
o bien con la reorientación y diversificación de la oferta educativa para lograr una
mayor vinculación con los sectores sociales y productivos del país. El trabajo que
desarrollan las Coepes, además, ha permitido mejorar la infraestructura y el desempeño
de las instituciones que imparten educación superior.
Entre las iniciativas adoptadas por estas instancias durante los dos últimos años
destacan la creación de programas correspondientes al profesional asociado y el incremento
de programas de posgrado de alta calidad.
32 El inglés o el francés son
los más frecuentes.
33 Para mayor información,
veáse el capítulo 12,
“Personal docente”, de
este Perfil.
72
En cada entidad federativa, las Coepes están integradas por los rectores o los directores
de las universidades públicas estatales, las universidades tecnológicas, los
institutos tecnológicos, las instituciones privadas y las escuelas normales. También
forman parte de dichas comisiones los subsecretarios de educación superior (o su
equivalente), los representantes, de la SEP en el estado, así como los representantes
de los sectores social y empresarial; asimismo incorporan a los organismos descentralizados,
estatales responsables de la construcción de espacios educativos y a los
miembros de dependencias y organismos relevantes.
Los planes para el desarrollo de este tipo educativo se sustentan en la celebración
de convenios de coordinación entre los gobiernos estatales y federal, en los cuales se
establece la corresponsabilidad de aportar el 50 por ciento de los gastos de operación
que implique la apertura de nuevos servicios, previa consideración de los flujos educativos,
la correspondencia con las necesidades previsibles de la región y del estado,
y el análisis de los costos unitarios. Es importante señalar que la SEP no autoriza la
apertura de nuevos planteles de educación superior, programas o carreras cuyo impacto
en el desarrollo local no haya sido evaluado por la comisión estatal respectiva
y respaldado por un dictamen favorable de la misma.
Durante 1999, los estados de Aguascalientes, Chiapas, Chihuahua, Guanajuato,
Hidalgo, Michoacán, Morelos, Nuevo León, San Luis Potosí, Sonora y Tabasco presentaron
un importante grado de diversificación en las actividades de planeación y
coordinación interinstitucional emprendidas por las Coepes, entre las que destacan:
la integración de estudios de oferta y demanda educativas, la formulación de diagnósticos
sobre la cobertura y la vinculación de la educación superior con los sectores
productivo y de servicios, la elaboración de dictámenes de factibilidad para la creación
de nuevos espacios educativos, la coordinación para organizar eventos de distinta
naturaleza, y propuestas para la formación y actualización del personal docente
que labora en las instituciones de educación media superior.
En Campeche, Coahuila, Colima, Oaxaca, Sinaloa, Tlaxcala y Yucatán, las Coepes
se concentraron en las actividades de coordinación interinstitucional y en las propuestas
para mejorar la prestación de los servicios que ofrecen. En las entidades
federativas restantes se registró poca o nula actividad de las Coepes, debido, entre
otras causas, al cambio de administración de las autoridades gubernamentales o
educativas.
5.7 EDUCACIÓN PARA ADULTOS
En los últimos cuarenta años se han realizado importantes esfuerzos en el
país para ampliar la cobertura de los servicios educativo; un resultado de
ello es que los niveles de escolaridad de la población se han elevado y ha
73
disminuido el analfabetismo. Como ya se mencionó, las personas de 15 años y más
han cursado en promedio cerca de ocho grados y el índice de analfabetismo es de 10
por ciento. Entre los diversos grupos de la población hay grandes variaciones en
estos indicadores, que se explican por factores diversos, de los cuales el más relevante
es la edad. Se observa que las generaciones más jóvenes, inclusive en las comunidades
más apatadas, no carecen de instrucción.
En relación con la población de 65 años y más, la escolaridad promedio del grupo
de personas de entre 25 y 29 años de edad se multiplica tres veces. El analfabetismo
de la población de 25 años o menos desciende por debajo de cuatro por ciento y llega
a casi tres por ciento en la población femenina de 15 a 19 años, mientras que entre
las mujeres de la tercera edad la tasa de analfabetismo sube a más de 42 por ciento y
aumenta a 61.7 por ciento si se trata de mujeres mayores que habitan en localidades
con menos de 15 mil habitantes.
Estas diferencias a favor de la población joven pueden ser atribuidas a la expansión
de la cobertura de los servicios educativos de nivel básico y a que cada vez más
personas terminan sus estudios, particularmente en primaria y secundaria. Sin embargo,
aún existen núcleos de población que no saben leer ni escribir o presentan niveles
de escolaridad bajos y esto compromete a los distintos órdenes de gobierno –federal,
estatal y municipal– a realizar nuevas acciones que permitan a estas personas concluir
su educación obligatoria y adquirir mayores conocimientos y competencias.
Será necesario que las acciones en este ámbito se orienten a articular los programas
de atención a los adultos con procesos que favorezcan la adquisición de conocimientos
y competencias prácticas aplicables en la vida cotidiana; la revaloración de
la experiencia de los individuos ocupará, por este motivo, un papel central. Habrán
de explotarse nuevas fórmulas que permitan vincular efectivamente los requerimientos
de formación y capacitación de las personas jóvenes y adultas sin escolaridad
básica completa, con la oferta de servicios destinada a satisfacer esta demanda. Junto
con una mayor eficiencia en el número de jóvenes que egresan de secundaria,
esto permitirá abrir nuevas posibilidades de desarrollo a la población.
Conforme nuestra sociedad continúe avanzando hacia la modernidad y ello se traduzca
en la exigencia de mayores niveles de preparación y competencia de las personas,
la educación y formación laboral para adultos deberá reorientarse para constituir
una opción viable de educación permanente de los individuos, flexible y
adecuada a sus requerimientos.
LOS SERVICIOS DE EDUCACION PARA LOS ADULTOS
Desde principios de los años ochenta, el Instituto Nacional de Educación para los
Adultos (INEA) ha impartido servicios de educación básica –alfabetización, primaria,
secundaria– y capacitación no formal para el trabajo, a las personas mayores de 15
años que no cursaron estos estudios o bien los dejaron inconclusos por diversos
74
motivos. La prestación de este servicio se ha basado en un esquema de trabajo solidario
(no remunerado) de la sociedad. Con la transferencia de estos servicios educativos
a los estados de la República –proceso iniciado en 1998 y que culminará a finales
del año 2000– las entidades federativas asumen la responsabilidad de su operación
en sus respectivas demarcaciones, mientras que el INEA se constituye en organismo
normativo encargado de la promoción y evaluación de los servicios.34 Esto significa
que el INEA desarrollará estrategias de atención, modelos, programas y materiales
educativos, además de continuar con el control y supervisión de los sistemas de acreditación
y certificación de estudios en todo el país.
Alrededor de 2.5 millones de adultos fueron atendidos en 1999. De esta cifra, poco
más de 21 por ciento se benefició con cursos de alfabetización, más de la mitad recibió
educación primaria y secundaria, y una cuarta parte se incorporo a los cursos de
capacitación no formal para el trabajo.
Se estima que en el año 2000 poco más de 1.6 millones de adultos serán apoyados
por los programas de enseñanza básica. Por lo que respecta a la capacitación no
formal para el trabajo que tradicionalmente ha impartido el instituto35 el INEA promoverá
el ingreso de las personas interesadas a las instituciones del sector cuya
misión central sea impartir estos servicios. Se buscará que los servicios federalizados
de educación para adultos ofrezcan este tipo de cursos sólo como estrategia de apoyo
de los esfuerzos estatales que buscan la permanencia de los usuarios en los programas
de educación básica.
Con el fin de dar mayor coherencia a la oferta educativa y terminar con la segmentación
de los servicios, a partir de 1997 se articularon en un solo nivel de formación
básica para adultos los programas de alfabetización, primaria y secundaria. Como
resultado de esta medida, los educandos que concluyen su alfabetización paralelamente
aprueban la primera materia de primaria.
La marginación y lejanía de las comunidades, donde habita, en su mayor parte, la
población analfabeta, obstaculiza la adquisición de las habilidades de lectoescritura;
una dificultad adicional es la escasa disposición de muchas personas para participar
en los cursos que se ofrecen con este fin.36 Para mejorar la eficacia de los programas
de alfabetización, actualmente se diseñan estrategias que posibilitarán asociar este
servicio educativo con otras propuestas de carácter integral y dirigidas a combatir la
pobreza en el país. Destacan los acuerdos que se promueven con instituciones como
el Sistema Nacional de Desarrollo Integral de la Familia (DIF) y el Progresa.
En el medio indígena, la alfabetización adquiere un mayor grado de complejidad
debido a la diversidad de lenguas y la dispersión de los grupos étnicos en todo el
territorio nacional. Por este motivo, en 1997 se puso en marcha una estrategia orientada
a elevar la eficiencia y la calidad de la atención que se les brinda. Entre sus
elementos centrales destacan la elaboración de una nueva metodología de aprendizaje,
basada en el reconocimiento de la identidad y el comportamiento cultural de
34 Los gobiernos de 25
estados firmaron el
convenio mediante el cual
se transfieren los servicios
de educación para los
adultos a cada entidad;
algunos de ellos ya
establecieron los
organismos estatales
encargados de
proporcionar este servicio.
La entrega formal de las
delegaciones del INEA a los
estados comenzó en abril
del 2000 y se prevé
concluirla al finalizar el
año.
35 Se trata de cursos de
macramé, artesanias,
tejido, carpintería y
costura, entre otros.
36 Las condiciones de
marginación y lejanía que
padecen los analfabetas
influyen negativamente
sobre la disposición de las
personas a cursar estudios
de alfabetización, en
particular en los grupos
de edades más avanzadas.
Los ambientes poco
letrados que prevalecen
en sus lugares de
residencia no favorecen la
práctica de la
lectoescritura, de modo
que esta facultad cae en
desuso y puede, en casos
extremos, perderse
completamente.
75
esta población; la capacitación especializada en lengua indígena y en español de los
asesores educativos que apoyan el aprendizaje de los adultos;37 la formación y consolidación
en los estados de equipos técnicos encargados de la atención de estos grupos,
y el diseño de materiales de apoyo que incluyen contenidos regionales. Se estima
que en el año 2000, 66 mil indígenas participarán en los cursos de alfabetización
y que seis de cada 10 de ellos lograrán concluir satisfactoriamente su aprendizaje en
su lengua materna o en español.
NUEVA ESTRATEGIA DE OPERACIÓN DEL INEA
Desde 1998 comenzaron a funcionar nuevos sistemas educativos y de certificación
de estudios de las personas adultas que no tienen escolaridad o que no han terminado
su enseñanza básica. Por ejemplo, la eficiencia y las iniciativas de los asesores
educativos que apoyan el aprendizaje de los adultos en los denominados círculos de
estudio son retribuidas en función del número de personas que logran avanzar o
terminar satisfactoriamente su educación. En el sistema tradicional, por el contrario,
los pagos se efectúan de acuerdo con el número de personas atendidas. Se observa
que los ingresos más altos y la valoración más adecuada del esfuerzo que realizan
los asesores están influyendo para que gente con mayores niveles de preparación
acuda a desempeñar esta función, lo cual favorece la calidad de la enseñanza que se
imparte a los adultos.
Otro factor importante de esta iniciativa lo constituye el establecimiento de los
puntos de encuentro, espacios adecuados adonde los adultos pueden acudir en forma
permanente y en horarios flexibles –en lugares como escuelas, universidades, iglesias,
centros sociales y culturales, entre otros– para recibir asesoría. Además, la promoción
de esta estrategia de operación involucra el esfuerzo coordinado de las autoridades
de los diferentes órdenes de gobierno y el compromiso de los empresarios,
organizaciones y sociedad civil. Todo ello ha contribuido a los resultados positivos
que los nuevos sistemas están mostrando en su etapa inicial. En 1999, casi 90 por
ciento de los certificados de primaria y secundaria emitidos correspondió a las 26
entidades federativas que progresivamente han adoptado esta fórmula de trabajo; en
el mismo año se entregaron más de 300 mil certificados de secundaria, la mayor
cifra en la historia del INEA.38 Estas cifras pueden valorarse mejor si se considera que
nueve de los estados se incorporaron a este esquema en agosto y octubre de aquel año.
EDUCACIÓN PARA LA VIDA
Con la finalidad de avanzar en la renovación del modelo educativo para adultos y
ofrecer un servicio de mayor calidad y pertinencia, se diseñó la nueva propuesta de
educación para la vida. Se caracteriza por revalorar los saberes que las personas sin
escolaridad básica ya han desarrollado y que son producto de su experiencia de vida,
con el objeto de vincularlos con el aprendizaje de nuevos conocimientos significati-
37 Al iniciar esta estrategia,
los asesores educativos
que apoyan el aprendizaje
de los adultos se
beneficiaron con un
incremento en sus
percepciones.
38 Estos resultados, junto
con el crecimiento en el
egreso de la secundaria
regular, permiten afirmar
que en el año 2000
empezará a disminuir el
rezago educativo de la
población adulta del país,
en términos absolutos.
76
vos y con la adquisición de competencias útiles que puedan aplicar cotidianamente.39
Mediante este nuevo modelo se pretende proporcionar educación básica a los adultos
al tiempo que se promueve un mejor desempeño en el campo familiar, social y laboral.
De este modo, se espera dar una respuesta más apegada a las necesidades e
intereses de aprendizaje de esta población. Con este propósito, en los últimos años
se han diseñado nuevos contenidos curriculares y materiales didácticos que abordan
los temas de mayor preocupación e interés para los adultos que no cursaron o
culminaron sus estudios básicos.
Esta propuesta educativa se ha estructurado en módulos para atender de manera
flexible las diferentes necesidades y ritmos de estudio de quienes demandan el servicio.
Cada adulto puede elegir dentro de un conjunto de opciones y combinar los
módulos o materias que más le convengan, de acuerdo con sus circunstancias y aspiraciones
personales, para obtener el certificado de educación básica. Se busca que
cada módulo tenga una utilidad concreta para quienes lo cursan y que ello motive a
las personas a continuar estudiando.
Nueva estrategia de operación del INEA
Gratificaciones promedio por productividad1
en alfabetización2
Hispanohablantes3 Población monolingüe4
Punto de
Asesor encuentro o Asesor Promotor
promotor
Cuando se incorpora $10 $20 Cuando se incorpora el $20 $40
el adulto y se le aplica adulto y se le aplica una
una evaluación inicial evaluación inicial o
o diagnóstica. o diagnóstica.
Cuando el adulto $50 $10 Cuando el adulto presenta $100 $20
presenta cada una de cada una de las
las evaluaciones evaluaciones formativas
formativas. (tres en promedio según
la lengua)
Cuando el adulto $100 $10 Cuando el adulto aprueba $200 $30
aprueba Lectoescritura
Lectoescritura Español I.
Español I.
Cuando el adulto $100 $30 Cuando el adulto continúa $100 $30
continúa en la en la primaria y aprueba
primaria y aprueba un un módulo de Español 2,
módulo de Español 2, Matemáticas 1 o los que se
Matemáticas 1 o los refieren a las vidas
que se refieren a las Familiar, Comunitaria,
vidas Familiar, Laboral o Nacional.
Comunitaria, Laboral
o Nacional.
1 Este esquema de pago se propone a los estados con el fin de que ellos lo adopten o lo modifiquen según sus requerimientos.
2 Se considera a un adulto alfabetizado cuando acredita Español 1, materia de primaria.
3 Las gratificaciones son entregadas al alfabetizador y al punto de encuentro o al promotor en zonas rurales de alta dispersión.
4 Se refiere a las personas que hablan exclusivamente una lengua indígena.
Fuente: Instituto Nacional de Educación para los Adultos (INEA).
39 Con este enfoque se
considera que los adultos
sin escolaridad básica
completa, a diferencia de
los niños y jóvenes en
edad escolar, tienen que
ganarse la vida y
desempeñarse
responsablemente en los
ámbitos familiar y social,
por lo que deben
aprovechar los beneficios
de la educación de
manera inmediata.
77
En abril del año 2000, el presidente de la República presentó esta iniciativa a la
sociedad mexicana. Actualmente, está siendo aplicada en algunos estados
(Aguascalientes lo puso en marcha en todo su territorio; Chihuahua, Jalisco, Nuevo
León, Yucatán y Tamaulipas lo están probando en algunas zonas). En el contexto de
la federalización de los servicios de educación para los adultos, la expansión de este
nuevo modelo al resto del país se llevará a cabo conforme los estados decidan su
implantación y establezcan las condiciones para realizarla.
SISTEMA AUTOMATIZADO DE SEGUIMIENTO Y ACREDITACIÓN
Antes de 1997, la mayor parte de los trámites para la atención de los adultos se realizaba
manualmente y la información generada por este proceso debía concentrarse
en las oficinas del INEA en la ciudad de México. A partir de ese año se puso en marcha
un sistema automatizado para lograr mayor eficiencia en el manejo de la información
y un uso más provechoso de sus productos. Con la implantación del Sistema
Automatizado de Seguimiento y Acreditación (SASA) se buscaba dar confiabilidad a
los trámites realizados por las personas que ingresan a los programas educativos del
INEA, así como mantener un seguimiento más riguroso de su desempeño. El sistema
ha avanzado en estos propósitos y se ha ajustado a los cambios derivados de las
nuevas estrategias de operación, así como a los criterios de la educación modular
para los adultos.
Se espera que al finalizar el año 2000, con el apoyo del SASA, cada entidad federativa
se convierta en un núcleo autónomo donde se realicen directamente los procesos de
registro, acreditación y seguimiento de los educandos; todo esto dará mayor agilidad
a los servicios y permitirá generar información que puede ser utilizada para apoyar a
las personas que se atienden, así como para fortalecer la planeación de los servicios.
Gratificaciones promedio por productividad*
en primaria y secundaria
Asesor Punto de encuentro
Concepto Monto Concepto Monto
Por cada módulo o materia de $40 Por cada módulo o materia de $15
primaria y secundaria aprobada primaria y secundaria aprobada
por el adulto. por el adulto.
Por cada materia que el adulto $10 Por cada módulo o materia $10
aprueba con ocho o más. que el adulto haya aprobado
con ocho o más.
Cuando el adulto concluye nivel, $10 Cuando el adulto concluye su $10
el asesor recibe este monto por educación y obtiene el certificado
cada materia en la que le dio apoyo. correspondiente.
* Este esquema de pago se propone a los estados a fin de que ellos lo adopten o modifiquen según sus requerimientos.
Fuente: INEA.
78
Modulos del modelo de educación para la vida*
Básicos Optativos
Lengua y comunicación Familia
para empezar a leer y escribir Ser padres: una experiencia compartida
Leer y escribir La educación de nuestros hijos e hijas
Vamos a escribir Números y cuentas para el hogar
Hablando se entiende la gente Un hogar sin violencia
Paraseguir aprendiendo Nuestra vida común
Matemáticas Jóvenes
Matemáticas para empezar Ser joven
Los números Sexualidad juvenil
Cuentas útiles Jóvenes y trabajo
Figuras y medidas ¡Aguas con las adicciones!
Información y gráficas
Operaciones avanzadas Campo
Fracciones y porcentajes Maíz, nuestra palabra
Producir y conservar el campo
Ciencias Números y cuentas para el campo
Vamos a conocernos
Vivamos mejor Trabajo
Nuestro planeta, la Tierra Ser mejor en el trabajo
México, nuestro hogar Números y cuentas para el comercio
Mi negocio
Cultura ciudadana
Somos mexicanos
Valores y derechos
Ciudadanía
Protegernos, tarea de todos
Lengua y comunicación
Nuestros documentos
Propedéuticos para Educación Media Superior
• Español
• Matemáticas
• Ciencias Sociales
• Ciencias Naturales
* Este esquema modular sigue actualizándose de acuerdo con los avances del conocimiento y las necesidades cambiantes de
aprendizaje de las personas. Cada módulo cuenta con libros y materiales de apoyo destinados a los adultos y con textos para el
asesor, además de materiales de uso colectivo.
Fuente: INEA.
79
PROGRAMA SEDENA SEP-INEA
Este programa ha permitido, desde 1997, que los jóvenes que cumplen el servicio
militar cuenten con la oportunidad de realizar o completar sus estudios de educación
básica. En 1999, más de 61 mil conscriptos se desempeñaron como asesores y
apoyaron a 77 541 compañeros para que cursaran estudios de alfabetización, primaria
y secundaria; 65 mil personas de la población abierta también se beneficiaron
con el programa. De este total, casi 40 mil concluyeron su educación y otros más
continúan preparándose en los círculos de estudio. Al momento de iniciar su servicio
militar, el promedio de escolaridad de los conscriptos que recibieron instrucción
básica era de poco más de cinco grados; al terminarlo, había aumentado a siete grados.
Se estima que, en el año 2000, casi 109 mil conscriptos, entre asesores y estudiantes,
participan en este programa.
Como complemento de los estudios que los jóvenes realizan, también se les orienta
y se propicia la reflexión sobre diversos aspectos que favorecen la convivencia
social y refuerzan valores locales y universales. Así, se abordan temas como el de los
derechos humanos, la paternidad y la maternidad responsables, la sexualidad, la
prevención de las adicciones y el Sida. Para ello, se cuenta con los materiales de la
serie Educación para la Vida que, hasta ahora, se integra con 20 títulos diferentes y
con los videos que les corresponden.
CAPACITACIÓN LABORAL
Entre los principales recursos para impulsar el desarrollo de la sociedad se encuentra
la capacitación permanente de los trabajadores. La actualización de sus conocimientos
tiene un impacto positivo en la capacidad de producción del país y se refleja, en el
ámbito individual, en mayores oportunidades para alcanzar mejores niveles de vida.
El perfeccionamiento continuo del saber hacer y de los conocimientos que los individuos
poseen y que han adquirido por vías diversas como la escuela y el trabajo, o
en la interacción cotidiana con su comunidad, constituye un elemento de gran importancia
para lograr un desempeño personal y laboral más adecuado.
Para atender esta necesidad, en el sector educativo se ha ido construyendo una
oferta pública de servicios de capacitación para el trabajo que busca acompañar en
forma más cercana los ritmos de aprendizaje de las personas. Se integra básicamente
por los Centros de Capacitación para el Trabajo Industrial (Cecati), los institutos
descentralizados estatales de formación para el trabajo –que administran las Unidades
de Capacitación de los estados–, los Centros de Estudios Tecnológicos, Industriales
y de Servicios (CETIS), los Centros de Bachillerato Tecnológico, Industrial y de
Servicios (CBTIS), los Colegios de Estudios Científicos y Tecnológicos de los Estados
(CECyTE) y el Colegio Nacional de Educación Profesional Técnica (Conalep). Los dos
primeros imparten exclusivamente los programas de capacitación laboral, mientras
que las otras instituciones ofrecen servicios de educación profesional técnica y ba80
chillerato tecnológico, además de los cursos de formación para el trabajo.40
En este ámbito existe una oferta complementaria importante de cursos de capacitación
que imparte el sector privado, tanto en las escuelas particulares como en las
propias empresas. Poco más de cuatro de cada 10 personas que se capacitan para el
trabajo reciben formación laboral por este medio.41
Las propuestas curriculares de los servicios que ofrecen la federación y los estados
se articulan, con el fin de adaptarse, en cada caso, a las características de la demanda
de capacitación existente en los lugares en los que han establecido sus planteles.
42 Una característica fundamental de los cursos de capacitación que se imparten
es que los participantes adquieren conocimientos y habilidades encauzados hacia el
empleo, y que se complementan con los fundamentos teóricos de la especialidad o
rama de que se trate. Se estima que casi 928 mil personas son atendidas por estos
servicios en el ciclo 1999-2000 y que esta cifra se elevará a más de 981.5 miles de
personas en el periodo 2000-2001.43
En el marco de la creciente descentralización educativa, el Proyecto para la Modernización
de la Educación Técnica y la Capacitación (PMETyC) representa un elemento
fundamental para conformar una oferta de capacitación laboral más adecuada
a las exigencias actuales.
PROYECTO PARA LA MODERNIZACIÓN DE LA EDUCACIÓN TÉCNICA Y LA
CAPACITACIÓN (PMETYC)
En 1995 comenzó a operar este proyecto como parte de las estrategias que el gobierno
federal puso en marcha para que nuestro país se integrara en condiciones favorables
a las dinámicas modernas del mundo de la producción y el trabajo. El PMETyC,
resultado de la colaboración de las secretarías de Educación Pública y del Trabajo y
Previsión Social, se propone contribuir a elevar la productividad de la fuerza laboral
mexicana con medidas como la creación de los Sistemas Normalizado y de Certificación
de Competencia Laboral,44 y la adopción, entre las instituciones públicas de
enseñanza técnica, del enfoque de educación basado en normas de competencia
laboral.
En el marco del Sistema Normalizado de Competencia Laboral y con la participación
voluntaria de empresarios, trabajadores y educadores se promueve, mediante
figuras como los Comités de Normalización, la definición de normas nacionales por
rama de actividad productiva. Estas normas o calificaciones sirven de referencia
para que las personas se capaciten, porque estipulan lo que cada individuo debe ser
capaz de realizar en su lugar de trabajo al cumplir con una función laboral, sin importar
la forma en que haya adquirido esos conocimientos y destrezas. La construcción
colectiva de las normas asegura su pertinencia y crea condiciones para una
mayor comunicación entre los ámbitos del trabajo y la educación.
Hasta la fecha se han establecido 65 comités y subcomités de normalización y su
40 La formación profesional
técnica y el bachillerato
tecnológico se incluyen
como parte de la oferta de
educación media superior.
41 En esta cifra se considera
sólo a los particulares
cuyos cursos tienen
registro de validez oficial
y están incorporados a la
SEP.
42 Se presenta información
sobre las ofertas
específicas de
capacitación para el
trabajo y las distintas
acciones que estas
instituciones emprenden
en sus ámbitos de
competencia, en el
apartado de “Capacitación
laboral y educación para
adultos” del Informe de
Labores 1998-1999 de la
SEP.
43 La cifra corresponde al
total de personas inscritas
en cursos escolarizados de
capacitación para el
trabajo, en instituciones
educativas públicas y
particulares que cuentan
con reconocimiento de
validez oficial de estudios.
44 Creado en el marco del
proyecto, el Consejo de
Normalización y
Certificación de
Competencia Laboral
(Conocer) coordina estos
sistemas. En este
organismo están
representados los sectores
privado y social, así como
las autoridades de
educación y del trabajo.
81
labor ha permitido la aprobación de 385 calificaciones de competencia laboral en
diversas ramas y actividades de la economía nacional.45
En el marco del PMETyC también se ha establecido un esquema de certificación de
los conocimientos y capacidades que cada individuo adquiere por diferentes medios
a lo largo de la vida y que se concretan en el dominio de competencias laborales
específicas. Esta tarea corresponde al Sistema de Certificación de Competencia Laboral
y se realiza por medio de los Organismos Certificadores, que actúan con independencia
de las instituciones educativas y de las organizaciones gremiales de trabajadores
y patrones para asegurar la calidad de las competencias validadas. Dentro
de este sistema, los Centros de Evaluación son responsables de examinar y evaluar
lo que las personas saben y pueden hacer, tomando como referencia las normas de
competencia previamente definidas. En la actualidad existen 16 Organismos Certificadores,
los cuales han emitido alrededor de 10 800 certificados que acreditan la
calificación de las personas en unidades de competencia laboral.
En el ámbito educativo, las acciones de normalización y certificación del PMETyC
se acompañan de la transformación paulatina de la oferta de educación técnica y
capacitación para el trabajo. El Colegio Nacional de Educación Profesional Técnica
(Conalep), la Dirección General de Educación Tecnológica Industrial (DGETI), la Dirección
General de Centros de Formación para el Trabajo (DGCFT), y la Dirección
General de Educación Tecnológica Agropecuaria (DGETA), así como la Unidad de
Educación en Ciencia y Tecnología del Mar (UECyTM), la Coordinación General de
Universidades Tecnológicas (CGUT) y el Instituto Nacional para la Educación de los
Adultos (INEA) son instituciones del sector educativo que actualmente renuevan sus
programas de estudio con base en el enfoque de competencia laboral. Como parte de
los resultados de tal proceso se está conformando una estructura modular que imprime
mayor flexibilidad a las propuestas educativas y que sienta las bases para avanzar
en la construcción de una oferta diversificada de educación media superior y
superior que facilite la vinculación con el mundo laboral y que conjuntamente con
una educación básica de calidad, aliente el desarrollo de esquemas de aprendizaje a
lo largo de la vida.
Esta reforma curricular se ha traducido en el diseño de más de 560 cursos en el
ámbito de la formación técnica y la capacitación laboral, cuyos contenidos se orientan
por las especificaciones de las normas de competencia de diferentes especialidades
de los sectores industrial, de servicios, agropecuario y pesquero. Desde que el
PMETyC inició su operación, más de 257 mil personas han sido capacitadas bajo la
nueva metodología basada en estas normas.
En forma paralela se han llevado a cabo distintas acciones de capacitación para
que los jóvenes que se están preparando y los trabajadores en activo reciban mejores
servicios educativos. Se ha capacitado a cerca de 18 mil docentes, administrativos y
personal directivo de los planteles en los principios pedagógicos de la educación
45 Se han establecido
Comités de Normalización
en los siguientes sectores,
ámbitos e industrias:
azucarera y alcoholera,
artes gráficas, ferroviaria,
farmacéutica, joyería y
orfebrería, del calzado, del
mueble, de la televisión
por cable, del vestido, del
vidrio, metalmecánica,
minera, agua purificada,
autotransporte de carga,
comercio al menudeo,
mantenimiento
electromecánico, servicios
de salud, seguridad
pública, soldadura,
transporte urbano de
pasajeros y turismo. Los
subcomités corresponden
a los ámbitos de gestión
de los servicios
educativos, inspección
vehicular, mantenimiento
automotriz, servicios
portuarios y transporte
marítimo.
82
basada en normas de competencia laboral y otros temas afines; también se han equipado
los talleres y laboratorios de escuelas, y se han editado paquetes de materiales
didácticos que apoyan las nuevas metodologías de enseñanza.
Es importante señalar que, en el contexto del Sistema de Certificación de Competencia
Laboral, 34 planteles del subsector tecnológico ya han sido acreditados como
Centros de Evaluación y actualmente están cumpliendo su labor.
A su vez, el PMETyC promueve la capacitación y certificación de competencia laboral
entre los trabajadores, así como la realización de sistemas de información y diferentes
estudios y evaluaciones que retroalimentan y fortalecen el funcionamiento
del proyecto.46 El Programa de Calidad Integral y Modernización (CIMO) y el Programa
de Becas de Capacitación para Trabajadores Desempleados (Probecat) apoyan la
formación de los trabajadores en activo y de aquellos que carecen de empleo.
Como parte de la estrategia de federalización que se extiende a todo el sector educativo,
se han realizado diversas acciones para promover la adhesión de los estados
a la propuesta que impulsa el PMETyC. Mediante convenios firmados entre el Conocer
y las autoridades federales, 26 entidades han asegurado ya la aplicación local de
los principios del proyecto.
46 Para mayor información
sobre estos temas, véase
el apartado de
“Capacitación para el
trabajo y educación de los
adultos” en el Informe de
Labores 1998-1999 de la
SEP.
83
6. ACCIONES Y APOYOS EDUCATIVOS
EN FAVOR DE LA EQUIDAD
Hacer valer el derecho a la educación que tienen todos los mexicanos constituye
un propósito explícito del gobierno de la República que se ha expresado,
a lo largo del siglo xx y muy particularmente después de 1921, en el
diseño y aplicación de políticas orientadas a lograr que la población del país cuente
con oportunidades de formación y superación para progresar y desarrollarse adecuadamente
en los diferentes ámbitos de la vida. Esta determinación llevó al establecimiento
de planteles escolares y a la operación de los servicios de educación básica
en todo el territorio nacional, incluidas las localidades de elevada marginación,
que han sido beneficiadas también con apoyos específicos para facilitar un mejor
desempeño escolar de los alumnos que cursan su educación.
Hoy, el resultado de estos esfuerzos se ha traducido, entre la población joven del
país, en una mayor escolaridad y en índices bajos de analfabetismo. Sin embargo,
aún subsisten rezagos agudos que afectan básicamente a los grupos de población en
condiciones de extrema pobreza. Se trata principalmente de comunidades indígenas
y poblados dispersos del medio rural, así como de los grupos itinerantes de trabajadores
agrícolas en los asentamientos irregulares del sector urbano.
En la búsqueda de la equidad deben considerarse asimismo los esfuerzos que sociedad
y gobierno despliegan a favor de los niños y jóvenes que tienen necesidades
educativas especiales, con o sin discapacidad, y a quienes la ley les confiere, como a
todos los demás, los derechos a recibir la educación básica y a integrarse plenamente
a la sociedad nacional.
Para lograr la equidad, la formación básica debe procurar que todos los alumnos
compartan los mismos conocimientos y desarrollen las mismas competencias,
valores y actitudes; también debe diversificar sus contenidos y estrategias
educativas según las diferentes necesidades de aprendizaje, los intereses de gru84
po y las características culturales y étnicas de los educandos en situación de desventaja.
Entre los niños y jóvenes con mayores carencias se concentran los más altos índices
de reprobación y deserción en primaria y secundaria; aunque en algún momento
asistieron a la escuela, por razones de diversa índole frecuentemente abandonan sus
estudios de manera prematura. En la base de un desempeño escolar insuficiente se
encuentran las causas de orden socioeconómico, como la desnutrición y la necesidad
de incorporación temprana a actividades laborales; sin embargo, las tendencias
escolares de los grupos de la población más marginada se relacionan también con
factores que se vinculan estrechamente con la práctica educativa y la organización
de la escuela. Por ello, los programas actuales están orientados a resolver los problemas
que se relacionan con la calidad de los servicios y a paliar las situaciones de
desventaja que obstaculizan la permanencia de estos niños y jóvenes en la escuela.
En principio, para incrementar las oportunidades de educación de la población en
desventaja, en los últimos años se ha buscado orientar en forma más precisa los
apoyos y programas que se destinan a mejorar las condiciones educativas de los
grupos marginados, particularmente en los niveles básicos. Como ejemplo de esta
política de apoyos dirigidos cabe destacar los programas compensatorios que operan
en las regiones de mayor rezago educativo desde 1991; el Progresa, que desde 1997
ofrece becas a los alumnos de primaria y secundaria en situación de pobreza extrema,
y el programa de libros de texto gratuitos de secundaria, que inició en 1997 en
los municipios de mayor marginación y que actualmente beneficia a nueve de cada
10 alumnos de las escuelas públicas del nivel, incluyendo la totalidad de las
telesecundarias.
En los niveles posteriores a la educación básica operan programas de alcance limitado,
que atienden distintas necesidades de los estudiantes, como es el caso de los
programas de becas y de apoyo al transporte. Se han desarrollado también nuevas
modalidades educativas que facilitan el tránsito entre la escuela y el trabajo y responden
a la demanda laboral de cada región.1 Es importante señalar que la autoridad
federal respalda la apertura de nuevas instituciones y planteles de estos niveles
educativos, siempre que las entidades lo soliciten y se justifique su establecimiento.
Los esfuerzos que la federación y los gobiernos de los estados han realizado para
mejorar las oportunidades educativas de la población en desventaja son diversos y
no obstante que han tenido resultados positivos, por la magnitud y complejidad de la
problemática que se enfrenta resultan todavía insuficientes. Es necesario impulsar
iniciativas novedosas y alentar la participación de nuevos actores en la atención de
los grupos de la población en desventaja, de manera tal que se logre ampliar la cobertura
y los alcances de los apoyos.
1 Véanse los apartados
correspondientes a la
educación media superior
y superior, en el capítulo
cinco, “Principales
características del Sistema
Educativo Nacional por
tipo y nivel”, de este Perfil.
85
6.1 LOS PROGRAMAS COMPENSATORIOS
Los gobiernos federal y de los estados llevan a cabo programas compensatorios
para disminuir las desventajas que los niños de las localidades más marginadas
del país enfrentan cuando cursan la educación inicial y básica.
Las principales líneas de acción de estos programas son las siguientes:
• Proporcionar apoyo a las poblaciones de elevada marginación que además presentan
bajos niveles educativos.
• Adecuar los programas a las necesidades de las comunidades y a las características
de los alumnos, de forma que se procure su pertinencia.
• Impulsar la formación de espacios de colaboración y corresponsabilidad social
para que las comunidades atendidas participen en las acciones compensatorias.
El desempeño de estos programas y su progresiva adecuación a las condiciones de
las zonas en las que se implantan permiten que en la actualidad se ofrezcan apoyos
de carácter integral en beneficio de quienes más lo requieren.
Con el propósito de promover un crecimiento sano y armónico de los niños con
menos de cuatro años de edad y que habitan en las zonas más pobres y distantes, los
padres de familia reciben capacitación para que, mediante juegos y ejercicios, propicien
el crecimiento adecuado de sus hijos. Asimismo, reciben materiales didácticos y
personal capacitado les indica cómo usarlos. Durante 1999 se beneficiaron con esta
ayuda 422 mil padres de familia y se estima que en el año 2000 esta cifra ascenderá
a 457 mil.
Antes de que comience cada ciclo escolar, los alumnos de las escuelas primarias
multigrado y de organización incompleta2 que están siendo atendidas por los programas
compensatorios reciben un paquete de útiles escolares adecuado a las necesidades
de los cursos que se imparten. En 1999, estos paquetes se proporcionaron a 4.2
millones de niños, y se espera que en el presente año 100 mil educandos más los
reciban.3 Actualmente, tres de cada 10 alumnos inscritos en la primaria en el país
son atendidos por alguno de los programas compensatorios.4
Otro aspecto importante de los programas compensatorios es el reconocimiento al
trabajo y el esfuerzo de los docentes en las comunidades más aisladas y con las mayores
carencias. En estos lugares la falta de arraigo de los maestros representa uno
de los principales problemas. Por tal motivo, los padres de familia valoran el trabajo
docente y las autoridades entregan estímulos a los profesores. Se estima que alrededor
de 37 mil maestros recibirán este apoyo en el año 2000.
Con el fin de aumentar la calidad de los procesos de enseñanza-aprendizaje en las
escuelas rurales multigrado, desde 1997 los maestros reciben una capacitación especializada
que favorece el desarrollo de competencias docentes básicas y el domi-
2 Las escuelas multigrado
son aquellas en las que un
solo profesor atiende
simultáneamente a
alumnos de diversos
grados. Las de
organización incompleta
se caracterizan por no
tener alumnos ni maestros
de todos los grados. Estas
modalidades se presentan
en comunidades pequeñas
que no tienen suficientes
niños para abrir una
escuela completa. La
escuela multigrado
representa un reto
adicional para los
docentes, quienes deben
recibir capacitación
especializada.
3 Esta ayuda también se
hace extensiva a todos los
alumnos de educación
indígena y a los que
realizan su educación en
los cursos comunitarios.
4 Se considera el total de
alumnos en escuelas
primarias públicas y
privadas.
86
Los programas compensatorios
Programa para Abatir el Rezago en Educación Básica (PAREB).
El antecedente del PAREB se encuentra en el Programa para Abatir el Rezago Educativo (PARE), que
surgió en el ciclo 1991-1992 para apoyar la educación primaria regular, rural e indígena en los estados
de Chiapas, Guerrero, Hidalgo y Oaxaca, donde se concentraban los índices más preocupantes. Desde
el ciclo 1997-1998, las acciones del PARE se incorporaron al PAREB, programa que había iniciado sus
funciones en el ciclo 1994-1995 en diez entidades federativas (Campeche, Durango, Guanajuato, Jalisco,
Michoacán, Puebla, San Luis Potosí, Tabasco, Veracruz y Yucatán) y que amplió su operación a los
cuatro estados anteriormente atendidos por el PARE.
Las actividades del Programa para el Desarrollo de la Educación Inicial (Prodei) también se sumaron
al PAREB en el ciclo 1997-1998 y se han mantenido como parte de este programa en los estados de
Chiapas, Guanajuato, Guerrero, Hidalgo, México, Michoacán, Oaxaca, Puebla, San Luis Potosí y Yucatán.
Por medio de promotores educativos se capacita a padres de familia de esas entidades para que puedan
estimular adecuadamente el desarrollo cognoscitivo y afectivo de sus hijos menores de cuatro años,
con el fin de que los niños se desempeñen mejor en etapas posteriores de su educación.
Programa Integral para Abatir el Rezago Educativo (PIARE).
La experiencia de los cursos comunitarios y la de los programas compensatorios permitió que en 1995
iniciara el PIARE, con una proyección al año 2000. El PIARE apoya servicios de educación inicial, preescolar
y primaria, además de ofrecer servicios de educación para los adultos de las comunidades beneficiadas.
Este programa atiende escuelas de educación primaria regular, rural e indígena en los estados
de Chihuahua, Colima, México, Nayarit, Querétaro, Quintana Roo, Sinaloa, Sonora y Zacatecas. La
educación inicial, en su modalidad no escolarizada, se imparte actualmente en las entidades de
Aguascalientes, Baja California, Baja California Sur, Campeche, Chihuahua, Coahuila, Colima, Durango,
Jalisco, Morelos, Nayarit, Nuevo León, Querétaro, Quintana Roo, Sinaloa, Sonora, Tabasco, Tamaulipas,
Tlaxcala, Veracruz y Zacatecas. Por su parte, los servicios de educación comunitaria rural de preescolar
y primaria que opera Conafe en 31 estados también son apoyados por el PIARE.
En el ciclo 1997-1998 se incorporó al PIARE el Programa de Apoyo a Escuelas en Desventaja (PAED), con
el fin de beneficiar a maestros, supervisores, directores y padres de familia. Mediante el PAED se distribuían
útiles y mobiliario escolar a las 100 escuelas primarias que concentraban las mayores desventajas
educativas en 17 entidades de la República. Antes de integrarse al PIARE, el Programa de Apoyo a
Escuelas en Desventaja extendió su cobertura a planteles de los estados de Aguascalientes, Baja
California, Baja California Sur, Morelos, Nuevo León, Tamaulipas y Tlaxcala, a los que el PARE, el PAREB
y el PIARE no habían atendido.
Fuente: Consejo Nacional de Fomento Educativo (Conafe).
87
nio de la forma de trabajo necesarias para la formación de niños que comparten
espacios educativos y que poseen diferentes edades y niveles de conocimientos. Los
profesores adquieren habilidades teóricas, técnicas funcionales para alentar a los
alumnos con el fin de que encuentren en la investigación sobre temas de su interés o
de la comunidad un recurso útil para su aprendizaje. Se estima que al concluir el año
2000, 90 mil docentes, supervisores y directores de las escuelas atendidas por los
programas compensatorios habrán sido beneficiados con este apoyo.
Por conducto del Programa de Participación de los Padres de Familia en el Apoyo a
la Gestión Escolar (AGE), las asociaciones de padres de cada escuela inciden en el
desarrollo de las actividades escolares. Los padres administran recursos proporcionados
por el programa y que pueden emplear en el mejoramiento físico de los planteles,
así como en la adquisición de materiales educativos; para que los recursos
sean administrados adecuadamente, los padres reciben capacitación y apoyo.5 Se
incluyen entre otras acciones la reposición de cristales, pintura interior y exterior
del inmueble, habilitación del servicio de agua potable, instalación de ventiladores y
adquisición de pizarrones. Desde 1997, año de inicio de este programa, se han establecido
más de 29 mil asociaciones que operan de esta forma. Se espera que al concluir
el año 2000, casi 45 mil asociaciones hayan sido integradas y estén colaborando
en actividades que favorecen la gestión escolar.
Las comunidades suelen participar activamente en la construcción y equipamiento
de los planteles, y esto, aunado a la descentralización de esta labor, ha permitido
generar empleos temporales en las localidades. Durante el tiempo de operación de
los programas compensatorios se han construido y rehabilitado más de 50 mil espa-
Contenidos de los paquetes de útiles escolares proporcionados por los
programas compensatorios
1999-2000
Materiales Paquetes
A B
Lápiz (pzas.) 4 2
Bolígrafo (pzas.) 2
Lápices de colores (caja) 1 1
Regla (pza) 1
Goma blanca (pzas.) 2 1
Cuaderno de cuadros grandes, forma italiana (pzas.) 2
Cuaderno de cuadros chicos, forma italiana (pzas.) 3
Cuaderno blanco, forma italiana (pzas.) 1
Cuaderno rayado, forma italiana (pzas.) 2 2
Juego de geometría 1
El material del paquete A se destina a los alumnos de primero y segundo grados, mientras que el paquete B corresponde a los
alumnos de tercero a sexto grados.
Fuente: Conafe.
5 El monto actual de los
recursos es de cinco mil
pesos por escuela durante
el ciclo escolar.
88
Escuelas primarias que reciben el apoyo de los programas compensatorios
Ciclos escolares 1999-2000* y 2000-2001e
Entidad Total de escuelas * Escuelas beneficiadas Grado de marginación
públicas con programas compensatorios de la entidad
Número 1 Porcentaje del total
de escuelas públicas
Aguascalientes 646 209 32.4 Muy bajo
Baja California 1 175 246 20.9 Muy bajo
Baja California Sur 365 172 47.1 Bajo
Campeche 828 448 54.1 Alto
Chiapas 8 388 5 410 64.5 Muy alto
Chihuahua 2 945 1 890 64.2 Bajo
Coahuila 1 666 703 42.2 Muy bajo
Colima 470 206 43.8 Bajo
Distrito Federal 2 380 — — Muy bajo
Durango 2 539 1 049 41.3 Medio
Guanajuato 4 413 1 194 27.1 Medio
Guerrero 4 916 3 102 63.1 Muy alto
Hidalgo 3 077 2 086 67.8 Alto
Jalisco 5 421 2 447 45.1 Bajo
México 6 169 2 689 43.6 Bajo
Michoacán 5 575 3 350 60.1 Alto
Morelos 836 165 19.7 Bajo
Nayarit 1 136 638 56.2 Medio
Nuevo León 2 340 785 33.5 Muy bajo
Oaxaca 4 930 3 873 78.6 Muy alto
Puebla 4 088 2 210 54.1 Alto
Querétaro 1 269 761 60.0 Medio
Quintana Roo 624 374 59.9 Medio
San Luis Potosí 3 401 2 124 62.5 Alto
Sinaloa 2 955 1 731 58.6 Medio
Sonora 1 690 947 56.0 Bajo
Tabasco 2 092 1 540 73.6 Alto
Tamaulipas 2 308 994 43.1 Bajo
Tlaxcala 636 288 45.3 Medio
Veracruz 9 630 3 421 35.5 Muy alto
Yucatán 1 295 1 115 86.1 Alto
Zacatecas 2 167 1 711 79.0 Alto
República Mexicana 92 370 47 878 51.8 —
* Las cifras corresponden al inicio del ciclo escolar 1999-2000.
e estimado.
1 Estimación proporcionada por Conafe para el ciclo escolar 2000-2001.
Fuente: SEP.
89
cios educativos, adicionales a los edificados por los programas regulares de construcción
y mantenimiento de escuelas.
En 1998 se puso en marcha un nuevo programa compensatorio denominado Programa
para Abatir el Rezago en Educación Inicial y Básica (PAREIB). Con esta iniciativa
se busca alentar, en cada uno de los estados de la federación, innovaciones educativas
que sean adecuadas a las realidades locales. Hasta el momento, los esfuerzos
del programa se han canalizado hacia el mejoramiento de la infraestructura educativa
de las escuelas secundarias, especialmente las que se localizan en el medio rural
marginado. Durante 1999 se construyeron y rehabilitaron poco más de 6 700 espacios
educativos. En el breve tiempo de operación de este programa se ha beneficiado
indirectamente a más de 175 mil jóvenes que cursan su educación secundaria en los
31 estados de la República.
De acuerdo con evaluaciones realizadas por la SEP, así como con la evolución de
los indicadores educativos, la eficiencia terminal de los alumnos que cursan su educación
primaria y que se benefician de los programas compensatorios ha mejorado,
lo mismo que sus competencias para la lectoescritura y las matemáticas.6 Si bien
todavía persisten diferencias con respecto a los demás estudiantes, la brecha está
empezando a cerrarse. La información recabada sugiere que la integración de una
oferta de apoyos diferenciados contribuye a que un mayor número de niños concluya
su educación con éxito, propósito central de la política educativa del país.
A la par de los programas compensatorios, se encuentra la distribución de desayunos
escolares en las primarias de las zonas urbanas y rurales marginadas. El programa
se ha ido ampliando y mejorando con el tiempo de manera que, en la actualidad
se proporcionan más de cuatro millones de desayunos escolares a igual número de
alumnos en todo el territorio nacional. Además de contribuir a incrementar la ingesta
diaria de alimentos con alto valor nutricional, los desayunos escolares permiten
mejorar el rendimiento de los niños en el aula y contribuyen a alentar la asistencia a
la escuela.
6.2 EDUCACIÓN INDÍGENA
La Constitución reconoce, en su artículo cuarto, que México es un país multicultural
donde conviven grupos diversos, con distintos orígenes y características
culturales. Una tarea primordial de la educación consiste en establecer
lazos que identifiquen a todos los mexicanos y fortalezcan la unidad nacional,
además de ofrecer oportunidades educativas que favorezcan la superación de los
pueblos indígenas, las cuales constituyen la base de la diversidad cultural y étnica de
nuestra nación.
Actualmente, se estima que en el país hay más de 10 millones de indígenas, cuyos
6 En el Informe de labores
1998-1999 que editó la
Secretaría de Educación
Pública se detallan los
resultados alcanzados por
los alumnos que se
benefician con los
programas
compensatorios.
90
asentamientos se concentran en 24 entidades federativas. En total habitan en el país
64 grupos étnicos y se hablan al menos 78 lenguas y variantes dialectales.7 Cada
etnia posee una cultura milenaria, con su propia lengua, sus tradiciones y su particular
visión del mundo.
Los grupos indígenas del país enfrentan una situación de pobreza y marginación
secular que ha derivado en graves rezagos, que se agudizan por el aislamiento y la
dispersión de las comunidades.8 Una educación de calidad que se adecue a las características
culturales de las distintas etnias, aunada a otras iniciativas de la política
social orientadas a apoyar a estos grupos, constituye un instrumento valioso para
mejorar su calidad de vida y lograr niveles de bienestar más altos.
De ahí la importancia de consolidar un modelo de enseñanza intercultural bilingüe
que respete las identidades culturales, es decir, que reconozca positivamente las
diferencias y, al mismo tiempo, ofrezca a los niños y jóvenes indígenas oportunidades
educativas que satisfagan sus necesidades e intereses específicos de aprendizaje,
y favorezca así una vinculación más ventajosa con su entorno y con el resto de la
sociedad.
La educación intercultural bilingüe se preocupa por fomentar actitudes y prácticas
orientadas a la libertad y la equidad. Asimismo, busca que los niños indígenas ejerciten
las habilidades de la lectoescritura tanto en su lengua materna como en español.
Cada lengua es portadora de los símbolos de una cultura, de sus concepciones, valores
y modos de ver la vida, de ahí que la enseñanza bilingüe deba preservar esta
riqueza al tiempo que proporciona elementos para que estos pueblos interactúen
más favorablemente con el resto del país.
La educación que se imparte a los niños indígenas encuentra sus propósitos y orientaciones
en los programas y contenidos nacionales de la educación inicial y básica,
pero admite adecuaciones para atender la diversidad cultural y lingüística de la Re-
Grupos étnicos en México (año 2000)
Aguateco Chontal-tab. Huichol Lacandón Motozintleco Popoluca Tojolabal
Amuzgo Chuj Ixcateco Mame Náhuatl Purépecha Totonaca
Cakchiquel Cochimí Ixil Matlatzinca Ocuilteco Quiché Triqui
Chatino Cora Jacalteco Maya Otomí Seri Tzeltal
Chichimeca-jonaz Cucapá Kanjobal Mayo Paipai Pame Solteco Tarahumara Tzotzil
Chinanteco Cuicateco Kekchí Mazahua Papabuco Teco Yaqui
Chocho Guarijío Kikapú Mazateco Pápago Tepehua Zapoteco
Chol Huasteco Kiliwa Mixe Pima Tepehuán Zoque
Chontal-oax. Huave Kumiai Mixteco Popoloca Tlapaneco
Fuente: Instituto Nacional Indigenista (INI).
7 Estimaciones del Instituto
Nacional Indigenista (INI).
8 El Conteo de Población y
Vivienda de 1995
estableció que 83 por
ciento de las personas que
habitan en los 803
municipios del país con
población predominantemente
indígena viven en
condiciones de
marginación alta o muy
alta.
91
Libros de texto en lenguas indígenas para el primero y segundo ciclos de
educación primaria (1999)
Lengua
Hñahñu del Estado de México
Náhuatl del Estado de México
Tzeltal de Chiapas
Chichimeco de Guanajuato
Náhuatl de Guerrero
Mixteco de Guerrero
Tlapaneco de Guerrero
Hñahñu de Hidalgo
Náhuatl de la Huasteca de Hidalgo
Cora de Nayarit
Chatino de Tzenzontepec de Oaxaca
Chinanteco de la Sierra de Oaxaca
Chinanteco de Usila, Oaxaca
Mazateco de Huautla de Jiménez, Oaxaca
Mazateco de Independencia, Oaxaca
Mazateco de Oaxaca
Mazateco de Soyaltepec, Oaxaca
Mixe de Guichicovi, Oaxaca
Mixteco de Jamiltepec, Oaxaca
Zapoteco de Miahuatlán, Oaxaca
Zoque de Chimalapan, Oaxaca
Náhuatl del centro de Puebla
Náhuatl del norte de Puebla
Popoluca, Puebla
Totonaco de Huauchinango, Puebla
Totonaco de Huehuetla, Puebla
Náhuatl de la Huasteca de San Luis Potosí
Pame del sur de San Luis Potosí
Fuente: Dirección General de Educación Indígena, SEP.
pública. Estas son las bases de la modalidad educativa que se ha ido conformando en
los últimos años, la cual contiene rasgos propios en los aspectos académicos y en sus
formas de operación.9
La Secretaría de Educación Pública elabora y distribuye diversos materiales para
apoyar la educación en este rubro. Cabe destacar la producción de libros de texto
gratuitos en lenguas indígenas, elaborados por docentes bilingües con apoyo de las
comunidades. En el ciclo 1998-1999 se revisaron y actualizaron 22 de estos libros de
9 La primaria indígena, por
ejemplo, está organizada
en tres ciclos de dos
grados escolares cada
uno.
92
texto, y en el actual ciclo escolar dio inicio la producción y renovación de otros 32
textos correspondientes al primero y segundo ciclos de primaria. Más de un millón
de libros se elaboraron en 52 variantes dialectales de 33 lenguas indígenas con el fin
de cubrir la demanda correspondiente al ciclo 2000-2001.
Con la finalidad de fomentar la forma escrita de las lenguas indígenas, en 1999 se
organizó el Segundo Concurso Nacional Las Narraciones de Niñas y Niños Indígenas.
Se recibieron casi tres mil trabajos provenientes de 24 entidades federativas, y se
premió a los 100 mejores. A los niños ganadores se les entregó un reconocimiento
individual, y obtuvieron videograbadoras, televisores y el equipo necesario para recibir
en sus escuelas la señal de la red Edusat.
La educación que se imparte a los niños indígenas tiene un componente importante
orientado a reforzar la identidad y la autoestima. Por esta razón se han distribuido
entre los alumnos de preescolar, así como entre los de primero a tercero de primaria,
paquetes didácticos en los que se incluyen un fichero escolar, el libro para el
alumno Así soy yo, un álbum fotográfico y un espejo de cuerpo entero que apoya las
actividades en el aula. Se espera que durante el ciclo 1999-2000, la totalidad de alumnos
en las escuelas primarias bilingües habrá recibido estos materiales.
Las escuelas indígenas cuentan también con libros y audiocasetes con cantos, cuentos
y leyendas escritos en lenguas indígenas y en español, que han sido elaborados
con la participación de niños, profesores y miembros de las comunidades.
Con el fin de enriquecer los contenidos, se ha dotado a 700 escuelas bilingües de
antena parabólica, televisor y videocasetera, para que puedan utilizar los materiales
producidos y difundidos mediante la red Edusat.
La formación y capacitación docentes constituyen componentes esenciales del
modelo de educación intercultural bilingüe. Cada año, quienes aspiran a ser educadores
en el medio indígena participan en una fase de selección y de formación inicial,
con lo que se busca garantizar su buen desempeño profesional. Mediante un
proceso de inducción a la docencia, los educadores en ciernes adquieren las competencias
básicas para atender a los alumnos en contextos de diversidad cultural y
lingüística. Se da especial atención al manejo de recursos que propician aprendizajes
significativos y fortalecen y consolidan el empleo de la lengua indígena. Además
se incorporan a la docencia preferentemente aquellos aspirantes propuestos por las
propias comunidades.
Para apoyar a los maestros en servicio, se ha planteado la modalidad de formación
continua en el centro de trabajo, orientada hacia la reflexión y la búsqueda de soluciones
a los problemas y necesidades concretas que los docentes enfrentan en su
práctica cotidiana. Para ello, se promueve el trabajo colectivo de las figuras docentes
en las escuelas, se les entregan materiales elaborados con este propósito y se les
ofrecen asesorías continuas. En el marco de los programas compensatorios se ha
avanzado en proporcionar estímulos económicos a los maestros que trabajan en las
93
zonas indígenas para reforzar su labor en este medio. Los padres de familia son
responsables de valorar el desempeño de los profesores y de entregar los reconocimientos
respectivos.
Para propiciar la mayor calidad de la educación bilingüe, se puso en marcha la
elaboración de proyectos escolares por escuela o zona escolar, definidos a partir de
la labor colectiva de los distintos agentes educativos de los planteles. Por este medio
se busca canalizar los esfuerzos y los intereses de la comunidad educativa hacia la
atención de los problemas más relevantes que enfrentan en sus centros de trabajo o
zona escolar.
Actualmente, la mayoría de las escuelas indígenas que imparten educación primaria
ha sido incorporada al Programa de Participación de los Padres de Familia en
Apoyo a la Gestión Escolar.10 Esto significa que las asociaciones de padres, en colaboración
con los maestros de los planteles, cuentan con recursos para emplearlos en
Materiales para apoyar el trabajo de los maestros en zonas indígenas
Serie Nuestro Quehacer
Educación inicial
La educación inicial para niñas y niños indígenas
La modalidad no escolarizada de educación inicial para niñas y niños indígenas
Estrategias de trabajo con padres de familia en la modalidad no escolarizada de educación inicial
La evaluación en la modalidad no escolarizada de educación inicial
Educación preescolar
Situación lingüística en el jardín de niños
Usos de la lengua oral en el jardín de niños
Reflexiones sobre el aprendizaje de las niñas y niños indígenas en la educación preescolar
La enseñanza
La evaluación en el aula
Educación primaria
Situación lingüística en la escuela primaria
Usos de la lengua oral en la escuela primaria
Usos de la lengua escrita en la escuela primaria
Los contenidos escolares
La enseñanza
La evaluación en el aula
Gestión escolar
La gestión escolar
El trabajo colegiado
El consejo técnico
El proyecto escolar
Folletos
Trabajo cooperativo y grupal entre maestros
Consejo Técnico. Un espacio de diálogo y reflexión para los profesores
Proyecto escolar. Compromiso docente para mejorar la escuela
Fuente: Dirección General de Educación Indígena, SEP.
94
el mejoramiento de las escuelas de sus hijos y en la adquisición de materiales educativos.
Se estima que en el periodo escolar 1999-2000 más de un millón de niñas y niños
indígenas cursan sus estudios de preescolar y primaria en lengua indígena y español.
Su instrucción se realiza en 72 variantes dialectales de 49 lenguas en 17 391
escuelas que se localizan en 24 estados de la República. Adicionalmente, más de 53
Población atendida en los servicios de educación indígena por nivel educativo
y entidad federativa 1
Ciclo 1999-2000
Educación inicial 2 Preescolar Primaria
Entidad Padres Niños Niños Niños
Baja California 311 347 1 227 7 297
Campeche 2 913 1 414 4 355 2 567
Chiapas 5 357 3 992 50 432 188 824
Chihuahua 1 528 772 2 561 15 306
Durango 922 510 874 7 101
Estado de México 1 228 1 196 7 422 17 541
Guanajuato 0 0 6 3 041
Guerrero 2 178 3 002 24 440 82 220
Hidalgo 767 520 15 058 51 070
Jalisco 342 137 1 090 5 195
Michoacán 2 601 2 155 8 219 27 335
Morelos 356 362 170 561
Nayarit 1 172 1 120 2 167 7 478
Oaxaca 11 752 9 352 60 195 154 530
Puebla 1 927 1 573 35 062 67 493
Querétaro 173 92 2 200 6 631
Quintana Roo 2 887 3 301 3 279 3 844
San Luis Potosí 5 361 4 425 11 719 22 369
Sinaloa 2 113 1 730 886 2 403
Sonora 2 009 1 597 5 983 4 398
Tabasco 2 642 1 616 6 657 8 515
Tlaxcala 454 619 969 1 719
Veracruz 1 052 654 28 493 77 288
Yucatán 2 997 2 099 14 793 13 835
Total nacional 53 042 42 585 288 257 778 561
1 En Guanajuato no operan formalmente los servicios de educación indígena, sin embargo, se han destinado recursos para atender
a la población de habla indígena proveniente de otras entidades de la República y que ya se ha asentado en el estado.
2 Información proporcionada por la Dirección General de Educación Indígena.
Fuente: SEP.
10 Para mayor información
sobre el tema, véase el
apartado de los
“Programas
compensatorios”, en este
mismo capítulo.
95
mil padres de familia de este medio reciben apoyo para atender el cuidado de sus
hijos menores de cuatro años.
6.3 EDUCACIÓN COMUNITARIA
Con el fin de proporcionar educación básica a los niños que habitan en las
zonas rurales más aisladas y dispersas de México, la Secretaría de Educación
Pública opera, mediante el Consejo Nacional de Fomento Educativo
(Conafe), los servicios comunitarios de nivel básico. Esta tarea ofrece grandes retos
y dificultades pues, como ya se indicó, en el país hay más de 200 mil pequeñas localidades
y 75 por ciento de ellas cuenta con una población menor de 100 habitantes.11
Se estima que la modalidad de educación comunitaria atiende a más de un cuarto
de millón de alumnos de preescolar y primaria,12 y para ello se apoya en el trabajo de
los instructores comunitarios. Las edades de la mayoría de los docentes oscilan entre
14 y 22 años, y cuentan, por lo menos, con estudios terminados de secundaria. Casi
todos ellos provienen de los mismos sitios donde se desenvuelven como instructores.
Esta situación facilita una mayor cercanía y familiaridad con los niños y las familias
con las que se involucran al realizar su labor. Permanecen en las comunidades durante
un año o dos llevando a cabo diversas actividades educativas, y al término de
ese tiempo, reciben una beca que les permite continuar estudios de nivel medio
superior o superior en las modalidades de su preferencia.
Entre las principales características de esta modalidad cabe mencionar la estrecha
relación que se establece entre los servicios educativos y la vida de las comunidades.
Así, en beneficio de los cursos se aprovechan los lazos de identidad, cohesión y trabajo
solidario que hay entre los pobladores del medio rural e indígena marginado, al
tiempo que los instructores realizan acciones educativas vinculadas con la salud, la
nutrición y el trabajo, así como con otros aspectos importantes, propuestos por la
propia gente, que favorecen la calidad de vida de las poblaciones. Para apoyar el
mejor desempeño de los docentes comunitarios se les proporciona capacitación constante
y adecuada a las condiciones del medio en el que cumplen su función.
A lo largo de la década de los noventa hubo un crecimiento importante en la matrícula
de los cursos comunitarios. Esto es resultado de una clara política orientada a
ampliar los servicios de educación básica entre la población marginada.
Al inicio de la década, casi 119 mil niños recibían instrucción comunitaria, cifra
que se duplicó en el ciclo escolar 1997-1998. Se estima que para el periodo 2000-2001
la modalidad habrá observado un crecimiento acumulado de 118 por ciento en el
transcurso de 10 años, lo que significa que se atenderá a casi 260 mil educandos.13
Conviene señalar que la matrícula se ha estabilizado porque ya resulta muy difícil
encontrar comunidades con más de cinco niños en edad escolar que no cuentan con
11 La norma de atención
establece que la
instalación de los
servicios comunitarios
se realiza en lugares
que no exceden los 500
habitantes.
12 La primaria comunitaria
está organizada en tres
ciclos que constan de
dos grados escolares
cada uno.
96
servicios de educación primaria. El avance hacia las comunidades más pequeñas y
lejanas del territorio nacional hace que disminuya la cantidad de niños en edad escolar
que son atendidos en cada localidad y que se incorpora al servicio.
Con el propósito de que un mayor número de jóvenes de las zonas rurales de
marginación extrema tengan la posibilidad de seguir estudiando al concluir la primaria,
el Conafe experimenta, desde 1999, un modelo de educación posprimaria en
los estados de Aguascalientes, Chiapas, Chihuahua, Guanajuato, Hidalgo, México,
Oaxaca y Veracruz. Esta propuesta opera en la modalidad comunitaria y se fundamenta
en contenidos de los planes y programas nacionales adecuados a la realidad
de estos jóvenes, así como en las competencias básicas que deben adquirir de acuerdo
con las condiciones del medio en el que se desenvuelven.
Para el desarrollo de los cursos de educación comunitaria, la presencia activa de
madres y padres de los niños que reciben instrucción es esencial. Como integrantes
de las Asociaciones Promotoras de Educación Comunitaria, los padres se encargan
de proporcionar el espacio donde se realizan los cursos en cada localidad, además
de dar alimentación y hospedaje al instructor comunitario y vigilar la prestación del
servicio. Se estima que en el ciclo escolar 1999-2000 operaron más de 28 mil de estas
asociaciones en distintas regiones del país.
Para subsanar parte de las carencias que enfrentan las comunidades en las que se
instalan los servicios y reforzar la actividad educativa que ahí se efectúa, todos los
niños que cursan su educación preescolar y primaria reciben paquetes de útiles escolares.
A los instructores comunitarios también se les entregan materiales didácticos
* Incluye preescolar y primaria comunitarios.
e estimado.
Fuente: SEP.
13 La ligera disminución de
la matrícula que se
observa en el ciclo escolar
1999-2000 es resultado, en
buena medida, de los
fenómenos climáticos que
afectaron en 1999 los
estados de Hidalgo, parte
de Chiapas, Puebla,
Oaxaca y Veracruz y que
impidieron el
levantamiento puntual de
la estadística educativa en
los servicios comunitarios
afectados por las lluvias.
Matrícula de educación comunitaria
1990-1991 a 2000-2001e
(miles de alumnos)
90-91 91-92 92-93 93-94 94-95 95-96 96-97 97-98 98-99 99-00 00-01e
118.8
146.0
134.2
150.8
191.7
208.8
221.1
243.5
260.9 257.2 259.6
0
50
100
150
200
250
300
97
para auxiliarlos en su labor.
6.4 ATENCIÓN EDUCATIVA A LA POBLACIÓN JORNALERA
AGRÍCOLA MIGRANTE
Ofrecer una educación de calidad a la población jornalera agrícola que cada
año emigra de su lugar de origen hacia otras regiones del país en busca de
empleo temporal constituye un gran desafío para el sistema educativo mexicano.
Estos grupos se desplazan entre los distintos estados de la República de acuerdo
con la oferta laboral de los ciclos agrícolas, por lo cual sólo permanecen en cada
sitio el tiempo que dura su trabajo.14
En el país hay aproximadamente cinco millones de trabajadores agrícolas, de los
cuales casi 3.6 millones son migrantes. De este total al menos 1.2 millones son niños
menores de 14 años que acompañan a sus padres y deben incorporarse a labores
productivas para apoyar la economía de sus familias.15
En su tránsito por las distintas regiones y estados del país, los jornaleros migrantes
14 La permanencia puede
durar en cada lugar desde
sólo unas semanas hasta
cuatro o cinco meses.
15 Datos proporcionados por
el Programa Nacional con
Jornaleros Agrícolas
Migrantes, Sedesol.
A. Zona de expulsión
B. Zonas intermedias
C. Zonas de atracción
Principales zonas de expulsión y atracción de la población estacional
A. Guerrero y Oaxaca.
B. Chiapas, Colima, Durango, Hidalgo, Michoacán, Morelos, Puebla, San Luis Potosí, Quintana Roo, Tabasco y
Veracruz.
C. Baja California, Baja California Sur, Jalisco, Nayarit, Sinaloa, Sonora y Tamaulipas.
Fuente: Proyecto de Atención Educativa a la Población Jornalera Agrícola Migrante, 1997-2000, SEP.
98
se alojan en campamentos temporales instalados por quienes los emplean y en los
que conviven con otras personas y grupos que, como ellos, provienen de diferentes
puntos de la República y tienen orígenes étnicos y culturales diversos. Casi dos terceras
partes de estas personas son indígenas que en su mayoría sólo se expresan en
su lengua materna o apenas están adquiriendo un bilingüismo incipiente.
La movilidad que caracteriza a los trabajadores agrícolas y sus familias afecta
significativamente el aprovechamiento escolar de los niños, quienes interrumpen
constantemente sus estudios o deben esperar largos periodos para continuarlos. Al
volver a sus comunidades de origen, estos niños no logran recuperar el ritmo de
aprendizaje de sus compañeros y sus esfuerzos terminan frecuentemente en la reprobación
del grado escolar o en el abandono definitivo de sus estudios.
El trabajo de los docentes en las localidades a las que arriban los migrantes
estacionales es también muy complejo.16 Deben atender a los niños en los campamentos
que los albergan temporalmente o en las escuelas primarias de cada entidad,
y en el cumplimiento de su tarea con frecuencia encuentran, además de las
diferencias lingüísticas y culturales, niveles desiguales de avance académico.
Aunados a estos factores hay elementos como la multiplicidad de rutas migratorias
que cada año emprenden los jornaleros agrícolas y sus familias, la dificultad para
predecir su estancia en cada lugar y la duración de los ciclos agrícolas, así como la
falta de concordancia entre éstos y los ciclos escolares, todos ellos aspectos que dificultan
la planeación y la prestación de los servicios educativos a esta población.
Con el fin de encontrar nuevas respuestas educativas que permitan solucionar esta
problemática, en los últimos años la Secretaría de Educación Pública ha promovido
distintas iniciativas orientadas a integrar una oferta de educación básica pertinente
y de calidad para los niños y jóvenes en edad escolar que conforman la población
migrante estacional.17 Con base en la experiencia de los cursos comunitarios que se
ofrecen a la población de las localidades rurales más lejanas y dispersas, el Consejo
Nacional de Fomento Educativo (Conafe) desarrolla, desde 1997, una nueva modalidad
de primaria para la atención de estos niños. A partir de sus condiciones específicas
de vida se busca avanzar en una forma particular de orientar y organizar las
estrategias y actividades didácticas para la intervención pedagógica en el aula. Esta
propuesta otorga especial importancia a los aprendizajes y saberes previos de los
alumnos, de acuerdo con los cuales se integran los ejes curriculares que guían la
actividad educativa y permiten el desarrollo de competencias específicas. Por esta
vía, en el presente año se espera dar instrucción preescolar y primaria a poco más de
14 167 alumnos en 960 campamentos y comunidades expulsoras y receptoras de estos
grupos de población.
Como parte de sus actividades de investigación, la SEP inició el Proyecto de Atención
Educativa a la Población Jornalera Agrícola Migrante 1997-2000. Su principal
objetivo consiste en articular un modelo de atención educativa capaz de reconocer la
16 La instalación de los
servicios educativos en
cada campamento
depende de la decisión y
las posibilidades de cada
productor.
17 Para mayor información
sobre las propuestas para
la atención de la
población jornalera
migrante, véase el
capítulo “Equidad” del
Informe de Labores 1998-
1999 de la SEP.
99
situación y las características étnicas, lingüísticas y socioculturales de los menores
migrantes, así como sus distintos ritmos de aprendizaje. Para lograrlo, se desarrolla
una estrategia que permite vincular el conocimiento y la experiencia que los niños
han adquirido en sus desplazamientos con los contenidos del plan y los programas
de estudio de la primaria general. En el marco de este proyecto, los contenidos y
actividades del currículo se organizan por secuencias graduales, en las que se reconocen
diferentes edades y niveles de conocimientos, lo cual favorece mayores niveles
de profundidad en el manejo de las distintas competencias. En el año 2000 se
prevé atender con esta metodología a niños migrantes de primer y segundo grados
que cursan su educación en 22 entidades del país beneficiadas por el proyecto.
A los migrantes agrícolas que cuentan con 15 años o más y que requieren de atención
educativa se les brinda apoyo mediante el Instituto Nacional de Educación para
los Adultos (INEA). En los Campamentos de Educación y Recreación (CER) que coordina
el instituto, la población adulta tiene acceso a programas de alfabetización, primaria
y secundaria, así como a talleres en los que recibe adiestramiento en algún
oficio o manualidad. Asimismo, en estos espacios se les da orientación sobre el consumo
de alimentos y el cuidado de la salud, invitándolos a participar en actividades
de recreación. Para integrar una oferta de educación pertinente a las condiciones de
vida de los adultos migrantes y a sus particulares demandas de aprendizaje, en la
actualidad se están realizando diagnósticos sobre su escolaridad y evaluaciones de
las experiencias de aprendizaje en los campamentos, lo cual permitirá formular nuevas
estrategias para fortalecer la práctica educativa con estos grupos.
Será necesario continuar con los esfuerzos para aplicar y consolidar modalidades
educativas que permitan ofrecer una formación de calidad y adecuada a las necesidades
y la diversidad de la población migrante estacional. Para obtener mejores resultados
se debe alentar el compromiso de los empleadores en los campos agrícolas
en favor de la educación de esta población y, en su caso, de los propios padres de
familia para que permitan y favorezcan la asistencia de sus hijos a los servicios educativos.
6.5 PROGRAMA DE EDUCACIÓN, SALUD Y ALIMENTACIÓN (PROGRESA)
Una de las iniciativas centrales del gobierno mexicano para combatir la pobreza
extrema en el país es el Programa de Educación, Salud y Alimentación
(Progresa). En el marco de este programa desde 1997 se han emprendido
acciones integrales en los ámbitos educativo, de la salud y la alimentación que
buscan contribuir a que las familias con mayores carencias satisfagan sus necesidades
básicas y amplíen sus oportunidades de desarrollo y bienestar.
Hacia finales de 1999, por conducto del Progresa se había beneficiado con ayuda
100
alimentaria, asistencia de salud y becas educativas a más de dos millones de familias
que habitan en localidades rurales de alta y muy alta marginación de los estados de
Campeche, Chiapas, Chihuahua, Coahuila, Colima, Durango, Guanajuato, Guerrero,
Hidalgo, México, Michoacán, Morelos, Nayarit, Nuevo León, Oaxaca, Puebla,
Querétaro, Quintana Roo, San Luis Potosí, Sinaloa, Sonora, Tabasco, Tamaulipas,
Tlaxcala, Veracruz, Yucatán y Zacatecas.
Mediante el componente educativo del Progresa se proporcionan apoyo económico
y paquetes de útiles escolares (o ayuda para su adquisición) a las familias participantes
en el programa que acreditan tener hijos o hijas menores de 18 años y que
cursan entre el tercer grado de primaria y el tercero de secundaria, con la condición
de que acudan regularmente a la escuela. El monto de los recursos que reciben
mensualmente las familias beneficiarias varía de acuerdo con el grado escolar en
que estén inscritos sus hijos y se incrementa al tratarse de niñas que cursan la educación
secundaria.18
Se pretende que los niños y jóvenes que habitan en las localidades más pobres
cuenten con la oportunidad de ingresar o retornar a la escuela, si es que la abandonaron,
y que logren permanecer en ella hasta concluir sus estudios de nivel básico,
lo que se reflejará en una mejor calidad de vida de esta población. Al comenzar el
ciclo escolar 1999-2000, más de dos millones de educandos de las regiones más rezagadas
del país recibían mensualmente becas educativas del Progresa. Al finalizar
1999, con el apoyo del Conafe se habían distribuido útiles escolares a 1 314 513 alumnos
de primaria becarios de este programa.
La influencia del Progresa se manifiesta en el aumento del número de niños y
jóvenes, especialmente mujeres, que acuden a su instrucción secundaria. Entre 1996
y 1998 la matrícula de las más de 7 500 telesecundarias a las que asisten becarios del
programa creció en 19.5 por ciento. En el mismo lapso, la proporción de alumnas
inscritas en el primer grado de secundaria aumentó de 82 a 91 por ciento; por el
contrario, en las telesecundarias que no atienden jóvenes beneficiarios este índice
se mantuvo en 87 niñas por cada 100 varones.19 Otros factores, como la distribución
de libros de texto gratuitos en todas las telesecundarias, han influido también en este
crecimiento.
Como parte de los esfuerzos para mejorar la oferta y la calidad de los servicios
educativos, en las localidades en las que se ha establecido el Progresa se realizan
diferentes acciones. Todos los niños que asisten a las escuelas incorporadas al programa
reciben material didáctico para apoyar su aprendizaje, además de que se ha
avanzado en el reforzamiento de la infraestructura física de los planteles con mayor
deterioro y se ha promovido la actualización de los docentes y directivos. Las asociaciones
de padres de familia también reciben apoyo para estimular el arraigo y buen
desempeño de los maestros en estas zonas.
18 En los hogares más
pobres son las mujeres las
que tienden a abandonar
sus estudios en mayor
proporción y más
tempranamente que los
hombres, lo que explica la
diferencia que favorece a
las niñas y que pretende
estimular aún más su
asistencia y permanencia
en la escuela.
19 Para mayor información
sobre este tema, véase
Más oportunidades para
las familias pobres.
Evaluación de resultados
del Programa de
Educación, Salud y
Alimentación. Primeros
avances, México, 1999.
101
Monto mensual de las becas de primaria y secundaria*
(julio-diciembre 1999)
Primaria** Secundaria
Grados Niños y niñas Grados Niños Niñas
Tercero $80.00 Primero $240.00 $250.00
Cuarto $95.00 Segundo $250.00 $280.00
Quinto $125.00 Tercero $265.00 $305.00
Sexto $165.00
(enero-junio 2000)
Primaria** Secundaria
Grados Niños y niñas Grados Niños Niñas
Tercero $85.00 Primero $250.00 $265.00
Cuarto $100.00 Segundo $265.00 $295.00
Quinto $130.00 Tercero $280.00 $320.00
Sexto $170.00
*El monto de los apoyos se actualiza semestralmente.
** Se aplica el mismo monto a los cursos comunitarios.
Fuente: Progresa.
6.6 LIBROS DE TEXTO PARA EDUCACIÓN SECUNDARIA
Apartir del ciclo escolar 1997-1998 se proporcionaron gratuitamente, por vez
primera, libros de texto a los planteles de educación secundaria de los municipios
más marginados del país; en esta primera etapa se benefició a 244
mil estudiantes. La industria editorial mexicana somete sus libros al dictamen de las
autoridades educativas federales y éstas ofrecen a los profesores de las escuelas beneficiarias
una variedad de títulos para que elijan entre ellos los que más se adecuen
a las necesidades de enseñanza. Los estudiantes se obligan a cuidar los textos y a
restituirlos cuando el ciclo escolar termine, para que otros alumnos puedan utilizarlos.
Este programa ha sido fortalecido en las entidades federativas y con el esfuerzo
conjunto de la federación y los estados, actualmente se beneficia a 4.5 millones de
alumnos en las secundarias públicas del país, lo que equivale a más de 93.5 por
ciento de la matrícula que atiende el Estado.
6.7 EDUCACIÓN ESPECIAL
En los últimos años, el gobierno de la República ha desplegado importantes
esfuerzos de carácter multisectorial para atender a la población con
discapacidad, entre ellos la ejecución del Programa Nacional para el Bienestar
y la Incorporación al Desarrollo de las Personas con Discapacidad,20 así como la
20 La discapacidad se
entiende como deficiencia
física, mental o sensorial.
Esta definición es el
resultado del consenso del
sistema educativo, del
sector salud y del sector
de asistencia social que en
nuestro país encabeza el
Sistema para el Desarrollo
Integral de la Familia
(DIF).
102
realización del Primer Registro Nacional de Menores con Algún Signo de Discapacidad
en 1995, iniciativas a las que se han sumado las acciones que se desarrollan en el
sector educativo en favor de esta población. Cabe destacar que con la promulgación de
la Ley General de Educación en 1993, por primera vez en la historia de nuestro país se
expidió un artículo para la educación especial en el que se define el ámbito de su
acción y su participación como una modalidad de la educación básica.
El artículo 41 de esta ley hace explícita la obligación del Estado de ofrecer oportunidades
educativas y satisfacer las necesidades básicas de aprendizaje de todas las
personas con o sin discapacidad que demanden educación y presenten necesidades
educativas especiales. Este mandato ha significado una profunda revisión de los esquemas
conceptuales que habían orientado la atención a los alumnos.
Así, se ha llegado a reconocer el nuevo concepto de necesidades educativas especiales
y se considera que un alumno presenta este tipo de necesidades cuando, en
relación con sus compañeros de grupo, enfrenta dificultades para desarrollar el aprendizaje
de los contenidos incluidos en los planes y programas de estudio y requiere
que a su proceso educativo se incorporen recursos mayores o diferentes para lograr
los propósitos curriculares. Cabe destacar que este concepto no remite a la deficiencia
de un educando en particular, sino a la dificultad que enfrentan tanto el alumno
durante su proceso de aprendizaje, como el profesor cuando tiene que desarrollar la
metodología de enseñanza de los diversos contenidos académicos. Las necesidades
educativas especiales tienen un carácter interactivo, ya que la problemática que un
estudiante manifiesta tiene que ver también con las características del contexto escolar
en el que se encuentra, mismo que las puede acentuar o minimizar. A diferencia
de este nuevo enfoque, hasta hace algunos años la educación especial se había
basado en programas específicos centrados en la discapacidad de las personas, y ello
generó un sistema paralelo a la educación regular.
Con esta nueva perspectiva, el artículo 41 de la Ley General de Educación propuso
reorientar los servicios de educación especial en el país hacia la integración educativa.
El Programa de Desarrollo Educativo 1995-2000 define esta integración como el
acceso, al que tienen derecho todos los menores, al currículo básico y a la satisfacción
de sus necesidades fundamentales de aprendizaje. El mecanismo para facilitar
este acceso puede ser la incorporación a una escuela regular (con el apoyo requerido)
o a una institución de educación especial.21 La elección entre estas dos opciones
depende de la situación del alumno y de su familia, y de las condiciones educativas
que se ofrecen en su entorno.
La integración educativa requiere, además del trabajo con el niño, la participación
de diferentes instancias y agentes educativos: directores, maestros y alumnos de las
escuelas regulares, así como padres de familia, autoridades educativas y personal
especializado, entre otros.
A partir de 1992, año de inicio del proceso de federalización de la educación básica,
21 Las características de
estas dos vertientes se
detallan más adelante.
103
cada entidad federativa ha decidido los tiempos para la reorientación de los servicios
de educación especial y la incorporación gradual de esta población a las escuelas
regulares del sistema educativo. Es por ello que actualmente la forma de aplicación
de este enfoque presenta marcadas diferencias de una entidad a otra.22
La reorientación de los servicios de educación especial se ha efectuado por medio
de acciones que permiten transitar de un modelo de atención clínico rehabilitatorio
a uno de carácter formativo, en el cual la educación especial promueve la integración
a la educación de los menores con necesidades educativas especiales, con o sin
discapacidad. De igual manera, se atiende a quienes presenten capacidades y aptitudes
sobresalientes.
En los últimos años se ha impulsado significativamente la reorientación y la integración
educativa de niños y niñas con discapacidad o con algún signo de ella. Durante
1999, mediante los servicios de educación especial se valoró y atendió en todo
el país a 399 004 personas en instituciones públicas y privadas, en tanto que en el
transcurso del año 2000 se espera atender a 417 654 alumnos, cifra que representa
un incremento de 4.7 por ciento respecto de la población atendida el año previo.
Cabe destacar que en los planteles de educación básica se proporciona atención
educativa especial por nivel y grado mediante las Unidades de Servicios de Apoyo a
la Educación Regular (USAER) y los Centros de Atención Múltiple (CAM). El personal
profesional de educación especial que hasta hace un año trabajaba con un enfoque
clínico-rehabilitatorio ha sido objeto de un proceso de capacitación y sensibilización
y actualmente sus actividades se han reorientado hacia el enfoque de la integración
educativa.
La USAER es una instancia técnico operativa de educación especial, ubicada en una
escuela regular como sede para su funcionamiento. Su ámbito de acción cubre un
promedio de cinco escuelas de educación básica, las cuales reciben la atención y el
apoyo de personal especializado –pedagogo, psicólogo, maestros especialistas, trabajador
social y terapista de lenguaje– que analiza la problemática que presentan los
alumnos con necesidades educativas especiales, con o sin discapacidad, inscritos en
cada escuela, y establece los programas de atención pedagógica pertinentes, en coordinación
con el personal docente y los padres de familia. El establecimiento de
una USAER o la incorporación de una escuela se hace por iniciativa de los propios
planteles escolares. El funcionamiento de este esquema de operación representa un
cambio en la dinámica escolar y demanda un esfuerzo muy importante de motivación
y actualización del personal docente y los directivos de las escuelas que participan.
En el caso de las zonas rurales, las USAER se conforman en redes periféricas de
apoyo al proceso de integración.
Por otra parte, todos los planteles de educación especial que antes atendían áreas
específicas de discapacidad23 fueron reorientados a Centros de Atención Múltiple.
En ellos se integra a niños y jóvenes con todo tipo de discapacidad a los grados o
22 El proyecto de la
educación especial en
México se ha desarrollado
hasta ahora en dos fases.
La fase I implica la
reorientación de servicios;
la Fase II, un nuevo
ordenamiento regional de
los servicios, la rotación
de los supervisores, el
fortalecimiento de la
actualización y el apoyo
oportuno y profesional de
los agentes educativos.
Cabe señalar que la mayor
parte de las entidades
federativas se encuentran
en la Fase I.
23 Entre las áreas específicas
de atención se
encontraban los
transtornos en audición,
lenguaje, neuromotores,
deficiencia mental,
ceguera, debilidad visual,
entre otros.
104
niveles educativos que les correspondan. Al propiciar el acceso al currículo básico,
en estos centros se realizan las adecuaciones necesarias a la metodología y técnicas
de enseñanza y aprendizaje para trabajar con los libros de texto gratuitos y otros
materiales educativos. Los CAM, además de ofrecer educación básica –educación inicial,
preescolar, primaria y secundaria–, proporcionan formación para el trabajo.
Mediante un esquema que promueve la organización de proyectos de trabajo de
manera colegiada, estos centros propician la atención integral y diferenciada de los
educandos y la vinculación entre los niveles y grados educativos.
Mientras que en 1999 operaron 1 922 USAER y 1 144 CAM, durante el año 2000 se
espera que el número de unidades ascienda a 2 105, y el de los centros a 1 200.
Para apoyar el crecimiento de estos servicios –relativamente nuevos dentro del
sistema educativo nacional– y facilitar los procesos de integración educativa de la
población demandante, el número de plazas de maestros de educación especial se
ha incrementado de manera notable. Otro cambio sustantivo, derivado de esta nueva
política educativa, es la inclusión de la asignatura de Necesidades Educativas Especiales
en el nuevo currículo de la Licenciatura de Educación Primaria, cuya aplicación
inició a partir del año lectivo 1997-1998 en todas las escuelas normales del país.
Dentro de las acciones dirigidas a fortalecer la integración educativa en beneficio
de las comunidades escolares y los padres de familia, es importante señalar que
desde 1995, mediante el Registro de Menores con Algún Signo de Discapacidad, se
cuenta con información sistematizada que permite identificar con facilidad a la población
con estas características, brindarle atención más certera y verificar la pertinencia
de los servicios de CAM y USAER.
Asimismo, destaca la existencia de la Red de Responsables de Educación Especial,
24 que cuenta con el apoyo de las entidades federativas para impulsar, en el ámbito
nacional, diferentes acciones orientadas a promover y reorientar la integración
educativa de la población en edad escolar que lo requiera.
Con el propósito de apoyar el manejo adecuado del tránsito de alumnos con necesidades
educativas especiales a los servicios de educación básica regular, así como
el trabajo docente y los principios de la integración educativa, a las unidades de
Matrícula escolar de educación especial
1994 a 2000e
1994 1995 1996 1997 1998 1999 2000e
Población atendida 303 509 312 325 287 295 339 952 380 668 399 004 417 654
Federal 37 170 41 557 44 708 51 774 54 842 50 068 52 408
Estatal 264 382 269 036 240 825 286 147 323 348 345 810 361 974
Particular 1 957 1 732 1 762 2 031 2 478 3 126 3,272
e estimado.
Fuente: SEP.
24 Dicha red opera desde
1995 y la conforma el
personal responsable de
los servicios de educación
especial en las diversas
entidades federativas,
designado en cada caso
por el secretario de
Educación.
105
servicio de educación especial se les han proporcionado (USAER y CAM) diversos auxiliares
pedagógicos y se han impartido cursos de actualización y capacitación para el
personal docente que trabaja con esta población. En este sentido destaca la elaboración
de paquetes de material didáctico, con los catálogos correspondientes; la producción
de una serie de videos interactivos; la edición del libro Menores con
discapacidad y necesidades educativas especiales; la realización del documento Bases
para la integración a la escuela regular de niños y niñas con necesidades educativas
especiales; la distribución del material audiovisual y los folletos de la serie “Hacia
una escuela abierta a la diversidad”; la elaboración de ficheros con secuencias
didácticas para trabajar las asignaturas de Español y Matemáticas; la preparación de
guías para el profesor, y el curso sobre integración educativa, con la participación
voluntaria de los profesores y cuya acreditación tiene valor para Carrera Magisterial.
Otra de las acciones dirigidas a fortalecer la integración educativa ha sido la creación,
en la Escuela Nacional de Estudios Profesionales (ENEP) Iztacala de la UNAM, de
la Red Nacional de Investigadores y Participantes sobre la Integración Educativa,25 la
cual surge de la preocupación de un grupo de investigadores y docentes por crear un
espacio que registre y analice las prácticas de la educación especial, así como las
experiencias de integración que se han generado en nuestro país.
INTEGRACIÓN EDUCATIVA: CAPACITACIÓN, ADECUACIÓN DE MATERIALES DIDÁCTICOS,
REALIZACIÓN DE EXPERIENCIAS CONTROLADAS Y DESARROLLO DE UN SISTEMA DE
SEGUIMIENTO DE LOS NIÑOS INTEGRADOS26
Las acciones dirigidas a impulsar el proceso de integración educativa se fortalecen
mediante el desarrollo de un proyecto de investigación aplicada que la SEP ha desarrollado
en los últimos años. Como parte de esta iniciativa, en 1995 se conocieron
experiencias destacadas en el contexto mundial sobre la integración educativa de
niños con discapacidades al currículo básico y se efectuó un diagnóstico del proceso
de integración educativa en México.27 En el estudio se revisaron los fundamentos,
alcances, condiciones y factores asociados al éxito de esta acción y se derivaron recomendaciones
para mejorar el proceso de la formación del personal docente y de
los profesionales especialistas, tanto de educación regular como de educación especial;
los recursos didácticos; la gestión de los centros escolares y el sistema de control
y seguimiento de estas actividades. Con base en los resultados obtenidos de esta
exploración, se puso en marcha el proyecto “Integración educativa: capacitación,
adecuación de materiales didácticos, realización de experiencias controladas y desarrollo
de un sistema de seguimiento de los niños integrados”, cuyo objetivo fue
propiciar las condiciones para que los alumnos y alumnas con necesidades educativas
especiales con y sin discapacidad, se integraran a las escuelas regulares. Para
ello se han establecido cuatro líneas de trabajo: un programa de actualización para
maestros de escuelas regulares y especialistas en educación especial; un programa
25 La red está formada por
diversas instituciones:
Universidad
Intercontinental (UIC),
Universidad Autónoma
Metropolitana (UAM),
Universidad Simón
Bolívar, Universidad
Autónoma de Baja
California (UABC) y
Universidad de Sonora, así
como instituciones y
profesionales de los
estados de Guerrero,
Tabasco y Tlaxcala.
26 Esta investigación cuenta
con apoyo y recursos de la
federación y los estados,
así como con colaboración
técnica y financiamiento
parcial del Fondo Mixto de
Cooperación Técnica y
Científica México-España.
27 El título de este estudio es
“Integración Educativa:
Perspectiva Nacional e
Internacional”.
106
de materiales didácticos de apoyo a la integración de alumnos con necesidades educativas
especiales; un programa de experiencias controladas de niños en procesos
de integración a las escuelas regulares y un programa de seguimiento de los niños
integrados.
Para lograr los propósitos del proyecto se elaboró y se puso en práctica un curso
dirigido a los directivos y profesores tanto de educación regular como de educación
especial, y se han difundido diversos materiales didácticos para los docentes y los
equipos técnicos estatales.
En el año escolar 1998-1999 se desarrolló la tercera fase del proyecto, que consistió
en consolidar el proceso de integración en los planteles de Colima, San Luis Potosí y
Tabasco, entidades que han puesto en funcionamiento el proyecto a otros estados:
Baja California, Baja California Sur y Chihuahua, Guerrero, Hidalgo, Jalisco, Morelos
y Zacatecas.
Se estima que al finalizar el año 2000, 11 entidades federativas más se incorporarán
a las acciones que se desarrollan en el contexto del proyecto, de modo que al
cierre del año se habrán sumado 22 estados a este esfuerzo, beneficiando a más de
cuatro mil alumnos de educación básica con necesidades educativas especiales y
alrededor de 10 mil profesores de educación especial y regular.
Cabe destacar que los resultados de las distintas evaluaciones practicadas en el
contexto del proyecto demuestran que el beneficio obtenido por los niños integrados
se manifiesta en su socialización y en logros académicos frecuentemente superiores
a la expectativa de sus padres y profesores. Se ha observado que los niños sin necesidades
educativas especiales también han obtenido beneficios, pues la atención educativa
que reciben por parte de los maestros y el equipo de apoyo es de mayor calidad.
Asimismo, el trabajo entre el personal de educación especial y el de educación
regular ha permitido conformar equipos interdisciplinarios cuya principal meta es
procurar el aprendizaje y el bienestar de los niños.
6.8. BECAS EN EL ÁMBITO DE LA SECRETARÍA DE EDUCACIÓN PÚBLICA
Uno de los principios fundamentales de la educación pública en México es el
compromiso de brindar igualdad de oportunidades académicas y de superación
a la población. Por esta razón el gobierno mexicano, en cumplimiento
con lo establecido en nuestra Constitución, ha asumido el compromiso de
llevar los servicios educativos a todas las regiones del país, incluidas las zonas más
pobres y vulnerables, y apoyar a los niños y jóvenes que viven en condiciones adversas,
impulsando su matriculación y permanencia en los centros educativos y
alentándolos a proseguir con sus estudios.
En los últimos años se han promovido e intensificado diversos esquemas de otor107
gamiento de becas y estímulos económicos para la educación de los sectores de la
población en desventaja.
Destaca la canalización de recursos para los diversos niveles y modalidades educativos
que han efectuado, entre otros, la Secretaría de Educación Pública (SEP), el
Programa de Educación, Salud y Alimentación (Progresa), el Programa de
Financiamiento Educativo Rural (Fiducar), el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología
(Conacyt) y el Consejo Nacional de Fomento Educativo (Conafe).
LAS BECAS EN EDUCACIÓN BÁSICA
Entre las acciones emprendidas por la SEP en este rubro, debe señalarse el programa
de becas en planteles oficiales de educación básica, mediante el cual se brinda apoyo
a los niños y jóvenes que habitan en localidades urbanas y rurales marginadas de
todo el país. El programa tiene como propósito central contribuir a que los alumnos
con alto rendimiento escolar no interrumpan su educación por razones de tipo económico.
En virtud de la federalización educativa, las autoridades estatales determinan los
criterios y procedimientos para otorgar becas a los alumnos que cursan la educación
básica en su jurisdicción. La SEP es la encargada del funcionamiento de este programa
en el Distrito Federal.28
A continuación se presentan las normas y procedimientos que se observan en el
proceso de asignación de becas para estudiantes de educación básica en esta entidad.
En el Distrito Federal participan como aspirantes a obtener una beca o apoyo económico
los alumnos inscritos en escuelas oficiales de educación primaria de segundo
a sexto grados, y de los tres grados de secundaria con aprovechamiento escolar
sobresaliente29 y cuya situación económica precaria los coloca en riesgo de deserción
escolar. Cabe destacar que a los alumnos de primer año de educación primaria
no se les proporciona este tipo de estímulos debido a que es una etapa prematura
para valorar a los niños con criterios académicos rígidos.
La asignación de becas se lleva a cabo en cada escuela primaria y secundaria,
previo diagnóstico realizado por el Consejo Técnico Escolar30 de cada plantel. Por
esta vía se identifica a los alumnos de alto rendimiento académico que viven en
zonas rurales, indígenas o urbanas marginadas, en condiciones socioeconómicas
precarias o bien que deben desplazarse a lugares alejados de su domicilio para realizar
sus estudios.
Con el fin de registrar y controlar el manejo de los recursos financieros destinados
al programa, la SEP incorpora en una base de datos la información de los educandos
seleccionados por los diversos consejos técnicos escolares.
El monto de la beca a los alumnos beneficiarios se otorga por los 10 meses que
dura el ciclo escolar y se entrega en dos ministraciones: a la mitad del ciclo escolar y
al concluir el mismo.
28 A partir de 1997, los
proyectos de becas en
efectivo para educación
básica en el Distrito
Federal fueron
transferidos para su
administración de la
Subsecretaría de
Planeación y Coordinación
a la Subsecretaría de
Servicios Educativos en el
DF. Se transfirieron
también los recursos
materiales, financieros y
humanos, el archivo físico
y la base de datos
correspondientes.
29 El alto desempeño
académico equivale a un
promedio mayor a ocho
en una escala del cero al
10. En la educación
secundaria se excluyen,
para obtener estos
resultados, las
calificaciones obtenidas
en Educación Física,
Expresión Artística y
Educación Tecnológica.
30 El consejo está integrado
por el director y la planta
docente que labora en la
escuela.
108
Las becas no se renuevan en forma automática; los alumnos que deseen continuar
con el apoyo deben solicitarlo al inicio de cada ciclo escolar y someterse al procedimiento
que se realiza anualmente en el plantel donde se encuentran inscritos.
El desarrollo del programa y la distribución de las becas son constantemente supervisados
por las autoridades de la SEP mediante esquemas de monitoreo al Consejo
Técnico Escolar de cada escuela, con la finalidad de observar su correcto funcionamiento
y adecuar, si fuese necesario, las normas y criterios para otorgar apoyos.
En el año académico 1999-2000 se otorgaron por esta vía 48 270 becas para igual
número de alumnos de educación básica en el Distrito Federal.31 Cabe destacar que
este número es más del doble de las que se distribuyeron en el ciclo escolar 1994-
1995.
El Programa de Educación, Salud y Alimentación (Progresa) es una iniciativa del
gobierno de la República en la que participan diversas dependencias y organizaciones
del sector público. Su objetivo es apoyar a la población que vive en condiciones
de pobreza y marginación extremas para superar su situación de desventaja social y
económica. Se estima que 2.4 millones de educandos serán beneficiados mediante
este programa en el transcurso del año 2000.32
El gobierno federal, por conducto del Programa de Financiamiento Educativo Rural
(Fiducar), destina recursos para niños y jóvenes que viven en las zonas rurales e
indígenas más apartadas y desfavorecidas del país y, al igual que los programas se-
Tarifa mensual por beca en educación básica en el Distrito Federal
Ciclos escolares 1998-1999 y 1999-2000
Ciclo escolar
Nivel educativo 1998-1999 1999-2000
Pesos Pesos
Educación primaria 184.86 210.74
Educación secundaria 184.86 210.74
Fuente: SEP.
Programa de becas en educación básica en el Distrito Federal
Ciclos 1994-1995, 1999-2000 y 2000-2001e
Nivel educativo 1994-1995 1999-2000 2000-2001e
Primaria 13 253 23 022 26 475
Secundaria general 5 408 14 950 17 193
Secundaria técnica 5 241 10 298 11 843
Total 23 902 48 270 55 511
e estimado.
Fuente: Subsecretaría de Servicios Educativos del Distrito Federal, SEP.
31 Además de los apoyos que
se canalizan por conducto
de la educación pública,
los particulares que
prestan servicios
educativos tienen la
obligación legal de
destinar el cinco por
ciento de los ingresos
obtenidos por concepto de
inscripción y pago
mensual, al otorgamiento
de becas a los alumnos
que presentan un alto
rendimiento o
aprovechamiento escolar
y cuyas familias enfrentan
dificultades económicas,
con el propósito de
facilitar el acceso a la
educación que imparten.
32 Para mayor información,
véase el apartado
“Programa de Educación,
Salud y Alimentación
(Progresa)”, en este
mismo Perfil.
109
ñalados previamente, tiene el propósito de apoyarlos para que realicen y concluyan
sus estudios de educación básica. 33
El Fiducar atiende, en los 31 estados de la República, comunidades lejanas y dispersas
que no cuentan con servicios de primaria o secundaria y cuyo número de
habitantes es reducido, por lo que resulta poco viable el establecimiento de un plantel
educativo. Su acción consiste en canalizar a los niños y jóvenes hacia sitios cercanos
en los cuales existan los servicios que requieren.
De acuerdo con las necesidades de los estudiantes, el programa otorga dos modalidades
de apoyo. La primera consiste en la entrega de una beca de alimentación y
hospedaje a la población escolar que, por falta de servicios educativos de primaria o
secundaria en su comunidad requiere radicar en una localidad donde haya planteles
educativos o se impartan los cursos del Conafe. En la segunda modalidad, las becas
de traslado, se proporciona a los estudiantes una cantidad para que se desplacen
diariamente a la localidad que cuente con estos servicios y se encuentre más cercana
a su domicilio.34
Para la asignación de las becas de manutención es necesario que el padre o tutor
del beneficiario haya inscrito a su hijo en la escuela de la población más cercana a su
lugar de residencia y que en ese lugar exista una persona de confianza con quien el
educando pueda vivir. En relación con las becas de traslado, la escuela seleccionada
debe ubicarse a una distancia mínima de tres kilómetros del lugar al que pertenece
el beneficiario. Mediante los estudios de microplaneación educativa realizados por
las entidades federativas, se lleva a cabo el proceso de ubicación de las distintas
localidades que requieren el apoyo o que pueden ofrecerlo.
Las becas proporcionadas por el Fiducar han permitido a un mayor número de niños
y jóvenes acceder a la educación básica. En el ciclo escolar 1999-2000, el número de
estudiantes beneficiados por esta vía asciende a 27 782, lo que significa un incremento
de 109 por ciento respecto de los apoyos otorgados al inicio de la administración.
BECAS PARA LA EDUCACIÓN MEDIA SUPERIOR Y SUPERIOR
Los estudiantes que cursan educación media superior y superior en escuelas que
dependen de la SEP y cuya condición económica es adversa, también son beneficiados
con apoyos monetarios con el fin de que permanezcan en las instituciones de su
elección y puedan avanzar a niveles académicos superiores.
En los tipos educativos mencionados, el programa de becas en efectivo se otorga
de acuerdo con lo previsto en la Ley General de Educación y el presupuesto que se
autoriza para tal fin.
En el año lectivo 1999-2000 se han otorgado 71 569 becas a alumnos que cursan
sus estudios de educación media superior y superior, lo que representa un incremento
de 57.5 por ciento respecto de los apoyos distribuidos durante el periodo escolar
1994-1995 (45 421). El monto de las becas se incrementa cada año.
33 Este programa es operado
por el Conafe.
34 El programa Fiducar
proporciona a los
estudiantes de primaria y
secundaria un apoyo
económico de 150 pesos
mensuales, durante 10
meses. El monto es el
mismo para ambas
modalidades.
110
Población beneficiada con becas Fiducar
Ciclos 1994-1995, 1999-2000, 2000-2001e
Entidad federativa 1994-1995 1999-2000 2000-2001e
Primaria Secundaria Total Primaria Secundaria Total Primaria Secundaria Total
Aguascalientes 22 143 165 31 238 269 39 257 296
Baja California 5 54 59 4 80 84 4 80 84
Baja California Sur 31 65 96 67 72 139 50 89 139
Campeche 4 153 157 54 216 270 58 256 314
Chiapas 26 605 631 43 6 004 6 047 75 6 026 6 101
Chihuahua 56 339 395 78 394 472 118 457 575
Coahuila 12 209 221 18 371 389 23 367 390
Colima 17 235 252 13 281 294 15 279 294
Durango 51 531 582 111 639 750 110 624 734
Estado de México 32 395 427 40 1 050 1,090 45 675 720
Guanajuato 3 572 575 9 787 796 20 791 811
Guerrero 54 651 705 89 2 279 2,368 80 2 367 2 447
Hidalgo 5 513 518 32 1 284 1,316 14 1 220 1 234
Jalisco 156 432 588 764 1 528 2,292 470 1 240 1 710
Michoacán 171 834 1 005 67 1 634 1,701 90 1 680 1 770
Morelos 2 84 86 7 129 136 10 141 151
Nayarit 26 107 133 25 98 123 31 107 138
Nuevo León 9 142 151 27 88 115 31 113 144
Oaxaca 18 718 736 8 1 233 1 241 52 1 273 1 325
Puebla 97 393 490 20 657 677 62 615 677
Querétaro 37 1 040 1 077 0 1 310 1 310 10 1 300 1 310
Quintana Roo 23 58 81 40 95 135 40 90 130
San Luis Potosí 14 478 492 60 776 836 44 920 964
Sinaloa 47 772 819 27 925 952 90 862 952
Sonora 52 192 244 11 69 80 30 110 140
Tabasco 2 144 146 2 254 256 10 250 260
Tamaulipas 186 364 550 76 504 580 228 508 736
Tlaxcala 4 93 97 5 182 187 8 193 201
Veracruz 274 1 004 1 278 359 1 669 2 028 366 2 017 2 383
Yucatán 55 112 167 44 187 231 50 215 265
Zacatecas 150 264 414 237 481 718 155 450 605
Total 1 641 11 696 13 337 2 368 25 514 27 882 2 428 25 572 28 000
e estimado.
Fuente: SEP.
111
El programa de becas para la educación media superior y superior cuenta con un
sistema operativo que permite agilizar su proceso de administración. En la actualidad,
mediante el Sistema de Registros Electrónicos, los planteles escolares registran
y analizan la información referente al número de becarios; el sistema también permite
realizar diversas operaciones como la validación de información, la generación
de archivos de pago, la formulación de estados financieros y reportes estadísticos y
la impresión de encuestas a becarios, entre otras.
Por otra parte, con el propósito de vigilar el cumplimiento de las disposiciones
generales que regulan el otorgamiento de becas en efectivo y asegurar que los recursos
financieros sean otorgados íntegra y oportunamente a los alumnos becarios,
actualmente operan un sistema de evaluación al procedimiento de entrega de cheques
y un programa de supervisión a los planteles públicos que imparten la educación
media superior y superior.
LAS BECAS DE TRANSPORTE PARA LA EDUCACIÓN MEDIA SUPERIOR
El programa de becas de transporte ofrece apoyo económico a jóvenes de
asentamientos rurales dispersos, que desean continuar estudios de educación media
superior pero cuyas localidades de residencia no disponen de algún centro educativo
que imparta esta enseñanza. Mediante estas becas se les proporcionan recursos
para sufragar el desplazamiento a comunidades cercanas en las que se ofrecen los
servicios. El monto de estas becas asciende a 10 pesos diarios.
Tarifa mensual por beca en educación media superior y superior
Ciclos escolares 1998-1999 y 1999-2000
(pesos)
1998-1999 1999-2000
Educación Media Superior 352.17 401.47
Educación Artística 176.09 200.74
Educación Superior
Licenciatura 449.02 481.79
Educación Normal 449.02 511.88
Fuente: Dirección General de Acreditación, Incorporación y Revalidación de Estudios. SEP.
Becas para la educación media superior y superior
Ciclos escolares 1994-1995 y 1999-2000
1994-1995 1999-2000
Media superior1 32 332 52 492
Superior 2 13 089 19 077
Totales 45 421 71 569
1 Incluye artística inicial.
2 Incluye educación normal y licenciatura.
Fuente: Dirección General de Acreditación, Incorporación y Revalidación, SEP.
112
Con el concurso de la SEP, las autoridades educativas estatales realizan periódicamente
estudios de microplaneación para conocer la relación entre la oferta y la demanda
de los diversos servicios educativos en todo el país. Mediante estos estudios
se ha encontrado que mientras algunas entidades tienen un índice de absorción en
la educación media superior por arriba de 100 por ciento, en otras apenas se llega a
60 por ciento. La demanda no atendida de este tipo educativo se localiza particularmente
en las zonas de población dispersa y en las áreas marginadas. Se sabe, además,
que 70 por ciento de los estados cuentan con capacidad instalada para atender
a todos los egresados de secundaria.
El establecimiento de planteles de educación media superior presupone, para su
viabilidad, un mínimo de jóvenes que demanden el servicio. Es por ello que algunas
localidades del medio rural marginado en las que el número de egresados de secundaria
es reducido carecen de escuelas de este tipo. Por otra parte, el volumen de
operación que supone un plantel de media superior con frecuencia rebasa las necesidades
de una sola comunidad rural, por lo que suele haber disponibilidad para
atender a jóvenes procedentes de poblados cercanos.
Por medio de este programa se pretende facilitar el acceso de los jóvenes de las
regiones rurales del país a la educación media superior y propiciar su permanencia
en las instituciones, así como mejorar el aprovechamiento de la capacidad física
instalada en cada entidad federativa.
Como resultado de la puesta en operación del programa, que inició en 1998, se
esperan incrementos en la cobertura de la educación media superior, mismos que se
reflejarán, inicialmente, en su matrícula de primer grado.
Los criterios para proporcionar estas becas son: 1) destinarlas a los alumnos de
nuevo ingreso al nivel medio superior en cuyas comunidades no operen estos servicios
educativos; 2) dar prioridad a los estudiantes de localidades rurales dispersas y
de escasos recursos; 3) los tiempos de traslado de los alumnos entre hogar de residencia
y el plantel deben oscilar entre 15 y 50 minutos, y 4) canalizar preferentemente
a los estudiantes hacia los planteles que cuentan con capacidad física instalada
para atender la demanda.
La operación del programa se realiza en forma descentralizada; en la actualidad,
las instituciones educativas de las entidades participantes en él aplican el recurso y
son responsables de su correcto ejercicio. La SEP determina en cada caso el monto
presupuestario que las instituciones pueden ejercer para brindar el beneficio a los
estudiantes que lo requieran o demanden.
Cabe destacar que el programa tiene la flexibilidad para adecuarse a las situaciones
específicas de las diversas comunidades; es por ello que algunos estados exploran
diversas opciones tales como suscribir convenios entre los prestadores de servicio
de transporte locales y las comunidades, o el subsidio para la compra o préstamo
de bicicletas, entre otras.
113
Becas de transporte para la educación media superior
Ciclo escolar 1999-2000
Entidad federativa CECyT 1 Colbach 2 Emsad 3 Icate 4 Telebach 5 Total
Aguascalientes 66 0 0 0 0 66
Baja California 324 800 0 0 0 1 124
Baja California Sur 117 410 0 0 0 527
Campeche 579 562 51 0 0 1 192
Chiapas 330 1 475 0 0 0 1805
Chihuahua 957 0 0 0 0 957
Coahuila 670 0 114 0 0 784
Durango 298 1 007 0 0 0 1 305
Estado de México 1 038 444 0 0 0 1 482
Guanajuato 425 0 0 0 0 425
Guerrero 255 1 000 0 0 0 1 255
Hidalgo 646 816 0 0 156 1 618
Jalisco 175 197 0 0 0 372
Michoacán 293 239 0 339 0 871
Morelos 190 251 0 0 0 441
Nayarit 130 0 0 60 0 190
Nuevo León 358 0 0 0 0 358
Oaxaca 600 728 0 172 0 1 500
Puebla 0 167 0 0 0 167
Querétaro 267 397 8 0 0 672
Quintana Roo 0 180 0 0 0 180
San Luis Potosí 339 200 0 0 0 539
Sinaloa 0 468 0 130 0 598
Sonora 473 390 0 0 0 863
Tabasco 150 1 173 0 0 0 1 323
Tamaulipas 0 672 15 0 313 1 000
Tlaxcala 146 720 0 0 0 866
Veracruz 361 1 268 0 67 0 1 696
Yucatán 277 384 0 0 0 661
Zacatecas 48 433 0 0 0 481
Total 9 512 14 381 188 768 469 25 318
1 Centro de Estudios Científicos y Tecnológicos.
2 Colegio de Bachilleres.
3 Educación Media Superior a Distancia.
4 Instituto de Capacitación para el Trabajo del Estado.
5 Telebachillerato
Fuente: SEP.
114
Durante el año escolar 1998-1999, el número de becas de transporte distribuidas
en los 17 estados del país que participaron inicialmente en el programa ascendió a
6 466 apoyos que beneficiaron al mismo número de alumnos, en tanto que para el
ciclo 1999-2000 el programa abarca 30 entidades federativas y apoya a más de 25 mil
estudiantes de este tipo educativo.
Además del programa de becas de transporte, diversas instituciones que imparten
educación media superior también otorgan apoyos económicos a los estudiantes de
bajos recursos y buen desempeño académico y, en algunas ocasiones, se les exime
del pago de colegiaturas. Es el caso del Conalep, que durante 1999 proporcionó 49 431
becas.
Cabe destacar que, aunado a lo anterior, a partir del ciclo académico 1999-2000 las
universidades tecnológicas y los institutos tecnológicos otorgan apoyos económicos
para el traslado de los estudiantes que viven en comunidades alejadas de las sedes
donde prestan sus servicios.35 En este periodo, las universidades han beneficiado a
2 250 jóvenes, y los institutos tecnológicos a 775. En ambos casos el monto de la beca
asciende a 10 pesos diarios.
De igual manera, instituciones como el Conacyt y el Instituto Politécnico Nacional
proporcionan becas para apoyar a los profesionales que desean realizar estudios de
posgrado en México o en el extranjero o prefieran realizar cursos de especialización,
con el fin de aportar alternativas innovadoras que respondan a las necesidades y
exigencias del desarrollo nacional. En el año 2000, el Conacyt estima administrar
18 750 becas-crédito, en tanto que el IPN ha otorgado hasta marzo de este año 17 582
becas que se derivan de diferentes programas institucionales.
Por otra parte, la educación que ofrecen los particulares también se ha sumado al
esfuerzo emprendido por el gobierno federal. Algunas instituciones privadas ofrecen
diversas modalidades de becas-crédito para apoyar a los estudiantes de educación
media superior y superior que carecen de los recursos económicos suficientes para
realizar este tipo de estudios.
35 El otorgamiento de las
becas de transporte se
realiza en condiciones
similares a las del
programa descrito al
inicio de este apartado.
115
7. PARTICIPACIÓN SOCIAL
Y GESTIÓN ESCOLAR
7.1 CONSEJO NACIONAL DE PARTICIPACIÓN SOCIAL EN LA EDUCACIÓN
(CNPSE)
La transferencia de los servicios educativos a los gobiernos estatales ha abierto
oportunidades para que un mayor número de personas, organizaciones
sociales y comunidades en general participe activamente en la formación de
los niños y jóvenes del país.
La Ley General de Educación establece el mandato de la instalación y la operación
de consejos de participación social en los ámbitos nacional, estatal, municipal y escolar,
así como la promoción de canales adecuados para que la sociedad opine y
participe en la solución de problemas educativos, para contribuir así al mejoramiento
de la gestión escolar en los diversos niveles, tipos y modalidades del Sistema Educativo
Nacional. En agosto de 1999 se estableció formalmente el Consejo Nacional de
Participación Social en la Educación (CNPSE).
CARACTERÍSTICAS Y FUNCIONES DEL CONSEJO NACIONAL DE PARTICIPACIÓN
SOCIAL EN LA EDUCACIÓN
Según lo establece la Ley General de Educación, el CNPSE es una instancia de consulta,
colaboración, apoyo e información en la que tienen representación los padres de
familia y sus asociaciones, los maestros y su organización sindical, las autoridades
educativas y los diversos sectores sociales particularmente interesados en la educación.
El CNPSE registra y analiza los resultados de las evaluaciones que llevan a cabo las
autoridades educativas; cuenta con información sobre el avance del sistema educativo
nacional; opina en asuntos pedagógicos y sobre los planes y programas de estudio
de la educación básica; coordina esfuerzos e intercambia información con los
consejos estatales, municipales y escolares de participación social;1 recibe propuestas
sobre temas educativos e impulsa la participación de todos los sectores de la
1 El desarrollo de los
consejos escolares,
municipales y estatales ha
sido desigual a lo largo del
territorio nacional, en
función de las condiciones
locales que en algunos
casos han sido más
propicias a su
establecimiento que en
otras.
116
sociedad en el mejoramiento de la calidad y la cobertura de la educación en el país.
Asimismo, se abstiene de intervenir en los aspectos laborales de las escuelas y de
participar en cuestiones políticas y religiosas.
El CNPSE está integrado por 50 consejeros, incluido su consejero presidente, además
de un secretario técnico.2 Cuenta con una Coordinación Ejecutiva, cinco grupos
de trabajo permanentes y dos grupos temporales. Los consejeros son personas vinculadas
con el ámbito educativo, tales como padres de familia, maestros distinguidos,
autoridades educativas federales y locales, entre otros.
Cada una de las 32 entidades federativas del país designa a un consejero para que
la represente en el Consejo Nacional; los 18 consejeros restantes son invitados o
designados por el titular de la Secretaría de Educación Pública. Para facilitar la operación
del Consejo Nacional, las 32 entidades federativas se han agrupado en cuatro
zonas geográficas.
Los consejeros deben permanecer en su cargo tres años, pero en la primera ocasión
la mitad de ellos cambiará a los 18 meses, con el propósito de escalonar la renovación
de los integrantes del Consejo Nacional.
Temas educativos que analizan los grupos de trabajo del Consejo Nacional de
Participación Social en la Educación
Grupo I Formación y desempeño docentes
Grupo II Planes, programas y contenidos de estudio
Grupo III Funcionamiento de la escuela
Grupo IV Medios y materiales educativos
Grupo V Evaluación
Grupo VI Promoción de la lectura
Grupo VII Difusión y promoción
Fuente: Consejo Nacional de Participación Social en la Educación.
Zonas geográficas del Consejo Nacional de Participación Social en la Educación
Zona I Baja California, Baja California Sur, Chihuahua, Coahuila, Durango, Nayarit, Sinaloa y
Sonora
Zona II Aguascalientes, Colima, Guanajuato, Jalisco, Nuevo León, San Luis Potosí, Tamaulipas y
Zacatecas
Zona III Distrito Federal, Estado de México, Hidalgo, Michoacán, Morelos, Puebla, Querétaro y
Tlaxcala
Zona IV Campeche, Chiapas, Guerrero, Oaxaca, Quintana Roo, Tabasco, Veracruz y Yucatán
Fuente: SEP.
2 El secretario técnico del
CNPSE es designado por el
titular de la SEP.
117
Integrantes del Consejo Nacional de Participación Social en la Educación
• 4 Autoridades educativas locales (secretarios de Educación Pública; 1 por zona geográfica)
• 4 Presidentes de los Consejos Estatales de Participación Social en la Educación (1 por zona geográfica)
• 4 Presidentes de los Consejos Municipales de Participación Social en la Educación (1 por zona
geográfica)
• 4 Padres de familia integrantes de los Consejos Escolares de Participación Social en la Educación (1
por zona geográfica)
• 4 Representantes de organizaciones sociales (1 por zona geográfica)
• 4 Presidentes municipales (1 por zona geográfica)
• 4 Maestros distinguidos de educación básica (1 por zona geográfica)
• 4 Ciudadanos distinguidos (1 por zona geográfica)
El resto de los consejeros serán invitados o, en su caso, designados por el Secretario de Educación
Pública, y deberán ser los siguientes:
• 2 Servidores públicos de la SEP
• 4 Representantes del CEN del SNTE
• 3 Representantes de asociaciones de padres de familia de cobertura nacional y de agrupaciones
nacionales de escuelas particulares de educación básica
• 3 Representantes de academias, institutos, centros de investigación o colegios de profesionistas
• 2 Investigadores especialistas en materia educativa
• 2 Representantes del sector empresarial
• 2 Ciudadanos distinguidos
Fuente: SEP.
7.2 LA GESTIÓN EN LA ESCUELA PRIMARIA
Este proyecto destinado a incidir, en la organización y el funcionamiento cotidiano
de las escuelas primarias y diseñado y coordinado por la SEP,3 fue
puesto en marcha con carácter experimental, desde 1997, con la colaboración
de las secretarías de educación de cinco entidades del país –Baja California Sur,
Colima, Guanajuato, Quintana Roo y San Luis Potosí–. Se concibe como un medio
para reunir información, experiencias y conocimientos útiles con el fin de diseñar y
promover líneas de política educativa, estrategias y acciones para mejorar la organización
y el funcionamiento cotidiano de las escuelas primarias. Para lograr este propósito
se desarrollan dos líneas de trabajo: la de innovación y de la investigación.
a) La línea de innovación consiste en promover la transformación de la organización
y el funcionamiento cotidiano de las escuelas primarias –la gestión escolar–
como uno de los factores principales para mejorar la calidad de la enseñanza y
de los resultados que obtienen los alumnos al egresar de ese nivel. Esta línea se
3 Esta investigación cuenta
con apoyo y recursos de la
federación y los estados,
así como con colaboración
técnica y financiamiento
parcial del Fondo Mixto de
Cooperación Técnica y
Científica México-España.
118
compone de acciones de sensibilización, capacitación y asesoría directa al personal
docente y directivo de cada escuela para que mediante el trabajo colegiado
obtengan un diagnóstico preciso de su situación educativa, especialmente en lo
que respecta al cumplimiento de su misión y, con esa base, diseñen y pongan en
práctica un proyecto escolar para superar los principales problemas detectados.
Cada proyecto escolar abarca, por lo menos, los siguientes ámbitos: el aula, la
organización y el funcionamiento de la escuela, la actualización del personal
docente y directivo, y la relación entre la escuela y las familias.
b) La línea de investigación consiste en recolectar y sistematizar la información
referente a las características generales de la escuela (“clima de trabajo”, ejercicio
de la función directiva, relaciones entre profesores y entre éstos y las familias
de los alumnos, etcétera), documentar el proceso que siguen las escuelas al poner
en marcha las acciones de innovación e identificar los factores que, en general,
favorecen u obstaculizan el logro de los propósitos educativos.
Ambas líneas se desarrollan simultáneamente: al tiempo que se promueve la innovación
se recoge información básica sobre el funcionamiento cotidiano de las escuelas,
los indicios de cambio que se manifiestan en la transformación de la gestión
escolar y los factores y condiciones que influyen en este proceso.
El proyecto tuvo en su primera fase un carácter de prueba, es decir, se realizó en un
número reducido de entidades y de escuelas (40 planteles en cada una de las cinco
entidades federativas a las que se ha hecho referencia)4 con el propósito de observar su
pertinencia y eficacia en el logro de los propósitos del proyecto. Al mismo tiempo, se ha
procurado no perder de vista el estudio de las condiciones en las que se implanta y la
forma como estas condiciones influyen en el desarrollo de este proyecto y de los demás
programas que promueven la SEP y otras instancias federales y estatales.
Para iniciar el proyecto en las entidades se firma un convenio, en cuyas cláusulas
se establecen los compromisos y las responsabilidades que asumen el estado y la
Secretaría de Educación Pública. Posteriormente se integra un equipo técnico que
realiza actividades de sensibilización, capacitación y asesoría continua dirigidas al
personal docente y directivo de cada plantel.
Después de capacitar al personal directivo, éste coordina las reuniones de Consejo
Técnico y organiza a su personal en comisiones para elaborar el diagnóstico del plantel
mediante la consulta de algunas fuentes de información –la estadística escolar, los resultados
de exámenes, los cuadernos de los alumnos y los registros sobre el uso del
tiempo en la escuela y en el aula– y el análisis de las opiniones de los alumnos y los
padres de familia. Los problemas educativos detectados en el diagnóstico son el principal
sustento para proponer alternativas de solución mediante la elaboración de un proyecto
escolar.
Durante la ejecución del proyecto escolar el director de la escuela coordina el se-
4 Las 40 escuelas
seleccionadas en cada
estado tenían las
siguientes características:
organización completa o
con cuatro maestros por lo
menos, de turno matutino
y vespertino, y ubicadas
en diferente contexto
socioeconómico (urbano,
rural e indígena).
119
guimiento y la evaluación continua de las actividades propuestas. En esta fase y en
las siguientes, los equipos estatales realizan, a su vez, el seguimiento del proceso
para definir el tipo de asesoría que requiere cada plantel y en qué momento se debe
intervenir para orientar y, en caso necesario, corregir oportunamente las acciones
que se emprenden.
El desarrollo del proyecto en cada entidad permitió el diseño de una estrategia de
ampliación, también gradual. Cada entidad decidió la estrategia más adecuada y el
número de escuelas y zonas que se incorporarían, dependiendo de las condiciones
institucionales –organización del sistema, cargas administrativas y de concursos,
campañas y proyectos–, del apoyo político de las autoridades educativas, de las condiciones
de trabajo del equipo, y de los resultados obtenidos.
Las principales conclusiones y resultados de la primera fase del proyecto permitie-
Número de escuelas incorporadas al proyecto por ciclo escolar
Ciclos escolares 1997-1998 a 1999-2000
Estados Ciclos escolares
1997-1998 1998-1999 1999-2000 Total por estado
1. Baja California Sur 40 40 70 150
2. Colima 33 50 46 129
3. Guanajuato 40 108 41 189
4. Quintana Roo 30 25 57 112
5. San Luis Potosí 40 127 — 167
6. Michoacán — 43 — 43
7. Morelos — 50 — 50
8. Nayarit — 37 — 37
9. Sonora — 60 — 60
10. Baja California — — 98 98
11. Durango — — 81 81
12. Puebla — — 80 80
13. Sinaloa — — 100 100
14. Chiapas — — 100 100
15. Chihuahua — — 100 100
16. Tamaulipas — — 100 100
17. Tlaxcala — — 160 160
18. Yucatán — — 100 100
19. Veracruz — — 120 120
20. Estado de México — — 60 60
21. Campeche — — 100 100
Total 183 540 1 413 2 136
Fuente: Dirección General de Investigación Educativa, SEP.
120
ron difundirlo y extenderlo a otras entidades de la República.
Durante los ciclos escolares 1998-1999 y 1999–2000, a solicitud de las autoridades
educativas estatales, el proyecto se amplió a los estados de Baja California, Chiapas,
Chihuahua, Estado de México, Durango, Michoacán, Morelos, Nayarit, Puebla, Sinaloa,
Sonora, Tlaxcala, Tamaulipas, Veracruz y Yucatán. Recientemente, las autoridades
educativas de Campeche han manifestado interés por formar parte del proyecto. Hacia
fines del año 2000 se espera que el número de escuelas participantes se haya extendido
a más de dos mil en 21 entidades federativas.
PROPUESTA PARA PONER EN MARCHA EL PROYECTO Y DISEÑO DE MATERIALES
DE APOYO PARA PROMOVER LA TRANSFORMACIÓN DE LA GESTIÓN DE LAS
ESCUELAS PRIMARIAS
El desarrollo del proyecto en escuelas ubicadas en diversos contextos socioeconómicos
y en entidades federativas con características distintas ha permitido probar una propuesta
de implementación, susceptible de ser adaptada a las condiciones estatales y
regionales. Esta propuesta incluye los siguientes elementos:
• Programa de sensibilización de las autoridades educativas locales con el fin de
que identifiquen las condiciones necesarias (entre ellas los cambios que requieran
la reglamentación referente a la organización y funcionamiento de las escuelas,
las demandas que el sistema formula a cada institución, y la función directiva)
para la transformación de la gestión escolar.
• Programa de capacitación de recursos humanos para diseñar y poner en marcha
propuestas de innovación en la gestión escolar. El trabajo con los equipos estatales
y la evaluación periódica de los contenidos y formas de capacitación ha permitido
mejorar los programas de los cursos hasta completar una serie de tres cursos de 80
horas cada uno. De acuerdo con la concepción del proyecto, la formación de asesores
abarca actividades académicas y realización de trabajo de campo.
• Programa de capacitación y asesoría a supervisores de zona, directores de escuela
y personal docente para que reorienten su función hacia el mejoramiento de la
calidad y la equidad del servicio educativo. Este programa incluye materiales
impresos y videograbados y una secuencia de actividades para su estudio, la realización
de reuniones del Consejo Técnico, la evaluación interna de la escuela y
el diseño de los proyectos escolares.
Se ha buscado que los materiales elaborados para el proyecto sean herramientas útiles
y en constante revisión y mejoramiento. Su orientación y contenido han promovido la
reflexión de los profesores y directivos, al mismo tiempo que les proporcionan elementos
prácticos para iniciar el proceso de cambio; estos materiales han sido fundamentales
durante la capacitación de recursos humanos y la puesta en marcha de las acciones.
121
FORMACIÓN DE EQUIPOS ESTATALES EXPERTOS EN EL DESARROLLO DE PROPUESTAS DE
INNOVACIÓN
A partir de las experiencias obtenidas de la fase experimental, se detectó que una de
las condiciones más importantes para la innovación de la gestión escolar es la formación
de equipos expertos para capacitar y asesorar a maestros y directivos escolares.
En las entidades de la República no se cuenta con estos equipos, por ello, durante
la segunda fase de operación del proyecto se estableció como meta la formación
de esos recursos humanos.
En este aspecto, el principal logro ha sido conformar equipos familiarizados con la
realidad cotidiana de las escuelas, que conocen y manejan los propósitos y enfoques
de la enseñanza propuestos en el plan y los programas de estudio, los materiales
educativos y las diversas iniciativas y proyectos de apoyo a la enseñanza que están a
disposición de las escuelas; identifican las principales necesidades del personal docente
y directivo y son capaces de contribuir al desarrollo educativo de cada centro
escolar. El propósito principal de esta función es que el personal docente, de apoyo y
directivo adquiera competencias y desarrolle habilidades para tomar decisiones, en
el marco de la normativa vigente, para mejorar el funcionamiento de la escuela y los
resultados educativos de los alumnos.
La capacitación de los equipos estatales se ha centrado en la promoción y seguimiento
de procesos de transformación de la gestión escolar, mediante la intervención
directa en las escuelas para llevar a cabo la capacitación, el análisis del proceso
y la asesoría al personal docente y directivo, por lo que cada entidad cuenta con
equipos capaces de diseñar estrategias de asesoría diferenciada con el fin de fortalecer
el trabajo en cada plantel.
Materiales de apoyo al desarrollo del proyecto
Título
1. Trípticos 1, 2 y 3 para la difusión del proyecto durante la sensibilización e invitación a escuelas
2. Cuaderno: ¿Cómo conocer mejor nuestra escuela?. Elementos para el diagnóstico.
3. Cuaderno: El proyecto escolar. Una estrategia para transformar nuestra escuela.
4. Exámenes de Español segundo, cuarto y sexto grado
5. Exámenes de Matemáticas segundo, cuarto y sexto grado
6. Periódico Transformar Nuestra Escuela.
7. Boletín Experiencias Exitosas
8. Serie de programas videograbados. Transformar Nuestra Escuela, 1998 (seis programas)
9. Serie de programas videograbados Transformar Nuestra Escuela, 1999 (seis programas)
Fuente: Dirección General de Investigación Educativa, SEP.
122
La evaluación del desarrollo del proyecto en cada entidad federativa, realizada por
el equipo estatal y la SEP, permitió el diseño de la estrategia de ampliación que, de
manera gradual, ha permitido incorporar nuevas escuelas y zonas escolares en cada
estado, tomando en cuenta las condiciones locales –respaldo de autoridades educativas,
condiciones de trabajo del equipo estatal y resultados obtenidos.
IMPACTO DEL PROYECTO EN EL SISTEMA EDUCATIVO NACIONAL
La propuesta del proyecto La gestión en la escuela primaria ha sido reconocida por el
personal docente y directivo de ese nivel escolar, por autoridades educativas federales
y estatales, así como por sectores académicos como una estrategia viable, funcional
y eficaz para mejorar la organización y el funcionamiento cotidiano de las escuelas
primarias.
El proyecto ha favorecido una nueva relación de colaboración y responsabilidad
entre la Federación y las entidades, a partir del establecimiento de un convenio al
que se ha dado seguimiento por medio de visitas periódicas del personal de la SEP
involucrado en el proyecto para dar asesoría al equipo estatal y a las escuelas. Asimismo,
permite a las autoridades educativas de la entidad definir los ritmos de desarrollo
y ampliación del proyecto, dependiendo de la organización y funcionamiento
del sistema educativo estatal.
Los resultados obtenidos y los comentarios favorables al proyecto emitidos por directivos
y docentes han despertado el interés de las autoridades educativas estatales.
Este interés se ha traducido en diversas formas de apoyo a los planteles y al desarrollo
del proyecto –visitas, reuniones con directivos, entrevistas para medios masivos
de comunicación sobre la importancia de la gestión escolar– y en mejores condiciones
para su funcionamiento.
Además, el conocimiento profundo de las escuelas derivado de la aplicación del
proyecto ha facilitado la elaboración de materiales y orientaciones de apoyo al trabajo
de diversas áreas e instituciones dependientes de la propia SEP.5
Por otra parte, la identificación de los factores institucionales que influyen en la
dinámica de los centros escolares ha permitido formular recomendaciones precisas
acerca de las medidas de orden organizativo, normativo y laboral que deben ser
modificadas para favorecer una gestión eficaz en las escuelas primarias del país.
Algunas de las principales conclusiones que se derivan de la aplicación del proyecto
en las escuelas participantes son:
• El diagnóstico ha sido la actividad más relevante para la reflexión del personal
docente, porque apoya el inicio de la autoevaluación y permite que el personal de
las escuelas establezca acuerdos y acciones inmediatas de mejora en la enseñanza
y el funcionamiento de la escuela.
• Poco más de 90 por ciento de las escuelas participantes han elaborado su proyec-
5 Con base en la
experiencia del proyecto
se diseñó el Primer Curso
Nacional para Directivos
de Educación Primaria,
cuya impartición está a
cargo del Pronap (véase el
apartado correspondiente
en el capítulo 12 “Personal
docente”, de este Perfil).
Los materiales diseñados
(videos, cuadernillos,
periódicos) y algunas
experiencias de directivos
y maestros (de estudios de
caso) forman parte de los
materiales empleados en
los Centros de Maestros y
en las antologías de
lectura de las asignaturas
del nuevo plan de estudios
de la Licenciatura en
Educación Primaria. El
personal de la SEP
responsable del proyecto
ha asesorado y capacitado
al equipo técnico central
que desarrolla la Unidad
de Programas
Compensatorios del
Consejo Nacional de
Fomento Educativo, y los
materiales del proyecto se
han distribuido en todas
las entidades donde
operan los Programas
Compensatorios.
Asimismo, algunos
equipos técnicos de éste y
otros proyectos o
programas han solicitado
y recibido capacitación y
asesoría de los equipos de
gestión escolar en algunas
entidades donde operan
ambos proyectos,
estableciendo acuerdos de
atención, de tal manera
que no se duplican
esfuerzos ni demandas a
las escuelas.
123
to escolar bajo la coordinación del director y con la participación de los profesores
(en reuniones de Consejo Técnico y trabajo en comisiones, además del trabajo
individual).
• Los maestros asumen cada vez con mayor profesionalismo los problemas de la
enseñanza y sus resultados. Este es uno de los avances más grandes del proyecto,
ya que los participantes han reconocido que los resultados educativos se generan
en cada escuela y que dependen principalmente del trabajo del personal docente,
de las formas de funcionamiento de la escuela y, también, de otros factores que
rebasan el ámbito de la escuela. Es decir, los problemas se han dejado de ver sólo
como asuntos externos, cuya solución corresponde exclusivamente a las autoridades
del sistema educativo, o que son consecuencia del contexto social y cultural.
• El funcionamiento del Consejo Técnico Escolar ha mejorado al ocuparse principalmente
de asuntos técnico-pedagógicos, además de que las reuniones son cada
vez más organizadas y productivas; el siguiente paso, que ha comenzado a observarse
en algunos planteles, es que los acuerdos del Consejo se expresan en acciones
en el aula.
• La mayoría de los directores de las escuelas se ha incorporado a la discusión
académica y han iniciado la coordinación, el seguimiento y la evaluación de la
tarea pedagógica del plantel.
• La mayoría de los profesores ha elaborado un programa de autoformación que
repercute en el mejor aprovechamiento de los materiales educativos distribuidos
por la SEP, al mismo tiempo que algunas iniciativas de la política educativa –cursos
de actualización, “Rincones de lectura”, actividades del Programa Nacional para
el Fortalecimiento de la Lectura y la Escritura,6 entre otros– cobran mayor fuerza
y sentido cuando son asumidas como necesarias por el conjunto del personal de
una escuela.
• En la mayoría de los planteles participantes se ha establecido una mejor relación
con las madres y los padres de familia. Se ha iniciado el reconocimiento de la
importancia de su participación como aliados en la tarea educativa.
PRINCIPALES RETOS DEL PROYECTO
• Es necesario seguir difundiendo los avances del proyecto y promover su ampliación
paulatina a otras entidades. Esta expansión debe realizarse recuperando la
experiencia y los aprendizajes obtenidos, particularmente los relacionados con
su puesta en marcha y su seguimiento.
• Pese a los avances logrados, no puede afirmarse todavía que esta manera de
funcionar se haya convertido en la forma de trabajo cotidiano de las escuelas
participantes, además de que existen diferencias importantes entre ellas; por este
motivo, se requiere apoyo político y técnico para lograr la consolidación del mejoramiento
de la gestión en las escuelas participantes.
6 Para mayor información
sobre este programa,
véase el apartado
correspondiente en el
capítulo 12, “Personal
docente”, de este Perfil.
124
• Hasta hoy, la participación en el proyecto ha sido voluntaria; sin embargo, es
necesario el respaldo institucional para dar un soporte normativo a la nueva forma
de trabajo que representa, así como al espacio del Consejo Técnico Escolar,
antes de generalizarla. Esto significa revisar, a nivel federal, los manuales que
orientan la función directiva y del personal de apoyo técnico-pedagógico, así como
la reglamentación de los Consejos Técnicos Escolares.
• Es necesario fortalecer la formación y la capacitación de directivos para que
respondan mejor a las necesidades de transformación de la gestión escolar.
Corresponde a la Federación definir las líneas de actualización, sin perder de
vista contenidos básicos como: a) el conocimiento de las bases filosóficas y legales
de la educación; b) el dominio de los propósitos fundamentales de la educación
primaria (la misión de la escuela) y sus aplicaciones para las formas de
enseñanza y para la organización y el funcionamiento de la escuela, c) la capacidad
para evaluar la situación de la escuela –especialmente en lo que se refiere a
los resultados educativos– y para diseñar planes de mejoramiento institucional, y
d) la adquisición y el desarrollo de conocimientos, habilidades y actitudes para
promover el trabajo colegiado y para la solución de conflictos.
• Prevalece la presencia de múltiples actividades (como campañas y concursos
generados en instancias federales, estatales, locales y por convenio con otras
instituciones públicas y privadas) que distraen la acción de los profesores y directivos
de sus tareas académicas y obstaculizan la constitución de equipos de
trabajo. Por ello, es necesario establecer mecanismos que permitan determinar
prioridades y decidir cuáles de estas actividades son indispensables para todas
las escuelas y cuáles se podrían realizar a partir de la decisión de cada plantel,
dependiendo de los propósitos educativos de su proyecto escolar.
• La falta de coordinación entre las diversas instancias que desarrollan programas o
acciones de apoyo a las escuelas provoca una demanda extraordinaria de capacitación,
supervisión y elaboración de reportes o informes escritos, particularmente al
personal directivo y de apoyo técnico. Por otro lado, los mecanismos establecidos
para reducir efectivamente las cargas administrativas del personal directivo y docente
son insuficientes. En consecuencia, un análisis de su pertinencia y la definición
de prioridades institucionales permitiría evitar la duplicación de demandas.
• La movilidad de los profesores y su incorporación tardía a los planteles escolares
impiden la integración de equipos de trabajo estables y, por tanto, la marcha del
proyecto escolar. Por ello es necesario analizar y determinar mecanismos más
ágiles y congruentes con los tiempos establecidos en el calendario oficial.
125
8. EVALUACIÓN EDUCATIVA
En México, la evaluación, la planeación y la programación globales del Sistema
Educativo Nacional son atribuciones de la autoridad educativa federal.
De conformidad con ello, la Secretaría de Educación Pública desarrolla la
medición del desempeño de los maestros y del logro académico de los alumnos.
La evaluación externa de los resultados del aprendizaje debe ser una práctica permanente,
con el fin de contar con información que constituye un importante insumo
para acciones encaminadas al mejoramiento de la calidad de la enseñanza. En este
marco, el desarrollo de una cultura de la evaluación entre los diversos agentes vinculados
con el hecho educativo –las autoridades, la comunidad escolar y los padres
de familia– puede favorecer tanto una valoración social de la práctica educativa como
un apoyo y estímulo para mejorar el proceso de enseñanza-aprendizaje. Con el propósito
de avanzar en este ámbito, actualmente se encuentra en proceso de consolidación
el Sistema Nacional de Evaluación Educativa, cuya operación corresponde
tanto a la Federación como a los estados.
Mediante la articulación de este sistema se busca elevar la calidad de la educación
y abatir las desigualdades; sistematizar la evaluación que cotidianamente se realiza
en el aula; orientar la labor compensatoria del gobierno federal, y ayudar a las autoridades
educativas en sus procesos de toma de decisiones, proporcionándoles los
elementos para ajustar las acciones y los programas existentes, y para diseñar y elaborar
nuevos proyectos, al tiempo que se fortalece la vinculación entre las autoridades
educativas federal y estatales.
Las acciones de evaluación ofrecen, además de un amplio acervo de información,
parámetros que permiten hacer comparaciones válidas de los niveles de aprovechamiento
escolar de los alumnos, entre centros educativos, estratos socioeconómicos y
entidades federativas.
126
Para un mayor aprovechamiento de la información se ha planteado una estrategia
de difusión dirigida a las diversas instancias de toma de decisiones, autoridades educativas
en los estados, cuerpos técnicos, personal directivo de los planteles, maestros
frente a grupo, padres y madres de familia, y sociedad en general interesada en el
tema.
El Sistema Nacional de Evaluación Educativa avanza actualmente por dos vías paralelas:
el Sistema de Evaluación del Programa de Carrera Magisterial y el Programa
de Instalación y Fortalecimiento de las Áreas Estatales de Evaluación.
A partir de 1993, con la instauración del Programa de Carrera Magisterial y su
sistema de evaluación por puntajes, se dieron condiciones favorables para avanzar
en la valoración sistemática y objetiva del logro escolar en todo el país. Desde 1995
se aplican pruebas estandarizadas para medir el aprovechamiento escolar de los
alumnos de educación primaria y secundaria, cuyos maestros participan en este programa.
El ejercicio abarca prácticamente la totalidad de las escuelas públicas de
educación primaria y secundaria y permite contar con información anual válida y
confiable sobre el resultado académico de alrededor de cinco millones de alumnos
en todo el país.1
Además de las mediciones externas que se realizan en las escuelas, la SEP ha llevado
a cabo diversos estudios para determinar los factores que pueden influir en la
posibilidad de éxito de los planteles, aun en condiciones socioeconómicas poco favorables,
mediante observaciones directas de lo que ocurre en las aulas y escuelas. Los
resultados que arrojan estas investigaciones permiten identificar algunas características
comunes a las escuelas de alto rendimiento que reflejan un hecho insoslayable:
sólo con la acción conjunta de toda la comunidad escolar (directivos, maestros, alumnos
y padres de familia) pueden alcanzarse los propósitos de la educación básica.2
En junio de 1996 se creó el Programa de Instalación y Fortalecimiento de las Áreas
Estatales de Evaluación, cuyos propósitos fundamentales son la capacitación de los
grupos técnicos encargados de la evaluación educativa en los estados y la conformación
de Sistemas Estatales de Evaluación Educativa que den respuesta a las necesidades
de los estados en la materia y se inserten en las actividades del Sistema Educativo
Nacional permitiendo, con los resultados de su operación, la observación sistemática
de la calidad educativa. Una de las primeras acciones del programa fue la creación
de un Comité Técnico Interestatal de Evaluación, que cuenta con la participación
de representantes de las entidades federativas y la SEP y constituye, a la fecha, el
órgano de consenso y acuerdo de las acciones nacionales que deben desarrollarse
en esta área.
Dentro de estos trabajos destaca el “Estudio de Evaluación de la Educación Primaria”,
mediante el cual se obtiene información de los niveles de logro educativo de los
alumnos de segundo a sexto grados, asimismo se identifican los factores contextuales
que inciden en él.3 De estos esfuerzos, cabe destacar la importancia de la capacita-
1 Algunos de los resultados
de estas evaluaciones
pueden consultarse en el
Informe de Labores 1998-
1999, de la SEP, en el
capítulo de “Calidad y
pertinencia de la
educación”. Véase
también el folleto
Distribución de los
planteles públicos de
educación primaria y
secundaria, según el nivel
de aciertos de sus alumnos
en los exámenes de
Carrera Magisterial,
editado por la Dirección
General de Evaluación de
la SEP.
2 Para mayor información
sobre el tema, véase Las
escuelas primarias rurales
y los apoyos de los
programas
compensatorios, de
Armando Loera Varela y
Nora Gabriela Rangel
Santana, editado por la
Dirección General de
Evaluación de la SEP.
3 Los exámenes miden el
nivel de logro de los
estudiantes al término del
ciclo escolar.
127
ción de los grupos estatales encargados de la evaluación educativa, así como la utilidad
de los resultados obtenidos, toda vez que contribuyen al diseño de acciones orientadas
a mejorar la labor educativa.
A partir de 1995 se trabaja en el establecimiento de estándares nacionales para las
diversas materias y grados, lo que equivale a definir los conocimientos, destrezas y
habilidades mínimos que se esperan de los alumnos. Estos estándares se derivan de
los planes y programas de estudio y actualmente se cuenta con un paquete de pruebas
que ha sido aplicado en el ámbito nacional para medir habilidades matemáticas
y comprensión de lectura en todos los grados de educación primaria. En la segunda
aplicación, se evaluó a alumnos de tercero, quinto y sexto grados de educación primaria;
durante la tercera aplicación, realizada en mayo del 2000, se efectuó la valoración
de estudiantes de segundo, cuarto y sexto grados de primaria y, por primera
vez, se incluyó la medición de habilidades de comprensión lectora y matemáticas
para los tres grados de educación secundaria.
El análisis de los resultados del estudio, actualmente en proceso, permitirá orientar
adecuadamente los apoyos y programas, e identificar y reforzar las áreas de conocimiento
o aspectos que presentan mayores dificultades, así como las escuelas
exitosas, con el propósito de reproducir en otros planteles las condiciones que han
propiciado estos logros sobresalientes. Aquí se pone especial atención en el análisis
de los factores del contexto que influyen sobre la educación de los niños.4
Entre 1991 y 1995 se desarrolló un proyecto para evaluar la evolución de la calidad
de la educación primaria en los cuatro estados que participan en el Programa para
Abatir el Rezago Educativo (PARE): Chiapas, Guerrero, Hidalgo y Oaxaca. Con este
propósito, se crearon series históricas que registran el aprovechamiento escolar y
las características del contexto socioeconómico, lo que permite detectar los efectos
probables de estas últimas en el aprendizaje. Mediante el uso de herramientas de
análisis estadístico discriminante, bivariado y multivariado, se han identificado elementos
que pueden ser significativos como líneas de investigación a futuro y como
fuente de políticas escolares. Algunos de estos elementos son:
• Los alumnos de diversos estratos –rural, urbano e indígena– muestran niveles
adecuados de habilidades básicas de iniciación a la lectoescritura, cálculo y
psicomotricidad al momento de integrarse a la escuela, que pueden ser mejor
aprovechados por el sistema escolar.
• El rendimiento de los alumnos se puede explicar no sólo a partir del análisis de
sus condiciones sociales, sino también de la forma como se distribuyen las oportunidades
de aprendizaje, expresadas en las características de la oferta escolar.
• El hecho de que los educandos vivan en una u otra entidad del país no explica en
forma significativa su aprovechamiento en las asignaturas de Español y Matemáticas.
Por otra parte, la variación del comportamiento escolar en las entidades
4 Se han proporcionado
resultados de las primeras
aplicaciones a algunas de
las entidades interesadas
en conocer los primeros
avances de esta
investigación en sus
escuelas. No se ha
difundido aún de manera
general el avance en el
análisis de los datos para
evitar interpretaciones
equivocadas derivadas de
datos insuficientemente
revisados.
128
federativas es muy grande. La posición o el estrato socioeconómico explica mejor
las diferencias observadas en el logro educativo. Así, escuelas públicas ubicadas
en medios urbanos muestran un rendimiento significativamente superior a
escuelas rurales o indígenas. Las diferencias son mayores en Español que en
Matemáticas.
Por otra parte, los exámenes que se aplican a todos los aspirantes a la educación
media superior en la Zona Metropolitana de la Ciudad de México o a sus egresados
representan un recurso importante para obtener información sobre el perfil del estudiantado,
que luego se utiliza en los procesos de planeación de este tipo educativo.
Asimismo, la aplicación de estos instrumentos de evaluación permite establecer bases
objetivas para juzgar el trabajo que realizan las escuelas secundarias o las de
educación media superior (cuando los exámenes los sustentan sus egresados). En
1994, el Ceneval aplicó casi 300 mil exámenes a los aspirantes a ingresar a la media
superior y en el 2000 se espera que la cifra se eleve a 525 mil; las instituciones con
exámenes de ingreso homologados por este organismo (o un sistema equivalente)
pasaron de 41 en 1994 a 146 en 1999. En el caso de los exámenes aplicados a los
egresados de este nivel, cabe destacar que en 1994 el propio Ceneval aplicó poco
más de 65 mil, mientras que en el 2000 se espera alcanzar los 266 mil exámenes
aplicados.
Las instituciones de educación superior, por otra parte, desarrollan esfuerzos de
autoevaluación que se traducen en propuestas de desarrollo institucional, canalizadas
vía el Programa de Mejoramiento del Profesorado. Por medio de este programa
los planteles reciben los apoyos necesarios en cada caso.5
5 Para mayor información
sobre este programa,
véase el apartado
correspondiente en el
capítulo 12, “Personal
docente”, de este Perfil.
129
Se ha definido esta modalidad educativa como la transmisión de conocimientos
por conducto de los medios de comunicación y la informática en sus diversas
combinaciones. Por la flexibilidad en el uso del tiempo y el espacio que
ofrece, se avizora como una de las opciones con mayores posibilidades para el desarrollo
educativo.
La educación a distancia abre la oportunidad de atender, en forma continua, a
poblaciones de gran magnitud, pero también a las más pequeñas, dispersas y de
difícil acceso. En México contamos con experiencias exitosas en la utilización de los
medios de comunicación en favor de las tareas educativas. Destaca la telesecundaria,
que opera en nuestro país desde 1968. Es la modalidad más dinámica de este nivel
educativo y a lo largo de los años ha permitido llevar los servicios a numerosos grupos
de población rural marginada.
El Programa de Educación a Distancia de la Secretaría de Educación Pública, que
emplea tecnología digital y comunicación vía satélite, contribuye al fortalecimiento
de la infraestructura tecnológica, a la incorporación de los medios electrónicos de
comunicación y la informática a los sistemas educativos, y al desarrollo de métodos
y materiales que aprovechan estos recursos en la formación de las personas. Se espera,
por este medio, fomentar la cultura y la divulgación científica y extender los
beneficios de la educación a todos los sectores de la población, especialmente los
que habitan en zonas rurales y marginadas. También se busca fortalecer la equidad
mediante el abatimiento del rezago educativo y, al mismo tiempo, promover una
cultura de la educación a lo largo de la vida.
Mediante el Programa de Educación a Distancia se han logrado integrar los esfuerzos
realizados previamente así como desarrollar un sistema de apoyo y servicio sistemático
a las diferentes modalidades de la educación y a todos los niveles y tipos
9. EDUCACIÓN A DISTANCIA
130
educativos. La Red Satelital de Televisión Educativa (red Edusat) y la Red Escolar de
Informática Educativa (red Escolar) se han fortalecido paulatinamente desde el inicio
del programa y constituyen la infraestructura fundamental del mismo.
9.1 RED SATELITAL DE TELEVISIÓN EDUCATIVA (RED EDUSAT)
Esta red satelital representa una nueva etapa en la educación a distancia en
México. Consta de un sistema de transmisión de señal televisiva y una red
de equipos de recepción instalados en planteles escolares y otras instituciones
educativas. Por medio de la programación de los 10 canales de video y 24 de
audio con los que cuenta la red, se apoya la formación y actualización magisterial, se
complementa el proceso de enseñanza-aprendizaje en los diversos niveles y modalidades
educativas, se contribuye a la enseñanza de los adultos y se promueve la educación
a lo largo de la vida. Además, mediante convenios con 22 televisoras estatales
y algunas comerciales, difunde su programación haciéndola extensiva a diversos
sectores de la población.
La transmisión de la señal se realiza por medio de los satélites Solidaridad I y Satmex
5; el primero abarca el territorio nacional y algunas regiones del sur de Estados
Unidos y Centroamérica,1 mientras que el segundo cubre prácticamente todo el continente
americano.
La red Edusat inició formalmente sus operaciones en 1995. Durante los primeros dos
años, los esfuerzos se orientaron de manera prioritaria a dotar a los planteles educativos
de la infraestructura requerida para la recepción de la señal y a desarrollar el perfil
de la programación y los apoyos adicionales para favorecer el aprovechamiento de los
materiales para las transmisiones. En los últimos años, la red ha expandido su cobertura
y consolidado su operación con la creación de modelos educativos televisivos flexibles
acordes con los segmentos de la población a los que van dirigidos. Los esfuerzos de
la red Edusat actualmente están encauzados a realizar nuevos programas de educación
a distancia, mejorar la programación y los servicios especializados del sistema, orientar
a los diversos grupos y sectores de la sociedad hacia la programación de su interés,
incrementar la presencia de la televisión educativa en los canales comerciales, atender
las necesidades y sugerencias de los docentes y ampliar la cobertura de recepción de la
señal; de esta manera se espera que, antes de finalizar la presente administración, 35
mil escuelas e instituciones educativas del país gocen de este beneficio.2
Durante el ciclo escolar 1998-1999, se conformó el Programa Emergente de Mantenimiento
y Operación de la red Edusat, cuyo objetivo es consolidar el funcionamiento
del sistema, restablecer en su totalidad los servicios que ofrece y generar y
validar la información de la base de datos de la red.3
La programación y transmisión de la red Edusat se apoya en el Instituto Latino-
1 En 1996, la SEP estableció
un Acuerdo de
Cooperación en Materia
de Educación a Distancia
con los Ministerios de
Educación de Belice,
Costa Rica, El Salvador,
Guatemala, Honduras,
Nicaragua y Panamá.
2 En este contexto destaca
el fortalecimiento de los
proyectos de
telesecundaria, educación
media superior a
distancia, educación
comunitaria, servicios
para la educación básica y
normal, y el proyecto
SEPAinglés. La red incluye
todas las telesecundarias,
secundarias generales y
técnicas, las escuelas
normales, las
universidades públicas,
los Centros de Maestros,
las instituciones del
sistema de educación
tecnológica y más de dos
mil primarias en las zonas
rurales.
3 Para mayor información
sobre el contenido y los
alcances de este
Programa, se sugiere
revisar el capítulo
correspondiente a la
“Educación a distancia”
en el Informe de labores
1998-1999, de la SEP.
131
americano de Comunicación Educativa (ILCE) y la Dirección General de Televisión
Educativa (DGTVE).4 El ILCE es un organismo internacional destinado a mejorar la
educación mediante el uso de medios electrónicos de comunicación y a producir y
difundir materiales audiovisuales. Colabora con la Secretaría de Educación Pública
en las acciones relacionadas con la educación a distancia. La DGTVE, por su parte, es
un órgano de la SEP que produce programas de televisión educativa de calidad en
apoyo a las funciones sustantivas de diversas áreas.
En los últimos años, estas instituciones han ampliado su capacidad de producción.
Durante 1999, ambos organismos produjeron 7 043 horas de imagen,5 de las cuales
se derivaron 1 843 programas que abordan temas referentes a los currículos de educación
básica, media superior y superior, formación y capacitación docente, educación
especial, educación para la sociedad y algunos otros materiales de carácter científico,
tecnológico, artístico y cultural.
Se estima que al finalizar el año 2000 la DGTVE y el ILCE habrán producido más de
cinco mil horas de programas educativos en cinco vertientes: curriculares, de formación
y actualización docente, complementarios, de capacitación y de educación
para la sociedad; en el transcurso de este año, asimismo, se espera la transmisión de
26 mil horas de programas educativos mediante los canales de la red Edusat.
Los usuarios beneficiados con la señal y algunos centros escolares interesados en
este servicio educativo reciben bimestralmente la revista Edusat, que incluye con
detalle la programación que transmite la red y, en el ciclo escolar 1998-1999, contó
con un tiraje de 204 mil ejemplares.
Otra iniciativa puesta en marcha a partir de 1999 para fortalecer el uso de la red
Edusat y alentar la utilización del video en las escuelas secundarias del país es el
proyecto Secundaria Siglo Veintiuno (SEC 21), mediante el cual se busca ofrecer material
en video a los profesores que imparten las asignaturas de Biología, Geografía,
Historia y Física. Los materiales producidos con este fin han sido digitalizados y se
envían por medio de la red Edusat a un servidor instalado en los planteles que participan
en el proyecto; el servidor forma parte de una red de video que permite a los
maestros emplear las imágenes en el desarrollo de sus clases. Se espera que antes de
finalizar el año 2000, el proyecto alcance cobertura nacional y opere en por lo menos
tres escuelas secundarias por entidad federativa.
En el marco de este proyecto, durante 1999 se capacitó a 150 docentes6 que laboran
en 50 planteles educativos, a quienes se les entregó un paquete didáctico para facilitar
la enseñanza de las matemáticas, basado en el uso de la calculadora. Actualmente,
este paquete se ofrece –vía Internet– a las escuelas secundarias que lo soliciten.
EDUCACIÓN PARA LA SOCIEDAD
Con el propósito de atender diversas necesidades de aprendizaje e impulsar la educación
como un proceso a lo largo de la vida, el proyecto de Educación para la socie-
4 Antes Unidad de
Televisión Educativa
(UTE).
5 En esta cifra se incluyen
mil horas de programas
educativos de las
principales productoras
mexicanas y extranjeras
que el ILCE adquirió con
derechos de transmisión,
los cuales abordan temas
de Historia, Ecología,
Ciencias e Informática.
6 Cabe destacar que estos
profesores han sido objeto
de un intenso proceso de
capacitación desde hace
tres años.
132
dad ofrece opciones educativas de recreación y de cultura a distintos grupos –padres
de familia, niños, jóvenes, adultos, grupos indígenas y población con algún tipo de
discapacidad, entre otros–, mediante la producción y la transmisión de materiales
audiovisuales que conjugan entretenimiento con aprendizaje. Dichos programas se
transmiten por la red Edusat y la televisión estatal y comercial.
En este contexto, la televisión se concibe como una herramienta creativa para proporcionar,
en cada emisión, experiencias educativas que impulsan una formación más
integral de la población al ampliar los horizontes de desarrollo personal y social.
Esta iniciativa ha implicado la conformación de consejos consultivos cuya función
esencial consiste en involucrar a las instituciones rectoras de cada línea educativa
en el desarrollo o la adquisición de las series que se programan, considerando las
seis barras de auditorio: padres de familia de niños entre cero y cinco años de edad,
niños de seis a 13 años de edad, jóvenes de 14 a 18 años, adultos de 19 a 59 años,
tercera edad y público vinculado con el desarrollo comunitario.
A partir de 1999, como resultado del convenio suscrito con la empresa Televisa, se
transmite de lunes a viernes, de 8:00 a 11:00 horas, la barra Imagina por la televisión
comercial. Por esta vía se extienden los beneficios de la cultura y la educación a un
amplio teleauditorio. En ella se transmiten programas culturales, de divulgación científica-
tecnológica y otros orientados a fomentar la reflexión sobre los valores y las
temáticas educativas de interés nacional. De igual manera, durante 1998 la red Edusat
inició la transmisión de programas de entretenimiento educativo para niños, derivada
del convenio con el canal internacional Discovery Kids.
Con la finalidad de intercambiar producciones y experiencias que enriquezcan los proyectos
en marcha, en el periodo 1998-1999 se suscribieron acuerdos con el Public
Broadcasting Service, el Discovery Latin America Channel y la National Geographic Society.
ACTUALIZACIÓN Y SUPERACIÓN DEL MAGISTERIO
Mediante la red Edusat se impulsa la capacitación de los profesores en el contexto
del Programa Nacional para la Actualización Permanente de los Maestros de Educación
Básica en Servicio (Pronap).7 En la actualidad todos los Centros de Maestros del
país cuentan con el equipo necesario para recibir la señal.
Líneas educativas de los programas de televisión transmitidos por la red Edusat
• Características específicas de desarrollo.
• Educar para los derechos humanos, la solución de conflictos, la convivencia y la democracia
• Educar para el respeto al medio ambiente y los recursos naturales
• Educar para la integración de las personas con discapacidad
• Educar con una visión de género
• Recuperar la visión indígena en la educación y otros temas de interés social y cultural
Fuente: ILCE.
133
Como parte del Pronap se transmite la barra televisiva de verano. Esto ha permitido,
entre otras cosas, que los docentes conozcan los materiales de reciente aparición,
se acerquen a los temas actuales de debate en materia educativa y se pongan al
día sobre aspectos curriculares, metodológicos y culturales.
Por otra parte, el ILCE ha desarrollado diversas acciones de capacitación presencial
y en línea dirigidas a directivos y profesores que tienen contacto por primera vez con
la tecnología; además promueve cursos de formación y actualización en el uso de
nuevas tecnologías y en el diseño de materiales didácticos que mejoren el desempeño
de su función.
VIDEOTECA NACIONAL, EDUCATIVA Y CULTURAL Y VIDEOTECAS ESCOLARES
El acervo de programas realizados desde 1965 por la Unidad de Televisión Educativa
–actualmente, la Dirección General de Televisión Educativa (DGTVE)– y la demanda
constante de diversas instituciones y organismos públicos y privados, por tener acceso
a la producción acumulada en este lapso,8 propiciaron la creación de la Videoteca
Nacional, Educativa y Cultural, única en su género en el mundo, que ofrecerá –a
partir de finales del año 2000– servicios de producción y distribución de video educativo.
La videoteca se erige como uno de los pilares fundamentales de la educación a
distancia, dirigida a todos los sectores, niveles y modalidades educativos del país.
Este acervo9 cuenta con 150 mil casetes que ofrecen un cúmulo de programas e
imágenes a los usuarios e instituciones educativas para apoyar los procesos de enseñanza-
aprendizaje, consulta, investigación y producción. El acervo televisivo consta
de más de 30 mil programas diseñados para los alumnos y más de dos mil para la
actualización y capacitación del personal docente que labora en las telesecundarias.
A partir del año en curso, la Videoteca Nacional pondrá en servicio un dispositivo
de redes informáticas, patrones de sistemas, conservación y utilización de los acervos
existentes y un conjunto de servicios relacionados con los materiales videográficos
de la SEP, el ILCE y otros organismos afines.
Los materiales en video se dividen en series, cuyas temáticas se refieren a Historia
de México, Matemáticas, Español, Ciencia y Tecnología, Química y Biología. Estos
materiales están apoyados con guías para el maestro.
Por otra parte, cabe destacar que en los últimos años se han ampliado y enriquecido
los acervos de todas las videotecas escolares y las destinadas a los Centros de
Maestros con el fin de que las escuelas secundarias generales y técnicas cuenten con
materiales audiovisuales y de informática que muestren a los educandos puntos de
vista complementarios a la información proporcionada por sus maestros.
PROGRAMA SEPAINGLÉS
La Secretaría de Educación Pública, con la colaboración del Consejo Británico en
México y de la Corporación de Radiodifusión Británica,10 puso en marcha el proyecto
7 Para mayor información
sobre este programa se
sugiere revisar el apartado
correspondiente en el
capítulo 12, “Personal
docente”, de este Perfil.
8 En su mayor parte, se
trata de los materiales
desarrollados para la
telesecundaria.
9 La videoteca tiene su sede
en la ciudad de México, en
las instalaciones de la
DGTVE.
10 BBC, por sus siglas en
inglés.
134
piloto SEPAinglés en el primer semestre de 1998. Su propósito es que personas adultas
que no hablan el inglés adquieran una competencia intermedia en el uso de esta
lengua. La operación del proyecto abarca todas las entidades federativas del país y la
matrícula total para el primer semestre del año 2000 es de 13 449 usuarios.11
La participación de las entidades federativas ha sido determinante para la operación
del programa. Mientras que la SEP produce y realiza las transmisiones del curso
SEPAinglés por medio de la red Edusat, las autoridades educativas estatales, después
de analizar las necesidades en su entidad, identifican grupos de población y las posibles
zonas de aplicación del programa. Además, en colaboración con la SEP, seleccionan
y capacitan a los docentes asesores y examinadores orales, aplican exámenes y
realizan las actividades de acreditación de conocimientos, que cuentan con reconocimiento
de validez oficial en el ámbito nacional.
El curso SEPAinglés –cuya duración es de 61 semanas– se ha estructurado en cuatro
niveles: Inicial, Básico, General I y General II. A lo largo de la fase piloto se atendió
gratuitamente a 60 mil usuarios inscritos: estudiantes, maestros y trabajadores de
educación normal, profesores de educación básica en servicio, estudiantes y egresados
de la educación secundaria y media superior, personal técnico y administrativo de
diversas áreas del sector público, así como grupos de población abierta coordinados
por los gobiernos de Yucatán, Sonora y Morelos.
Cabe destacar que se han producido diversos materiales didácticos para el programa,
entre ellos paquetes de apoyo a la enseñanza de esta lengua en cada nivel que
contienen un libro y dos audiocintas. Para la operación del curso se diseñaron 60
programas de 28 minutos cada uno.
9.2 RED ESCOLAR DE INFORMÁTICA EDUCATIVA (RED ESCOLAR)
La red Escolar inició sus operaciones como proyecto piloto en 1997, con el
objeto de promover el aprovechamiento de información y el manejo de nuevos
canales de comunicación –por Internet– en las escuelas primarias y secundarias,
las normales y los Centros de Maestros.
Este proyecto pretende impulsar la participación de alumnos y maestros en el empleo
de nuevas tecnologías aplicadas a la educación, con el propósito de fortalecer el
proceso de enseñanza-aprendizaje y facilitar el intercambio de información entre
las escuelas participantes ubicadas en diversas entidades del país. La red Escolar se
propone contribuir a la generación de la nueva cultura tecnológica que demanda el
mundo moderno y constituirse en un medio eficaz para las tareas de actualización y
superación del magisterio, ya que pone al alcance de los docentes los avances mundiales
en los diversos ámbitos del conocimiento y la educación.
Mediante la operación de espacios virtuales, los alumnos y profesores desarrollan
11 La fase piloto culminó en
febrero del año 2000 con
la primera generación de
usuarios egresados del
programa, y a partir del
mes de marzo se lleva a
cabo su fase de expansión.
135
proyectos de colaboración, cuyo eje rector son los contenidos temáticos de los planes
y programas de estudio de la educación básica.
Los estudiantes participan en la realización de lecturas; la resolución de acertijos
en investigaciones colectivas sobre temas referentes a las matemáticas, la ciencia, la
creación literaria; etcétera. Entre los resultados obtenidos por los proyectos destacan
el aprendizaje de diversos temas y el desarrollo de capacidades de búsqueda de
información en los alumnos participantes, la promoción del trabajo en equipo y el
impulso a la creatividad estudiantil.
Las escuelas incorporadas al proyecto reciben apoyo de la red Edusat mediante la
transmisión de dos programas semanales. La barra televisiva se titula Contigo en la Red
Escolar y se dirige a maestros, alumnos y autoridades educativas con la finalidad de
proporcionar soporte técnico, promover las habilidades didácticas relacionadas con el
uso del equipo de cómputo, proveer información y servir como mecanismo de consulta.
El crecimiento de la red Escolar ha sido paulatino y ha permitido un mayor intercambio
de información entre los planteles participantes. Durante 1998, la red inició
su expansión en el territorio nacional, con base en la experiencia piloto desarrollada
el año anterior. En el ciclo escolar 1996-1997 comenzó el proyecto en 144 planteles,
que contaban con 720 equipos. En el año 2000 se estima que la red extenderá su
cobertura al incorporar a 2 300 escuelas secundarias que corresponden aproxima-
Actividades interactivas realizadas por medio del proyecto de la red Escolar
(Ciclo 1998-1999)
Círculos de aprendizaje
Este modelo de trabajo grupal se dirige a los alumnos de distintos estados del país que comparten el
mismo grado y asignatura, con el fin de realizar, en el transcurso de tres meses, proyectos conjuntos de
investigación basados en los contenidos temáticos de los planes y programas de estudio de la educación
básica. Algunos de los temas trabajados son: culturas mesoamericanas, antología de fiestas nacionales,
clonación, diversidad del lenguaje, leyendas locales, energía, la capa de ozono y origen de las especies.
Desarrollo de proyectos específicos
En ellos participan diferentes grupos de alumnos pertenecientes a escuelas incorporadas a la red que
trabajan en un proyecto común. Destacan, entre otros, La vida en movimiento: la mariposa monarca,
Biografías y Cuéntame.
Consulta en línea directa o diferida
Las actividades se desarrollan por medio de espacios virtuales, donde se proporciona asesoría profesional
y especializada a los docentes sobre temas como la sexualidad en la adolescencia, la prevención de
adicciones, el cuidado del medio ambiente y los ecosistemas, las fábulas y la poesía.
Capacitación
Mediante estas actividades se da continuidad a la formación y actualización de los profesores de educación
básica.
Fuente: ILCE.
136
damente a 28 por ciento del universo nacional, y a 700 primarias, y llegará así a más
de seis mil planteles de educación básica, con la colaboración de los estados, los
padres de familia y los particulares que se han sumado a este esfuerzo. La participación
de éstos ha hecho posible ampliar los recursos que se le destinan y continuar
con la dotación de equipos de cómputo a las escuelas. Las acciones de difusión han
alentado a escuelas públicas y operadas por particulares, equipadas por los propios
padres de familia o con el apoyo del sector privado, a solicitar su incorporación a la
red para ser partícipes de esta experiencia.12
Durante el ciclo escolar 1998-1999 inició, de manera experimental, la operación
del sistema Datacasting (IDC) –aplicación tecnológica que permite la transmisión de
datos vía satélite–, cuya función es enriquecer el acervo documental de las escuelas
que todavía no cuentan con acceso a Internet.13
Parte medular del programa es la revista Red Escolar, órgano de difusión y orientación
dirigido a los profesores de educación básica, que vincula las actividades de la red Escolar
con los programas de la red Edusat y aporta direcciones electrónicas de sitios de
interés para los alumnos. La revista recupera la experiencia adquirida por los docentes
respecto del funcionamiento de los proyectos educativos que la red propone, estableciendo
con ello vínculos de comunicación más estrechos entre sus participantes. La
edición de la revista es trimestral e inició en 1999 con un tiraje de 10 mil ejemplares.
9.3 TELESECUNDARIA
La telesecundaria, creada en 1968, es un servicio público, formal y escolarizado
del Sistema Educativo Nacional y, conjuntamente con los niveles de preescolar
y primaria, contribuye a proporcionar educación básica principalmente a
los jóvenes de localidades rurales y marginadas del país. Este servicio funciona preferentemente
en comunidades con menos de 2 500 habitantes donde el número de
alumnos que egresan de la primaria hace inviable el establecimiento de un plantel
de secundaria general o técnica; también se presta el servicio en algunas zonas
conurbadas de distintas ciudades del país.14 Por esta característica de atención al
medio rural, los esfuerzos educativos de telesecundaria se relacionan con los de la
Dirección de Educación Indígena, del Consejo Nacional de Fomento Educativo y del
Instituto Nacional para la Educación de los Adultos.
Esta modalidad educativa ha registrado diversos cambios y adecuaciones desde su
creación. En la actualidad, la telesecundaria busca la vinculación del aprendizaje
con las necesidades de los alumnos, sus familias y la comunidad a la que pertenecen,
y propicia el enlace de los contenidos programáticos del plan y los programas de
estudio vigentes con el entorno. Los estudiantes reciben la información necesaria
para el desarrollo de los temas mediante materiales educativos impresos y televisivos;
12 Durante 1999 la red
Escolar contó con la
participación de cuatro
mil centros educativos.
13 La operación de este
sistema se realiza por
medio del equipo de
cómputo existente en los
planteles educativos de
nivel básico.
14 Se trata fundamentalmente
de zonas periféricas que
en el momento de la
instalación del plantel de
telesecundaria eran
rurales, pero han sido
alcanzadas por la
urbanización.
137
asimismo, cuentan con apoyo y orientación permanentes del maestro. Los grupos de
aprendizaje estan constituidas en promedio por 25 alumnos; a cada grupo se le asigna
un profesor responsable.
Los planteles y las aulas para la telesecundaria se construyen ex profeso. Cuentan
con el equipo necesario para recibir la señal de la red Edusat: antena parabólica, un
decodificador y un televisor de 27 pulgadas. Mediante el Programa Emergente de
Mantenimiento y Operación de la red Edusat, antes mencionado, se consolida el
equipamiento de los planteles de la modalidad.
La telesecundaria ha ampliado su cobertura significativamente en los últimos años;
se estima que en el ciclo 2000-2001 habrá 1.076 millones de alumnos inscritos en
esta modalidad, lo que significa que la matrícula se habrá incrementado 74 por ciento
en relación con el inicio de la administración (ciclo 1994-1995). Este crecimiento
obedece principalmente a la creación de nuevos planteles en las comunidades donde
se identificó la necesidad de atender la demanda existente.
La Unidad de Telesecundaria y la DGTVE de la Secretaría de Educación Pública
elaboran y transmiten la programación por medio de la red Edusat. La señal, además,
es retransmitida por televisoras públicas nacionales –como el Canal 22–. Cabe
destacar que el acervo televisivo de la Videoteca Nacional, Educativa y Cultural se
origina en el contexto de la telesecundaria.
A partir de 1998 se distribuyen gratuitamente a todas las telesecundarias del país,
los libros de texto –elaborados para esta modalidad– que requieren los alumnos. Con
esta medida se ha dado respuesta a la petición reiterada de docentes, alumnos y
padres de familia, de proporcionar libros de texto gratuitos en telesecundaria, y se
ha beneficiado a la economía familiar de las comunidades donde funciona este servicio
educativo.
Por otra parte, desde febrero de 1999 se emprendió una revisión de los contenidos
educativos, los métodos de enseñanza y los materiales que se utilizan en la
telesecundaria, con el propósito de mejorar su efectividad y calidad.
Esta modalidad funciona de acuerdo con el calendario escolar. En el verano imparte
cursos de capacitación y actualización docente y ofrece cursos de regularización
y nivelación en los que se abordan los contenidos de mayor relevancia y complejidad
del curso regular; asimismo, se imparte un curso de inducción (propedéutico)
en el que se trabaja con los contenidos correspondientes a todas las asignaturas del
sexto grado de educación primaria. Este curso –no obligatorio– se ofrece a los
egresados de primaria que desean continuar sus estudios en la modalidad de
telesecundaria.
Los maestros, directores y supervisores que laboran en la telesecundaria son capacitados
en forma permanente. Las entidades federativas imparten cursos sobre temas
pedagógicos, dirigidos a todos los profesores que se desempeñan frente a grupo,
autoridades educativas escolares y equipos técnicos. De particular importancia ha
15 La denominación de esta
modalidad
(telesecundaria) varía en
algunos países:
teleaprendizaje (en El
Salvador) y telebásica (en
Panamá y Honduras).
138
sido la preparación de los docentes para impartir la nueva asignatura de Formación
Cívica y Ética. Recientemente se actualizaron los cursos de capacitación para los
docentes de nuevo ingreso y para quienes participan en la telesecundaria de verano,
sometidos a una evaluación durante 1999.
En 1996, México, por conducto de la Secretaría de Educación Pública, firmó un
acuerdo con los Ministerios de Educación de los países de Centroamérica con el
propósito de adaptar la telesecundaria a cada país de acuerdo con sus necesidades y
entornos específicos;15 desde entonces, esas naciones reciben el apoyo gratuito de
México, además de la capacitación inicial para los maestros y administradores del
sistema y el equipo que les permitirá decodificar la señal. En la actualidad, 492 planteles
escolares apoyan el aprendizaje de 23 472 alumnos mediante esta modalidad.
Cabe destacar que la telesecundaria se ha extendido en forma regular al sur de Estados
Unidos.16
9.4 CENTROS ESTATALES DE TECNOLOGÍA EDUCATIVA
Con el propósito de impulsar el desarrollo de contenidos pedagógicos, redes
y servicios informáticos, programas de capacitación y software educativo
en el ámbito nacional, se ha promovido el establecimiento de un Centro
Estatal de Tecnología Educativa en cada entidad federativa del país.17 Los centros
estatales cuentan con un aula de capacitación a distancia a la que acuden los docentes
interesados en recibir cursos de actualización y apoyo para llevar a cabo las actividades
descritas. Este proyecto es parte de las estrategias para impulsar –en el marco
del federalismo educativo– la formación de cuadros especializados que fortalezcan
y promuevan el uso de los medios de comunicación e informática y apoyen las acciones
emprendidas por las autoridades educativas locales en este campo.
16 El personal docente de
estos centros educativos
también se ha beneficiado
de los cursos mencionados
en el párrafo anterior.
17 En el Distrito Federal se
han establecido dos de
estos centros.
139
10. EDUCACIÓN QUE IMPARTEN LOS
PARTICULARES
Los servicios educativos que se imparten en México son predominantemente
públicos. En el periodo académico 1999-2000, 88.3 por ciento de la matrícula
cursó sus estudios en instituciones que dependen de los gobiernos federal
y estatales, mientras que el 11.7 por ciento restante de los educandos los realizó en
escuelas particulares.
Se estima que en el año lectivo 2000-2001 la matrícula de los particulares en el
ámbito nacional será superior a los 3.5 millones de estudiantes, que serán atendidos
por más de 273 mil profesores en más de 26 mil planteles escolares.
e estimado.
Fuente: SEP.
Matrícula del sistema educativo escolarizado particular
1990-1991 a 2000-2001e
(miles de alumnos)
90-91 91-92 92-93 93-94 94-95 95-96 96-97 97-98 98-99 99-00 00-01e
2471.1
2506.3
2545.4 2527.1
2565.1 2558.1
2676.7
2925.7
3175.8
3405.5
3590.4
Ciclos escolares
140
Los particulares que imparten educación deben cumplir con lo dispuesto en el
artículo tercero de la Constitución y en la Ley General de Educación. Asimismo,
están obligados a proporcionar un mínimo de becas para facilitar el acceso a los
estudios que imparten.
De acuerdo con el artículo tercero de la Constitución y la Ley General de Educación,
los particulares pueden impartir educación en todos los tipos y modalidades.
En el caso de la educación primaria, secundaria y normal las personas o instituciones
particulares que deseen impartir educación deben obtener, previamente, la autorización
expresa del Estado. Para estudios distintos a los anteriores, como en los
casos de la enseñanza inicial, preescolar, media superior, superior y formación para
el trabajo, los particulares pueden –si así lo desean– solicitar el reconocimiento de
validez oficial de estudios.1
Las autorizaciones y los reconocimientos se otorgan cuando los solicitantes cumplen
con los siguientes requisitos:
• Que el personal acredite la preparación adecuada para impartir el tipo o la modalidad
educativas correspondientes.
• Que las instituciones cuenten con instalaciones que satisfagan las condiciones
higiénicas, de seguridad y pedagógicas determinadas por la autoridad otorgante.
Para el establecimiento de un nuevo plantel, es necesario tramitar una nueva
autorización o reconocimiento.
• En el caso de primaria, secundaria y normal, deben seguirse los planes y programas
de estudio que la SEP determine y que se aplican igualmente en las escuelas
públicas de control federal y estatal.
• En el caso de los tipos y modalidades de educación distintos de los anteriores e
impartidos por los particulares, los planes y programas de estudio deben ser aprobados
por la autoridad que otorgue el reconocimiento de validez oficial de estudios
correspondiente.
Las Bases Generales de Autorización o Reconocimiento de Validez Oficial de Estudios
–publicadas en el Diario Oficial de la Federación el 27 de mayo de 1998– establecen
los requisitos a los que deben sujetarse los particulares para prestar servicios
educativos. Mediante la celebración de convenios de coordinación entre las autoridades
educativas locales y la federal se ha avanzado en la simplificación y unificación
de los criterios que se aplican en estos procesos.
La recepción de solicitudes de autorización se efectúa en una ventanilla única designada
por la autoridad educativa de cada entidad federativa, encargada de realizar
el procedimiento. Los trámites de reconocimiento de validez oficial de estudios pueden
presentarse en la citada ventanilla o bien ante la autoridad educativa federal, de
acuerdo con el interés del particular. Esto facilita el desahogo de los procedimientos
1 Durante el periodo
académico 1998-1999, el
proceso de incorporación
de las instituciones
particulares a la SEP se
automatizó, con el
propósito de ofrecer una
mejor atención en la
resolución de los trámites
correspondientes, tener
un mayor control de los
procedimientos y generar
la estadística correspondiente.
Los servicios de
educación básica y media
superior que son todavía
operados por la SEP se
desconcentraron a las
áreas de la secretaría que
se encargan de esta
función, con lo cual se
busca ofrecer un servicio
más eficiente y expedito.
141
y reduce los tiempos de respuesta. Las solicitudes de los particulares se pueden presentar
por correo, telefax, mensajería, correo electrónico u otro medio que permita
la transferencia de datos.
Con el propósito de asegurar que lo expuesto en las bases generales se logre en
cada nivel, tipo y modalidad educativos, se han elaborado acuerdos específicos destinados
a regular de manera precisa y detallada las condiciones que debe cumplir un
particular frente a la autoridad para que se le otorgue una autorización o un reconocimiento
de validez oficial. Estos acuerdos, además, contienen la información y documentación
con que deben contar los particulares que ofrezcan servicios educativos,
así como las actividades que deben desarrollar en el ejercicio de esa función.
Por esta vía se busca dar certeza jurídica a las personas que concurren a la prestación
de esos servicios.2
Cabe destacar que los acuerdos contienen apartados de simplificación administrativa
que permiten, además de obtener una nueva autorización o reconocimiento de
validez oficial de estudios, regular el aspecto operativo y reducir las cargas administrativas
de los particulares.
Participación de los particulares en la educación
Ciclo escolar 1999–2000e
Tipo y Matrícula (miles de alumnos) Instituciones educativas Profesores
modalidad educativa Particulares Total nacional % Particulares Total nacional % Particulares Total nacional %
Preescolar 318.5 3 393.7 9.4 5 874 69 916 8.4 15 912 151 793 10.5
Primaria 1 090.7 14 765.6 7.4 5 914 98 286 6.0 41 033 543 694 7.5
Secundaria 398.1 5 208.9 7.6 3 059 27 512 11.1 41 624 299 999 13.9
Bachillerato 535.8 2 518.0 21.3 3 084 7 831 39.4 57 398 170 642 33.6
Profesional técnico 83.1 374.8 22.2 974 1 711 56.9 8 267 33 249 24.9
Educación normal 79.6 215.5 36.9 264 607 43.5 5 994 17 481 34.3
Educación superior 469.1 1 629.2 28.8 1 177 2 172 54.2 58 851 167 049 35.2
Posgrado 47.0 118.1 39.8 402 1 036 38.8 5 698 17 004 33.5
Capacitación 383.6 927.7 41.3 4 064 5 130 79.2 21 000 31 113 67.5
para el trabajoe
Sistema Escolarizado 3 405.5 29 151.5 11.7 24 812 214 201 11.6 255 777 1 432 024 17.9
Nacional
e estimado.
Fuente: SEP.
2 El 26 de marzo y el 13 de
abril de 1999,
respectivamente, se
publicaron los Acuerdos
Específicos 254 y 255
para primaria y
secundaria en el Distrito
Federal, que
reglamentan la totalidad
de procedimientos,
trámites y requisitos para
obtener la autorización
correspondiente y operar
dentro del Sistema
Educativo Nacional. Se
está trabajando con las
autoridades educativas
estatales para que éstas
adopten, de conformidad
con la legislación
aplicable, dichas
disposiciones y se pueda
definir, en el ámbito
nacional, una política
clara en la materia.
143
11.
Una de las tareas centrales en el ámbito de la educación consiste en proveer
de los espacios suficientes y adecuados a los niños y jóvenes que realizan
sus estudios en los diferentes niveles y modalidades. Durante más de 50
años esta tarea fue asumida por el Comité Administrador del Programa Federal de
Construcción de Escuelas (CAPFCE).
A partir de 1996, con el propósito de atender la demanda de las autoridades estatales
que exigían programar y ejercer el gasto en infraestructura en los propios estados
–dado que los servicios de educación básica ya habían sido transferidos con la firma
del Acuerdo Nacional para la Modernización de la Educación Básica en 1992–, la SEP
dispuso que los fondos federales para la infraestructura de educación básica –incluidos
los del CAPFCE– se entregaran a los gobiernos de los estados para que éstos programaran
adecuadamente su inversión.1 Con anterioridad, en 1995, se había avanzado
en el desarrollo de las capacidades técnicas locales necesarias para el manejo
más adecuado y eficiente de los recursos transferidos hasta entonces.
En forma paralela, desde 1996 y con mayor fuerza en 1997, los estados fueron
incursionando en la construcción de obras educativas para la educación media superior
y superior, así como para las modalidades de capacitación para el trabajo y
educación extraescolar. Las universidades públicas, por su parte, se hicieron responsables
de la ejecución de las obras correspondientes a su subsistema y que eran
financiadas por el CAPFCE.
Las adiciones a la Ley de Coordinación Fiscal, aprobadas en diciembre de 1997 por
la H. Cámara de Diputados, crearon el marco legal que permitiría la transferencia
directa a los estados, de la totalidad de los recursos federales destinados a la edificación
de los centros educativos de nivel básico y los espacios para las universidades
públicas estatales,2 para su control y ejercicio –vía el Fondo de Aportaciones Múltiples
del ramo 33 del Presupuesto de Egresos de la Federación.3
INFRAESTRUCTURA EDUCATIVA
1 La construcción y
mantenimiento de
escuelas de enseñanza
primaria y secundarias
generales se transfirió a
los estados unos años
antes, por lo que esta
medida significó que la
capacidad estatal se
ampliaba a la edificación
de jardines de niños,
secundarias técnicas y
telesecundarias.
2 Mediante las adiciones a
la Ley de Coordinación
Fiscal se promueven y
amplían los alcances del
ejercicio regional y local
del presupuesto federal,
incluyendo los recursos
destinados a la
construcción de escuelas.
Este ordenamiento da
nuevas atribuciones a los
estados en el ejercicio del
gasto federal, además de
puntualizar y transparentar
su uso.
3 Los recursos destinados a
la educación media
superior y a la educación
superior tecnológica se
ejercen mediante
convenios con el CAPFCE.
144
Con el apoyo y el estímulo del CAPFCE, durante 1998 se avanzó en la formación
gradual de organismos estatales de construcción de escuelas. Se buscaba que por
medio de estructuras administradas localmente las entidades se hicieran cargo de
los programas de construcción de todos los niveles y modalidades educativos. Ese
año se constituyeron 25 organismos, de los cuales 12 habían adquirido, desde mayo
de 1998, la capacidad para asumir esa tarea, por lo cual el CAPFCE firmó con ellos los
convenios que los responsabilizaron de la totalidad de la infraestructura educativa
en sus demarcaciones.
En la actualidad, las 31 entidades federativas del país cuentan con organismos especializados
en la construcción, mantenimiento y equipamiento de espacios escolares,
y son responsables directas, en sus respectivos territorios, de ejercer y vigilar el
uso de recursos para satisfacer la demanda de espacios físicos en todos los ámbitos
de la educación.
En el contexto de la federalización, el CAPFCE asume un carácter normativo y de
apoyo técnico a los estados. Entre sus atribuciones está el desarrollo continuo de
capacidades técnicas, el asesoramiento en la adquisición e instalación de equipo
complejo, así como la supervisión general y permanente de la calidad de las obras.
Asimismo, opera el Programa de Contingencia Escolar, mediante el cual se proporciona
atención a los planteles educativos que sufren daños en su arquitectura a
causa de desastres naturales. Este fue el caso de los sismos e inundaciones que afectaron
a varios estados de la República en 1999. Las acciones se realizan conjuntamente
entre el comité, las autoridades educativas estatales y los organismos de construcción
de escuelas en cada entidad.
Mediante este programa se coordina el trabajo de decenas de brigadas técnicas
que visitan, cuantifican y presupuestan el monto de los daños. Según la magnitud del
percance y las posibilidades de intervención de los gobiernos locales, las autoridades
estatales pueden incorporar los inmuebles afectados a sus programas regulares
o al Fondo de Desastres Naturales que coordina la Secretaría de Gobernación. Cabe
destacar que en ambos casos el CAPFCE ha fungido, desde octubre de 1999, como
perito valuador de los daños.
Por medio del nuevo esquema federalizado, se espera que en el año 2000 los estados
y municipios atiendan la construcción, el equipamiento y la rehabilitación de
17 350 espacios educativos en el territorio nacional, correspondientes a los diferentes
niveles, tipos y modalidades educativos.
Es importante mencionar que la construcción de obras de nivel básico en las regiones
dispersas y con mayores carencias se realiza con el apoyo de los programas
compensatorios, y que son adicionales a las aludidas en este apartado. Durante el
año 2000 se estima que por esta vía se construirán y se dará mantenimiento a 7 700
espacios educativos en esas zonas.
145
12. PERSONAL DOCENTE
La política educativa nacional se sustenta en el reconocimiento del papel del
profesor. Su empeño y dedicación, sobre la base de una sólida formación
profesional, son factores esenciales para la buena marcha de la educación.
La experiencia de largo tiempo y las investigaciones y estudios desarrollados en los
últimos años1 revelan que una buena organización escolar, basada en el trabajo articulado
y comprometido del cuerpo docente y directivo, permite que, a pesar de la
presencia de factores que inciden desfavorablemente en el logro de los alumnos y
estudiantes –el bajo nivel socioeconómico de las familias, el analfabetismo o escolaridad
incompleta de la madre o del padre, la presencia de condiciones de insalubridad
y alimentación deficientes, entre otros–, los niños y jóvenes logren buenos resultados
en la escuela.
Por esta razón, la política educativa tiene como objetivo favorecer el trabajo
magisterial mediante una estrategia múltiple que consiste en ofrecer, de manera
permanente, oportunidades de actualización a los maestros de educación básica;
modernizar y definir los nuevos planes y programas de estudio para las escuelas
normales; distribuir una amplia variedad de materiales educativos con el fin de apoyar
la labor del profesor en el salón de clases; la creación de un sistema de promoción
horizontal que reconoce y estimula a los mejores maestros, y el esfuerzo permanente
por lograr una remuneración justa al trabajo de los profesores.
Por otra parte, en los últimos años se han realizado esfuerzos importantes para
lograr la profesionalización de los docentes de educación media superior y superior,
y se busca que las instituciones que imparten estos servicios logren la consolidación
de sus cuerpos académicos, para que el perfil de los profesores se adapte a las necesidades
de los planteles.
1 Resultados obtenidos por
la Dirección General de
Evaluación de la
Subsecretaría de
Planeación y Coordinación
de la SEP apuntan en
esta dirección, y lo mismo
sucede con estudios e
investigaciones efectuados
por el Centro de Estudios
Educativos, AC.
146
12.1REQUERIMIENTOS PARA LA CONTRATACIÓN DE PERSONAL VINCULADO
CON LA EDUCACIÓN EN LOS ESTADOS
Las autoridades estatales son responsables de contratar al personal administrativo
que se encarga del funcionamiento de los servicios en cada entidad,
al igual que a los profesores que se requieren para abrir nuevos planteles y
cubrir las vacantes que se generan en el sistema. La dinámica demográfica y su
impacto sobre la demanda de servicios educativos ha llevado a las autoridades estatales
a regular la matrícula de las escuelas normales en su demarcación, de manera
que se asegure un flujo de egresados de estas instituciones suficiente para cubrir las
necesidades de la entidad y se puedan cumplir las expectativas laborales de los jóvenes
que concluyen sus estudios.
Al mismo tiempo, con el propósito de alentar el mejoramiento continuo de la calidad
de la enseñanza y procurar el profesionalismo del magisterio, las autoridades
educativas de diversas entidades federativas, con pleno respeto a los derechos laborales,
han puesto en marcha distintas iniciativas orientadas a asegurar la contratación
de las personas más preparadas y mejor dispuestas a dedicarse al magisterio o
a la administración educativa.
Los mecanismos desarrollados con este fin son diversos y se adecuan a las condiciones
que prevalecen en cada estado. De esta forma, los requerimientos para incorporarse
al servicio educativo pueden ir desde la exigencia de un determinado nivel
de calificaciones a los egresados de las normales hasta la realización de convocatorias
abiertas para la celebración de concursos de oposición. Se estima que alrededor
de 14 entidades han empezado a efectuar sus contrataciones con base en criterios de
transparencia y calidad.
12.2 APOYOS AL MAGISTERIO DE EDUCACIÓN BÁSICA
El Acuerdo Nacional para la Modernización de la Educación Básica establece
la necesidad de impulsar por distintas vías el trabajo de los maestros, con el
fin de mejorar la calidad de la educación. Con este propósito, el gobierno de
la República ha emprendido diversas iniciativas dirigidas a apoyar la labor magisterial.
PROGRAMA NACIONAL PARA LA ACTUALIZACIÓN PERMANENTE DE LOS
MAESTROS DE EDUCACIÓN BÁSICA EN SERVICIO (PRONAP)
La creación, en 1995, del Programa Nacional para la Actualización Permanente de los
Maestros de Educación Básica en Servicio responde a la necesidad del sistema educativo
de capacitar mejor a los maestros en servicio y es coincidente con una demanda
del magisterio expresada por el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación.
147
Las autoridades educativas estatales operan y desarrollan el Pronap en las 32 entidades
federativas, con las normas generales establecidas por la SEP. Su propósito
central es atender con calidad, pertinencia y flexibilidad las necesidades de actualización
profesional de los docentes de educación preescolar, primaria y secundaria, y
contribuir al mejoramiento de los resultados educativos de los alumnos.
El Pronap se diseñó como un programa integral, constituido por varios componentes,
estrategias y actividades, que –junto con otras acciones de las autoridades educativas
destinadas a transformar la vida institucional de las escuelas– va estableciendo
condiciones para que los profesores puedan acceder a la actualización permanente,
en un proceso de avances paulatinos. Por esta vía se encamina hacia la configuración
de un servicio regular y organizado de actualización de maestros, con capacidad
para evolucionar y articular, con base en la norma nacional en la materia, la
actualización docente según los requerimientos específicos de las escuelas y zonas
escolares.
Una preocupación central de la SEP ha sido propiciar la creación y el fortalecimiento
de instancias de actualización adscritas de manera formal a las secretarías de
educación. Estas instancias las integra un equipo de personas competentes para encabezar
el diseño, la promoción y el desarrollo de actividades destinadas a la actualización
permanente del magisterio. Es por ello que, desde 1995, se ha capacitado
periódicamente a este personal; además, se dotó a todos los estados de aparatos electrónicos
y de cómputo, de mobiliario y del material bibliográfico necesarios para que
las tareas encomendadas a esos equipos se desarrollen en condiciones adecuadas.
Al concluir el primer semestre del 2000, cada instancia estatal de actualización
contará con un aula de capacitación a distancia. Ello permitirá mejorar y agilizar la
capacitación del personal involucrado en la actualización docente, apoyar la realización
de los aspectos administrativos del Pronap, y promover proyectos de introducción
de las tecnologías de la información en este ámbito de capacitación y actualización.
Antes de concluir el año 2000 habrá 500 Centros de Maestros instalados en el país,
lo que constituye una infraestructura muy importante para la formación permanente
de los docentes. Estos centros brindan la posibilidad de otorgar un conjunto de
servicios de apoyo a los profesores y directivos escolares, y su reto principal es convertirse
en factor de desarrollo y mejoría continuos de las escuelas.
La parte sustantiva del Pronap la constituyen los programas de estudio dirigidos a
maestros. La SEP maneja dos modalidades: los talleres generales de actualización y
los cursos nacionales de actualización. Los primeros van dirigidos a todos los profesores
de educación preescolar, primaria, secundaria y telesecundaria, y se desarrollan
durante el ciclo escolar con base en guías que recibe cada profesor. Los contenidos
de estos talleres son prácticos y están íntimamente ligados al quehacer del aula;
propician un manejo inteligente y exhaustivo de los libros de texto gratuitos y de
148
otros materiales educativos al alcance de los profesores y los alumnos, y procuran
mejorar el conocimiento o competencia de los maestros sobre aquellos contenidos
novedosos o de elevado grado de dificultad en los que se observa un bajo nivel de
dominio.2 En agosto del año 2000 se realizará la aplicación de la fase intensiva de la
sexta edición de estos talleres.
Los cursos nacionales de actualización, a diferencia de los talleres, son voluntarios.
Se basan en un paquete didáctico que contiene todos los elementos necesarios
para el estudio de la materia correspondiente y que se entrega de manera gratuita a
todo aquel que se inscribe. Se promueve que el trabajo con estos materiales se haga
en forma colectiva entre docentes adscritos a una escuela o zona escolar; mediante
esta práctica de aprendizaje en equipo se busca alentar la aplicación de los conocimientos
adquiridos en la toma de decisiones sobre la enseñanza en los planteles.
Hasta la fecha se han abierto 13 cursos nacionales de actualización: 10 de ellos
profundizan en contenidos educativos y los elementos necesarios para la enseñanza
de alguna asignatura del currículo de primaria o secundaria; nueve se ofrecen desde
1997. Recientemente se puso a disposición de los profesores interesados el curso La
adquisición de la lectura y la escritura en la escuela primaria, que promueve una
mejor comprensión de la actividad docente en esta fase del aprendizaje de la lengua,
determinante para el desarrollo de las habilidades intelectuales de las personas. Los
tres cursos restantes incursionan en temáticas que responden a necesidades actuales
del sistema educativo: La educación ambiental en la escuela secundaria da elementos
para la tarea formativa de los educadores de adolescentes en este tema fundamental.
El curso Integración educativa se propone auxiliar a los profesores de
educación especial que apoyan el proceso en escuelas regulares en su tarea de asesoría
a los maestros de grupo sobre la incorporación de niños con discapacidad. El
Primer curso para directivos de educación primaria abre una rama de atención nueva
en el Pronap: relacionada con la función directiva, clave para que las escuelas
cumplan su misión.
Cada profesor puede desarrollar el curso donde y cuando sus condiciones personales
y laborales se lo permitan. No hay un tiempo límite para la acreditación del mismo;
el propósito es que cada maestro logre aprendizajes relevantes y duraderos para
su quehacer. Con el fin de que los profesores inscritos valoren sus avances, pueden
presentar el examen nacional de acreditación hasta en tres ocasiones. Mediante la
entrega de resultados de estos ejercicios de evaluación se brinda a los profesores
sustentantes información individual y detallada sobre aprendizajes realizados y problemas
aún no resueltos. La acreditación de este examen se toma en cuenta en la
Carrera Magisterial.
Hasta ahora, alrededor de 500 mil maestros desarrollan alguno de los cursos nacionales;
de ellos, 130 mil han acreditado y concluido al menos uno. En junio de este
año se aplicó por cuarta ocasión el examen nacional.
2 Según se ha detectado en
los exámenes nacionales
de acreditación de los
cursos de actualización
del Pronap.
149
PROGRAMA PARA LA TRANSFORMACIÓN Y EL FORTALECIMIENTO ACADÉMICOS
DE LAS ESCUELAS NORMALES
La modernización y el mejoramiento de la formación de maestros es fundamental
para avanzar en la reforma educativa. Por ello la SEP, en coordinación con las autoridades
educativas estatales y en respuesta a las necesidades y expectativas de los
docentes, ha adquirido el compromiso de fortalecer y transformar las instituciones
que imparten la educación normal.
En 1996 se realizó una amplia consulta entre la comunidad normalista del país
durante la cual se escucharon las sugerencias y propuestas del magisterio para avanzar
por la vía del cambio; participaron igualmente profesores eméritos y especialistas
en el tema. El resultado de esta consulta fue el Programa para la Transformación
y el Fortalecimiento Académicos de las Escuelas Normales, que inició su aplicación
a fines del mismo año.
Con este programa se busca mejorar los diversos componentes que determinan el
funcionamiento de las instituciones normales –los planes y programas, la preparación
de los maestros, la organización y la gestión de las escuelas y su infraestructura
física–. Con el propósito de avanzar de manera simultánea en los distintos aspectos
de este proceso de transformación se ha adoptado una perspectiva de trabajo integral,
y mediante ella se impulsan las acciones que tienden a fortalecer los componentes
que se consideran fundamentales para el trabajo académico en las escuelas
normales.
Uno de los propósitos del programa es la elaboración de nuevos planes y programas
de estudio para todas las modalidades de formación de maestros de educación
básica, así como definir criterios y orientaciones didácticas para asegurar que los
propósitos educativos se alcancen en la práctica.
Mediante la propuesta de los nuevos contenidos de las licenciaturas en educación
preescolar, primaria y secundaria se busca que los futuros docentes:
• desarrollen habilidades específicas que son la base para el trabajo intelectual;
• dominen los propósitos y contenidos de la educación básica que les permitan
desempeñar su función con la calidad necesaria;
• conozcan los enfoques pedagógicos que sustentan la acción educativa, y
• propicien el desarrollo integral y equilibrado de sus alumnos, considerando sus
diferencias y entorno cultural.
Se busca que los estudiantes de normal fortalezcan el desarrollo de valores y actitudes
y sean capaces de aprovechar diversas herramientas y recursos que ofrecen el
medio social y el entorno en el que habrán de desenvolverse sus alumnos, para favorecer
su aprendizaje.
En los nuevos planes de estudio de la educación normal se reconoce la importan150
cia de la formación de los maestros en las condiciones reales de trabajo en el aula,
pues mediante actividades de observación y práctica en los salones de clases, los
estudiantes conocen y experimentan diversas formas de enseñanza que favorecen la
consolidación de competencias profesionales para su futuro ejercicio docente.
En el ciclo lectivo 1997-1998 inició la aplicación del nuevo plan de estudios de la
Licenciatura en Educación Primaria. En los últimos dos semestres de esta carrera,
los estudiantes realizarán una práctica intensiva en condiciones reales de trabajo,
haciéndose cargo de un grupo de primaria, para lo que contarán con la tutoría de un
profesor experimentado y con la constante asesoría de sus profesores en la escuela
normal. Para esta actividad se les proporcionará el apoyo de una beca y su cumplimiento
se acreditará como servicio social. En julio del 2001 egresará la primera generación
de estudiantes de esta nueva propuesta de formación inicial de maestros.
En el caso de las Licenciaturas en Educación Preescolar y en Secundaria, la aplicación
de los nuevos planes y programas de estudio inició en el ciclo escolar 1999-
2000.
Para que la transformación de las normales sea efectiva, se requiere que los profesores
que laboran en estas instituciones conozcan los fundamentos, las principales
orientaciones, los contenidos y los enfoques de las asignaturas que impartirán, de
modo que puedan adecuar su práctica pedagógica y desarrollar con eficacia los nuevos
planes y programas. Con este fin, se ha puesto en marcha un programa de actualización
para los docentes formadores de maestros que apoya su perfeccionamiento
profesional mediante diversos mecanismos, de acuerdo con sus necesidades. Destacan
en el programa la impartición de talleres nacionales, estatales y regionales, cada
semestre; la producción y transmisión, por conducto de la red Edusat, de la serie de
televisión Transformar a las escuelas normales, y el desarrollo de un programa editorial
que permite la producción y distribución de libros y materiales impresos entre
los maestros de las escuelas normales.
Con el fin de que los estudiantes y profesores de las escuelas normales cuenten con
bibliografía actualizada y adecuada a sus necesidades, se ha dotado a las instituciones
de acervos bibliográficos especializados. Además, para impulsar a las comunidades
normalistas a incluir en su práctica académica el uso de la informática y las
telecomunicaciones, se avanzó en el establecimiento y la instalación de equipo de
aulas dedicadas a la computación y la enseñanza de idiomas.
La transformación integral de la educación normal incluye también la modificación
de las formas de organización de las instituciones, de manera que la comunidad
académica participe más y mejor en actividades como la planeación y la evaluación
de los planteles y la escuela misma se evalúe y produzca sus programas de desarrollo
institucional. Con estos fines, se han promovido acciones para fortalecer el trabajo
colegiado de las instituciones y revitalizar la función académica de los equipos
directivos; esto último mediante la creación de espacios para el intercambio de ex151
periencias y opiniones, así como el análisis de las formas de gestión en las normales
a cargo de estos grupos.
Para establecer las condiciones mínimas necesarias para el cambio de la enseñanza
normal, desde 1996 los gobiernos federal y estatales desarrollan acciones dirigidas
a mejorar la infraestructura física y el equipamiento de las escuelas, a partir de
las necesidades más apremiantes detectadas por las autoridades educativas de los
estados.
Paralelamente a la reforma de las escuelas normales, se lleva a cabo un proceso de
seguimiento y evaluación de la aplicación de los nuevos planes y programas de estudio
y de sus resultados, como parte de un proyecto de investigación aplicada que
realiza la propia SEP.
El objetivo de este estudio es vigilar la aplicación del Programa para la Transformación
y el Fortalecimiento Académicos de las Escuelas Normales y de los planes y
programas de estudios, con el propósito de identificar sus fortalezas y debilidades y
procurar su mejoramiento continuo. Una primera etapa del proyecto empezó en agosto
de 1997, en todos los planteles de educación normal que ofrecen la Licenciatura en
Educación Primaria. Su instrumentación ha permitido, a la fecha, detectar con oportunidad
los avances y las dificultades que enfrentan los estudiantes, los maestros y
los directivos que cursan e imparten las asignaturas de los nuevos planes de estudio.
A partir de agosto de 1999 se amplió el proyecto de seguimiento a los planteles que
ofrecen las Licenciaturas en Educación Preescolar y en Secundaria, y se continuó
con el trabajo en la Licenciatura en Educación Primaria. Los resultados obtenidos
permiten valorar la evolución del programa en todo el país y contar con información
oportuna para proseguir con la revisión y los ajustes necesarios a la propuesta
curricular y sus materiales de apoyo. De igual forma, mediante la investigación se
obtienen elementos para avanzar en el diseño de estrategias para el desarrollo académico
e institucional de las escuelas normales, acordes con sus características y
necesidades.
MATERIALES DE APOYO A LA FUNCIÓN EDUCATIVA
Con el fin de facilitar la tarea magisterial, la SEP edita y distribuye diversos materiales
dirigidos a apoyar la labor de los profesores de educación básica.
En la actualidad se trabaja para completar la producción de Libros para el maestro,
correspondientes a cada grado y asignatura de la educación básica. Estos materiales
complementan los libros que se proporcionan a los alumnos.
Al mismo tiempo, se han elaborado Ficheros de actividades didácticas de español y
matemáticas para los seis grados de la enseñanza primaria y en el caso de matemáticas,
también para secundaria.3 A partir de 1997 se cuenta con nuevos materiales
para orientar la educación artística y la educación física.
En 1995 apareció la Biblioteca para la Actualización del Maestro, cuyos títulos se
3 Algunos de ellos están en
proceso.
152
proporcionan gratuitamente a solicitud de los profesores interesados. Los textos que
integran esta colección han sido seleccionados a partir de las necesidades identificadas
en el trabajo diario de maestros y directores, y con ellos se busca también contribuir
a la formación integral de los educadores.
PROGRAMA NACIONAL DE CARRERA MAGISTERIAL
En 1992, en el marco del Acuerdo Nacional para la Modernización de la Educación
Básica, se estableció el Programa Nacional de Carrera Magisterial como un sistema
de promoción horizontal para los docentes, que reconoce la importancia de su actividad
en la transformación educativa del país.4
Por medio de este programa se busca mejorar la calidad de la educación básica. La
Carrera Magisterial alienta el desempeño de los mejores maestros mediante la entrega
de estímulos económicos; refuerza el interés por su actualización y superación
Títulos de la Biblioteca para la Actualización del Maestro
A la sombra de la Revolución Mexicana, de Héctor Aguilar Camín y Lorenzo Meyer
Ciencia: conocimiento para todos, de la American Association for the Advancement of Science
Cómo aprenden los niños, de Dorothy H. Cohen
Qué y cómo aprender, de Rosa María Torres
El mundo y sus demonios, de Carl Sagan
Estudiar matemáticas. El eslabón perdido entre enseñanza y aprendizaje, de Yves Chevallard
Ética para Amador, de Fernando Savater
Historia mínima de México, de Daniel Cosío Villegas, et al.
La educación moral en primaria y en secundaria, de Rosa María Buxarrais
La escuela que queremos, de Michael Fullan y Andy Hargreaves
La evaluación educativa, de María Antonia Casanova
La federalización educativa en México 1884-1994, de Alberto Arnaut
La más bella historia del mundo, de Hubert Reeves, et al.
Lo fugitivo permanece. 21 cuentos mexicanos, selección de Carlos Monsiváis
Los 1,001 años de la lengua española, de Antonio Alatorre
México antiguo, antología de Arqueología Mexicana
México Antiguo, antología de Arqueología Mexicana, volumen II.
Menores con discapacidad y necesidades educativas especiales, antología de la revista Ararú
Nuevas propuestas para la gestión educativa, de Guiomar Namo de Mello
Nuevos acercamientos a los jóvenes y a la lectura, de Michel Petit
Pequeño tratado de las grandes virtudes, de André Comte-Sponville
Una historia de México, de Josefina Zoraida Vázquez
Una mirada a la ciencia, antología de la revista ¿Cómo ves?
Un currículo científico para estudiantes de 11 a 14 años, de Juana Nieda y Beatriz Macedo
Fuente: Dirección General de Métodos y Materiales Educativos, SEP.
4 Este programa inició
formalmente su operación
en enero de 1993, con
retroactividad a
septiembre de 1992, año
en el que se acordó su
creación.
153
Títulos de la biblioteca del normalista
Título Cantidad de ejemplares
Cómo aprenden los niños, de Dorothy H. Cohen 25 000
El trabajo docente, de Ruth Mercado
Escuelas para pensar, de John T. Bruer 20 000
Estudiar matemáticas, de Yves Chevallard, et al. 20 000
Historia de una profesión. Los maestros de educación primaria en México,
1887-1994, de Alberto Arnaut 25 000
La calidad en la educación primaria. Un estudio de caso, de Sylvia Schmelkes 25 000
La federalización educativa en México, 1884-1994, de Alberto Arnaut 25 000
La mente no escolarizada, de Howard Gardner 20 000
Nuevas propuestas para la gestión educativa, de Guiomar Namo de Mello 25 000
Qué y cómo aprender. Necesidades básicas de aprendizaje y contenidos
curriculares, de Rosa María Torres 25 000
Un currículo científico para estudiantes de 11 a 14 años, de Juana Nieda y
Beatriz Macedo 20 000
Total 230 000
Fuente: Dirección General de Normatividad, SEP.
permanente; promueve el arraigo profesional de los docentes en las instituciones
educativas y estimula a quienes prestan sus servicios en escuelas ubicadas en zonas
de bajo desarrollo, así como a los profesores que laboran en condiciones difíciles o
desfavorables. La participación de los docentes en Carrera Magisterial es de carácter
individual y voluntario.
La SEP y el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) comparten la
conducción y responsabilidad del programa; en su desarrollo participan tres instancias:
Serie cuadernos de la Biblioteca para la Actualización del Maestro
Título Número de ejemplares
Cómo leer mejor en voz alta, de Felipe Garrido 100 000
Características clave de las escuelas efectivas, de Pam Simmons,
Josh Hillman y Peter Mortimor 50 000
Fortalecimiento del papel del maestro, de Juan Carlos Tedesco 35 000
Formar para la docencia en la educación normal, de Ruth Mercado 25 000
Hidalgo, de Jean Meyer 11 000
Morelos, de Carlos Herrejón Peredo 6 000
Porfirio Díaz: El poder (vol. IV), El derrumbe (vol. V), El destierro
(vol. VI), de Enrique Krauze y Fausto Zerón-Medina 45 000
Total 272 000
Fuente: Dirección General de Normatividad, SEP.
154
• La Comisión Nacional SEP-SNTE de Carrera Magisterial es el máximo órgano de
gobierno del programa y el único facultado para emitir normas, lineamientos,
disposiciones y acuerdos.5
• La Comisión Paritaria Estatal opera en cada entidad federativa y es responsable
de hacer respetar, cumplir y difundir los lineamientos, disposiciones y acuerdos
emitidos por la Comisión Nacional; de igual manera es responsable de realizar,
con apego a la norma, la dictaminación de los docentes que desean su incorporación
o promoción en el programa.
• El Órgano de Evaluación opera y difunde el programa en los centros de trabajo;
proporciona a los docentes que desean incorporarse o promoverse información
sobre los lineamientos, normas, disposiciones y acuerdos emitidos para tal fin;
revisa y valida la documentación de los maestros y lleva a cabo la evaluación del
factor de Desempeño Profesional. En la actualidad operan 120 mil órganos instalados
en los centros de trabajo, que evalúan las actividades cotidianas de los profesores.
El Sistema Educativo Nacional ha experimentado importantes cambios en los últimos
años, por lo que el programa también ha modificado sus lineamientos y sus
normas. En marzo de 1998, la Comisión Nacional SEP-SNTE suscribió los nuevos
Lineamientos Generales de Carrera Magisterial, que son producto de un amplio proceso
de consulta entre las instancias responsables del programa y los docentes participantes,
y cuyo propósito es contar con una reglamentación consistente que responda
a las transformaciones del sistema.
La nueva normativa entró en vigor en la octava etapa del programa (ciclo escolar
19986-1999). Ésta se define con precisión la estructura, atribuciones y responsabilidades
de cada instancia que opera el programa; asimismo, redistribuye los puntajes
del Sistema de Evaluación –por ejemplo, Aprovechamiento Escolar se eleva a rango
de factor y ahora le corresponden 20 puntos, en tanto que en los lineamientos anteriores
se le consideraba como un indicador del factor de Desempeño Profesional al
que se le asignaban siete puntos (de un total de 35)–. Para la difusión de esta normativa
se publicaron y distribuyeron entre los maestros más de 950 mil ejemplares de
los nuevos Lineamientos Generales de Carrera Magisterial.
Adicionalmente, la Comisión Nacional SEP-SNTE autorizó, a partir de la octava etapa,
el Catálogo de Zonas de Bajo Desarrollo,7 que es producto del análisis realizado
por cada Comisión Paritaria Estatal.
Cabe destacar que el personal docente de educación básica que desea participar
en el programa necesariamente debe contar con nombramiento código 10 (alta definitiva)
o código 95 sin titular (interinato ilimitado), además de tener una categoría
de plaza registrada en el Catálogo de Categorías8 aprobado para el programa.
En el Programa Nacional de Carrera Magisterial se incorpora o promueve a los
5 El programa opera con
recursos que anualmente
le asigna la federación con
base en el presupuesto
aprobado en la Cámara de
Diputados, y con los que
aportan las autoridades
estatales.
6 La Comisión Nacional SEPSNTE
emite cada año un
cronograma de
actividades por realizarse
en el lapso comprendido
entre el 1 de septiembre y
el 31 de agosto del año
siguiente (etapa), y al que
debe sujetarse el personal
docente que desea ser
incorporado al programa
o promovido dentro del
mismo, con base en los
resultados de la
evaluación aplicada y la
dictaminación
correspondiente.
7 Para definir las
localidades de bajo
desarrollo se consideran
los siguientes criterios: no
tienen acceso al servicio
de agua entubada,
carecen de servicio de
energía eléctrica, son de
difícil acceso, con tiempo
de transporte es mayor a
30 minutos de la localidad
más próxima que cuente
con servicios urbanos
cuando el medio de
transporte es público y
diario, o se realizen
recorridos a pie.
8 Este catálogo se encuentra
integrado en el anexo uno
de los nuevos
Lineamientos Generales de
Carrera Magisterial.
155
docentes que se encuentran frente a grupo (primera vertiente), al personal que desarrolla
funciones directivas o de supervisión (segunda vertiente) y a los profesores
que realizan actividades técnico-pedagógicas (tercera vertiente), ubicados en los siguientes
niveles y modalidades: educación inicial, preescolar, primaria, indígena,
secundarias –general y técnica–, telesecundaria, educación física, artística, especial,
extraescolar, internados y centros de formación para el trabajo.9
Los profesores que desean su incorporación o promoción deben evaluarse en los
factores propios de su vertiente, obtener los puntajes más altos en las evaluaciones
globales y cumplir con todos los demás requisitos establecidos en el marco normativo
vigente.
El programa consta de cinco niveles de estímulos: A, B, C, D y E. La Carrera Magisterial
inicia para todos los participantes en el nivel A. Para acceder al siguiente nivel –además
de los requisitos señalados–, los docentes deben cumplir con la permanencia estipulada
en el nivel previo, según se trate de zonas urbanas, rurales o de bajo desarrollo.
El Programa Nacional de Carrera Magisterial ha recibido una amplia participación
9 En el caso de la educación
inicial se consideran
únicamente los servicios
en los que también se
imparte el preescolar; en
educación física y artística
el programa incorpora
personal que atiende los
tres niveles de la
educación básica; el caso
de la educación especial
comprende a los docentes
de preescolar y primaria,
y en extraescolar se
beneficia a maestros de
primaria y secundaria.
Factores del Sistema de Evaluación para cada vertiente
del Programa Nacional de Carrera Magisterial
(Septiembre de 1998)
1ª Vertiente 2ª Vertiente 3ª Vertiente
Personal docente Personal docente en Personal docente que
frente a grupo funciones directivas o realiza funciones
de supervisión técnico-pedagógicas
Factores Lineamientos Lineamientos Lineamientos
anteriores actuales anteriores actuales anteriores actuales
Antigüedada 10 10 10 10 10 10
Grado académicob 15 15 15 15 15 15
Preparación profesionalc 25 28 25 28 25 28
Cursos de actualización y
superación profesionald 15 17 15 17 15 17
Desempeño profesionale 35 10 35 10 35 10
Aprovechamiento escolarf – 20 – – – –
Desempeño escolarg no existía – no existía 20 no existía –
Apoyo educativoh no existía – no existía – no existía 20
Total 100 100 100 100 100 100
a Son los años en el desempeño del servicio docente en educación básica.
b Se refiere al máximo grado de estudios que acreditan al docente.
c Corresponde a los conocimientos que requiere el docente para desarrollar su función. Se valora por medio de un instrumento diseñado y aplicado por la
autoridad educativa.
d Consiste en la acreditación de cursos de carácter nacional y estatal.
e Se refiere al conjunto de acciones que realiza el docente en su labor cotidiana.
f Evalúa el aprendizaje que los alumnos han obtenido en su grado o asignatura.
g Son todas las acciones que inciden en el aprovechamiento de los alumnos y en la preparación profesional de los docentes.
h Son las acciones de investigación, actualización y elaboración de materiales que contribuyen al mejoramiento de los procesos y procedimientos de
enseñanza-aprendizaje.
Fuente: Lineamientos Generales de Carrera Magisterial, SEP. Comisión Nacional SEP-SNTE de Carrera Magisterial, SEP, 1998.
156
del magisterio. Entre sus principales logros destaca la generación de una cultura de
la evaluación entre los docentes, quienes han mejorado su desempeño y se encuentran
más motivados ante los procesos de profesionalización y actualización. En la
octava etapa del programa se estima que 687,478 plazas docentes se incorporaron a
los beneficios que éste ofrece, lo que equivale a un incremento de 1.73 por ciento
respecto de la etapa anterior; además se alcanzó un total de 192 987 plazas docentes
promovidas.
La evaluación de los factores de Aprovechamiento Escolar, Preparación y Desempeño
Profesionales ha permitido reconocer la labor educativa de los docentes y el
impacto que el programa tiene en el mejoramiento de la calidad de la educación en
las escuelas de educación básica; dichos factores evalúan el aprendizaje que los alumnos
han obtenido en su grado o asignatura, así como los conocimientos y la formación
que requiere el maestro para desarrollar su función. Durante el año lectivo
1998-1999 se aplicaron las evaluaciones de los factores Preparación Profesional y
Aprovechamiento Escolar a 596 182 docentes y a casi 5.4 millones de alumnos, respectivamente.
10 En esta iniciativa participaron las escuelas primarias y secundarias
urbanas públicas y los planteles de las comunidades rurales más grandes del país.
Asimismo, como parte del factor Desempeño Profesional, los Órganos de Evaluación
valoraron a los docentes participantes en el programa, lo que hace posible la
planeación adecuada de los cursos escolares. Por otro lado, la SEP y las autoridades
educativas estatales han aplicado evaluaciones a los alumnos de estos maestros.
10 Estas cifras se refieren al
número de profesores y
alumnos que sustentaron
los exámenes. Difieren del
total de profesores
registrados para la
evaluación y del número
de sustentantes.
Años de permanencia que deben cumplir los docentes en cada uno de los
niveles del Programa Nacional de Carrera Magisterial para ser promovidos
Años de permanencia
Zona Niveles Total de años
A B C D E
Urbana y rural 3 3 4 4 – 14
Bajo desarrollo 2 2 2 2 – 8
Fuente: Lineamientos Generales de Carrera Magisterial, SEP. Comisión Nacional SEP-SNTE de Carrera Magisterial, SEP.
Docentes incorporados y promovidos en el Programa Nacional de Carrera
Magisterial
Porcentaje de Porcentaje de
Etapa Incorporaciones incremento por Promociones incremento por
(acumulado) etapa (acumulado) etapa
Sexta 651,713 5.12 109,135 68.87
Séptima 675,790 3.79 164,733 50.92
Octava* 687,478 1.73 192,987 17.15
* Esta etapa se encuentra en proceso de dictaminación, por lo que los datos son estimados.
Fuente: Coordinación Nacional de Carrera Magisterial, 2000.
157
En el marco del Programa Nacional de Carrera Magisterial, un elemento fundamental
en la profesionalización son los cursos de actualización, capacitación y superación
en los que participan los maestros de todas las entidades federativas del país,
incluido el Distrito Federal; en la octava etapa se impartieron 592 cursos propuestos
por las autoridades educativas estatales, que beneficiaron a 398 612 profesores, es
decir 120 671 más que en la etapa anterior.
El 15 de mayo de cada año –con motivo de la celebración del Día del Maestro–, el
Presidente de la República entrega el reconocimiento Ignacio Manuel Altamirano al
Desempeño en la Carrera Magisterial al mejor docente frente a grupo de cada nivel
de educación básica (preescolar, primaria y secundaria). Los criterios para otorgar
dicho reconocimiento toman en cuenta los resultados que obtienen los profesores en
el proceso de evaluación de Carrera Magisterial, así como la dedicación, entrega y
labor que desarrollan en el ejercicio de su función.
SALARIOS Y PRESTACIONES PARA LOS MAESTROS
La Ley General de Educación establece que el Estado otorgará un salario profesional
para que los maestros alcancen un nivel de vida decoroso. Por esta razón, y por
propia convicción, la SEP comparte con los docentes y su organización sindical el
propósito de lograr mejores ingresos para los maestros. Asimismo, considera indispensable
que las demandas de mejoramiento salarial sean compatibles con el compromiso
que entraña la gran responsabilidad de brindar educación a los alumnos.
Docentes y alumnos evaluados en el Programa Nacional de Carrera
Magisterial
Incremento anual Incremento anual
(docentes) (alumnos)
Etapa Año Docentes Alumnos
evaluados evaluados Absoluto Relativo (%) Absoluto Relativo (%)
Sexta 1997 567,963 5’302,523 – –– –
Séptima 1998 584,618 5’424,130 16,655 2.93 121,607 2.29
Octava 1999 596,182 5’381,973 11,564 1.98 (42,157) (0.78)
Fuente: Dirección General de Evaluación, SEP.
Cursos aprobados y docentes capacitados en
el Programa Nacional de Carrera Magisterial
Etapa Cursos aprobados Docentes capacitados
Sexta 657 232 673
Séptima 654 277 941
Octava 592 398 612
Fuente: Coordinación Nacional de Carrera Magisterial, 2000.
158
El salario de los docentes de educación básica está compuesto por dos tipos de
percepción: la genérica y la integrada. La percepción genérica (es decir, la que recibe
el maestro cada mes) está formada por los siguientes conceptos:
• Sueldo tabular (concepto 07).
• Despensa (concepto 38).
• Material didáctico (concepto 39).
• Previsión social múltiple (concepto 44).
• Asignación docente (concepto E9).
• Servicios cocurriculares11 (concepto SC).
• Compensación provisional compactable12 (CPC).
• Ayuda por servicios13 (concepto 46).
El valor de estos conceptos depende, a su vez, de las funciones que el trabajador
desempeñe (es decir de su categoría) y de la zona económica en la que se localice su
centro de trabajo.14 Además de los conceptos que integran la percepción genérica,
los maestros de educación básica reciben también, dependiendo de la entidad
federativa en donde desempeñen su labor, algunas prestaciones que se pagan con
una periodicidad distinta a la mensual, y que deben ser tomadas en cuenta como
parte de su salario. Así, la percepción integrada es igual a la percepción genérica
más conceptos, como el aguinaldo, la prima vacacional o los bonos por el Día del
Maestro e inicio de cursos, que forman parte del salario anual bruto.
En el cuadro siguiente se muestra cómo se conforma la percepción integrada bruta
11 Se otorga en casi la
mayoría de las entidades
federativas.
12 Se paga sólo a los
docentes de educación
básica que trabajan en la
zona económica II.
13 Se paga sólo a los
docentes de educación
básica del Distrito
Federal.
14 Aproximadamente 79 por
ciento de los maestros
laboran en la zona
económica II y el resto en
la III.
Percepción genérica e integrada brutas anualizadas de un maestro de grupo de primaria en el
Distrito Federal, categoría E0280, con plaza inicial (zona económica II)
Diferencias
16-mayo-98 16-mayo-99 Absoluta Porcentual
Percepción genérica bruta anualizada 42 462.60 49 093.20 6 630.60 15.62%
Aguinaldo a 3 777.61 4 347.11 569.50 15.08%
Prima vacacional b 944.40 1 086.78 142.38 15.08%
Bono anual c 1 675.00 1 959.77 284.77 17.00%
Compensación docente de fin de año d 1 888.80 2 173.57 284.77 15.08%
Organización del ciclo escolar e 418.75 489.94 71.19 17.00%
Actividades culturales del magisterio f 472.20 543.39 71.19 15.08%
Percepción integrada bruta anualizada 51 639.36 59 693.76 8 054.40 15.60%
a Considera 40 días al año de sueldo.
b Consiste en 10 días al año de sueldo.
c Se compone de 20 días de sueldo tabular al año.
d Son 20 días de sueldo al año.
e Se pagan cinco días de sueldo tabular al año.
f Consiste en cinco días de sueldo al año.
Fuente: SNTE. Negociación salarial de educación básica 1999. Respuesta a una demanda integral.
159
Percepción genérica e integrada brutas anualizadas de un maestro de grupo de primaria en el
Distrito Federal, categoría E0280, con nivel A de Carrera Magisterial (zona económica II)
Diferencias
16-mayo-98 16-mayo-99 Absoluta Porcentual
Percepción genérica bruta anualizada 54 013.80 62 489.34 8 475.54 15.69%
Aguinaldo a 5 145.45 5 919.99 774.54 15.05%
Prima vacacional b 1 286.37 1 480.03 193.66 15.05%
Bono anual c 2 278.10 2 665.36 387.26 17.00%
Compensación docente de fin de año d 2 572.73 2 960.02 387.29 15.05%
Organización del ciclo escolar e 569.53 666.34 96.81 17.00%
Actividades culturales del magisterio f 643.18 740.00 96.82 15.05%
Quinquenio 2 759.60 759.60 – –
Percepción integrada bruta anualizada 67 268.76 77 680.68 10 411.92 15.48%
a Considera 40 días de sueldo al año
b Consiste en 10 días de sueldo al año.
c Se compone de 20 días de sueldo tabular al año.
d Son 20 días de sueldo al año.
e Se pagan cinco días de sueldo tabular.
f Consiste en cinco días de sueldo al año.
Fuente: SNTE. Negociación salarial de educación básica 1999. Respuesta a una demanda integral. Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación. Talleres
Gráficos de la Editorial del Magisterio, Benito Juárez, México DF, mayo de 1999. p. 12.
anualizada para el caso de un maestro de grupo de primaria con plaza inicial en el
Distrito Federal (zona económica II). En el caso que se ejemplifica, el maestro tiene
menos de cinco años de ingreso a la docencia y no participa aún en el Programa
Nacional de Carrera Magisterial.
En esta categoría, la más baja de todas, se encuentran alrededor de 40 por ciento
de los maestros del Distrito Federal.15 En el caso de los docentes de primaria en esta
entidad, aproximadamente 58 por ciento están incorporados al Programa Nacional
de Carrera Magisterial.16 De éstos, 20 557 (40.3 por ciento) actualmente se encuentran
en el nivel A de este programa, por lo que su percepción integrada bruta
anualizada, con 10 años de antigüedad,17 se conforma como se muestra en el siguiente
cuadro.
Los incrementos que se otorgaron al magisterio durante 1999 fueron el resultado
de las negociaciones sostenidas entre el gobierno federal, por conducto de la SEP, y el
Comité Ejecutivo Nacional del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación,
con el fin de distribuir de la manera más eficiente –es decir, la que genere el mayor
beneficio para los maestros– las previsiones salariales expresamente autorizadas para
este fin por la H. Cámara de Diputados del Congreso de la Unión, dentro del Presupuesto
de Egresos de la Federación para 1999. 18
Como se puede apreciar en los cuadros anteriores, con ello se logró que la percep-
15 Incluye primaria y
modalidades afines.
16 Se estima que hasta la
octava etapa del Programa
existen un total de 687 mil
plazas incorporadas a
Carrera Magisterial. De
éstas, aproximadamente
94 por ciento se
encuentran en el nivel A.
17 Esto quiere decir que el
sueldo incluye el
quinquenio 2 (Q2).
18 La Cámara de Diputados
aprobó un presupuesto de
18 398 millones y medio
de pesos para las
previsiones salariales que
se destinaron durante
1999 a elevar las
percepciones de los
trabajadores de la
educación.
160
ción integrada anualizada de los maestros que imparten enseñanza básica en el Distrito
Federal se incrementara en más de 15 por ciento. Es importante señalar, sin
embargo, que los gobiernos estatales forman parte de este esfuerzo al extender las
mejoras salariales a todos los profesores de su entidad.
Como lo muestra la siguiente gráfica, durante 1999 se avanzó, también, en la recuperación
del salario de los maestros como proporción del salario mínimo; así, la
percepción genérica de un maestro de grupo de primaria en el Distrito Federal con
plaza inicial y uno con nivel A de Carrera Magisterial alcanzó en mayo pasado 3.96 y
5.04 veces el salario mínimo general del Distrito Federal, respectivamente.
Asimismo, como se aprecia en la gráfica siguiente, en mayo de 1999 la percepción
integrada bruta anualizada en términos reales, al considerar el promedio ponderado
de aquellos maestros con y sin Carrera Magisterial en el Distrito Federal, rebasó
ligeramente al máximo histórico alcanzado en mayo de 1998. Lo anterior da testimonio
de los esfuerzos de la federación, de los estados y de la organización sindical para
recuperar el poder adquisitivo de los maestros.
Fuente: SEP.
Percepción genérica de un maestro de grupo de primaria en el Distrito
Federal, categoría E0280, con plaza inicial y nivel A de Carrera Magisterial, en
múltiplos del salario mínimo general de esa entidad
1.96
2.30 2.26
2.48
2.69
2.56
2.84
3.18 3.16
3.76
3.77
4.03
4.13
4.00
4.20
4.28
4.45
4.32
3.86
4.35
4.24
4.12
3.95
4.50
4.34
4.65
4.07
4.97
4.36
5.04
1.57
1.85
1.78
1.96
2.17
2.07
2.29
2.57 2.56
3.06
3.00
3.21
3.27
3.39 3.33
3.17
3.50
3.36 3.40
3.30
3.00
3.09
3.20
3.52
3.37
3.62
3.17
3.42
3.90
3.96
Plaza inicial
Nivel A del C.M.
1-Sep-88
1-Ene-89
1-May-89
1-Ago-89
1-Dic-89
1-Abr-90
1-Jul-90
1-Nov-90
1-Mar-91
1-Jun-91
1-Oct-91
1-Feb-92
16-May-92
1-Sep-92
1-Ene-93
1-May-93
1-Ago-93
1-Dic-93
1-Abr-94
1-Jul-94
1-Nov-94
1-Mar-95
1-Jun-95
1-Oct-95
1-Feb-96
16-May-96
1-Sep-96
1-Ene-97
1-May-97
1-Ago-97
1-Dic-97
1-Abr-98
1-Jul-98
1-Nov-98
1-Mar-99
1-Jun-99
1-Oct-99
161
12.3FORMACIÓN Y ACTUALIZACIÓN DE PROFESORES EN LA EDUCACIÓN
MEDIA SUPERIOR
Uno de los elementos esenciales para el mejoramiento de la calidad de la
educación es el personal docente. Durante la presente década, las diversas
instituciones que imparten estudios de educación media superior han emprendido
reformas a sus programas y contenidos curriculares, con la intención de
adecuarse a las demandas y necesidades de la sociedad. Este proceso ha ido acompañado
de distintas iniciativas para la formación, actualización y superación de los
cuerpos docentes, formuladas por cada institución de acuerdo con sus particulares
enfoques y propuestas curriculares.
Las instituciones que imparten el bachillerato general han llevado a cabo diversas
acciones destinadas a promover la profesionalización de sus maestros y han impulsado
la modificación de la metodología de trabajo que emplean con sus estudiantes.
Uno de los ejemplos más destacados en este ámbito es el Programa de Formación
de Profesores en los Colegios de Bachilleres, iniciado en 1991 en los planteles de la
Zona Metropolitana de la Ciudad de México. Con un enfoque integral, su oferta de
Fuente: SEP.
Percepción integrada bruta anualizada en términos reales de un maestro de
grupo de primaria en el Distrito Federal, categoría E0280
(Promedio ponderado de la plaza inicial y Carrera Magisterial)
1-Sep-88
1-Mar-89
16-May-89
1-Ago-89
1-Nov-89
1-May-90
1-Jul-90
1-Oct-90
1-Ene-91
1-Jun-91
1-Sep-91
1-Mar-92
16-May-92
1-Ago-92
1-Feb-93
1-May-93
1-Oct-93
1-Ene-94
1-Abr-94
1-Jun-94
1-Sep-94
1-Mar-95
16-May-95
1-Nov-95
1-Feb-96
1-May-96
1-Jul-96
1-Ene-97
1-Abr-97
1-Jun-97
1-Dic-97
1-Mar-98
16-May-98
1-Nov-98
1-Feb-99
1-Jul-99
1-Oct-99
1-Dic-88
1-Feb-90
1-Abr-91
1-Dic-91
1-Nov-92
1-Jul-93
1-Dic-94
1-Ago-95
1-Oct-96
1-Sep-97
1-Ago-98
1-May-99
102.81
104.14
90.62 98.78
122.70
121.60
116.54
107.93
128.17
127.63
117.27 118.20
146.45
138.54
150.71
142.59
170.02
164.76
171.44
165.07
179.91
178.69
179.00
184.03
190.88
188.67
202.24
197.73
181.04
159.25 158.81
157.50
171.48
167.15
180.95
173.79
180.65
163.84
172.03
191.37
189.86
187.21
171.66
179.28
206.47
201.85
206.78
204.81
109.72
162
formación y actualización articula los aspectos técnicos y pedagógicos, el contenido
de las distintas disciplinas del conocimiento y el uso de técnicas para la enseñanza.
El diseño del programa incluye aspectos como la revisión de la relación entre académicos
y estudiantes y el rol social de la educación. Se han desarrollado, además,
líneas de actualización y superación de acuerdo con las necesidades de los distintos
tipos de profesores de la institución: docente horas-clase, consultor, profesor de actividades
parescolares,19 orientador educativo, asesor de contenido y asesor
psicopedagógico.
En las tareas de formación se ha contado con el apoyo de especialistas externos, así
como con equipos técnicos que forman parte de la planta docente del Colegio de
Bachilleres. El desempeño y liderazgo académicos de los docentes-instructores que
han participado en estas actividades han permitido conformar el Padrón de Instructores
de Excelencia que opera hoy día en el colegio.
La afluencia de los maestros a los cursos ha sido considerable, más aún tratándose
de un programa voluntario, aunque cabe señalar que la acreditación de los cursos
está vinculada al sistema de estímulos al desempeño de los profesores.
Estas actividades de actualización y formación de los maestros han incidido claramente
en el aprovechamiento de los estudiantes, lo que se ha traducido en la disminución
de los índices de reprobación y deserción aun en materias que los propios
estudiantes consideran de alto grado de complejidad, como Matemáticas, Física y
Química.
Los Colegios de Bachilleres de los estados han sido apoyados, a solicitud expresa,
por este programa de formación; sin embargo, tienen también la posibilidad de ampliar
sus recursos de actualización docente con ofertas y proyectos de su elección, siempre
y cuando se apeguen a la normativa general que establece la SEP en la materia.
En 1999 se elaboró un material de inducción para profesores de ingreso reciente al
bachillerato general, además de que se avanzó en el diseño y la difusión de los
Lineamientos sobre Actualización Docente en las Preparatorias Particulares Incorporadas,
las Preparatorias Federales por Cooperación y en los Centros de Estudio de
Bachillerato. De esta forma, las instituciones referidas cuentan con un marco normativo
para regular la planeación y evaluación de las acciones que emprendan en
materia de actualización, superación y desarrollo del personal académico.
Entre los principales cursos y talleres llevados a cabo con el propósito de mejorar
la práctica educativa pueden destacarse los siguientes programas dirigidos a los profesores
de los subsistemas coordinados: Fundamentos y operación del currículum,
Planeación académica y El docente como promotor de la calidad educativa.
Por otra parte, con el concurso de las autoridades educativas estatales, la SEP ha
puesto en marcha –a partir del año 2000– el Programa de Actualización en Habilidades
Docentes20 para los profesores que laboran en las instituciones públicas de educación
media superior.
19 Son actividades artísticas y
deportivas sin valor a
créditos en las que los
estudiantes deciden
libremente si participan o
no.
20 Este programa es un
diplomado que transmite
por satélite el Instituto
Tecnológico y de Estudios
Superiores de Monterrey
(ITESM).
163
El programa comenzó a operar en febrero de este año en Querétaro, San Luis Potosí
y Tabasco. En mayo se incorporaron cuatro entidades más –Estado de México,
Puebla, Tlaxcala y Zacatecas–, con lo cual la cobertura se habrá ampliado a siete
estados de la República donde se espera atender, en esta primera etapa, a 4 700 profesores.
Con el propósito de alentar la asistencia de los académicos y aprovechar la capacidad
instalada de algunos de sus planteles, las entidades federativas participantes se
han agrupado en regiones, cada una de las cuales cuenta con varias sedes en las que
existe el equipo necesario para la recepción de la señal Edusat21 y la comunicación
vía Internet.
El Programa de Actualización en Habilidades Docentes se ha estructurado en 12
cursos. La presentación de trabajos y exámenes, así como la asistencia obligatoria a
las sesiones de transmisión en las sedes establecidas para tal efecto son requisitos
necesarios para la acreditación de cada curso y del diplomado.22 Los profesores estudiantes
deben invertir 260 horas en esta actividad; se espera que dediquen la mitad
de ese tiempo al trabajo individual y durante el tiempo restante deben acudir a las
sedes para presenciar los programas.
De la misma manera, en el transcurso del año 2000 las entidades que inicialmente
se incorporaron al programa apoyarán la actualización de 500 profesores de Matemáticas.
El curso –de carácter intensivo– tendrá una duración de 50 horas para los
académicos que hayan cursado el Programa de Actualización en Habilidades Docentes,
y de 70 horas para quienes no hayan realizado esos estudios.
21 Por esta vía los profesores
recibirán las transmisiones
que realice el ITESM.
22 Para acreditar el
diplomado en habilidades
docentes se requiere una
asistencia a las sedes
equivalente a 88 por
ciento del tiempo total
establecido para las
sesiones de transmisión.
Programa de Actualización en Habilidades Docentes para profesores de
educación media superior
CURSO HORAS
1. Introducción a la navegación en Internet 10
2. Técnicas y modelos de calidad en el salón de clases 10
3. Planeación y diseño de un curso 10
4. La función del profesor como asesor 10
5. Técnicas de integración grupal 10
6. Asertividad y escucha activa en el ámbito académico 10
7. El desarrollo del alumno: sus características y los distintos estilos de aprendizaje 10
8. Pensamiento crítico y creativo 10
9. Aprendiendo a aprender 10
10. Evaluación del aprendizaje 10
11. Valores y actitudes 20
12. La tecnología y el sentido de los medios en la enseñanza y en el aprendizaje 10
Fuente: Coordinación General para la Educación Media Superior. SEP.
164
En las tareas de actualización de los profesores de media superior destaca la experiencia
del Colegio Nacional de Educación Profesional Técnica (Conalep).
Enmarcadas en la descentralización de sus servicios educativos, las distintas acciones
de formación buscan dar respuesta a las demandas regionales y locales de los
docentes en la materia y alcanzar, en forma paralela, una calidad uniforme en la
propuesta educativa de este colegio en todo el país.
El Conalep ha puesto en marcha el Plan Integral de Formación Docente, que comprende
los Programas de Formación Pedagógica, de Desarrollo de Habilidades
Informáticas y Actualización Profesional. Entre sus ejes principales destacan la formación
pedagógica para la ciencia y la tecnología y la actualización profesional.
El Programa de Formación Pedagógica es de singular relevancia dado que una
proporción importante de los maestros proviene de los sectores productivo y de servicios
y requiere, por tanto, desarrollar conocimientos y habilidades didácticas que
le permitan realizar adecuadamente su labor. Con este propósito, el programa se
imparte desde 1997 en la modalidad de taller e incorpora el enfoque de educación
basada en normas de competencia laboral, con un esquema flexible que hace uso de
recursos como el autoestudio. Se estima que poco más de 80 por ciento de los profesores
del Conalep han participado en este programa.
La actualización profesional, a su vez, se promueve por diversas vías. Se busca que
los profesores de las disciplinas de enseñanza básica de la nueva estructura curricular
del Conalep y aquellos que atienden los módulos de formación ocupacional cuenten
con los elementos técnico-pedagógicos y didácticos necesarios para su adecuado
desempeño, y por ello se les imparten cursos sobre didácticas específicas y talleres
sobre el uso y mantenimiento preventivo de equipos, entre otros.
Además, antes del inicio de clases se realiza la Semana de Evaluación y Planeación
Académica, en la que los maestros analizan los programas de estudio y revisan los
alcances de su actividad, reflexionan sobre sus requerimientos de actualización y
planean el trabajo que desarrollarán en el futuro. Los docentes de las áreas ocupacionales
son actualizados, asimismo, en el modelo de normas de competencia laboral,
con el fin de que adquieran calificaciones técnicas y desarrollen actitudes que
les permitan adaptarse a contextos de constante innovación.
Por otra parte, con el propósito de garantizar que la materia de Desarrollo Humano
y Calidad se trabaje de acuerdo con el enfoque y metodología propuestos en el plan
de estudios vigente, el colegio impulsó en el periodo escolar 1998-1999 una capacitación
específica para los docentes responsables de impartir la asignatura.23 La incorporación
de esta materia al mapa curricular del Conalep tiene como propósito fomentar
en los alumnos valores éticos y actitudes constructivas que faciliten su
integración y adecuado desempeño en los entornos laboral y social.
En el conjunto de esfuerzos de superación profesional del Conalep un factor importante
es el uso del sistema interactivo de televisión educativa a distancia, que permite
23 Esta asignatura se
incorporó al mapa
curricular en el ciclo
escolar 1998-1999 y de
manera regular se
empezó a impartir a todos
los estudiantes en el ciclo
académico 1999-2000.
165
poner a disposición de los maestros recursos diversos para favorecer su actualización.
Cabe destacar que en los últimos años, el Conalep ha intensificado de manera integral
la formación y la capacitación de los profesores, así como la evaluación de su
desempeño laboral. En el transcurso del año 2000, el colegio impulsará la operación
de un novedoso instrumento de evaluación denominado Examen Estandarizado –para
las asignaturas de formación básica–, que permitirá monitorear la calidad educativa
del Sistema de Colegios de Educación Profesional Técnica y proporcionar a los colegios
estatales información sobre el desempeño de sus alumnos y profesores.
Los Centros de Estudios Tecnológicos, Industriales y de Servicios, los Centros de
Bachillerato Tecnológico, Industrial y de Servicios, y los Colegios de Estudios Científicos
y Tecnológicos del Estado, por su parte, impulsan estrategias para profesionalizar
el ejercicio docente y elevar la calidad de la educación que imparten. Una vertiente
es la actualización de los docentes de las asignaturas de formación básica y de tronco
común en aspectos pedagógicos, didácticos y sobre los contenidos de cada disciplina.
Así, se han desarrollado módulos para la enseñanza de Matemáticas, Física, Química,
un Taller de Lectura y Redacción, y otro más de Inglés, que han atendido a un
promedio de cinco mil maestros en los últimos años, quienes lo han multiplicado en
sus propias escuelas.
Por otro lado, estas instituciones buscan fortalecer el conocimiento y las capacidades
del personal académico del área de formación tecnológica, vigilando el desarrollo
de aspectos tanto pedagógicos como técnicos y humanísticos. Para ello, imparten
cursos –en promedio 100 al año– a los docentes de las áreas de Electrónica Industrial,
Electricidad Industrial, Robótica, Mecatrónica, Electrónica Automotriz, Comunicaciones
Electrónicas, Computación, Biotecnología y Sistemas de Calidad. Asimismo,
participan también en los programas de capacitación docente según el modelo
de educación basada en normas de competencia laboral. Se actualiza a los profesores
en las nuevas funciones y en la conducción del proceso de enseñanza-aprendizaje,
en contextos en los que se requiere desarrollar calificaciones técnicas y otras
competencias asociadas con la formación de trabajadores para sistemas productivos
de alto rendimiento en entornos cambiantes.
Por otra parte, con base en los acuerdos de cooperación entre los gobiernos de
México y Japón, en 1995 se creó en el país el Centro Nacional de Actualización Docente
Mexicano-Japonés, donde expertos mexicanos formados en Japón y expertos
japoneses enviados a México proporcionan cursos de especialización en ingeniería
mecatrónica y transferencia de tecnología japonesa a profesores del subsistema de
educación tecnológica de nuestro país. Los docentes cursan durante un año la especialización
en este centro nacional y al egresar se incorporan a sus respectivos planteles
para actualizar a otros maestros.
166
12.4 PERSONAL DOCENTE DE NIVEL SUPERIOR
Con el propósito de alentar la superación del personal académico de las instituciones
de educación superior y buscar la consolidación de éstas como
centros de excelencia, el gobierno de la República promueve el funcionamiento
del Programa de Mejoramiento del Profesorado (Promep); el Programa de
Estímulos al Desempeño del Personal Docente de Carrera o Programa de Carrera
Docente, y el Fondo para Modernizar la Educación Superior (Fomes), que operan de
manera articulada.
El Promep es el programa central de la política educativa nacional para mejorar la
calidad de la enseñanza superior. Por medio de este programa, las universidades
realizan un proceso de planeación que pretende, entre otras cosas, aclarar la misión,
los recursos y los mecanismos para la mejora académica de las instituciones de educación
superior, mediante la integración de programas institucionales de desarrollo.
Por conducto del Promep, las instituciones y sus cuerpos académicos han concentrado
su atención en la calidad de la formación que ofrecen. El nuevo perfil del profesor
de carrera de las instituciones incorporadas es equiparable al perfil internacional
y se caracteriza por su alto grado de preparación académica y su participación en
actividades de enseñanza, investigación, tutoría de estudiantes y tareas de integración
colegiada con otros miembros de la facultad o departamento. La composición
de los cuerpos académicos de las dependencias universitarias varía en función de la
disciplina que imparten; se define con base en criterios como los conocimientos teóricos
o la experiencia práctica necesarios en cada caso, y el número de profesores de
tiempo completo o tiempo parcial que se requiere, entre otros aspectos.
El Promep también ha contribuido a vincular de manera más estrecha las funciones
de investigación y docencia de las instituciones con la incorporación de 4 891
plazas para profesores de tiempo completo. Igualmente, el programa impulsa el
mejoramiento de las condiciones de trabajo del personal docente conforme éste alcanza
el perfil requerido para ejercer sus funciones con alto rendimiento.
Por medio del Promep, se transfieren recursos a las universidades públicas para
apoyar el desarrollo de sus cuerpos académicos y se ofrece todo tipo de facilidades a
los profesores de tiempo completo para cursar un posgrado de calidad en México o el
extranjero. Hasta marzo de este año, 1,164 profesores habían obtenido su grado académico.
Adicionalmente, mediante el programa se otorgan reconocimientos a los
docentes posgraduados que destacan profesionalmente y manifiestan un alto compromiso
con la institución en que laboran. Cabe destacar que en 1999 se inició la
operación del Promep en las instituciones que forman parte del Sistema Nacional de
Educación Tecnológica.
El Promep también impulsa el análisis de proyectos de desarrollo en las universidades
y sus cuerpos académicos. El número de dependencias universitarias cuyos
167
planes de desarrollo docente han sido analizados y validados en el marco del programa
es de 495.
Otra iniciativa impulsada por el Promep es la reforma a los estatutos del personal
académico y a los reglamentos de estímulos al personal docente en las universidades
públicas, para propiciar el establecimiento de requisitos y criterios más claros, así
como mecanismos más rigurosos, para el ingreso, la permanencia y la promoción de
los profesores, además de elaborar definiciones más precisas sobre sus funciones.
Un programa que destaca por ofrecer reconocimiento y estímulos a los profesores
de las universidades públicas que desempeñan con calidad sus funciones docentes,
de investigación, tutoría y gestión académica es el de Estímulos al Desempeño del
Personal Docente. Este programa otorga incrementos significativos a las percepciones
de los profesores que cumplen con los estándares que establecen las instituciones
donde laboran.24 Mediante él, 14 438 docentes tuvieron oportunidad de mejorar
sus percepciones durante 1999. En el año 2000 se espera mantener como meta el
mismo número de profesores beneficiados.
En 1990, el gobierno federal creó el Fondo para la Modernización de la Educación
Superior (Fomes) con el fin de financiar proyectos universitarios orientados a la transformación
de la estructura y el desarrollo de las instituciones. Por medio de este
fondo, y en el contexto del Promep, las universidades públicas del país impulsan
proyectos de formación de docentes y promueven iniciativas orientadas al desarrollo
curricular, así como al mejoramiento, mantenimiento y actualización de los equipos
y sistemas de información e infraestructura de los planteles y la vinculación con los
sectores social y productivo.
24 Los estándares de
desempeño docente que
establecen las
universidades públicas se
relacionan cada vez más
con los del Promep.
169
13. FINANCIAMIENTO DE LA
EDUCACIÓN
Como se ha mencionado, el artículo tercero constitucional establece el derecho
de todos los mexicanos a recibir educación, así como la obligación del
Estado de impartir la enseñanza básica y de atender y promover los demás
tipos y modalidades educativas. El monto de los recursos que la sociedad y el gobierno
destinan a la educación es un elemento esencial para valorar el esfuerzo que la
nación en su conjunto despliega en este ámbito.1
Las fuentes de financiamiento del gasto educativo pueden ser públicas o de los particulares.
La federación, al igual que los estados y los municipios, está obligada a asignar,
para la formación de las personas, una porción importante de los recursos de los
que dispone y procurar que éstos se mantengan en continuo crecimiento. Por su parte,
las familias aportan cantidades significativas para la educación de sus integrantes.
En este capítulo se analizan distintas dimensiones del financiamiento educativo: el
gasto nacional, por alumno y por persona; la participación del presupuesto educativo
federal en relación con el gasto programable del gobierno de la República y su
distribución por nivel educativo, y las comparaciones internacionales de los principales
aspectos del financiamiento educativo. Además, se incluyen algunas consideraciones
sobre los recursos que se ejercen en las entidades federativas y las aportaciones
de los particulares.
13.1 GASTO EDUCATIVO NACIONAL
El gasto nacional en educación es la suma de los recursos monetarios que el
gobierno y las familias destinan a este fin. El gasto público en educación, a
su vez, se integra por las aportaciones de los gobiernos federal, estatales y
1 El “gasto” en educación
debe entenderse más
como una inversión que
como un gasto, puesto que
reporta beneficios
múltiples a las personas a
lo largo de su vida, a los
que no tendrían acceso sin
el fundamento de esa
inversión.
170
municipales. El gasto de los particulares incluye, por una parte, las inscripciones y
colegiaturas, cuando se trata de la educación privada, y por la otra, las erogaciones
que realizan las familias en renglones distintos a la provisión misma del servicio
educativo, tales como la compra de útiles escolares, uniformes y el pago del transporte
para ir a la escuela.
A partir de 1996, la inversión educativa ha crecido ligeramente más que la producción
total del país; en consecuencia, la proporción del gasto nacional en educación
con respecto al Producto Interno Bruto (PIB) se ha incrementado de 5.8 por ciento en
1996 a un estimado de 6.1 por ciento para el año en curso. De este porcentaje, 4.2 por
ciento proviene de la federación, 0.7 por ciento de los gobiernos estatales y municipales,
y 1.1 por ciento de los particulares. Se prevé que el gasto nacional en educación
alcance los 317 843.7 millones de pesos en el año 2000.
Desde 1996 hasta el presente año, los recursos que el país destina a la educación se
habrán incrementado en 25.1 por ciento en términos reales.
Estudios realizados por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos
(OCDE)2 que incluyen tanto a países miembros como a otras naciones del
mundo, permiten observar que en 1995 el gasto educativo nacional en México, como
proporción del PIB, corresponde a la media de las naciones que integran esta organización
(alrededor de 5.6 por ciento); en relación con el resto de los estados incluidos
Gasto educativo nacional con respecto al PIB
(puntos porcentuales del PIB)
e estimado.
p preliminar
Fuente: SEP.
Gasto SEP Gasto otras secretarías Gasto estatal Gasto privado
5.8% 5.8% 6.0% 6.0% 6.1%
0
1
2
3
4
5
6
7
1996 1997 1998 1999 2000e
2 La OCDE está constituida
por 29 de las naciones
más industrializadas del
mundo.
171
Gasto educativo nacional
(miles de millones del año 2000)
e estimado.
p preliminar
Fuente: SEP, DGPPP
Gasto educativo público y privado como porcentaje del PIB*
Fuente: Base de datos educativos de la OCDE. Investing in education.
* Las cifras de los países de la OCDE corresponden a 1995, los del resto son de 1997.
317.8
293.3 300.2
271.2
254.0
0
50
100
150
200
250
300
350
1996 1997 1998 1999 2000e
Noruega
Finlandia
Suecia
Zimbawe
Dinamarca
Canada
Francia
Suiza
Portugal
Austria
Nueva Zelanda
Polonia
Bélgica
Estados Unidos
Hungría
Brasil
Rep. Chec.
España
Irlanda
México
Holanda
Reino Unido
Tailandia
Australia
Alemania
Islandia
Italia
Malasia
Luxemburgo
Argentina
Paraguay
Grecia
Japón
Corea
Chile
Filipinas
Uruguay
Turquía
Público Privado
%
8
7
6
5
4
3
2
1
0
172
en el estudio –que no pertenecen a la organización–, tan sólo Zimbabwe y Brasil se
encuentran por encima de nuestro país en este indicador.3 México destina a la educación
una proporción de su riqueza cercana a la de los países más industrializados.
Debe hacerse notar, sin embargo, que por sí misma la medida es inadecuada para
valorar si el monto de los recursos totales que se aplican en la formación de las
personas es o no suficiente para cubrir las necesidades del país en la materia. La
misma OCDE señala que si la cobertura de los servicios educativos en México fuera
igual a la del promedio de los países que integran la organización, con las actuales
estructuras de costos, nuestro país tendría que canalizar un 2.2 por ciento adicional
del PIB a la educación –0.8 para los niveles que abarcan del preescolar hasta la educación
media superior y 1.4 para la educación superior–.4 Más adelante consideraremos
otros factores como los costos por alumno, absolutos y relativos, su distribución
por tipo educativo y el PIB per capita.
13.2 GASTO EDUCATIVO PÚBLICO
Como ya se indicó, el gasto público en educación se integra por las aportaciones
federales así como por los recursos provenientes de ingresos propios
que los estados y los municipios destinan a esta actividad.
El financiamiento público de la educación en México se ha ido incrementando a lo
largo del tiempo: mientras que al inicio de la década de los años noventa representaba
3.7 por ciento del Producto Interno Bruto, en el 2000 alcanza alrededor de cinco
por ciento. El crecimiento de estos recursos se explica, principalmente, porque la
cobertura se ha hecho más extensa y los ingresos de los maestros se han elevado en
términos reales.
13.3 GASTO FEDERAL
El gasto federal en educación es el conjunto de recursos que el gobierno de la
República destina a la formación de las personas,5 principalmente por conducto
de la Secretaría de Educación Pública. Se estima que en el año 2000 el
componente del gasto federal que corresponde a la SEP (en adelante referido como
“gasto de la SEP”) alcanzará los 218 030.9 millones de pesos,6 lo que representa 84.3
por ciento del gasto educativo público total y más de dos terceras partes del gasto
nacional en educación.
En los últimos años, a pesar de las restricciones que han pesado sobre las finanzas
públicas, el gasto de la SEP no sólo se ha recuperado de la caída de 1995 sino que ha
alcanzado nuevos máximos históricos.
3 Véase OECD. Investing in
Education. Analysis of the
World Education
Indicators, OECD, 2000.
4 La cobertura de los
servicios de educación,
media superior y superior
en México está
claramente por debajo de
los promedios de los
países que integran la
organización.
5 Es importante destacar
que el término federal se
refiere al origen y no al
destino de los recursos. En
virtud del federalismo
educativo, como veremos
más adelante, la mayor
parte de los recursos
federales los ejercen las
autoridades estatales.
6 En el año 2000, incluye un
estimado de 1 374
millones de pesos del
Programa de Apoyo para
el Fortalecimiento de las
Entidades Federativas
(PAFEF).
173
Se estima que, en el presente año, el gasto de la SEP en términos reales será 74.3
por ciento mayor que el de 1982 –año en el que se alcanzó el valor más alto de la
década de los ochenta– y 126.6 por ciento más elevado que el de 1990. Con respecto
a 1994 se prevé un incremento real de 22.9 por ciento.
El presupuesto federal para educación ha crecido más rápido que la población en
edad de recibir servicios educativos y que la matrícula total. En los últimos dos años
el gasto por persona y por alumno también ha alcanzado niveles máximos históricos.
Se espera que en el 2000 se remonte nuevamente la cifra del año anterior.
Gasto educativo público con respecto al PIB (1978-2000)
Gasto educativo como
GASTO EDUCATIVO porcentaje del PIB
(Miles de pesos corrientes) PIB PIB 4/
AÑO SEP1/ Otras Total Federal Estatal 3/ Total (miles de Federal Estatal Público
Secretarías 2/ Público pesos)
1978 77 562 15 015 92 577 20 285 112 862 2 337 398 4.0 0.9 4.8
1979 102 955 22 451 125 406 28 385 153 791 3 067 526 4.1 0.9 5.0
1980 139 971 26 514 166 485 37 841 204 326 4 470 077 3.7 0.8 4.6
1981 220 466 35 233 255 699 51 688 307 387 6 127 632 4.2 0.8 5.0
1982 368 608 46 819 415 427 73 700 489 127 9 797 791 4.2 0.8 5.0
1983 492 000 64 400 556 400 90 269 646 669 17 878 720 3.1 0.5 3.6
1984 841 200 101 510 942 710 206 060 1 148 770 29 471 575 3.2 0.7 3.9
1985 1 357 200 158 510 1 515 710 289 632 1 805 342 47 391 702 3.2 0.6 3.8
1986 2 089 700 271 339 2 361 039 446 529 2 807 568 79 191 000 3.0 0.6 3.5
1987 5 112 100 484 806 5 596 906 845 134 6 442 040 193 312 000 2.9 0.4 3.3
1988 10 287 100 956 954 11 244 054 1 512 478 12 756 532 416 305 236 2.7 0.4 3.1
1989 13 389 500 1 754 249 15 143 749 2 877 917 18 021 666 548 857 974 2.8 0.5 3.3
1990 18 369 800 3 964 136 22 333 936 4 987 810 27 321 746 738 897 516 3.0 0.7 3.7
1991 27 056 200 5 199 639 32 255 839 6 258 400 38 514 239 949 147 624 3.4 0.7 4.1
1992 36 158 000 6 479 873 42 637 873 7 190 210 49 828 083 1 125 334 287 3.8 0.6 4.4
1993 46 241 874 8 314 201 54 556 075 7 851 964 62 408 039 1 256 195 971 4.3 0.6 5.0
1994 56 586 960 8 449 809 65 036 769 8 255 665 73 292 434 1 420 159 500 4.6 0.6 5.2
1995 68 836 900 8 341 335 77 178 235 8 680 127 85 858 362 1 837 019 100 4.2 0.5 4.7
1996 93 227 500 6 820 900 100 048 400 20 226 934 120 275 334 2 525 575 100 4.0 0.8 4.8
1997 118 444 321 8 450 600 126 894 921 24 362 245 151 257 166 3 174 275 200 4.0 0.8 4.8
1998 155,161,612 2 383 300 157 544 912 28 767 772 186 312 684 3 844 917 400 4.1 0.7 4.8
1999p 184,956,303 2 197 185 187 153 488 34 133 525 221 287 013 4 522 788 800 4.1 0.8 4.9
2000e 218 030 900 2 140 325 220 171 225 38 520 452 258 691 677 5 237 700 000 4.2 0.7 4.9
1 Desde 1993 y hasta 1997 incluye a los ramos 11 y 25 del Presupuesto de Egresos de la Federación, para 1998, 1999 y el 2000,
además de lo anterior, incluye los recursos del FAEB y FAM del Ramo 33 que se destinan a la educación. Para el año 2000, se
incluye una parte de Ramo 23.
2 Datos obtenidos de la Cuenta de la Hacienda Pública Federal hasta 1997, para 1998, 1999 y 2000 cifras del Presupuesto de Egresos
de la Federación.
3 De 1978 a 1980, las cifras se tomaron de la publicación «Historia de la Educación Pública en México», edición de 1981. Desde 1981
y hasta 1995 la información se obtuvo con base en las consultas hechas a los representantes de los estados en el Distrito
4 Datos tomados de las Cuentas Nacionales de México del INEGI y los Criterios Generales de Política Económica, 2000.
p preliminar
e estimado
Fuente: SEP. Dirección General de Planeación, Programación y Presupuesto.
174
En 1997 y 1998 se efectuaron cambios importantes en la organización del presupuesto
federal que han contribuido a fortalecer el federalismo educativo. Las adiciones
a la Ley de Coordinación Fiscal aprobadas por el H. Congreso de la Unión en
estos dos años amplían las atribuciones de los gobiernos estatales y municipales en
el uso de los recursos de origen federal y, al mismo tiempo, marcan las responsabilidades
sobre el aprovechamiento de estos recursos así como los mecanismos para
rendir cuentas sobre su ejercicio.7
Estas adiciones dan fundamento al Ramo 338 del Presupuesto de Egresos de la
Federación, que se integra por los siguientes fondos:
• El Fondo de Aportaciones para la Educación Básica y Normal (FAEB),9 destinado a
financiar la operación de los servicios correspondientes.
• El Fondo de Aportaciones para los Servicios de Salud (FASS).10
• El Fondo de Aportaciones para la Infraestructura Social (FAIS). La mayor parte de
los recursos de este fondo se destina a inversiones municipales, entre las que
destacan la infraestructura para educación preescolar, primaria y secundaria.
• El Fondo de Aportaciones para el Fortalecimiento de los Municipios (FAFM). Por
esta vía, los ayuntamientos deben dar prioridad al cumplimiento de sus obligaciones
financieras y a la atención de las necesidades vinculadas a la seguridad 1980
1981
1982
1983
1984
1985
1986
1987
1988
1989
1990
1991
1992
1993
1994
1995
1996
1997
1998
1999
2000e
220
200
180
160
140
120
100
80
60
Gasto de la Secretaría de Educación Pública (1980-2000)
(miles de millones del año 2000)
1 A partir de 1993, incluye los recursos del Ramo 25 y a partir de 1998, los fondos para educación del Ramo 33.
e estimado
Fuente: SEP, DGPPP.
7 Los recursos destinados a
la educación no deben ser
canalizados a fin distinto
alguno.
8 Antes de la creación de
este Ramo, los recursos
autorizados globalmente
eran transferidos a las
entidades federativas por
conducto de la Secretaría
de Educación Pública, a
través del Ramo 25.
9 El monto se determina
con base en el Registro
Común de Escuelas y de
Plantilla de Personal,
actualizado anualmente,
que se ha utilizado para el
cálculo de los recursos
transferidos a las
entidades federativas
desde 1992. Los cambios
en la proporción de los
recursos que se
transfieren a cada estado
han sido moderados y
reflejan, principalmente,
los distintos ritmos en que
la federación ha apoyado
el crecimiento del número
de plazas por entidad para
atender la demanda
educativa. En
consecuencia, las
disparidades actuales en
el financiamiento federal
a la educación en los
estados son esencialmente
iguales a las existentes en
1992.
10 El sector educativo no
participa de este fondo.
175
pública de sus habitantes. Sin embargo, no tienen limitaciones para realizar inversiones
en el ámbito educativo con cargo a este fondo.
• El Fondo de Aportaciones Múltiples (FAM), uno de cuyos componentes incluye
recursos para la construcción, equipamiento, mantenimiento y reparación de la
infraestructura destinada a la educación básica y a las universidades públicas
estatales.11
• El Fondo de Aportaciones para la Educación Tecnológica y de Adultos (FAETA), a
partir de 1999.12
Gasto total de la SEP, per capita y por alumno1
Gasto total de la Población de Matrícula Gasto percapita Gasto promedio
SEP (Millones de 3 a 25 años Pública1/ (población 3 a 25) por alumno
Año pesos del 2000)
(Millones) (Pesos del 2000)
1978 79 771.3 35.5 17.0 2 249.2 4 691.7
1979 89 597.2 36.5 18.2 2 454.7 4 934.4
1980 95 012.3 37.5 19.3 2 533.3 4 934.1
1981 124 710.3 38.5 20.3 3 242.1 6 140.9
1982 125 105.6 39.4 21.3 3 175.8 5 863.5
1983 87 886.7 40.3 22.2 2 181.9 3 964.6
1984 92 097.8 41.1 22.6 2 239.6 4 082.8
1985 95 965.4 41.9 23.0 2 289.3 4 168.1
1986 84 433.8 42.7 23.1 1 979.4 3 648.0
1987 86 320.7 43.3 23.1 1 991.7 3 740.9
1988 87 504.8 44.0 23.1 1 989.9 3 795.6
1989 89 988.0 44.6 22.8 2 019.5 3 951.0
1990 96 214.7 45.1 22.6 2 133.2 4 261.9
1991 115 073.6 45.6 22.7 2 523.1 5 078.0
1992 134 414.3 46.1 22.8 2 917.4 5 900.7
1993 156 944.9 46.5 23.2 3 375.1 6 758.2
1994 177 337.2 46.9 23.7 3 782.0 7 469.6
1995 156 485.2 47.2 24.3 3 312.7 6 436.7
1996 162 180.5 47.5 24.9 3 411.3 6 519.3
1997 175 010.9 47.8 25.1 3 661.6 6 960.3
1998 198 649.0 48.0 25.4 4 137.8 7 823.9
1999 204 210.0 48.2 25.7 4 238.4 7 945.9
2000e/ 218 030.9 48.3 26.1 4 513.2 8 353.7
1 No incluye la matrícula de las instituciones educativas públicas financiadas por otras secretarías. No considera el gasto estatal,
por lo cual el gasto per cápita y por alumno no equivale al subsidio público total. Si se incluyera el gasto estatal del año 2000, el
gasto público promedio por alumno ascendería a 9,920 pesos.
e estimado.
Fuente: SEP, DGPPP.
11 La ley establece que las
aportaciones federales
que con cargo a este fondo
reciban las entidades
federativas deberán
destinarse exclusivamente
al otorgamiento de
desayunos escolares,
apoyos alimentarios y de
asistencia social a la
población en condiciones
de pobreza extrema,
apoyos a la población en
desamparo, así como a la
construcción,
equipamiento y
rehabilitación de
infraestructura física de
los niveles de educación
básica y superior en su
modalidad universitaria.
12 Los recursos correspondientes
a este fondo se
encuentran inicialmente
en el Ramo 11 del
Presupuesto de Egresos de
la Federación y se
transferirán a los estados
por conducto del FAETA
conforme se firmen los
convenios de descentralización
respectivos con
cada entidad.
176
Los órganos estatales encargados del control y supervisión del ejercicio del presupuesto
llevan a cabo la vigilancia del uso de los recursos destinados a la educación
en estados y municipios. Además, la Contaduría Mayor de Hacienda de la H. Cámara
de Diputados tiene atribuciones para verificar que los recursos –incluyendo intereses
y demás accesorios– se hayan aplicado a los fines expresos que la ley señale.
Una medida que refleja la prioridad que el gobierno federal otorga a la educación
es el porcentaje que representa el gasto de la SEP en el total de los recursos que la
federación destina a los diversos programas que financia (gasto programable). Se
estima que durante el año 2000 el monto de los recursos que canalizará la SEP será
de 26.7 por ciento del gasto programable del gobierno federal, esto es, 11 puntos
porcentuales más que al inicio de la década. Ningún otro renglón del gasto
programable recibe una proporción tan alta.
Estadísticas internacionales, proporcionadas por la Organización para la Cooperación
y el Desarrollo Económicos, muestran que de todos los países miembros de esta
organización, México posee el mayor porcentaje de gasto público educativo respecto
del gasto público total. En 1990, la diferencia de la cifra correspondiente a nuestro
país respecto de la media de las naciones miembros de la OCDE era de cuatro puntos
porcentuales, y para 1995 esta diferencia se había ampliado a poco más de 10 puntos.
13 Comparaciones efectuadas por la misma organización en las que se incluyen a
diversos países que no forman parte de ella sitúan a México tan sólo por debajo de
Filipinas.14
Esto confirma que para el Estado mexicano la educación tiene una alta prioridad.
El nivel de gasto alcanzado por el rubro educativo sugiere también que, en adelante,
sería muy difícil esperar incrementos elevados de la proporción que éste re-
Estructura del presupuesto federal (PEF) para educación, 1999 y 2000
(millones de pesos del 2000)
Participación
Porcentual
RAMOS 1999 2000e/ 1999 2000
TOTAL SECTOR EDUCACIÓN 1/ 204 210.0 218 030.9 100.0 100.0
Ramo 11 (Secretaría de Educación Pública) 80 712.5 83 436.2 39.5 38.3
Ramo 25 (Previsiones y Aportaciones para los Sistemas
de Educación Básica y Normal) 13 048.1 13 889.4 6.4 6.4
Aportaciones para los Servicios de Educación Básica en el D.F. 13 048.1 13 889.4 6.4 6.4
Ramo 33 (Aportaciones Federales para Entidades Federativa y Municipios) 110 451.6 120 705.3 54.1 55.4
Fondo de Aportaciones para la Educación Básica y Normal (FAEB) 107 560.2 114 613.9 52.7 52.6
Fondo de Aportaciones Multiples (FAM) 2 724.4 2 831.7 1.3 1.3
Fondo de Aportaciones para la Educación Tecnológica y de Adultos (FAETA) 167.0 1 885.7 0.1 0.9
Fondo de Educación Tecnológica (FET) 167.0 1 311.4 0.6
Fondo de Educación de Adultos (FEA) 0.0 574.3 0.3
Ramo 23 (PAFEF*) 0.0 1 374.0 0.6
* Programa de Apoyo para el Fortalecimiento de las Entidades Federativas
1 Incluye las aportaciones para el ISSSTE y FOVISSSTE.
e estimado
13 Estas cifras se muestran
en la publicación de la
OCDE Education at a
Glance, correspondiente a
1998.
14 Véase nuevamente OECD,
Investing in Education.
177
Gasto de la SEP vs. Gasto programable
Porcentaje del gasto programable canalizado por los ramos 11, 23, 25 y 33
e estimado
Fuente: SEP, DGPPP.
25.8% 26.0% 26.7%
22.4%
23.9% 23.3%
22.3% 22.7%
20.3%
18.2%
15.7%
1990 1991 1992 1993 1994 1995 1996 1997 1998 1999 2000e
Gasto educativo público como porcentaje del gasto público total*
Fuente: Base de datos educativos de la OCDE. Publicado en oecd, Investing in Education. Analisys of the 1999 World Education
Indicators
* Las cifras delos países de la OCDE corresponden a 1995, las del resto de los países, a 1997. Los primeros aparecen en mayúsculas en
la gráfica.
0
5
10
15
20
25
30
Filipinas
MÉXICO
Zimbawe
Tailandia
Paraguay
COREA
Brasil
NORUEGA
Chile
SUIZA
ESTADOS UNIDOS
Malasia
Argentina
CANADÁ
IRLANDA
AUSTRALIA
REP. CHECA
DINAMARCA
ESPAÑA
FINLANDIA
URUGUAY
SUECIA
FRANCIA
AUSTRIA
JAPÓN
ALEMANIA
HUNGRÍA
ITALIA
HOLANDA
GRECIA
178
presenta en cuanto al gasto programable total sin que se incrementen los recursos
de los que dispone la federación, puesto que ello significaría desatender otros renglones
de importancia para el desarrollo nacional. Debe señalarse que la recaudación
fiscal y consecuentemente el presupuesto del gobierno federal en México en
relación con el PIB están entre los más bajos del mundo.
ANÁLISIS DEL GASTO PÚBLICO POR ESTUDIANTE Y POR TIPO Y NIVEL
EDUCATIVOS
Si bien el presupuesto educativo absorbe una porción importante de los recursos
federales y el gasto nacional en este renglón resulta equivalente al de otras naciones
en términos de su relación con el PIB, el gasto por estudiante está por debajo de la
media de los países de la OCDE, aunque el resultado difiere según el tipo educativo
del que se trate. En 1995, el gasto por estudiante de preescolar y primaria en México,
en dólares estadounidenses ajustados a la paridad del poder de compra (PPP)15 de
cada país, fue el más bajo de los miembros de la OCDE de los que se tiene registro:16
representó menos de la tercera parte de la cantidad correspondiente a la media de la
organización.
En educación superior, la distancia se acorta: el monto por estudiante del promedio
de los países de la organización que aportan datos equivale a 1.6 veces el de
México. Suecia, Suiza y Estados Unidos, por ejemplo, erogan en el tipo superior
alrededor de tres veces el gasto que ejerce nuestro país, en tanto que España, Grecia
y Hungría están por debajo de la cifra que corresponde a México.
Las diferencias observadas se explican principalmente por el nivel de ingreso de la
población en cada uno de los países. De ahí que para hacer comparaciones que reflejen
mejor el esfuerzo relativo de las naciones sea conveniente tomar en cuenta el
gasto por estudiante respecto del Producto Interno Bruto per capita que reporta cada
país. En este caso, México califica por debajo de la media de la OCDE en preescolar,
primaria, secundaria y media superior, pero por encima de este parámetro internacional
en el gasto por estudiante del nivel superior. Respecto de las naciones que no
pertenecen a esta organización y han sido incluidas en el estudio, la situación de
México es la inversa: el gasto unitario ajustado (al PIB per capita) de nuestro país es
más alto en preescolar, primaria, secundaria y media superior que en el promedio de
estas naciones y en la educación superior está por debajo.
Merece destacarse que el gasto por estudiante de educación superior en México,
en relación con el PIB per capita, está tan sólo por debajo de Hungría y Suecia, cuando
se le compara con las naciones de la OCDE.17
La forma como se distribuyen los recursos públicos disponibles de acuerdo con el
tipo educativo es otra variable de interés para el análisis del financiamiento de la
educación. Los factores que determinan esta asignación son el número de estudiantes
atendidos en cada nivel respecto de la matrícula total del sistema educativo, y el
15 El PPP es utilizado en
comparaciones
internacionales, y se
refiere a las tasas de
cambio (de un año dado)
que igualan el poder de
compra de las diferentes
monedas.
16 Australia, Grecia, Polonia,
Portugal y Turquía se
encuentran entre las
naciones que no reportan
esta información.
17 Si bien rebasa los alcances
de este estudio, llama la
atención que Argentina,
Brasil y Paraguay
presenten cifras tan
elevadas para la
educación superior, lo que
sugiere un patrón de gasto
común a países
latinoamericanos.
179
Gasto por estudiante con respecto al PIB per cápita en instituciones públicas y
privadas por nivel educativo
Países no miembros de la OCDE, 1997 Pre-primaria Primaria Secundaria1/ Superior
Argentina* 10.2 11.9 15.3 112.2
Brasil* 12.7 13.3 15.5 166.5
Chile 15.2 16.6 18 68.9
Chile* 14.3 14.1 13.8 66.9
India* 1.6 9.6 15.1 n.d.
Jordania* 15.3 20.5 23.4 n.d.
Malasia* 4.1 10.1 16.4 95.7
Paraguay* n.d. 12.1 17.3 484.2
Filipinas* 2.1 10.6 16.2 61.7
Tailandia n.d. n.d. n.d. n.d.
Uruguay* 12 10.6 13.3 26
Zimbawe n.d. 15 27.5 n.d.
Promedio 9.7 13.1 17.4 135.3
Países miembros de la OCDE, 1995
Australia n.d. 16 25.1 54.3
Austria* 23.8 27 34.5 38.5
Belgica** 11.4 15.6 27.4 28.7
Canadá 25.6 n.d. 51.7 54.6
República Checa 19.9 19.4 27.3 65.9
Dinamarca 23.1 26.6 29.1 38
Finlandia 32.9 23.7 27.6 40.8
Francia 16.3 17 31.1 33
Alemania* 21 16.4 30.5 43.4
Grecia** n.d. 16.8 16 22.3
Hungría* 19.9 22.4 23.2 70
Islandia n.d. n.d. n.d. n.d.
Irlanda 12.3 12.5 19.7 42.1
Italia* 17 24 27.5 25.8
Japón 11.3 18.5 20.4 40
Corea 11.6 17.1 18.6 41.6
Luxemburgo n.d. n.d. n.d. n.d.
México 14.8 13.8 24.4 68.8
Holanda 15.2 16.1 21.9 45.4
Nueva Zelanda 13.3 15.6 24.3 51.5
Noruega* n.d. n.d. n.d. 42.4
Polonia n.d. n.d. n.d. n.d.
Portugal* n.d. n.d. n.d. 48.7
España 17.6 18.4 24.1 34.5
Suecia 17.5 27.7 30.1 70.2
Suiza 9.8 23.6 30.4 62.8
Turquía* n.d. n.d. n.d. n.d.
Reino Unido** 28.3 18.6 23.8 40.4
Estados Unidos n.d. 20.1 25.5 60.9
Promedio 18.1 19.4 26.7 46.6
* Se refiere a instituciones públicas solamente.
** Se refiere a instituciones públicas e instituciones privadas con ayuda del gobierno solamente.
1/ Se refiere a la educación secundaria y media superior.
n.d. No disponible
Fuente: Base de datos de la OCDE. Investing in Education. Analysis of the World Education Indicators, OECD, 2000.
180
valor de los insumos y los recursos, humanos y físicos, que se requieren para brindar
la atención en cada tipo educativo (sueldos y prestaciones de los maestros y profesores,
materiales didácticos, equipamiento de talleres y laboratorios, construcción y
mantenimiento de aulas y edificios, entre otros).
El análisis del gasto por tipo educativo revela que a lo largo de la década los montos
correspondientes se han incrementado, en términos reales, de manera significativa:
en la educación básica prácticamente se han triplicado; en la media superior
han aumentado en casi 76 por ciento y en la educación superior han crecido a más
del doble.
En el año 2000 la educación básica concentra, en México, 83.4 por ciento de la
matrícula total y 65.5 por ciento del gasto. En cambio la educación superior, con 5.5
por ciento de la matrícula, absorbe 18.7 por ciento del presupuesto. En el caso de la
educación media superior la disparidad es prácticamente inexistente.
El gasto público promedio federal por estudiante de educación superior18 en México
es casi cinco veces el de un alumno de primaria y más de dos veces el de un
estudiante de educación media superior. Para el promedio de los países de la OCDE el
costo unitario de la formación superior respecto del que corresponde a la educación
elemental es de dos a uno. En los casos de Argentina, Brasil y Malasia esta proporción
es de 10 a uno.
DISTRIBUCIÓN DE LOS RECURSOS POR TIPO DE GASTO PÚBLICO EDUCATIVO
Otra variable de interés para analizar el financiamiento educativo es la distribución
de éste por tipo de gasto, es decir, qué proporción de los recursos disponibles se
Gasto federal por nivel educativo, 1990-2000
Millones de pesos del 2000
Nivel educativo 1990 1991 1992 1993 1994 1995 1996 1997 1998 1999 2000e
Básica 48 536.8 55 351.1 69 704.9 87 277.0 105 759.3 91 999.2 94 507.3 106 155.2 129 658.6 131 961.1 142 865.2
Índice (1990 =100) 100.0 114.0 143.6 179.8 217.9 189.5 194.7 218.7 267.1 271.9 294.3
Media Superior 11 846.0 12 471.5 13 561.5 16 332.9 20 199.2 22 650.2 22 329.6 21 552.1 20 855.6 20 692.9 20 827.7
Índice (1990 =100) 100.0 105.3 114.5 137.9 170.5 191.2 188.5 181.9 176.1 174.7 175.8
Superior 19 467.8 22 293.2 26 097.0 30 046.1 34 099.8 31 602.6 30 884.7 30 835.0 37 444.1 37 467.0 40 664.9
Índice (1990 =100) 100.0 114.5 134.1 154.3 175.2 162.3 158.6 158.4 192.3 192.5 208.9
e/ estimado
Fuente: SEP, DGPPP.
18 Incluye el gasto en
licenciatura, posgrado y la
investigación que se
desarrolla en las
instituciones de educación
superior.
181
canaliza al gasto corriente (para la operación diaria) y al gasto de inversión o capital
(construcción de escuelas, mobiliario, etcétera). El presupuesto de la SEP para el año
2000 se distribuye de la siguiente manera: 80 por ciento al pago de sueldos y salarios;
14 por ciento a la compra de materiales y suministros y al pago de servicios (teléfono,
luz, agua y papelería, entre otros), y tan sólo el seis por ciento restante se destina
a gastos de capital. En otras palabras, la elevada proporción que el pago de la nómina
representa en el presupuesto educativo deja un margen estrecho para la inversión
en nuevos proyectos.
GASTO ESTATAL Y MUNICIPAL
Este componente del gasto público se refiere al monto total de los recursos que destinan
estados y municipios a la educación y cuyo origen son sus ingresos locales. En
cada entidad federativa, como se ha señalado, el gasto educativo de origen local se
complementa con el de origen federal, en las cantidades y proporciones que se muestran
en el cuadro siguiente:
Superior
Media superior
Secundaria
Primaria
Preescolar
34 123
15 254
10 580
6 904
7 569
Gasto federal por alumno, (2000)
Cifras en pesos
Fuente SEP, DGPPP.
182
Como se aprecia, el gasto estatal representa alrededor de 17.3 por ciento del
financiamiento público educativo total, lo que equivale a una cifra estimada de
37 495.019 millones de pesos para el año 2000. Existen diferencias muy marcadas en
la proporción del gasto que financia cada estado y la federación.20 Mientras que Baja
Gasto público en educación*, 2000e
(millones de pesos corrientes)
Gasto Federal1/ Gasto por entidad Gasto Público Porcentaje del gasto
Entidad Federativa (A) federativa 2/ (B) (C) por entidad federativa
con respecto al gasto
total (B)/(C)*100
AGUASCALIENTES 1 922.1 109.2 2 031.3 5.4
BAJA CALIFORNIA 4 609.3 2 327.1 6 936.4 33.5
BAJA CALIFORNIA SUR 1 518.6 30.0 1 548.6 1.9
CAMPECHE 1 956.2 165.6 2 121.7 7.8
COAHUILA 4 421.0 833.9 5 254.9 15.9
COLIMA 1 518.4 123.5 1 641.9 7.5
CHIAPAS 7 621.5 1 556.4 9 177.9 17.0
CHIHUAHUA 4 757.6 1 537.3 6 294.9 24.4
DISTRITO FEDERAL 33 263.7 608.2 33 871.9 1.8
DURANGO 3 453.5 887.9 4 341.4 20.5
GUANAJUATO 5 400.8 2 155.1 7 555.8 28.5
GUERRERO 6 882.0 472.4 7 354.4 6.4
HIDALGO 4 525.3 264.0 4 789.3 5.5
JALISCO 7 878.7 3 607.0 11 485.7 31.4
MÉXICO 12 377.4 6 401.5 18 779.0 34.1
MICHOACÁN 7 076.1 974.3 8 050.4 12.1
MORELOS 2 709.2 192.2 2 901.4 6.6
NAYARIT 2 333.4 228.2 2 561.6 8.9
NUEVO LEÓN 5 563.8 2 444.5 8 008.3 30.5
OAXACA 6 925.2 392.6 7 317.8 5.4
PUEBLA 6 401.3 1 314.3 7 715.6 17.0
QUERÉTARO 2 465.6 387.2 2 852.9 13.6
QUINTANA ROO 1 771.9 131.5 1 903.4 6.9
SAN LUIS POTOSÍ 4 607.9 594.7 5 202.6 11.4
SINALOA 4 898.2 1 063.9 5 962.1 17.8
SONORA 4 088.6 1 310.8 5 399.4 24.3
TABASCO 3 420.8 1 181.8 4 602.6 25.7
TAMAULIPAS 5 883.4 923.6 6 807.0 13.6
TLAXCALA 1 879.1 271.6 2 150.7 12.6
VERACRUZ 11 173.7 3 806.8 14 980.5 25.4
YUCATÁN 3 172.4 750.7 3 923.1 19.1
ZACATECAS 2 968.3 447.3 3 415.7 13.1
TOTAL 179 445.1 37 495.0 216 940.1 17.3
1 Fuente: DGPPP, SEP.
2 El gasto estatal se obtuvo con estimaciones propias de la SEP. No se incluyen los recursos municipales.
e estimado
Notas:
* No incluye el gasto en educación de adultos, cultura, deporte, ciencia y tecnología. De igual forma excluye los recursos no
regionalizables.
** Al gasto estatal se le restó la cantidad correspondiente a la carga elevada del FAEB.
*** El gasto estatal de Nuevo León aun se encuentra en revisión.
19 Este monto no incluye el
gasto municipal. Tampoco
incluye el gasto en
ciencia, tecnología,
cultura y deporte.
20 Se refiere sólo a los gastos
regionalizables, es decir,
la parte del presupuesto
federal que se puede
asociar directamente con
cada estado.
183
California Sur y el Distrito Federal aportan, respectivamente, 1.9 y 1.8 por ciento del
gasto educativo público total que se ejerce en sus demarcaciones, en el Estado de
México y Baja California las contribuciones de origen estatal equivalen a 34.1 y 33.5
por ciento, respectivamente. Esta marcada varianza se explica principalmente por el
número de escuelas de educación básica que operaban con financiamiento estatal
desde antes de la firma del Acuerdo Nacional para la Modernización de la Educación
Básica en 1992.
La Secretaría de Educación Pública ha insistido en que la distribución de responsabilidades
financieras entre estados y federación no es todo lo satisfactoria que pudiera
desearse. Los cambios en la proporción de los recursos que se transfieren a cada
entidad federativa han sido moderados en los últimos años y, como se dijo, las
disparidades actuales son esencialmente iguales a las existentes en 1992. Es claro
que en algún momento deberá avanzarse hacia esquemas de concurrencia más equitativos,
siempre y cuando se garantice que esta búsqueda de la equidad entre estados
no se traduzca en falta de oportunidades educativas en las entidades federativas
que cuentan con menos recursos.
El gasto federal por persona en edad de recibir educación escolarizada21 también
muestra diferencias importantes entre las entidades federativas. Depende principalmente
de las aportaciones de los gobiernos locales, del nivel de ingreso de los maestros,
de la cobertura y de la composición de la matrícula por nivel. La entidad federativa
que recibe el gasto federal por persona más elevado es el Distrito Federal, con 8 682
pesos en el año en curso, en tanto que la de menor gasto per capita es el Estado de
México, con 1 973 pesos.
Gasto educativo público por persona, 2000
Nota: Se considera la población de tres a 25 años.
Fuente: DGPPP, SEP.
21 Se considera a la
población de tres a 25
años.
AGS
BC
BCS
CAMP
COAH
COL
CHIS
CHIH
D.F.
DGO
GTO
GRO
HGO
JAL
MÉX
MICH
MOR
NAY
NL
OAX
PUE
QRO
QR
SLP
SIN
SON
TAB
TAMPS
TLAX
VER
YUC
ZAC
0
1 000
2 000
3 000
4 000
5 000
6 000
7 000
8 000
9 000
Estatal Federal
184
Los ayuntamientos suelen hacer aportaciones para infraestructura escolar y becas
de educación básica. Debe señalarse, sin embargo, que las mediciones del componente
municipal del gasto educativo de las que disponemos son insuficientes. Conforme
avance el federalismo educativo debemos esperar el desarrollo de sistemas de
información estadística que permitan contar con cifras oportunas y certeras respecto
de este importante renglón del gasto educativo.
DISTRIBUCIÓN DEL GASTO PÚBLICO EDUCATIVO ENTRE LA POBLACIÓN, POR
NIVEL DE INGRESO
Es claro que los recursos necesarios para el financiamiento de los servicios educativos
serán cada vez mayores, lo que obligará a buscar con mayor intensidad fuentes
adicionales que complementen el esfuerzo gubernamental, particularmente en el
tipo educativo superior, cuyos servicios, como ya se vio, son los servicios que representan
un costo más elevado. En particular, debe tenerse en cuenta que la educación
pública superior beneficia preponderantemente a grupos de la población que estarían
en condiciones de hacer erogaciones en este ámbito. Para estudiar este problema
resulta útil la construcción de un índice que permita observar cómo se distribuyen
los recursos públicos entre los hogares de la población nacional en promedio
entre 1992 y 1996, para diversos niveles y tipos educativos.
El índice de distribución del gasto educativo por persona, construido con base en
los resultados de la Encuesta Nacional de Ingreso y Gasto de los Hogares (ENIGH)22 de
esos años, muestra cómo se benefician las familias de los fondos públicos destinados
Primaria Secundaria Media Superior
Número de veces respecto al 1er. decil
4.5
4.0
3.5
3.0
2.5
2.0
1.5
1.0
0.5
1 2 3 4 5 6 7 8 9 10
Indice de distribución del gasto público educativo por persona, 1992-1996
(Número de veces que el gasto educativo difiere respecto al primer decil)
22 La ENIGH, levantada por el
INEGI en 1992, 1994 y 1996,
recoge información sobre
el monto del ingreso de
las familias, la edad de sus
integrantes, si asisten o no
a la escuela, si ésta es
pública o privada, y el
último nivel escolar que
completó cada uno de
ellos.
185
a la educación, según su ingreso. Este índice es una función de la proporción de
niños y jóvenes que acude a los servicios públicos en cada decil.23
La gráfica sugiere que el gasto público en primaria se distribuye de manera uniforme
entre los hogares de ingresos bajos y medios. Conforme aumentan los recursos
familiares, el subsidio público disminuye, en virtud de que la propensión a enviar a
los niños a escuelas privadas se incrementa con el ingreso, tendencia que se acentúa
en el último decil. Este comportamiento es indicativo de la equidad en el acceso a los
servicios que imparte el Estado; debe recordarse que la primaria es uno de los niveles
obligatorios y el más numeroso del sistema educativo.
En el caso de la secundaria, el comportamiento de las barras sugiere que la propensión
de los padres a enviar a sus hijos a la escuela pública a cursar este nivel es
mayor entre los estratos medios y medios altos de ingreso. De modo similar a lo que
ocurre en la primaria, en los deciles superiores crece el porcentaje de familias que
envían a sus hijos a las escuelas particulares. La magnitud del índice en los primeros
deciles está vinculada con una menor egresión de primaria en estos grupos y una
mayor deserción en el tránsito a la secundaria.
En el caso de la educación media superior, el gasto público favorece más a las
familias de ingresos medios y altos, particularmente a partir del sexto decil. El aprovechamiento
relativamente menor de estos recursos entre la población de los primeros
deciles refleja que son escasos los jóvenes de estas familias que cursan la media
superior. Debemos insistir en que esta situación es una consecuencia de las bajas
tasas de terminación de estudios de los niveles previos entre los alumnos cuyas familias
pertenecen a los estratos de menor ingreso, por ello, para avanzar en el acceso
de estos jóvenes a la enseñanza de tipo medio es necesario seguir alentando, mediante
esfuerzos renovados, que los grupos de población en desventaja mejoren sus
indicadores de asistencia y de conclusión de estudios en la primaria pero sobre todo
en la secundaria.
En el caso de la educación superior, la tendencia a la desigualdad en el aprovechamiento
de los recursos públicos es todavía más acentuada que en la media superior:
éstos se distribuyen claramente en favor de la población de los deciles de hogares de
más altos ingresos, puesto que la matrícula pública del tipo superior crece conforme
aumenta el ingreso económico de la población. La tendencia en parte refleja que la
deserción o la no continuación de estudios de este tipo se presenta con mayor frecuencia
entre las familias de los deciles de hogares de ingreso bajo.
Esto significa que la condición esencial para que los beneficios de la educación
superior efectivamente alcancen a la población en desventaja es lograr que, cada
vez en mayor medida, los niños y jóvenes de estos grupos cursen y terminen con
éxito el tipo educativo básico y tengan oportunidad de continuar estudios medios
superiores y superiores. Con este propósito, el gobierno federal, conjuntamente con
las autoridades estatales, promueve diversas acciones compensatorias dirigidas a
23 Los resultados de la ENIGH
se presentan por deciles
de hogar, es decir, 10
estratos con igual número
de hogares en cada uno,
ordenados de acuerdo con
su ingreso, de menor a
mayor. Además, los datos
de la encuesta permiten
conocer la proporción de
la población de cada decil
de hogares que asiste a la
educación primaria, a la
secundaria, a la media
superior y la superior.
Esta información permite
estimar la distribución del
gasto público en
educación por decil.
186
procurar que los niños y jóvenes de las localidades más pobres y marginadas tengan
acceso a la educación básica y puedan culminar estos estudios. Cabe destacar, en
este sentido, las becas del Progresa, los libros de texto gratuito para secundaria y los
programas compensatorios, entre otros que se describen ampliamente en los capítulos
correspondientes de este Perfil. El desarrollo de nuevas opciones, como la educación
media superior abierta y a distancia y las becas de transporte para la media
superior, va orientada en el mismo sentido.
En atención al derecho que tienen los mexicanos a la educación, los servicios de
formación media superior y superior que ofrece el Estado están abiertos a todas las
personas que deseen beneficiarse de ellos y cumplan con los requisitos de admisión
que se solicitan en cada caso. Al mismo tiempo, los recursos de las familias que
contribuyen al financiamiento de la instrucción media superior y superior de sus
hijos en las instituciones públicas permiten que el gasto gubernamental beneficie en
mayor medida a las personas de escasos recursos que de otra manera no podrían
tener acceso a estos estudios.
13.4 GASTO PRIVADO
Las aportaciones de las familias24 a la educación representan una parte importante
de los recursos que el país destina a la formación de las personas.
Se estima que por concepto de inscripciones y colegiaturas, las familias
24 El gasto privado de los
países en comparaciones
internacionales incluye
también el que realizan
las empresas privadas, los
organismos internacionales
y las asociaciones
civiles y no gubernamentales,
entre otras. En
México no se han
realizado estas
mediciones, por ello. el
gasto privado que se
reporta está subestimado.
Deciles de hogares
Numero de veces respecto al 1er. decil
12.00
11.00
10.00
9.00
8.00
7.00
6.00
5.00
4.00
3.00
2.00
1.00
1 2 3 4 5 6 7 8 9 10
Indice de distribución del gasto público en educación superior por persona,
1992-1996
(Número de veces que el gasto educativo difiere respecto al primer decil)
187
erogarán una cifra cercana a los 20 376 millones de pesos en el año 2000.25 Otros
gastos tales como la compra de material didáctico, útiles escolares, libros de texto,
pago de transporte26 y aportaciones voluntarias a las escuelas se calculan en 38 776
millones de pesos.
En consecuencia, se prevé que el gasto privado total para el año 2000 alcanzará los
59 152 millones de pesos. Como ya se mencionó, esta cifra representa, aproximadamente,
un punto porcentual del Producto Interno Bruto.
La Encuesta Nacional de Ingreso y Gasto de los Hogares (ENIGH) efectuada por el
INEGI en 1992, 1994 y 1996 contiene elementos que permiten observar cómo se comporta
el gasto de los particulares en educación para diferentes niveles de ingreso.
Del análisis de estas encuestas se concluye que aun los hogares más pobres dedican
recursos a la educación de sus hijos y que el peso de estas erogaciones en el
presupuesto familiar es más importante que para los hogares de ingresos altos, lo
que confirma la alta valoración que otorgan los mexicanos a la educación, aun aquellas
en condiciones económicas precarias. El comportamiento de estos patrones de
gasto a lo largo del tiempo muestra, además, que el pago de servicios de educación
por las familias de los deciles de más bajos ingresos ha ido disminuyendo en térmi-
25 Estimaciones hechas por
la Subsecretaría de
Planeación y Coordinación
con base en la
información de la DGPPP.
26 El gasto en transporte
representa alrededor de
40 por ciento del gasto de
las familias, según
estimaciones de la DGPPP
de la SEP.
Porcentaje promedio de gasto de los hogares en servicios y artículos de
educación respecto al gasto corriente monetario trimestral total para 1992,
1994 y 1996
1/ Ordenados de acuerdo con el ingreso corriente monetario trimestral.
Fuente: INEGI, Encuesta Nacional de Ingreso y Gasto de los Hogares 1992, 1994 y 1996.
0%
5%
10%
15%
20%
Deciles de hogares1
I
X
Servicios de educación Artículos educativos Transporte escolar
1992 1994 1996 1992 1994 1996 1992 1994 1996
188
nos relativos, mientras que la participación de los rubros de artículos educativos y
transporte escolar se ha incrementado como proporción del gasto trimestral de estas
familias. Así, por ejemplo, mientras que en 1996 en el primer decil de hogares se
destinaba 5.1 por ciento del gasto familiar al transporte escolar y 9.8 por ciento a la
adquisición de artículos educativos, las familias del último decil erogaron 2.9 y 6.7
por ciento, respectivamente, en estos renglones en el mismo año. Estas cifras, a su
vez, reiteran la pertinencia de proporcionar útiles y materiales didácticos como parte
del paquete de apoyos que se distribuyen a las zonas de mayor rezago social mediante
los programas compensatorios. Por otra parte, la proporción del gasto que las
familias correspondientes al primer decil asignaron en 1996 a los servicios educativos
es de 8.5 por ciento, en tanto que el de los hogares de más altos ingresos fue de
16.2 por ciento; en 1992, las familias del primer decil les asignaban poco más de 12
por ciento del gasto corriente total. Este resultado en buena medida refleja el impacto
de la cobertura de los servicios educativos de carácter público y la gratuidad de la
enseñanza básica impartida por el Estado.
13.5 CONSIDERACIONES GENERALES
La información que se presenta a lo largo de este capítulo sobre la magnitud
del financiamiento educativo y las comparaciones internacionales muestra
que la sociedad y el gobierno de México realizan un esfuerzo importante en
la materia y que la educación tiene una alta prioridad tanto en el ámbito de la política
pública como en las decisiones que realizan cotidianamente las familias sobre el
destino de los recursos disponibles.
Las características de la demanda de servicios educativos que se espera para los
próximos años, al igual que la magnitud del gasto por estudiante y su comparación
en el ámbito internacional, apuntan claramente a la necesidad de seguir
incrementando el gasto nacional en educación. Será preciso contar con recursos
adicionales para poder atender de manera adecuada a la población creciente de niños
y jóvenes que estarán solicitando un lugar en la educación preescolar, secundaria,
media superior y superior a lo largo de la próxima década; para extender las
oportunidades de formación continua para jóvenes y adultos, y para avanzar en el
desarrollo de proyectos y programas que permitan mejorar la calidad de los servicios
y alcanzar la equidad.
Como ya se indicó, todo apunta a la necesidad de buscar novedosos esquemas de
financiamiento que permitan ampliar tanto la capacidad de gasto del sector público
como la concurrencia de organizaciones y grupos diversos de la sociedad.
Con el fin de alcanzar la educación incluyente y de calidad que requerimos para el
desarrollo futuro del país es preciso que la economía siga creciendo a tasas superio189
res al incremento de la población, de manera que podamos contar con los recursos
suficientes para aumentar la inversión en infraestructura educativa e impulsar programas
de mejoramiento de la calidad de la educación en los diversos niveles y tipos,
y reducir el rezago. Es igualmente necesario que en los sectores de la producción y
los servicios se generen empleos suficientes para los numerosos jóvenes que estarán
egresando de nuestro sistema educativo en los años por venir. De igual forma, es
muy importante perseverar en la búsqueda de esquemas que favorezcan el aprovechamiento
de los recursos públicos en favor de la población que menos tiene. En
este sentido, cabe destacar la necesidad de renovar el impulso a los apoyos
compensatorios y otras iniciativas orientadas a la equidad, de manera que la población
de ingresos bajos curse y termine con éxito los tres niveles de educación básica
y pueda continuar estudiando.
A lo largo del capítulo se presenta información que sugiere la necesidad de efectuar
reflexiones y análisis más profundos en torno a diversos aspectos del
financiamiento educativo que representan desafíos importantes para el desarrollo
del sector, tales como la formulación de estrategias que permitan incrementar el
monto de los recursos destinados a la educación nacional; la proporción de las matrículas
de educación básica y superior y los porcentajes del gasto que les deben
corresponder; la participación relativa de los estados y los municipios en el
financiamiento de sus sistemas educativos y la búsqueda de fórmulas de concurrencia
que al mismo tiempo que mejoren la equidad garanticen la atención a los grupos
sociales en desventaja, y el aprovechamiento desigual de los recursos públicos que
se destinan a la educación superior y la definición de programas y políticas que permitan
extender sus beneficios a las familias de ingresos económicos escasos. Especial
análisis amerita el costo de la educación superior.
La eficiencia en el uso de los fondos disponibles es igualmente un elemento decisivo
para la buena marcha de la educación. El dispendio y el uso ineficiente de los
recursos resultan cada día más costosos para la sociedad en su conjunto, pero particularmente
para los grupos de la población en desventaja. La aplicación adecuada
de los recursos que el país destina a la formación de las personas es, sin duda, un
asunto de la competencia de las autoridades e instituciones que a ello se dedican,
pero compromete también a una utilización provechosa de los bienes y servicios
educativos por la sociedad y a una renovada capacidad de unos y otros para pedir y
rendir cuentas sobre el ejercicio de la gestión educativa.
190
REFERENCIAS
Consejo Nacional de Población (Conapo), La situación demográfica de México,
ediciones 1997, 1998 y 1999.
Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Informática (INEGI), Conteo de Población
y Vivienda 1995. Resultados definitivos. Tabulados básicos, 1997.
Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), Investing in
Education, Analysis of the 1999 World Education Indicators, 2000.
Poder Ejecutivo Federal, Quinto Informe de Gobierno, Presidencia de la República,
1999.
Secretaría de Educación Pública, Acuerdo Nacional para la Modernización de la
Educación Básica, 1993.
_________, Ley General de Educación, 1993.
_________, Informe de labores 1996-1997.
–————, Informe de labores 1997-1998.
–————, Informe de labores 1998-1999.
_________, Plan y programas de estudio. Educación Básica. Primaria, 2a. ed., 1994.
–————, Plan y programas de estudio. Educación Básica. Secundaria, 2a. ed.,
1994.
–————, Programa de Desarrollo Educativo 1995-2000, 1996.
–————, National Report of Mexico: 1995-1996, 45ª. Reunión de la Conferencia
Internacional de Educación, Ginebra, octubre de 1996.